Revista Ciencia

Efecto Droste

Publicado el 04 enero 2021 por Elisma_c

Imagina una persona que tiene en la mano una foto en la que aparece esa misma persona con una foto en la que aparece esa misma persona con una foto en la que... y así hasta el infinito. Se trata de un efecto recursivo. Un efecto es recursivo cuando, una vez finalizado, se repite un numero muy alto de veces.

En este efecto recursivo, la imagen es reproducida íntegramente en su interior. Se crea un bucle visual infinito.

Efecto Droste

Los hay de dos tipos: los conexos, donde una guia visual otorga continuidad a la imagen y los inconexos, donde simplemente la imagen se repite, sin ningun tipo de conexion entre la imagen principal y su repeticion.

El origen del nombre de este efecto está en el embalaje usado por Droste, una de las principales marcas alimenticias holandesas, que comenzó a emplear una imagen recursiva impresa sobre sus envases de cacao en polvo. Esta imagen, con algunas variaciones a lo largo de los años, muestra a una niñera o nana que lleva una bandeja con una taza de chocolate caliente junto a un envase de cacao Droste.​ El efecto recursivo mostrado en la imagen, mantenido durante décadas, llegó a ser una noción popular, y se dice que al final de la década de 1970 fue ampliamente difundido por el poeta y columnista Nico Scheepmaker.

Efecto Droste

Si bien originalmente el efecto Droste era solo aplicable a pinturas, hoy con cualquier computadora promedio podemos aplicar este efecto a cualquier fotografía. Con un poco de paciencia en tu editor de imagenes o algunos clics en programas específicos el resultado es una fotografía con un ritmo peculiar, constante y llamativo al ojo.

El efecto Droste no es una idea reciente; ya había sido utilizado en los vitrales de la edad Media y por Giotto di Bondone en 1320 en su Tríptico Stefaneschi. Este retablo políptico retrata en su panel central al Cardenal Jacopo Caetani degli Stefaneschi, y fue ofrendado en su nombre en la antigua basílica de San Pedro .


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista