Revista Cultura y Ocio

Diario de Rusia (John Steinbeck y Robert Capa)

Publicado el 23 abril 2013 por Estetioeslaostia

Tenía el blog bastante abandonado por diversas cuestiones... Meditando sobre ello puede uno pensar que es algo curioso, la actualidad (o la ineptutid, más bien) política nos proporciona como compañía no solicitada para casi cada café matutino una bomba informativa que suele ir de la mano de una nueva vejación de los derechos sociales. Claro que en la mentalidad de la gente no parece tener cabida el tratar de revertir la situación, sino más bien la "suerte" que supone el hecho de poder seguir permitiéndose un desayuno caliente tal y como están las cosas. De modo que quizás es justo lo contario, la situación alcanza tal cota de surrealismo que me sobrepasa; se le quitan a uno las ganas de invertir su tiempo en hacer la más mínima crítica o de presentar debate viendo cómo día tras día acontece lo que está aconteciendo y las conciencias siguen adormecidas, enfrascadas en la "decimoinfinita" edición del Gran Germano de turno. Necesitaba salir, al menos un momento, a respirar fuera de este aire viciado.
Por esta razón y considerando el día que es hoy, creo que es una excelente ocasión de dar un nuevo matiz a mi blog para diversificar su contenido: Lecturas. Y dado mi estado mental, que mejor forma de iniciarlo que con una lectura que, sin ser mero entretenimiento (y no tengo a priori nada en contra de la lectura como mero entretenimiento) se aleja de la política.
DIARIO DE RUSIA
Lecturas: Diario de Rusia (John Steinbeck y Robert Capa)."Justo después de que el Telón de Acero cayera sobre Europa del Este, el ganador del Pulitzer John Steinbeck y el famoso fotógrafo de guerra Robert Capa se aventuraron en la Unión Soviética con el fin de escribir un reportaje para elNew York Herald Tribune. Esta oportunidad única llevó a los famosos viajeros no solo a Moscú y Stalingrado, sino también por los campos de Ucrania y el Cáucaso.El campo y las ciudades seguían arrasados por la guerra y el transporte por carreteras y raíles devastados resultaba difícil. Todas las familias habían sufrido las consecuencias del conflicto, y su vida cotidiana se veía negativamente afectada por los largos años de ocupación y lucha. Pero el voluntarioso pueblo soviético se estaba reconstruyendo, y en medio de la penuria acogieron en sus casas y en sus vidas a los periodistas occidentales. Este no es un libro sobre ideología política. La elegante escritura de Steinbeck y las brillantes fotografías de Capa captan el espíritu de un pueblo que trabaja heroicamente por reconstruir su patria y aún así, logra sacar un poco de tiempo para divertirse.Diario de Rusianos ofrece un retrato inolvidable de los primeros años de posguerra y constituye una crónica excepcional y un documento histórico único."
El primer lugar decir que Steinbeck hace uso de una escritura desenfadada, cómica en ocasiones, lo cual ya es indicio del tipo de obra que tenemos entre manos (y así se nos describe en el propio libro): No se pretende entrar en política, ni tan siquiera opinar, tan sólo recoger las experiencias vividas, siempre en la medida de lo posible. Lo cual cabe destacar no es óbice para hacer uso de ese tono como mofa a ciertas creencias populares, conductas y pautas de la ciudadanía intoxicada por la propaganda pre-guerra fría de por aquel entonces; si bien tampoco es lo habitual.
Para mí los inicios han sido quizás lo mejor del libro, cómo los estadounidenses con los que comentan sus planes llegan a decir a nuestros dos protagonistas todo tipo de comentarios infundados, como que desaparecerán en territorio soviético sin que nadie vuelva a saber de ellos; o directamente, que arrojen si tienen la ocasión bombas sobre esos rojos del Kremlin. A todo ello se unen los diversos problemas que van surgiendo para desplazarse o hacerse entender una vez ya en suelo comunista.
El libro tiene algunos altibajos, ganando enteros conforme viajan al extraradio de las ciudades. Se describe la simetría estadounidense-soviética en cuanto a la rumorología y sentimientos sin fundamento; también los últimos son proclives a exaltar algunos aspectos de su vida diaria o de sus logros por encima de los de los americanos que, en no pocos casos, desconocen totalmente. Al margen de las confrontaciones lógicas de las ideologías abanderadas por ambos países, de las vías que propone cada una de ellas y al margen también de la forma de afrontar las cuestiones morales que plantea el llegar a sus objetivos; el libro deja patente el efecto de las posturas de un gobierno frente a otro que, en una situación de extrema tensión y poca o ninguna transparencia respecto al adversario político, calan en las gentes de a pie desconocedoras de que muy a grandes rasgos o al menos en las cuestiones existenciales, tantos los rusos como los americanos desean exáctamente lo mismo.
Lecturas: Diario de Rusia (John Steinbeck y Robert Capa).
Se describe la rica vida que emana de las poblaciones agrestres, una población enérgica y trabajadora que, lejos de caer en el desánimo por la destrucción de sus hogares y sus cochesas, con el dolor y las dificultades añadidas de las pérdidas de sus maridos, hermanos, etc. Presenta una visión de lo más optimista, pesando únicamente en el progreso mediante el trabajo duro y perdiendo horas de sueño y de descanso para sacar tiempo a la diversión y el ocio de donde no las hay.
La etapa final del libro va perdiendo gradualmente enteros, pues uno termina teniendo la sensación de que cada vez con mayor frecuencia los protagonistas se centran únicamente en los diversos banquetes a los cuales son invitados. Llevando al lector a una vorágine de comentarios sobre la comida y la bebida que les ofrecen contínuamente en ellos, y la pesadez de estómago fruto de tales excesos. Semejantes descripciones al principio tienen su gracia, pero más tarde se tornan algo repetitivas y comiencan a carecer de interés.
Por último mencionar las fotografías de Robert Capa, que son un pequeño tesoro para ilustrar la historia de la que se nos va haciendo partícipes conforme avanzamos en la lectura (aunque a decir verdad el papel del libro, al menos en la edición que yo poseo y al no ser de más calidad que el resto de páginas sin fotografías, no es el mejor soporte para ellas).


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

  • Trailer oficial de "A Good Day To Die Hard"! John McClane está de vuelta!...

    Trailer oficial Good Hard"! John McClane está vuelta! (ahora Rusia)

    Estas peliculas son un placer culposo. Son más de lo mismo pero nos encantan. Ver disparar un arma a John McClane acompañado de sus frases siempre ocurrentes so... Leer el resto

    Por  Rocky
    CINE, CULTURA Y OCIO
  • El desafío de Robert

    desafío Robert

    (AE) Vino a mi despacho a hablar conmigo y tal era su estado de desasosiego interior y nerviosismo, que se trajo consigo como interlocutora y apoyo a Santa,... Leer el resto

    Por  En Clave De África
    ÁFRICA, SOCIEDAD, SOLIDARIDAD
  • Robert Kirkman, en ‘Robot Chicken’

    Robert Kirkman, ‘Robot Chicken’

    El guionista de cómics Robert Kirkman aparecerá en ‘Robot Chicken’. El escritor de The Walking Dead ironiza sobre su aparición en RC: No es el papel más... Leer el resto

    Por  Despiram
    CINE, CULTURA Y OCIO
  • Canciones encadenadas XXIX: Rusia

    Canciones encadenadas XXIX: Rusia

    Vuelve el juego de las canciones encadenadas y esta vez, de la mano de Franco Battiato y su Prospettiva Nevski, nos vamos a Rusia antes de que llegue el... Leer el resto

    Por  Titus
    CULTURA Y OCIO, MÚSICA
  • John Lennon

    John Lennon

    Abrimos la semana con un pequeño recopilatorio de algunas de las canciones de John Lennon que se han convertido en auténticos himnos a favor de la Paz. Leer el resto

    Por  Indignado
    CINE, MÚSICA, POLÍTICA, SOCIEDAD
  • John Carter

    John Carter

    Mastodóntico presupuesto para una película de aventuras que llega muy justa al "pasable" o "entretenida". Eso si, nadie puede decir que los efectos son malos,... Leer el resto

    Por  Locaacademia
    CINE, CULTURA Y OCIO
  • De ratones y hombres. John Steinbeck

    "Unas millas al sur de Soledad, el río Salinas se ahonda junto al margen de la ladera y fluye profundo y verde. Es tibia el agua, porque se ha deslizado... Leer el resto

    Por  Mientrasleo
    LIBROS