Revista América Latina

El apagón nacional ¿sabotaje teledirigido?

Publicado el 04 septiembre 2013 por Jmartoranoster

Yudith Leon.

Hoy martes 03 de septiembre, casi a la una de la tarde, recibimos la sorpresa de un apagón en la ciudad capital, que para asombro de la mayoría se extiende a casi todo el país. ¿Cómo eso es posible?. Obviamente muchos nos apresuramos a exclamar “SABOTAJE”.
A la una y quince de la tarde, el portal Noticias 24 refería: “Un gran apagón afecta, desde poco antes de la 1 del mediodía, a buena parte de Caracas y varios estados del país, ocasionando también fallas en los servicios de telefonía, Internet y transportes.
El apagón se registró hacia las 1 en Caracas y en ciudades de los estados de Lara, Zulia, Anzoátegui, Miranda y Barinas, de acuerdo con los informes de los medios y las redes sociales.
Ciudadanos reportaban en Twitter que el servicio del metro de Caracas se encontraba parcialmente interrumpido por el corte eléctrico, mientras que en las calles de la capital se observaba confusión porque los semáforos dejaron de funcionar, constató la AFP”, reza la nota de este portal.
Mi deseo de opinar no se contiene. El panorama está clarito… pareciera una advertencia de opositores radicales al gobierno nacional. Han accionado el plan A.
Pareciera un alerta al presidente Nicolás Maduro, quien hace poco hizo alusión a supuestos planes en su contra para “asesinarle”. Pareciera una estrategia de “amedrentamiento” que toma cuerpo.
Y digo pareciera porque no podemos afirmar de forma categórica lo que no podemos constatar. No obstante, que curioso que este apagón ocurre cuando todo el pueblo venezolano y el mundo se mantiene pendiente de la acción bélica en camino, ya anunciada por el presidente norteamericano Barack Obama, quien aun dudoso, anuncia el eventual ataque a ese territorio árabe. La pregunta sería ¿en qué va a beneficiar a esa cruenta guerra civil este ataque imperial?. Todos ya conocemos lo que ahora mismo vive Irak, Libia, Afganistán, luego de sus invasiones.

Todo hace presumir que en cuestión de horas, seguramente, el gobierno de Estados Unidos y su aliado Francia van atacar al pueblo de Siria, con la excusa de una acción “limitada”, cuando todos sabemos los excesos de un ataque de este tipo y más cuando lo realiza ese brutal imperio armamentista.
El objetivo-ya denunciado incluso por un agente de la CIA- es cumplir con la ruta de invasión y sometimiento de los pueblos del Medio Oriente. De manera que este ataque será una replica de las invasiones mencionadas. El gobierno de EEUU, sin recato y con alarde imperial, se ensaña nuevamente contra un pueblo árabe, el Sirio, y sobre todo contra aquellos gobernantes que ahora le son incómodos y que junto a otras potencias, someten a su antojo para forjar la supuesta “democracia”, la que necesitan para facilitar su libre acceso al oro negro, el petróleo. La región árabe, desde la intromisión de EEUU y otras potencias, mantienen al rojo vivo esa parte del mundo, con guerras civiles, como es el caso de Siria y mantiene desde hace mucho su filtración de mercenarios, que ponen en vilo la paz de países tan importantes como Egipto y en otras más desvalidas como Palestina, Líbano, y otros pueblos de ese ancestro continente, hoy hecho trizas, todo por obtener el control principal del petróleo mundial y otras riquezas. Valga recordar que hasta los valiosos museos, en ciudades como Bagdad (Irak), han sido dilapidados por los invasores, soldados que como ratas, algunos, se alzaron con valiosas piezas y obras de carácter universal.
Pero vamos a dar alguna opinión, al menos, mi rápida impresión del APAGON NACIONAL, este martes 3 de septiembre.
1.- Hace poco el presidente Nicolás Maduro comentó-palabras más o menos-que él estaba incluido en un plan que se enmarcaba en el mismo que intenta acabar con el gobierno del presidente de Siria, Bashar al-Asad (quien seguramente podría ser asesinado como Sadam Hussein (Irak) o Mohamed Kadaffi (Libia), al parecer, está en lo cierto.

2.- No menos relevante es la información que ha dado el gobierno nacional y ratificado por el mismo presidente Maduro, de un supuesto magnicidio contra su persona. Un plan que de acuerdo a informaciones del ministro de Interior y Justicia ha sido desmontado, atrapando a delincuentes implicados y detenidos de manera oportuna. Información que ha desestimado la oposición pero que por esa incredulidad hasta lo hace más creíble.

3.- Anuncios recientes de reajuste de tarifa eléctrica de parte del ministro Jessy Chacón, una medida que entró esta semana en vigencia, que según se concentra en el control del consumo de usuarios jurídicos, pero que de igual forma mantiene alerta posibles aumentos en las tarifas a los usuarios domiciliarios. Escenario de expectativas. Luego que el ministro Chacón anunciara que se daba “cien días” para arreglar el problema eléctrico del país o “renunciaba”.

