Revista Infancia

Discutir con lógica, la falacia del punto medio

Por Sleticias
Imagenhttp://www.lapulgasnob.com/2010/11/termino-medio.html Discusiones sobre fútbol, política, educación… emergen a diario en cafeterías, centros de trabajo, parques… Atrevidos argumentos, réplicas mordaces atraviesan el aire cuan espadas dialécticas destinadas a acabar con aquellos que osaron contradecirnos.
Con la certeza de ser seres racionales aplicamos todos nuestros recursos cognitivos en esgrimir brillantes alegatos aunque apenas hayamos aprendido las leyes básicas de la lógica y nadie se molestase en nuestra infancia en enseñarnos a desarrollar un pensamiento verdaderamente crítico siguiendo por inercia un sistema educativo basado en la ciega aceptación.  
Pero nuestra mente atada a la necesidad de emitir juicios apresurados ha desarrollado todo un mapa de atajos que nos llevan a cometer innumerables errores e interpretaciones irracionales de los que apenas somos conscientes.
La psicología cognitiva ha logrado identificar una gran cantidad de sesgos y falacias que nos hacen errar en nuestras conclusiones pudiendo llegar a producir trastornos conductuales y emocionales.
Nuestros pensamientos, influyen en nuestras emociones y ambos en nuestras conductas. Por ejemplo: Una persona con fobia social puede pensar que cualquier cosa que diga provocará que los demás se rían de ella (pensamiento), posiblemente se sienta tensa y angustiada (emoción) y como consecuencia en entornos colectivos permanezca callada la mayor parte del tiempo (conducta).
Pero esta irracionalidad no es tan sólo patrimonio de la patología. Por poner tan sólo un ejemplo os hablaré de una creencia socialmente muy aceptada, la falacia del punto medio que consiste en considerar que la conclusión más válida es la intermedia entre dos puntos de vista extremos.
En una discusión situarse bajo la bandera del punto medio es sinónimo de estar en el equipo ganador, en la posición más aplaudida, así por ejemplo los políticos argumentan defender  posturas moderadas, pertenecer a ideologías centristas…
Pero la falacia está en que nuestra subjetividad entra en juego al establecer el punto medio de dos posturas extremas. ¿Qué partido político español puede considerarse centrista PP, PSOE o Podemos?... y si incluimos a otros partidos minoritarios de la extrema derecha o izquierda ¿variará el punto medio?.
Imaginaros que una persona que ingiere 20 cervezas diarias se plantease llevar un consumo más moderado, ¿podría considerar moderado el consumo de 10 cervezas una persona astemia?...
Parece que la virtud del punto medio es cuando menos inestable.


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :