Revista En Femenino

Educación sexual

Por Mamaenalemania

En la película de Carlos Iglesias "Un franco, 14 pesetas" hay una escena que viene que ni al pelo para este post: La película trata sobre una familia española que, después de la guerra civil, decide emigrar a Suiza en busca de una vida mejor. El choque cultural está enfocado con mucho humor (y realismo). En la escena de la que hablo, se les está explicando a los niños en el colegio de dónde vienen los niños. Por supuesto allí se explica cómo se hacen los niños de verdad, a lo que el españolito contesta que "así será en Suiza, pero que en España los trae la cigüeña" (o los traen de París, no me acuerdo bien y no encuentro el vídeo por internet). Al contrario de lo que se esperaría, sus compañeros suizos no se mofan, sino que lo de la cigüeña les "mola" mucho más y ahí que se giran para pedirle al niño más detalles (y el profesor se desespera, claro está).
En Alemania la educación sexual es así. Ni se maquilla ni se suaviza. A mí me parece bien que se sea claro sobre este tema desde el principio. Creo que de esta manera se evitan "sorpresas", accidentes varios e incluso puede salvar a un niño de un abuso o hacerlo capaz de reaccionar ante él, porque sabe qué está pasando y puede hablar de ello con naturalidad.
Aún así, el choque cultural en temas de relacionamiento sexual es grande. Me imagino que habrá familias en España hagan lo que en Alemania y viceversa. Hablo de dormir con tu novio (o con un rollete) en casa de tus padres desde una edad relativamente temprana.
Tiene su lógica, lo reconozco: Si al día siguiente le/la tienes que sentar a desayunar con tus padres, eres menos propenso a encamarte con el/la primero/a que se te cruce por delante, por mucho que hayas bebido esa noche. Pero tiene que ser la pera, con lo formales que son, sentarte resacosa por la mañana en la misma mesa que Herr y Frau loquesea y contestar al interrogatorio protocolario (cómo se llama usted? a qué se dedica?) después de haberte percatado que la puerta de los padres era la de al lado y que se habrán enterado de la noche erótico-festiva que has pasado con su hijo.
En casa de mis padres, traerse un rollito nocturno o a tu noviete de adolescencia con el que llevas 2 meses a dormir, sería algo impensable. Aquí es normal (en la mayoría de familias). Además, según avancen los hijos, más temprana es la edad a la que se permiten estas cosas: Mi marido tiene dos hermanas mayores. La mayor empezó con 18, la mediana con 16 y él se trajo a su primera novia con 14!
Será algo con lo que tenga que lidiar cuando mis hijos crezcan, claro está. Y además me imagino que tendré que ceder en ese sentido. No sirve de nada negar la evidencia: los adolescentes practican sexo y, hacer como que tu hijo/a es la excepción, no creo que sea lo adecuado.
Pero ¿a partir de cuándo?
En mis tiempos (no tan lejanos) lo normal era empezar a tener relaciones entre los 16 y los 18 pero por lo que veo en adolescentes ahora, esa edad se ha reducido drásticamente. Rara es la niña que con 12 o 13 años no haya tenido su primer encuentro sexual. Y eso, teniendo en cuenta que yo tuve la regla con 14 años, me parece un poco demasiado prematuro.
Mi marido, por supuesto, está totalmente a favor de que en cuanto el ajetreo amoroso empiece, sea a la edad que sea, las puertas de nuestra casa tendrán que abrirse. Pero 12, 13 o 14 años me parece demasiado pronto. Aunque, claro, si quiere hacerlo lo hará donde pueda, lo apruebe yo o no lo apruebe.

Volver a la Portada de Logo Paperblog