4.- La oposición política ha advertido mucho en estos últimos días que el tema de la guerra en Siria “no debe ocupar al gobierno nacional más que los problemas nacionales”. Un énfasis que pareciera decirnos que no debemos preocuparnos por lo que pasa en esa nación árabe, que ya cuenta con más de 2 millones de refugiados y desplazados y que por su diversidad política interna (grupos étnicos y religiosos, grupos, movimientos contrarios), implica una complejidad que dificulta entender las diferencias en Siria y que sabemos que con una invasión norteamericana prendería la mecha, para incendiar ese país y toda esa región. Y no pareciera alocada la opinión de algunos que dicen entender este suceso como el comienzo de una tercera guerra mundial.

5.- El gobierno venezolano es aliado de países como Irán, China y Rusia. Y como muchos otros, una relación con Siria, que se afianzó con el gobierno del presidente Chávez y mantiene el presidente Nicolás Maduro.
Para Estados Unidos-aun cuando en ocasiones lo subestima- el petróleo venezolano juega un importante papel en sus intereses y más al momento de querer prender más la candela en el Medio Oriente. Venezuela es un país con petróleo garantizado pero sería aun mejor, tener a su gobierno de aliado y no de contrario.

6.- Por ultimo la OEA y la ONU, ante la arremetida de Estados Unidos en Siria, que revela su poder de intromisión-junto a otros países- su poder soslayado de apoyo a los “rebeldes” sirios, que confrontan desde hace dos años el gobierno de Bashar al-Asad, revela que estas organizaciones internacionales, casi de adorno, sin poder alguno para mediar una salida política, diplomática, dejan huérfanos a países del mundo que como los de Latinoamérica, quedan en un marco jurídico internacional de total indefensión.

De las apreciaciones anteriores, a vuelo ligero veo que efectivamente este apagón en Venezuela, este martes 3 de septiembre, aunque para algunos pudiera ser un “accidente” del sistema, prefiero pensar mal, es como una ADVERTENCIA, al gobierno de Maduro. Es posiblemente sea parte de un estudiado SABOTAJE, porque es demasiado evidente, que un apagón nacional no es nada fácil de ocurrir, cuando incluso llegó hasta la isla de Margarita. Se extendió a ciudades pero además pueblos en muchas regiones del interior.
Con este acontecimiento, no es en vano el clamor de Nicolás cuando ha dicho en alguna oportunidad “no me dejen sólo…”. Un hecho de esta naturaleza le da la razón. Algunos locos radicales como que acarician la idea de matarlo o derrocar su gobierno con mucha anticipación.

Y es que no es fácil hacerse el loco cuando se vive un apagón de esta dimensión. ¿Cómo creer que la falla eléctrica nacional es sólo accidental? ¿Pero, de ser sabotaje qué se busca con este apagón?. ¿Quiénes están detrás de este plan?. ¿O es que tenemos muy vivas en la memoria las zancadillas a Hugo Chávez?
Creo que de saberse o presumir implícito un complot de carácter nacional e internacional sobre este estruendoso apagón, que las elecciones municipales del 8 de diciembre son un aliciente, para arriesgarse a accionar este plan. Y lo digo porque el apagón es noticia nacional, mundial, y estará por días en el tapete noticioso. Una raya para el gobierno.
Por otro lado, una noticia como esa, en este momento, minimiza la inminente invasión a Siria, (hecho que simbólicamente, por la afinidad del gobierno chavista con ese pueblo hermano, por la relación que por tantos años cultivó Hugo Chávez con los pueblos árabes y por ende con Siria), es una condición que por ser aliados, ambos gobiernos, le suma simpatía a la posición de respaldo que sin duda ya ha anunciado el presidente Maduro (quien se pliega al llamado de ayuno del Papa Francisco). Es como decir “Nicolás no vas a ganar puntos con lo que ocurre en Siria y por eso allí te va este apagón”.
Es posible que sea una escaramuza orquestada (sin faltar la quinta columna), un hecho que hay que seguirle con el paso firme, investigando la verdad de lo que ocurre, caiga quien caiga.
Cuando vemos la paralización de la ciudad, millones caminando por las calles, molestos, no es dislocado creer que es parte de planes desestabilizadores, que se suman para minar la gestión del gobierno. Un apagón nacional es un buen tubo de ensayo. Muchos sueñan con otro Caracazo.
El apagón nacional es como ¿un sabotaje teledirigido?… y quizá finamente maquinado. Y sino lo fuera, toca corregir lo que está tan mal está en el sector eléctrico nacional.
Y también es pertinente-dada la coyuntura y los rumores de una próxima devaluación- que nos hables Nicolás de la situación de la economía del país, ¿cómo vamos a enrumbar lo que el Ministro Merentes hace días ha calificado “como el éxito que aun no ha logrado la revolución”
Ahora toca preguntarse Nicolás…¿qué haría Hugo Chávez en tales circunstancias?

[email protected]
La autora es: Periodista-internacionalista

 


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista