Revista Gente

El Corinazo: sainete zarzuelero en tres actos y una coda

Publicado el 04 marzo 2013 por Joaquim

El Corinazo. Sainete zarzuelero en tres actos y una coda
 Primer acto: Aparece en escena una rubia alemana de nombre Corinna  Zu No Sé Cuántos, que dice ser princesa por la parte de la vulva (o sea, por cosa marital), y trabaja (es un decir) como comisionista de grandes empresas de interés general (así parece que le llaman ahora al tráfico "legal" de armas). Corinna se dedica a conseguir contratos de alto nivel facilitando el encuentro de los órganos reproductores de los contratantes con los suyos, un modo muy efectivo aunque gravoso para los presupuestos públicos de conseguir contratos de alto nivel. La cazadora de comisiones bajo sábanas de seda posa sus ojos de ave de rapiña en un rey tarambana que enfoca los últimos años de su vida pisando a fondo el acelerador del que ha sido su "estilo de vida" tradicional, en el que las señoras de buen ver y mejor funcionar en la cama ocupan lugar de privilegio, según inmemorial costumbre de los varones de su familia.  Corinna se convierte en la "amiga entrañable" de Su Majestad, ridículo eufemismo para designar a la amante oficial del rey (amantes ocasionales las viene teniendo desde antes de casarse con Sofía, una griega gazmoña y estirada, convertida en reina consorte por puro cálculo de las partes), al modo en que cuando el monarca fue operado de un tumor en el pulmón se dijo que se le había extirpado un "nódulo benigno" o cuando se separó su hija mayor, la infanta Elena, se proclamó "un cese temporal de la convivencia" con su ex marido. La tal amistad entrañable de Corinna con Su Majestad nos ha salido a los españoles por un dineral. Se dice ahora que la relación se oficializó en 2004, pero al parecer ya eran coleguitas desde el año 2000. Ahora bien, recordemos que a) Corinna "trabaja" como comisionista del tráfico y venta de armamento, y b) desde el año 2000, el Ejército español ha comprado armas por valor de 27.000 millones de euros. Constantino Méndez, último secretario de Defensa de Zapatero dijo en octubre de 2010"No deberíamos haber adquirido sistemas [de armas] que no vamos a utilizar, para escenarios de confrontación que no existen y, lo que es más grave, con un dinero que no teníamos entonces ni tenemos ahora”. Méndez precisó después que, “de los 27.000 millones de deuda”, a las legislaturas del PP corresponden “23.000 y pico millones”, y a las dos últimas del PSOE, “3.000 y pico”.  Segundo acto: Un accidente de caza ocurrido en Botswana (no se ha llegado a saber si la pieza a cobrar estaba en la sabana o entre las sábanas)  destapa que Su Majestad y Corinna se lo estaban pasando de miedo juntos matando elefantes en Àfrica e intermediando para conseguir contratos. Y es que "el mejor embajador de España" no para de trabajar en su duro oficio, yendo arriba y abajo como un comercial de lujo. O eso intentan hacernos creer. Mientras su familia se desmorona a su alrededor, Su Majestad se destroza la cadera y lo que haga falta por el bien de España, aunque algunos malpensados dicen que también por las cuentas corrientes de Corinna y según la prensa internacional, por las suyas propias. El escándalo familiar subsiguiente es de órdago, con la griega cabreada como una mona en vista de que tras una vida de soportar carros y carretas en materia de cuernos, ahora salta a la luz pública que Su Majestad se la pega con una comisionista que vende tanques y fragatas. Gajes del oficio de reina, cuando una está dispuesta a tragar lo que sea con tal de permanecer en el puesto y el consorte acaba por tomarte la medida. La cosa era tan escandalosa que Corinna Zu No Sé Cuántos no solo asistía a actos oficiales un paso por detrás de Su Majestad, en ocasiones coincidiendo con miembros de la irreal familia real, sino que llegó a residir con su hijo en el palacio de El Pardo, a tiro de piedra de su entrañable amigo, la reina consorte y el resto de la tropa. Tercer acto: Estalla el caso Urdangarín, y se descubre el pastel según el cual el real yerno, la infanta de España, varios hombres de confianza de la Casa real y (según la prensa extranjera) el mismo Su Majestad andan enredados en asuntos que necesitan urgentemente un aclarado judicial. La mofa y befa llega cuando en los correos electrónicos que entrega al juez Diego Torres, el socio de Iñaki Urdangarín, se demuestra que Urdangarín se ha convertido a su vez en amigo entrañable de la amante de su real suegro. A estas alturas Iñaki Urdangarín seguramente ya debe estar medio convencido de que el sitio donde mejor puede estar es en la cárcel, a ser posible en Guantánamo, lo más lejos posible del alcance de su atribulado y ahora cornúpeta suegro. En medio de semejante sidral, aparece una serie de "publirreportajes" (según los ha calificados la propia Zarzuela) de la princesa y amiga entrañable por vía vaginal reivindicándose frente a esa España fea y pobretona que no la soporta por ser "rubia y alemana" (y más puta que las gallinas, si me permiten el exabrupto). En El Mundo de Pedro José Ramírez le hacen una entrevista de caramelo a pesar de lo cual ella misma la censura antes de que sea publicada, y en ¡Hola! lanza respetos y cariños hacia su amigo entrañable con corona en lo que parece un intento de congraciarse con quien hizo que la echaran de Madrid sacándola casi arrastras cuando el escándalo saltó a todos los medios, incluso a los españoles.  Ocurre que esa última entrevista lleva aparejada una bomba atómica oculta, pues en la portada de la revista no apta para diabéticos aparece Corinna mostrando claramente una pulsera valorada en 3 millones de euros y unos pendientes de 300.000 euros, que los expertos dicen son joyas que pertenecieron a la reina Victoria Eugenia, abuela de Su Majestad. ¿Cómo es posible que una furcia alemana aparezca luciendo bienes del Patrimonio Nacional español?  Incluso en la prensa española se empieza a hablar de que estamos ante un chantaje en toda regla a Su Majestad protagonizado por la princesa de pacotilla. Coda: Salen poco a poco del escenario los protagonistas del esperpento mientras se apagan lentamente las luces, y una trompeta melancólica toca el Himno de Riego. Telón.
En la imagen que ilustra el post, la famosa portada de ¡Hola! con  la entrañable Corinna luciendo garbosa el Patrimonio Nacional español.
 


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas