Revista Cultura y Ocio

El ángel rojo - Franck Thilliez

Publicado el 21 agosto 2014 por Resi
Buenos días!!!

Que fuerte, que fuerte!!! Dos reseñas tan seguidas! Os váis a pensar que estoy de vacaciones y todo... ¡pues no, pero ojalá!


Éste es el segundo libro con el que participo en el mes del thriller organizado por Laky (aunque le he preguntado si lo considera thriller o no porque a mí me cuesta distinguir el género de algunos libros) y lo leí también por su "culpa" ya que nos ha liado otra vez con una lectura conjunta de El síndrome E de este mismo autor y claro... tenía que empezar por el primero que escribió antes de liarme con el tercero, ¿no? 


Os dejo el esquema de las novelas de Thilliez porque yo me lié un poco al inicio:


1. El ángel rojo (2004). Serie Sharcko.

2. La chambre des morts (2005). Serie Lucie Henebelle.
3. Luto de miel (2006). Serie Sharcko.
4. La memoria fantasma (2007). Serie Lucie Henebelle.
5. El síndrome E (2010). Aquí encontramos a Ambos.
6. Gataca (2011). Ambos.
7. Atomka (2012). Ambos.

Ya véis que el autor pasó de un protagonista a otro hasta que los juntó en El síndrome E y luego siguió con los dos.

Una vez aclarado un poco el esquema de su obra... al lío!


SINOPSIS

El ángel rojo - Franck Thilliez


La aparición de un cadáver decapitado, artísticamente troceado y diseminado con enigmáticos designios por diversos rincones de París, sacude de un modo eléctrico al comisario Franck Sharko. Saber que no se trata del cuerpo de su esposa, que lleva ya seis meses desaparecida sin que nadie haya pedido rescate y sin que se tenga la menor pista, es sólo un consuelo menor. Al contrario, este descubrimiento dará pie a una estremecedora y alucinante investigación que pone en contacto a Sharko con los ambientes, redes virtuales y personajes más sórdidos que puedan imaginarse y, sobre todo, con una mente fría, manipuladora y perversa hasta límites insospechados. Sólo la tensión en que Thilliez mantiene al lector a lo largo toda la novela, impide que éste sienta el calor de la espesa sangre que rezuman estas páginas. La capacidad que tiene el autor para angustiar al lector y mantenerle atrapado en la trama es realmente algo fuera de lo común y por ello han comparado esta obra amenudo con "Seven" o "El silencio de los corderos". Un thriller no apto para cardíacos.MI OPINIÓNLo primero es lo primero y... la sinopsis la he sacado del mismo libro y YO ME HE LEÍDO EL LIBRO... entonces... ¿¿¿que es esto??? :"La aparición de un cadáver decapitado, artísticamente troceado y diseminado con enigmáticos designios por diversos rincones de París, sacude de un modo eléctrico al comisario Franck Sharko."Pues concretamente es una MENTIRA, vamos que cada vez leo menos lo que pone en las sinopsis y me baso más en opiniones de lectores porque o nos cuentan más de la cuenta o nos crean unas expectativas que no son o el summum ya... nos cuentan otro libro! Porque si no es otro libro... ¿quién ha hecho ese resumen? En fin, sorprendente.Respecto a portada y título, la primera me deja bastante indiferente, no creo que trasmita lo que nos depara el libro y por ello no me convence mucho.El título, del que conocemos su razón de ser una vez pasado el ecuador del libro, me parece adecuado, me recuerda un poco al apodo de Mengele (El ángel de la muerte) y al rojo de la sangre... a pesar de no ser ese su motivo :) Pero no os lo puedo revelar sin contaros un aspecto muy importante de la novela, ¿a qué os ha picado un poco la curiosidad? :)Cómo os decía al inicio, ésta es la primera novela del escritor y la primera por lo tanto protagonizada por Franck Sharko, un comisario de la Dirección Central de la Policía Judicial de París y aunque parezca raro hablar de finales nada más empezar... os juro que cuando terminé el libro no daba la sensación de que la cosa fuera a continuar, está claro que lo sabía pero al finalizar el libro bien podía haber terminado ahí por lo cerrado que quedaba todo, o esa es la sensación que tuve y lo peor de todo es que como el libro que leo ahora es El síndrome E me quedo con las ganas de saber cómo se pasó de ese final cerrado a una segunda novela, pero como tengo Luto de miel ahí esperando... podré elegir si seguir con Gataca o completar ese hueco que queda entre el primero y el tercero. El libro que hoy nos ocupa cuenta con unas 440 páginas, repartidas en 17 capítulos, prólogo y epílogo. Ya en el prólogo el autor nos cuenta qué atormenta a nuestro comisario: la desaparición de su esposa seis meses atrás, este hecho es el que marca su comportamiento y su personalidad, la tiene presente en todo momento y eso lo convierte en un ser que sufre, necesita saber si está viva o muerta, qué fue de ella. Una vez contamos con esta información, nos adentramos ya en la historia.A lo largo de los capítulos siguientes descubriremos otra cara de París, alejada de monumentos y glamour, adentrándonos en ambientes sórdidos donde cualquier cosa se puede comprar y el sexo mueve más dinero del que podemos imaginar. La verdad es que me ha gustado que por una vez la ciudad del amor se convierta en la ciudad del vicio y de lo macabro! Sobretodo porque si hemos visitado alguna vez la ciudad, hay sitios, calles, itinerarios que quizá reconozcamos y la novela les da otro aire.Vamos a hablar de los personajes porque la presencia de Sharko o Shark (tiburón) como le llaman sus colegas, hace que nos saltemos todo lo demás para pasar a este punto.En general todos ellos están bastante bien perfilados, pero el mejor caracterizado está claro que es nuestro comisarío, a medida que avanzamos conocemos sus virtudes y defectos y tiene mucho tanto de lo primero como de lo segundo. Es alguien cercano a nosotros y a pesar de no compartir con él esas experiencias tan duras nos ponemos en su lugar, notamos su sufrimiento, dolor y en muchos momentos su rabia. Estas sensaciones aumentan al estar el libro escrito en primera persona, vemos a través de los ojos de Franck (que no debe ser casual que comparta nombre con el autor), vamos avanzando a través de los diferentes escenarios, siguiéndole la pista al criminal y sumergiéndonos cada vez más en la oscuridad.Sharko es un personaje al que no consigo poner rostro o cuerpo ya que las descripciones físicas no abundan demasiado, pero que en cambio creo que podemos llegar a conocer bastante bien a nivel psicológico.Nos encontraremos a otros personajes que compartirán la investigación con él y que conoceremos en menor o mayor medida según sea su grado de implicación en el caso; una de las personas que más pintoresca me ha parecido es su vecina Doudou Camélia quién dota al libro de un aura un poco sobrenatural y entre las que más me han gustado está Elizabeth Williams una especialista en hacer perfiles psicológicos de los asesinos.El ángel rojo es un libro que va ganando en intensidad a medida que vamos leyendo, a pesar de que rápidamente nos encontramos con la primera muerte, los primeros rituales y mutilaciones pero no te sientes realmente enganchado (o eso me pasó a mí) hasta más o menos la mitad del libro, ahí ya no queremos dejarlo y queremos sólo seguir, pase lo que pase y termine como termine. La trama de la novela se desarrolla en ambientes sórdidos, sadomasoquistas, dónde nos mezclamos con amos y esclavos, dónde se llega al placer a través del dolor, ya sea recibiéndolo, inflingiéndolo o simplemente mirando cómo otros dan o reciben y la línea que separa estas sesiones de las snuff movies se va haciendo cada vez más delgada.Esta temática junto con las extensas y detalladas descripciones lo convierten en un libro no apto para cualquiera y que muchas personas pueden abandonar en sus primeras páginas, debo decir que cuando lo empecé no tenía ni idea de nada, sólo sabía que me había apuntado a leer El síndrome E y que quería empezar por el inicio de la serie cómo me pasa siempre, y bueno... sí que me sorprendió pero no desagradó y es que siempre he sido una fan de las películas de terror y gores (films donde abunda la violencia gráfica) y aunque yo me quedo ahí, es verdad que existe el género llamado gorno (gore+porno) o torture porn, que ya podéis imaginaros de que va... Nos encontramos muchísima descripción, algunas personas opinarán que incluso demasiada sobretodo cuando se habla del padecimiento de la víctima pero también mucho diálogo, agilizando su lectura. En la parte de los diálogos es donde pongo el no me ha gusta cuando... ¡abusa de las exclamaciones! En algunos momentos, sobretodo al final y cuando más tensión había, me daba la sensación de que Sharko únicamente se comunicaba a través de ellas y la verdad es que algunas se me hacían raras e innecesarias pero puede ser sólo una sensación mía. Para finalizar, repetir que no es un libro recomendado para todos los públicos debido a la profusión de detalles y descripciones algo macabras y demasiado directas que encontramos, mucha gente no es lo que busca en una novela y por ello, Thilliez o al menos esta novela no sería adecuada para ellos o incluso a veces no pasamos un buen momento para determinados libros y hay cosas que nos afectan más por el momento en que estamos viviendo.Pero, para los que se atrevan con la historia una vez leída ésta o cualquier otra reseña (no dudo de que [email protected] hablaremos de este aspecto) creo que van a encontrar un libro interesante que no debemos olvidar, es la primera novela del escritor y la presentación de un interesante personaje: Franck Sharko.Lo curioso es que algunas reseñas o tweets que he leído dicen que ésta no es de las mejores novelas del escritor y eso me hace pensar que sí esta me ha gustado y enganchado... ¿qué sentiré cuando lea los demás libros?


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Dossiers Paperblog