Revista Salud y Bienestar

El Departamento de Salud de Dénia pone en marcha sus primeras vías clínicas

Por Fat
El Departamento de Salud de Dénia pone en marcha sus primeras vías clínicas
El Departamento de Salud de Dénia ha aprobado sus tres primeras vías clínicas para el Ictus, la Hipertensión Arterial y la Enfermedad Renal Crónica.
La vía clínica es un procedimiento mediante el cual se unifican los criterios que han de emplear a la hora de diagnosticar y tratar una enfermedad tanto médicos como enfermeras e, incluso, personal administrativo.
Se trata, en definitiva, de estandarizar la praxis clínica a aplicar no sólo en el hospital sino en toda la Red Asistencial: Centros de Salud y Consultorios.
Las vías clínicas son protocolos elaborados por equipos de trabajo multidisciplinares. En la del ictus, por ejemplo, han colaborado los servicios de: Neurología, Urgencias, Medicina Interna, Hospitalización a Domicilio, Enfermería, Rehabilitación, Trabajo Social, Farmacia, Diagnóstico Biológico (Laboratorio) y Diagnóstico por Imagen (Rayos).
El objetivo es conseguir la máxima efectividad en el tratamiento de determinada patología, lo que redunda en una mayor seguridad y satisfacción del paciente.
Los equipos que están elaborando estos procedimientos han comenzado a homogeneizar criterios en el abordaje de aquellas enfermedades más prevalentes y que mayor impacto en la salud tienen.
Las primeras en estandarizarse han sido el Ictus, la Hipertensión Arterial y la Enfermedad Renal Crónica.
La revisión de cada uno de los protocolos se realiza con carácter anual. Además de definir cómo tiene que actuar cada grupo de trabajo, también es necesario hacer un seguimiento del cumplimiento de la vía clínica.
Para establecer ese grado de implantación y cumplimiento normalmente se monitorizan una serie de indicadores. Por ejemplo, en el caso de la Hipertensión Arterial los indicadores a testar periódicamente son: los indicadores de resultados (conseguir que los pacientes diagnosticados estén controlados) y realizar una campaña de screenning (en este caso toma de tensión) para identificar enfermos potenciales.
De cara al paciente, los beneficios del desarrollo de las vías clínicas son múltiples porque:
Disminuye la variabilidad clínica, con lo que se evita que distintos facultativos empleen criterios dispares.
Mejora la efectividad de los tratamientos, lo que redunda en una mayor seguridad para el paciente
Ahorra en tiempos de espera, ya que los equipos están mejor comunicados
Se crean canales de comunicación entre el hospital y los distintos centros de salud y consultorios
De aquí a que termine el año, el Departamento de Salud espera tener finalizadas trece vías clínicas más.
En estos momentos se trabaja también en la unificación de criterios de patologías como: Osteoporosis, Dolor Crónico, Diabetes, Síndrome Ansioso, Neumonía, Sepsis, Insuficiencia Cardíaca, Embarazo-Parto, EPOC, Tabaquismo, Obesidad, Fractura de Cadera y Cataratas.

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :