Revista Empresa

El Efecto Pigmalión. Dispara el desarrollo de todo tu potencial

Publicado el 30 marzo 2012 por Manuelgross

1333119946661-Pygmalion_effect.jpgDispara el desarrollo de tu potencial con el Efecto Pigmalión

Por Chema Cepeda  

El Efecto Pigmalión  

La Leyenda del Rey Pigmalión

Pigmalión era un rey que vivía en Chipre y tenía una gran afición a la escultura. Cuenta la mitología griega que entre las obras que creó, había una que sobresalía por encima de las demás.

Era la estatua de una mujer tan bella, que rozaba la perfección y de la que el rey se había enamorado locamente. Tanto pidió a los dioses que esta se convirtiera en una mujer real, que Afrodita conmovida por el deseo del rey la convirtió en humana. Nace así el Efecto Pigmalión.

  

“Solo si creemos que podemos conseguir algo lo conseguiremos” 

Aplicado a nuestra vida, el Efecto Pigmalión es el proceso mediante el cual las expectativas o creencias que depositemos en una persona, modificarán su comportamiento haciendo que cumpla dichas expectativas. En psicología también es conocido como “Profecía Autocumplida”.

“Trata a una persona tal y como es y seguirá siendo lo que es; trátala como puede y debe ser y se convertirá en lo que puede y debe ser”. Goethe.

Aplicaciones del Efecto Pigmalión

Este efecto se ha estudiado y puede aplicarse en casi todos los ámbitos. El ejemplo más conocido es el de un estudio psicológico que se realizó en un colegio. A un grupo de profesores se les hizo creer que una serie de alumnos (elegidos al azar) habían sacado puntuaciones más altas que el resto en unos de test de inteligencia, por lo que estos tendrían mejores resultados. Lo curioso del estudio, es que unos meses después se comprobó que estos alumnos efectívamente habían tenido mejor rendimiento y buenos resultados. Los maestros habían creado grandes expectativas para esos alumnos, de tal forma que su comportamiento se enfocó en que estos destacaran. Los alumnos a su vez, recibieron esas expectativas y condicionados por ellas, aumentaron su rendimiento.

También se puede aplicar a las empresas. Existe otro estudio en el que se designó un cargo de responsabilidad a un trabajador no cualificado para el puesto y las expectativas tanto de los jefes como de los compañeros hicieron que esa persona no solo desarrollase bien su nuevo trabajo sino que incluso promocionase más aún en la empresa. De la misma manera, existen gerentes que tratan a sus empleados de una forma que hace que estos trabajen muy por debajo de sus posibilidades, bajando considerablemente la productividad de la empresa.

El ámbito familiar también está plagado de ejemplos. El más típico es el de: “mi hijo fulanito es muy bueno, serio, responsable, etc.; en cambio mi otro hijo menganito es un vago, travieso,…”. Inconscientemente estaremos creando unas expectativas para cada hijo que sin duda alguna se reproducirán en el futuro y por desgracia confirmarán nuestras predicciones.

El campo de los deportes tampoco es ajeno a este efecto. Es importantísimo para un deportista de alto nivel el poder desarrollar sus capacidades al máximo y de ahí la importancia que tiene la psicología y el coaching en este campo.

Y no deja de ser curioso el Efecto Placebo que se produce en Medicina. ¿Por qué muchas veces si nos dan un placebo y nos dicen que es un medicamento conseguimos una mejora en nuestros síntomas? La respuesta es simple: el resultado es bueno porque viene de una persona en la que confiamos en temas de salud y además, tenemos unas expectativas depositadas en que los fármacos nos curan de ciertas enfermedades.

Nuestro éxito está condicionado a las expectativas

Es increíble que las expectativas que los demás tengan hacia nosotros, pueden condicionar nuestro éxito o fracaso en nuestros objetivos. Cuando alguien nos alienta, nos motiva y reálmente cree en nosotros, nos empapamos como esponjas de esas creencias y pisamos el acelerador y no descansamos hasta alcanzar el objetivo. Realmente somos sensibles y permeables a las expectativas de otros, de forma que condicionan nuestras acciones.

De la misma manera, nosotros podemos ejercer un Efecto Pigmalión (EP) sobre las personas que nos rodean y favorecer que estos se desarrollen plenamente en sus objetivos vitales. Es un arma muy poderosa, pero también tiene un doble filo: al igual que un EP positivo puede ser altamente beneficioso, un EP negativo puede dar al traste con las ilusiones y limitar enormemente el potencial de una persona.

