Revista Maternidad

El embarazo después de los 40

Por Celia Garabaya @britishbubbles

40 años y embarazadaEs cierto que no es una situación exclusiva del s.XXI. Ya hace muchos años en que las mujeres tienen hijos después de los cuarenta años. Aunque con una sutil diferencia. Lo que nos estamos encontrando ahora, son muchas mujeres que tienen su primer hijo después de los 40 años de edad. En décadas anteriores, era muy habitual, que ya lleváramos varios hijos, antes de tener alguno con 40. Vamos a ver que recomendaciones tenemos que seguir para un embarazo a ésta edad.

¿Soy muy vieja?

Es inevitable que acabemos haciéndonos ésta pregunta. ¿Seremos muy viejas a los 40 años? al fin y al cabo todos dicen que la edad ideal del cuerpo es en torno a los 20 años. La respuesta es fácil, quitártelo de la cabeza. El mundo ha cambiado y las personas también. Hoy en día una persona de 40 años, es más joven que una de 30 de hace 3 décadas. Los cambios en la sanidad, las situaciones personales, el trabajo, la forma de relacionarnos, la sociedad en general. Todo ha cambiado. De hecho el porcentaje de mujeres que tienen su primer hijo va creciendo con los años.

El riesgo.

Cuando nos quedamos embarazadas con más de 40 años, automáticamente nuestro embarazo pasa a considerarse embarazo de riesgo. Lo que quiere decir que desde el

madre a los 40
primero momento, pondrán más atención y tendremos más visitas con nuestro médico. Es cierto que podemos ver un notable aumento en los abortos durante los primeros 3 meses. Aunque en verdad la cantidad no es representativa. Siendo aun un porcentaje muy bajo del total de embarazos. Otro riesgo es el del síndrome de Down, aunque nos ocurre igual que con los abortos. Aunque aumente el número, son pocos los casos que podemos registrar.

¿Qué debemos hacer para quedarnos embarazadas?

Las mujeres después de los 35 años, cada vez nos cuesta más quedarnos embarazadas. Lo que no quiere decir que no sea posible. Ni que les pase a todas las mujeres de igual forma. Debemos ser pacientes y no estresarnos, ya que el estrés puede afectar a quedarse embarazada. Si en los 6 primeros meses que lo intentamos no lo hemos conseguido, no está mal que acudamos a un especialista para que nos ayude y nos aconseje. De ésta forma sabremos seguro si tenemos posibilidades o si es mejor que busquemos otra forma.

El ejercicio físico es fundamental. Si estamos pensando buscar un niño. Es bueno que desde el primer día, dediquemos una parte a hacer diferentes tipos de ejercicios. De ésta forma estaremos mejor preparadas para los 9 meses con la barriguita. Además de ayudarnos en la fertilidad y en la estabilidad emocional de la mujer.

No te obsesiones. En la guardería, cada vez nos llegan más madres con más de 40 años. Y no se nota ninguna diferencia con  las de 20, de hecho, más conocimiento por parte de las mayores. No lo veas como una desventaja, ya que todo tiene sus puntos fuertes y sus puntos débiles. Céntrate en los fuertes. Lo que sabes ahora, no lo sabías con 20.

Aléjate del estrés. Es un gran enemigo. Intenta tomarte tu tiempo para pensar en tus cosas y cuidarte a ti misma. Si tu estás sana. Tu bebé también. Así es que no te olvides de la dieta equilibrada. Tu bebé está comiendo lo mismo que tu, no te olvides.

Con 40 años, ya sabes exactamente lo que quires de la vida. Tienes una estabilidad que desde luego no tenias con 30 años. De hecho, seguramente fuera uno de los motivos por los que aun no habías tenido un niño. Esta madurez mental puede jugar mucho en tu ventaja. Todo ira viniendo poco a poco. Y lo más importante para cualquier bebé y niño. Es simplemente que estemos ahí con él. Ser espectador de su vida y aconsejarle cuando lo necesite. Algo que podemos hacer perfectamente después de los 40.


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista