Revista Espiritualidad

"dualilandia": la dualidad como juego a superar

Por Arcoirisdan
                                                                                                                     
          LA SABIDURÍA DE LA NIÑEZ Y SU DON DE LEVEDAD
   La fuerza de  la gravedad de la dualidad sólo puede actuar sobre nosotros cuando encarnamos el drama. La sabiduría de la niñez posee el don de sacarnos de él, de volvernos ingrávidos y convertir la dualidad en un parque de atracciones: Dualilandia.
    
            EL JUEGO ENTRE EL MIEDO Y EL CORAZÓN
   El miedo es sólo el obstáculo que pone el juego de la dualidad para que no podamos ver a nuestro corazón; es como las nubes que pueden tapar al Sol, pero no apagarlo ...  lo más gracioso y sorprendente es que es el mismo Sol quien convierte el agua líquida en nubes … para jugar al escondite con nosotros   Inspirado por María José LLorach       
   

     
       BLANCO Y NEGRO, DOS LATIDOS DE UN MISMO CORAZÓN
    Nuestras creencias sumergidas en la dualidad dividen nuestro poder en blanco y negro. Cuando enfrentamos en nuestro interior los dos colores, comenzamos una guerra en la que siempre perdemos, pues somos ambos bandos.    Lo que rechazan de nosotros las creencias que encarnamos forman nuestro “caballo” negro, lo que hace que seamos reconocidos por los demás es nuestro corcel blanco. La lucha entre ambos absorbe nuestro poder y nos impide sentirnos los creadores de nuestra vida.    Sólo reconociendo como propias las  dos partes y haciéndolas cabalgar al unísono, como los latidos de un solo corazón, nos sentiremos nosotros mismos, sin necesidad de máscaras, ni de la aprobación de los demás. Un ser humano que ha reconocido e iluminado su sombra ni domina, ni es dominado        
           
                                                              LÍO ABAJO
    En Dualilandia los ríos son corrientes de drama, los rápidos, de tragedia. Las personas los viven por grupos, embarcadas en un mismo bote se dejan llevar por la corriente “lío abajo”. Los enredos desatan las emociones, las críticas destructivas son las armas por excelencia, las hay de todos los calibres, los mal entendidos son bienvenidos, las descalificaciones califican con muy buena nota, los consejos se dan pero nadie los escucha, de eso se trata el juego, cuando las aguas son demasiado mansas puede aparecer la oportunidad de esgrimir el mejor cuchillo, la frase bomba- atómica: “te lo advertí”     ¿Te suena todo este juego …? ¿Qué tal si encendemos el motor de nuestros corazones para no dejarnos llevar por la corriente … lío abajo?
                 

Volver a la Portada de Logo Paperblog