Revista Ciencia

Durante estos días de invierno viene a visitarnos desde e...

Por Javiermunilla

Durante estos días de invierno viene a visitarnos desde e...

Durante estos días de invierno viene a visitarnos desde el norte, de paso migratorio al sur, el Lúgano (Spinus spinus).Fue descrito por primera vez por Carlos Linneo en 1758 que lo definió como Fringilla spinus. Algunos ornitólogos dicen que es primo lejano de nuestro bello jilguero porque en 1760 el zoólogo francés Jacques Brisson describió el género Carduelis, donde tradicionalmente se ha incluido al jilguero y al lúgano. Pero recientemente se ha propuesto la división de este género en tres: Spinus, Astragalinus y Sporagra. A nuestro protagonista se lo incluyó en el género Spinus, aunque muchos autores la siguen incluyéndolo dentro del género Carduelis. Por lo tanto, etimológicamente su género proviene del latín "spina" que significa espina, astilla, espinoso. Probablemente el nombre científico de la especie viene definido por su costumbre de anidar entre las acículas de pinos y abetos que son árboles pinchudos.El lúgano es un desconocido para la mayoría de las personas que lo suelen confundir con otras aves, para conocerlo un poco mejor podemos describirlo. Lo primero que llama la atención cuando se observa un macho de lúgano es el color negro de la parte superior de la cabeza y la cola muy escotada y en la que la parte basal de las rectrices es amarilla excepto las dos centrales que son pardo negruzcas. El dorso y las plumas escapulares tienen color verde amarillento y están ligeramente rayadas de negro; el obispillo es verdeamarillo no rayado y más llamativo, lo mismo que las franjas amarillas de las alas pardo negruzcas. Los carrillos son amarillos manchados de gris verdoso, la garganta tiene una mancha negra, el pecho es amarillo no rayado y el vientre blanco, ligeramente teñido de amarillo. Los amarillentos flancos lo mismo que las plumas debajo del nacimiento de la cola están rayadas de negro. La cantidad de negro en la cabeza varía de unos lúganos a otros y algunos carecen de la mancha negra del mentón y la garganta o la tienen muy atenuada.La hembra es más pálida, menos amarilla y más rayada que el macho. Las partes superiores son gris verdoso rayadas de pardo negruzco, el obispillo verdoso amarillento también tiene rayas; la garganta y el pecho son blancogrisáceos teñidos en los lados de amarillo; las alas y la cola son como en el macho, pero el color amarillo no es tan vivo como en aquél. Los jóvenes lúganos macho y hembra, tienen la cabeza y el resto de las partes superiores de color pardo rayado de negruzco; raya detrás de los ojos, garganta y lados del cuello blancos ligeramente manchados de amarillo y punteados de negruzco; el resto de las partes inferiores rayadas, no punteadas. Las alas como en los adultos, pero de coloración más apagada y notándoseles un tinte beige.Durante estos días de invierno viene a visitarnos desde e...
El lúgano tiene el pico fino y puntiagudo de color pardo oscuro, siendo la mandíbula inferior algo más pálida. Las patas y los pies son pardo oscuro y el iris de los ojos negro. Con la única especie con la que podría ser confundido visto a distancia sería quizá con el verdecillo (Serinus serinus), pero éste, aparte de ser más rechoncho, tiene un pico más corto y grueso y la cola está mucho más horquillada. También el lúgano es mucho más activo en sus movimientos y se mueve inquietamente en las ramas altas de los árboles con frecuencia colgando de ellas invertido a la manera de los páridos en su afán por alcanzar las semillas de las pequeñas piñas del Aliso común (Alnus glutinosa) que constituyen su alimento preferido. Existe mucha más probabilidad de confundir las hembras si algunos de los rasgos expuestos no pueden ser observados, pero entonces hay que acudir a las partes inferiores más blancas del Lúgano y sus alas negras con banda amarilla que siempre es muy notoria.Su vuelo es rápido y como el de los demás fringílidos es notablemente ondulado. Puede volar a baja altura, pero prefiere hacerlo sobre los árboles o bastante alto por encima de la campiña. Se oye antes que se ve, pues su canto lastimero es agudo y posee un gran alcance. Si pasa alto y algo le llama la atención se deja caer verticalmente posándose sobre una rama y permaneciendo allí unos minutos inmóvil. El lúgano habita en todas las regiones de la Europa y también existe una población separada que se localiza en el oriente de Asia. En España, la especie cría en masas forestales de alta montaña dominadas por pinos, abetos y hayas, de manera regular en Los Pirineos y, más esporádicamente, en otros sistemas montañosos de la Cordillera Cantábrica, Sistema Ibérico y Sistema Central, aunque se puede observar en la práctica totalidad de la Península Ibéricadurante el otoño y el invierno.Presenta un comportamiento migratorio variable según el área de distribución y a su vez, muestra movimientos regionales y continentales que dependen de la disponibilidad de alimento y no están sujetos a una regularidad anual. El número de ejemplares que migran depende del éxito reproductor de la primavera anterior y como decimos de la disponibilidad de alimento. Por ello hay algunos años en los que se producen grandes irrupciones de lúganos procedentes del norte de Europa.Es un ave que no se asienta por largo tiempo en un área, sino que varía mucho sus áreas de cría, alimentación, invernada de año en año.Durante estos días de invierno viene a visitarnos desde e...
Es un pájaro muy activo e inquieto. Muy social y es habitual verlo en otoño e invierno en bandos muy cohesionados y también en compañía de otros fringílidos. Es una de las pocas especies de aves en las que se ha descrito un comportamiento en el que los ejemplares más jóvenes del mismo sexo regurgitan comida a los líderes dominantes del grupo; esto es lo que hace que se cree una gran cohesión en los grupos y además nos señala que en estos bandos existe una estructura jerárquica muy fuerte.Se alimenta de semillas de pinos, alisos, abedules, olmos y diversas herbáceas, en el periodo reproductor completa su dieta consumiendo insectos. Aun antes de terminar la migración y de que los pájaros lleguen a su habitual territorio de cría, ya entran en las primeras escaramuzas de la fase del celo. Los machos se atacan entre sí y el grado de agresividad en los grupos migratorios va aumentado. En el cortejo la postura clásica del macho de Lúgano en presencia de la hembra incluye el erizado de las plumas negras del píleo y de las amarillas del obispillo mientras deja las alas colgando, infla el pecho, abre la cola, canta y lanza una nota estridente con insistencia. También va volando de uno árbol a otro, ocupando siempre la rama más alta.

A partir de los primeros días de abril las hembras comienzan a construir el nido con ramas pequeñas y finas con musgo pegado, líquenes, lana, plumón o pelo. El nido es muy pequeño y suele estar situado en una rama horizontal, muy a menudo al extremo de ella. Resulta muy difícil de encontrar, aunque estos pájaros a menudo crían en pequeños grupos unos cerca de otros. La puesta oscila entre 3 y 5 huevos de color blanco, azul claro o gris con algunas manchitas pardas o rojizas, rayas finas y ocasionalmente con puntos oscuros. La incubación que empieza con la puesta del penúltimo o último huevo, dura 12 días aproximadamente. Solamente la hembra toma parte en ella, siendo alimentada por el macho con bastante asiduidad lo que puede ser una ayuda para encontrar los diminutos nidos de esta especie entre el ramaje. El macho al llegar cae sobre el nido directamente y también sale de él hacia arriba sin tomar precaución alguna ante la presencia de posibles predadores. Ambos adultos alimentan a los pollos. Los progenitores regurgitan en la garganta de los pollos, la pasta formada en su buche por semillas e insectos. Una vez llenos beben unos sorbos de agua y recogen algunas partículas de piedra, después vuelan al nido y regurgitan toda esta masa en las bocas abiertas de los pollos. La comida no está predigerida ni siquiera impregnada con secreción especial, pero sí con mucus, que puede aportar alguna proteína extra y agua a los jóvenes. Los pollos permanecen en el nido dos semanas y cuando lo dejan sus plumas están entre la mitad y las dos terceras partes de su crecimiento. Durante 4-5 días más, los jóvenes permanecen posados en una rama cercana y es en ese momento cuando se produce la mayor mortalidad. Al mes ya están completamente emplumados y forman pequeños bandos junto con los adultos si éstos han criado ya por segunda vez. La segunda puesta se inicia normalmente en el mes de junio, pero huevos recién dejados pueden encontrarse en los primeros días de julio. En la época de cría es muy tímido, solitario y difícil de observar; por este motivo en Alemania existe una leyenda en la cual se otorga a los lúganos la facultad de guardar en su nido una piedra mágica que les convierte en invisibles.

Las principales amenazas que sufren los pequeños lúganos provienen de la agricultura intensiva y la caza con red o con liga para capturarlos y ser vendidos los aficionados a la canaricultura por su canto y coloración, ya que es una especie que hibrida fácilmente con jilgueros y canarios. Durante estos días de invierno viene a visitarnos desde e...
Para finalizar contaros que en San Petersburgo hay una fuente, situada en el terraplén del río Fontanka, que posee una escultura que representa a un lúgano, conocida como “Chizhik Pyzhik”. La figura, a tamaño real, se instaló cerca del Jardín de Verano en 1994 en el lugar donde estaba situada de la antigua Academia Legal Imperial, fundada en 1835. Se eligió al lúgano como figura protagonista de la fuente porque los estudiantes de la Academia llevaban uniformes verdes y amarillos que se asemejaban al plumaje de los lúganos, allí conocidos como “siskins”. La obra corresponde a Revaz Gabriadze, escultor, director de teatro y cine, dramaturgo, escritor y pintor georgiano y según palabras de su creador: "Chizhik Pyzhik ayuda a los estudiantes a superar infelices relaciones amorosas y moverse en transporte público sin tener billete". Actualmente la tradición local sugiere que cualquiera que pueda arrojar una moneda para que caiga en la estatua sin caer al agua de la fuente, tendrá buena suerte. Cosa que no le ha sucedido a la figura del ave que ya ha sido robada varias veces. Después del último robo en 2002, el personal del Museo de Escultura Urbana realizo varias copias del diseño, que esta guardado en el propio museo, para poder reponer la escultura del pequeño lúgano.


Volver a la Portada de Logo Paperblog