Revista Comunicación

El día que te abandoné, Facebook

Publicado el 26 agosto 2012 por Mandomando
  • El día que te abandoné, Facebook" alt="votar" style="vertical-align:middle;border:0" title="Votar MandoMando en Bitacoras.com" />
  • Email

25 de agosto de 2016

Ayer te dejé, lo sé. Fue tarde, a medianoche, pero fue algo meditado.

Pasamos buenos momentos contigo, que digo, excelentes momentos … toca la crónica de un fin anunciado. Como con el mar de sal, en el mar digital unas olas imponentes suelen ser aplastadas por las siguientes. Hemos surfeado en tu enorme ola, pero hace tiempo que había perdido empuje. Las redes sociales son algo más que … un par de Redes Sociales. Aunque Internet sea el Todo, tú, ya no. ¿Sabes? … me quedo mis comunidades. Puedes quedarte mis recuerdos, ya poco los visitaré.

El día que te abandoné, Facebook

Entiéndeme, hay alguien más. Cientos más, miles; nos vemos en incontables lugares. Uno solo ya me resultaba -nos resultaba- aburrido.

Y es que ya no hablábamos. Hace tiempo que las cosas hablan por mí. Mi bici sube mis recorridos, mis espejos, mis pantallas, suben mis preferencias. Y quienes se preocupan por mis lecturas, por mi dieta, por mis ocupaciones, por mis paseos, se cansan de estar leyéndolo en tí. Mi coche, si te necesitó alguna vez, ahora ya no. Cosas del destino, cosas de las APIs. Cosas de las olas.

¿Te acuerdas que te decía que quienes te precedieron no entendían lo social, el compartir tanto lo importante como lo superficial, que te hacía una red única? ¿Te acuerdas que te decía que el móvil esto, que la web semántica lo otro, que los derechos, las prohibiciones, que la Internet de los objetos, que la publicidad en la cara? ¿Te acuerdas?

El tiempo pasa. Debo confesar que no fuiste mi primera red. Ni la única. Hace poco que corté con ellas. Las conoces. Que sí, que eran amigas. Twitter, Linkedin. Guardo buenos recuerdos de todas, no te creas que no. De Neurona, de Xing, de Decayenne. Tantas. Pero contigo he pasado los mejores momentos, te lo aseguro. Tal vez demasiados.

Mi gente, mi comunidad, queda. Gracias por el viaje, pero esta ola ya acaba en la orilla. Nos queda el histórico. Afortunadamente, el pasado digital, nunca se borra.

Con cariño, desde un altamar pleno de redes.


try { _402_Show(); } catch(e) {}

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Dossiers Paperblog