Revista Cocina

Dialogando sobre bullying con los niños

Por Nutricampeones1

Hablando sobre Bullying con los niños, ¿Cómo puedo acercarme?

 

Uno de los grandes problemas del acoso escolar, es que tiene víctimas indirectas en las que rara vez nos detenemos a pensar. ¿De quiénes estamos hablando? De los padres. Porque ver sufrir a sus hijos puede ser realmente doloroso, no solo por el abuso que los pequeños tienen que soportar, sino por el hecho de que los padres no saben de qué forma siquiera acercarse a su hijo, para intentar resolver su problema.

 

Es muy importante que los padres sepan iniciar y mantener conversaciones con sus hijos, porque al crear ambientes de confianza en los que los niños se sientan cómodos, ellos pueden comenzar a hablar sobre temas difíciles con sus padres, tendrán confianza de compartir sus sentimientos. De esta manera a sus padres les será más sencillo ayudarlos si sufren de acoso, o incluso si son los agresores.

 

Para iniciar una conversación con los hijos sobre Bullying los padres pueden comenzar demostrando más interés en la vida escolar de sus hijos, aprovechando las comidas y los viajes familiares, para hablar tranquilamente con ellos.

 

Algunas preguntas que se pueden hacer son:

 

  • ¿Qué tal te va en la escuela?

 

  • ¿Con quién te juntas durante el recreo?

 

  • ¿Qué piensas de tus compañeros de clases?

 

  • De igual manera los pueden intentar contar una anécdota de algo que les haya sucedido en la escuela.

 

También tienen que estar al tanto de las actividades que realiza en la escuela, mantenerse en contacto con sus profesores y otros padres de familia.

 

Establecer pláticas regulares permite tratar mejor el tema del Bullying, así se le puede enseñar a los niños a identificar el acoso y saber qué hacer o a quién acudir en caso de que suceda.

 

Cuando se hable con ellos también es conveniente recordar que hay que mantener ciertas actitudes:

 

  • Darse tiempo para hablar: Muchos padres solo se dan pequeños lapsos para hablar con sus hijos, mientras van en el auto o con la televisión encendida. Hay que evitar esto y darles atención exclusiva a los hijos, que sientan que realmente vale la pena hablar con sus padres, que se interesan.

 

  • Escucharlos con atención: Darle total libertad cuando decidan hablar, no terminar las frases por ellos. Dejar que se expresen.

 

  • Creer: No prejuzgar lo que nos quieren contar.

 

  • Tener paciencia: Es difícil que al principio el niño tenga la confianza suficiente para contar sus problemas.

 

autoestima nutricampeones5

El problema más grave es que los pequeños sufren en silencio. Es la obligación de los padres crear un ambiente en el que sus hijos se sientan a salvo, para que así se acerquen a ellos. Solo conversando podrán saber lo que realmente sienten.


Volver a la Portada de Logo Paperblog