Revista Cine

El discípulo (Emilio Ruiz Barrachina, 2010)

Publicado el 07 julio 2012 por Rugoleor @rugoleor

El discípulo (Emilio Ruiz Barrachina, 2.010)

El discípulo (Emilio Ruiz Barrachina, 2.010)

Calificación:

Crítica: 5,984 Público: 4,816 España: 3,895 Rugoleor: 6,035

Ficha:

Título Original: El discípulo

Director: Emilio Ruiz Barrachina

Guionista: Emilio Ruiz Barrachina

Intérpretes: Joel West, Ruth Gabriel, Marisa Berenson, Juanjo Puigcorbé, Hoyt Richards, Christopher Gilling, Giovanni Bosso, Jorge Bosso, Ciro Miró, Miquel Oyarzun

Productor: Emilio Ruiz Barrachina

Fotografía: Enrique Laguna

Música: Daniel Casares, Félix Grande

Montaje: Beatriz Asel

Nacionalidad: España

Año: 2.010

Duración: 105 minutos

Edad: 7 años

Género: Biográfica, Drama, Histórica

Distribuidora: Pirámide Films Distribución, S. L.

Estreno: 23-04-2.010

WEB Oficial: Web Oficial de la película en España

Espectadores: 56.006

Recaudación: 337.528,84 €

Calificación única: 4,599 (123.622 valoraciones)

Puesto / Total: 143 / 143

Sinopsis:

De niño, Jesús asiste a la muerte de su padre, José, en un enfrentamiento con las tropas romanas. Años más tarde se convierte en el discípulo predilecto de Juan El Bautista, líder de un grupo de Macabeos que anuncia la llegada inminente del Reino de los Cielos cuya primera consecuencia es la expulsión de los invasores romanos. Cuando Juan Bautista es decapitado, Jesús se pone al frente del grupo y organiza el asalto al templo de Jerusalén. De esta manera, los mismos hechos conocidos de los Evangelios adquieren un carácter completamente distinto. El proyecto está basado en las últimas investigaciones realizadas, lo que enmarca a la película en un factible contexto histórico.

Comentario:

Basada en los últimos estudios realizados sobre la vida de Jesús, la película ofrece una nueva luz sobre los hechos conocidos de los Evangelios. Según el film de Ruiz Barrachina (“Lorca. El mar deja de moverse”) Jesús asiste de niño a la muerte de su padre, José, en un enfrentamiento con las tropas romanas. Años más tarde se convierte en el discípulo predilecto de Juan El Bautista, líder de un grupo que anuncia la llegada del Reino de los Cielos. Tras la muerte de Juan, Jesús organiza el asalto al templo de Jerusalén.

Crítica:

29-04-2.010 – JOSU EGUREN

Pasión marciana

Con la que está cayendo, la Iglesia se enfrenta a una nueva polémica, en esta ocasión menor; una revisión de la figura histórica de Jesucristo firmada por Emilio Ruiz Barrachina que sólo incomodará a los legionarios ultraortodoxos de la derecha católica. El grial de cineastas enormes como Carl Theodor Dreyer (“Ordet”), S. M. Eisenstein (“El prado de Bazhin”) o Robert Bresson (“La Biblia”, inacabada) se convierte en manos de Barrachina en un Cristo terrenal y humano, flagelado tanto por los dilemas morales como por las diatribas político-religiosas. En la línea de Martin Scorsese, que en su controvertida “La última tentación de Cristo” trató de mostrarnos una versión distinta del personaje, Barrachina matiza el perfil divino del discípulo de Juan Bautista para descubrirnos una faceta desterrada de las escrituras mitológicas: su importancia como líder de un grupo revolucionario armado.

Con la vista puesta en Pasolini y, por qué no, en Albert Serra y su imprescindible “El canto de los pájaros”, Barrachina se viste de ‘auteur’ apresuradamente, engolando un discurso que puede haberse gestado en el terreno de las ideas, pero que nunca traspasa los límites de la pantalla. Si Pasolini hizo poesía del ‘raccord’, Barrachina pretende lograr los mismos efectos utilizando una banda sonora en la que alterna las partituras clásicas con la música extradiegética de raíces flamencas, un acierto que contrasta con la escasa depuración del montaje y con la elección de un reparto profesional que agrede los cimientos del “Evangelio” pasoliniano.

A su pesar, Barrachina sustenta buena parte del peso de “El discípulo” en los recursos propios de la dramaturgia clásica, alejándose del tono documental que guía el destino de sus personajes en sus primeros pasos. Trufada de flashbacks oníricos, cuadros hiperrealistas y líneas metacinematográficas, “El discípulo” es mucho más convencional de lo que su director pretende, aunque no podemos negar que el envoltorio sugiere que nos encontramos ante la Anunciación de una Pasión marciana.

No hay entradas relacionadas.

Publicaciones relacionadas que recibes por Yet Another Related Posts Plugin.


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista