Revista Salud y Bienestar

Diabetes

Por Enidinhell

La actuación de las hormonas de forma conjunta nos permite conseguir una adaptación fisiológica. Mantener al nivel correcto todas las variables del cuerpo: homeostasis (equilibrio). Si nos faltase una hormona, todos los procesos que ésta regulaba estarían alterados. El organismo actuaría como si la ausencia de esta hormona fuese el resultado de la falta de aquello que hacía que fuese secretada*, y así, actúa en consecuencia – de forma correcta –, pero su actuación agrava aún más el problema (incrementa el desequilibrio, nos alejamos de la homeostasis).Trataremos más a fondo el caso de la falta de una hormona. En este caso, de la falta de insulina.  La carencia de la hormona insulina desencadena una enfermedad (situación patológica) que es la diabetes.
*La presencia de glucosa (azúcar) en la sangre, estimula la secreción de insulina, indicando al organismo que hay alimento en éste y facilitando la captación de este azúcar por los tejidos. La falta de insulina es interpretada como "falta de comida", además, los tejidos no pueden captar esa glucosa circulante, lo cual produce dos cosas: hace que el organismo active mecanismos para afrontar un ayuno (puesto que cree que no hay "comida") y crea una hiperglucemia (exceso de azúcar en sangre), puesto que no recoge la que ya hay y encima crea más. 
Hay 3 tipos de diabetes: Diabetes de tipo I, diabetes de tipo II y diabetes gestacional. Hablaremos detalladamente de la diabetes tipo I aunque comentaremos muy por encima los otros dos tipos de diabetes.
Diabetes tipo ILa diabetes tipo I se da como consecuencia de un fallo pancreático que impide la liberación o la producción de insulina. La consecuencia de este fallo es que no tendremos nunca insulina en sangre. Es lo que denominamos una “enfermedad limpia”: falla la hormona (otro caso de enfermedad limpia sería un fallo en el receptor de la insulina).
La diabetes de tipo I es una enfermedad que tiene cierta predisposición genética, y por eso aparece a edades tempranas (infancia o cuando se da el cambio hormonal en la adolescencia, 10-15 años).La única solución de esta patología es la administración de forma artificial (inyectada) de insulina. Los individuos tienen una dependencia total de insulina.
Diabetes de tipo IIEs la diabetes más abundante en nuestra sociedad y la que está presentando un incremento en estos últimos años. Esta diabetes se da como resultado de una pérdida de la sensibilidad a la insulina por parte de las células de los tejidos que antes respondían a esta hormona (fallo sistémico). Es decir, la hormona se secreta de forma normal, los receptores se expresan de forma normal pero la cascada intracelular que debe sucederse luego de la activación del receptor de la insulina no sucede de forma normal. No es una enfermedad limpia.Las células no responden a la insulina a pesar de que ésta sí que está presente.
Es te tipo de diabetes se presenta normalmente en personas de edad avanzada (a partir de los 50 años) pero en la actualidad cada vez se están dando casos en los que se presenta antes (incluso hay niños en primaria con diabetes de tipo II).
¿Por qué?
Se sabe que la diabetes de tipo II está ligada a la obesidad, pero no se sabe si es la obesidad la que desencadena la diabetes o si es la diabetes la que desencadena la obesidad o si es que hay un tercer factor que tiene como consecuencia las dos cosas (diabetes y obesidad).
Por tanto, como el fallo no es una falta de insulina ni un fallo en el receptor, la solución a esta diabetes es independiente de la insulina (no requiere suministración de insulina). Se han de hacer terapias alternativas. Estas terapias no las explicaremos porque esta enfermedad presenta un cuadro más complejo: tenemos un síndrome metabólico, un individuo con obesidad mórbida, con diabetes y normalmente también fallos tiroideos, con lo cual, hay demasiadas cosas a tener en cuenta.
Diabetes gestacionalEs una diabetes producida en el embarazo cuando el mecanismo que tiene como finalidad la de alimentar al feto en sus últimos meses de desarrollo se “excede”. Es decir, la diabetes gestacional no se presenta en todos los embarazos. 
La madre se hace “cuasi diabética” pero no lo es del todo en una situación normal. A veces, sí se hace diabética, lo cual es una situación patológica.
El proceso normal es el siguiente: durante los 3 últimos meses de embarazo la madre no ha de coger glucosa para sus tejidos (coge muy poca), ha de dejarla pasar para que llegue al feto y éste crezca de forma exponencial. Así, la madre desarrolla un mecanismo para hacerse insensible a la insulina en este periodo de tiempo (es una diabetes parecida a la diabetes de tipo II).
¿Cómo sobrevive la madre entonces?Durante los 6 primeros meses la madre crea reservas lipídicas (engorda) debido a que se activa un mecanismo que hace que ésta sea hiperinsulinémica. Después, como ya habíamos dicho, la madre desarrolla un mecanismo para insensib