Magazine

Dicotomía

Publicado el 15 octubre 2013 por Héctor
Llegado a Ogigia, Odiseo fue agasajado por la bella Calipso. Allí comió, bebió y fornicó con ella, hasta que el héroe recordó, después de la febrícula inicial - unos nimios siete años -, a su amada Penélope. Paradoja de la mente humana... o quizá solo castigo divino, ya que Calipso, hija de Atlas, fue castigada después de la Titanomáquia al destierro en dicha isla, y a enamorarse cada 1000 años de un apuesto héroe, que por razones del destino, debería perder dejándolo marchar.El mortal Odiseo continuó con su truculento viaje de regreso a Ítaca, lleno de sufrimiento, dolor, remordimiento... convencido de estar pagando sus pecados y excesos, pero en realidad eran solo "jueguecitos" de Dioses, el destino. La castigada era Calipso desde tiempos inmemoriales. Que sufrió en silencio una vez más las mundanas dicotomías de sus mortales héroes, incapaces de rendirse a los placeres de la eternidad.
La lucha entre lo apolíneo y lo dionisíaco que destilaban las tragedias griegas siguen con gran vigencia después de todo. Desde el siglo XIX hasta la actualidad las dicotomías despertadas por la lucha interna de gentes debatiéndose entre lo que "se debe" y lo que "se quiere" han llenado líneas y líneas de novelas, artículos, ensayos... y minutos, horas de celuloide. 
Y es que sin violar o quebrantar ninguna ley, solo los hombres son capaces de sentir arrepentimiento y sufrimiento por realizar algo que deseaban. Quizá se deba a la moral. Y es que la moralidad persigue fines, por definición. Pero, dicotomía de la vida, de vez en cuando las personas buscamos también procesos. Y cuando un individuo detecta que la moral se ha convertido en una inercia, una costumbre, una tradición irracional o una mentalidad de masas, aquello dionisíaco pasa de ser una opción a un medio para lograr ese mismo fin, a veces negada por la rectitud apolínea.  
Difícil ejercicio, desafiar los límites de la razón, y luego no sentir remordimiento por ello. Aunque por desgracia, en genereal, como ya dijo Oscar Wilde, "es mucho más fácil sentir simpatía con el sufrimiento que con el pensamiento".
https://www.youtube.com/watch?v=c0AH89xGEKU

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

  • Que hablen ellos

    hablen ellos

    En esta ocasión les he pedido a unos buenos amigos míos que me prestaran unas palabras de esas que ellos dicen tan bien; que fueran ellos los que hablaran hoy... Leer el resto

    Por  Angeles
    POR CLASIFICAR
  • Los amores de un bibliómano

    amores bibliómano

    Hay libros que, como algunas personas, nos llegan al corazón un buen día y ahí se quedan para siempre. Y esos libros, al igual que las personas, hacen que algo... Leer el resto

    Por  Angeles
    POR CLASIFICAR
  • Palabras curiosas (y literarias)

    Palabras curiosas literarias)

    Las palabras, ya se sabe, tienen vida propia, y por eso tienen también sus caprichos y sus manías. En el fondo son unas coquetas y todo lo que van buscando es... Leer el resto

    Por  Angeles
    POR CLASIFICAR
  • El artista infame. Segunda parte

    artista infame. Segunda parte

    Necesitamos un nombre para nuestro sospechoso y desacreditado artista, pero lo cierto es que no tenemos que inventarlo. No, porque como ya habrán supuesto... Leer el resto

    Por  Angeles
    POR CLASIFICAR
  • Amado Nervo

    (1870-1919), poeta, novelista, periodista y ensayista mexicano, afiliado en sus comienzos al modernismo, evolucionó hacia el misticismo con una poesía de... Leer el resto

    Por  Alma2061
    POR CLASIFICAR
  • Pasa la vida, hace un año

    He aquí una selección de post de hace un año, del 28 de enero al 3 de febrero. Colin Chillag – Pinturas, estupendos trabajos del estadounidense. Dione en... Leer el resto

    Por  Jordiguzman
    POR CLASIFICAR

Dossier Paperblog