Te invito a reflexionar sobre lo siguiente:

¿Cuántas veces has tenido alguna “gran idea” y al comunicársela a algún ser querido este te ha influido con sus expectativas negativas? No digo que toda gran idea deba ser llevada a cabo y que no sea buena una crítica externa antes de embarcarnos en un proyecto, pero muchas veces las personas ejercen sobre nosotros un EP negativo, que hace que nos desanimemos y no cumplamos nuestros objetivos. En la mayoría de los casos lo hacen de forma involuntaria, pero el efecto es igual de devastador.

El Efecto Turbo sobre tu Potencial

Llegados a este punto, me llama la atención una cosa: al igual que todos nacemos con un potencial “X” limitado por nuestros genes, nunca lo desarrollaremos completamente si no contamos con alguien (otra persona o nosotros mismos) que produzca un Efecto Pigmalión sobre nosotros. Por eso creo que es de vital importancia que si no somos capaces de “AutoPigmalionizarnos”, nos rodeemos de personas positivas que tengan fe en nuestras capacidades y que produzcan este efecto sobre nosotros.

Por otro lado, cuanto más alto nos ponemos el listón en cualquier objetivo mejores resultados sacamos. Quizás sea el momento de subirnos un poco el listón de nuestras metas para aumentar así nuestro rendimiento.

Y por último, debemos de ser conscientes de que podemos tener un Efecto Pigmalión más o menos grande en otras personas, por lo que debemos aprender a usarlo de forma positiva para ayudarles a desarrollar todo su potencial.

Todas estas reflexiones han hecho que este blog tome su nombre de este fenómeno y mi intención es que ejerza sobre tí un Efecto Pigmalión (positivo), ya que nace de la creencia de que todos nacemos con un gran potencial a desarrollar y que podremos conseguirlo si tenemos las herramientas suficientes. Sólo nos falta descubrir cuáles son y cómo utilizarlas.

Has conseguido llegar hasta el final del artículo, lo que demuestra que ha sido de tu interés y por lo menos he conseguido despertar tu curiosidad. Te pido un último favor: deja un comentario sobre tus impresiones o experiencias y anima el debate. De tus comentarios nos beneficiamos todos.

¿Han ejercido sobre tí o ejerces un Efecto Pigmalión sobre los demás? ¿Eres sensible o susceptible al poder de este efecto? ¿Eres capaz de “AutoPigmalionizarte”? ¿Cómo lo consigues? ¿Quién es tu Pigmalión?

Escrito el 01. ene, 2011 por Chema

  

El autor
Hola, me llamo Chema Cepeda y soy un apasionado del mundo del desarrollo personal y autoaprendizaje. Durante estos últimos años, me he dedicado a la búsqueda de información en este campo. Ahora quiero compartir contigo este viaje en el que reflejo todas las experiencias y consejos relevantes que voy encontrando.

………………………………………………..

Fuente: El Efecto Pigmalión 

Imagen: Pygmalion Effect   

Tell a Friend
.... Twittear

Artículos relacionados:

- El Efecto Pigmalión. Dispara el desarrollo de todo tu potencial  
- El arte de la motivación     
- Pensamiento positivo: Charlatanes, pseudopsicólogos y la felicidad   
- El pensamiento positivo entre la realidad y la fantasía  
- La pirámide de las capacidades humanas  
- El decálogo de la motivación
- ¿Cómo aumentar la motivación de los trabajadores?
- Motivando. Las zanahorias y sus siete clases  
- 3 claves para ayudar a desarrollar la autoestima en nuestros colaboradores
- Conozca las seis claves de la autoestima  
- Vijay Govindarajan: Los 8 factores emocionales que generan motivación  
- Las ocho teorías más importantes sobre la motivación   
- Motivación: El Modelo de Expectativas de Víctor Vroom  
- Motivación: El Modelo de las Tres Necesidades de David McClelland  
- El poder de la expectativa en el rendimiento personal  
- 26 consejos para despertar el 90% restante de nuestras capacidades  
En la Web:
- Ovidio y el Efecto Pigmalión

Estoy en: Facebook - NetworkedBlogs - Delicious - Twitter - Blogalaxia - Bitacoras.com - My Twitter Times

Etiquetas en Bitacoras.com: , gestion, innovacion, conocimiento, organizacional, imaginactivo, manuelgross, bligoo


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revista