Magazine

Educando adolescentes responsables

Publicado el 02 marzo 2021 por Orientablog @colegioalarcon

Queremos que los adolescentes sean responsables y, cuando esto no sucede, surgen enfrentamientos con ellos. Sin embargo, conseguir que sean responsables es ¡¡trabajo nuestro!! Desde que son pequeños, ante el miedo a que fallen, y a las consecuencias que pueda haber, actuamos por ellos y no les permitimos ser autónomos. Autonomía y responsabilidad van unidos: tenemos que confiar en ellos, dejarles hacer, que se equivoquen y aprendan.

La adolescencia es una época difícil en la que es normal que no asuman sus errores y echen la culpa a otros sin asumir la responsabilidad de sus actos. Por ejemplo, cuando dicen “el profesor me ha suspendido”. Si en este caso, nos enfadamos o le castigamos, aprenderá a que cometer un error es algo grave y se convertirá en una persona insegura que no aprenderá la forma correcta de hacer las cosas. Pero si, por el contrario, le decimos “tienes razón, el examen era muy difícil ¡Voy a hablar con el profesor!”, le estamos victimizando y sobreprotegiendo. En ambos casos, estamos fomentando la irresponsabilidad. Debemos ayudarle a que reconozca sus errores, descubra la causa del suspenso e intente corregirlo para evitar repetirlo.

Aprendiendo a ser adolescentes responsables

¿Cómo podemos ayudarles? Ser responsable es un aprendizaje que se interioriza poco a poco y que podemos apoyar a través de diferentes acciones:

  • Sé modelo de responsabilidad.
  • Explícale los beneficios de ser responsable y las consecuencias de no serlo.
  • Elabora junto a él un conjunto de normas claras y concisas y las consecuencias de no cumplirlas.
  • Fomenta la autonomía encargándole diferentes tareas y reforzando positivamente aquellas actitudes responsables.
  • Ante un error o dificultad, ayúdale a buscar soluciones en vez de culpables.
  • Fomenta que diga la verdad.
  • Enséñale a enfrentarse a los problemas y tomar decisiones.
  • Deja que exprese sus opiniones y sus puntos de vista.
  • Exprésale que confías en él.

Ser responsable es una forma de actuar, una actitud que, implica asumir las consecuencias de tus propios actos y cumplir con tus obligaciones. Para ello, una educación en valores donde se fomente la autonomía, desde una comunicación asertiva y con normas claras, concisas y consensuadas, favorecerá a que el adolescente actúe de forma responsable sin que nadie se lo diga en todo lo que ocurre en su vida.

La entrada (Educando adolescentes responsables), se publicó originalmente en Orientablog


Volver a la Portada de Logo Paperblog