Revista Ciencia

El Gran Filtro como solución a la Paradoja de Fermi

Por Cosmonoticias @Cosmo_Noticias
El Gran Filtro como solución a la Paradoja de Fermi

Impacto del asteroide. Crédito: Raúl Martín.

En 1950, el físico ganador del Premio Nobel, Enrico Fermi, preguntó a sus colegas: “¿Dónde están?”. Fermi había estado reflexionando acerca de la vastedad del cosmos, y en su pregunta se refiere a los extraterrestres. Con una cantidad tan grande de estrellas y planetas en el universo, parecía obvio que las civilizaciones inteligentes capaces de desarrollar radioastronomía y el viaje interestelar, deberían abundar en las estrellas distantes. Sin embargo, en los días de Fermi, no existía evidencia de que tales civilizaciones existieran, algo que no ha cambiado hasta la actualidad.

La paradoja de Fermi es el término utilizado para describir la falta de evidencia de vida extraterrestre frente a un universo que, de acuerdo a los números, debería estar repleto de ella. Pero no vemos signos de tecnología extraterrestre y nuestros radiotelescopios no captan “voces” de otros mundos.

Se ha propuesto muchas hipótesis para resolver la paradoja, pero todas siguen sin ser probadas. Y en la década de 1990 otra posible explicación para nuestra aparente soledad en el universo fue formulada por Robin Hanson; un postulado que se ha conocido como el Gran Filtro.

Los obstáculos para la vida interplanetaria

En pocas palabras, el Gran Filtro dice que las formas de vida inteligentes interestelares deben primero abordar varios pasos críticos, y al menos uno de esos pasos debe ser altamente improbable de superar. De hecho, la premisa del Gran Filtro es que hay al menos un obstáculo que es tan duro que virtualmente ninguna especie puede superarlo y pasar al siguiente. Pero aunque el concepto del Gran Filtro sugiere la acción consciente de algún tipo de entidad exógena, en realidad, la hipótesis es más una manera de pensar acerca de la probabilidad relativa de que ciertos eventos ocurran –o no ocurran– en su propio curso natural.

Entonces, ¿qué obstáculos básicos deben ser superados para convertirse en una civilización espacial verdaderamente avanzada? Hanson sugirió unos cuantos, parafraseados a continuación:

  • Un planeta capaz de albergar vida debe formarse en la zona habitable de una estrella.
  • La vida misma debe desarrollarse en un planeta.
  • Aquellas formas de vida deben ser capaces de reproducirse, usando moléculas como el ADN o ARN.
  • Las células simples (procariotas) deben evolucionar en células más complejas (eucariota).
  • Deben desarrollarse organismos multicelulares.
  • La reproducción sexual, que aumenta enormemente la diversidad genética, debe afianzarse.
  • Deben evolucionar organismos complejos capaces de utilizar herramientas.
  • Estos organismos deben crear tecnología avanzada necesaria para la colonización espacial. (Aquí es aproximadamente donde el ser humano se encuentra.)
  • La especie debe continuar colonizando otros mundos y sistemas estelares, mientras evita destruirse a sí misma.

Aunque los humanos aún no somos capaces de realizar viajes interestelares de alguna forma significativa (más allá de unas sondas robóticas como las Pioneer, Voyager y New Horizons), somos capaces de llevar a cabo radioastronomía avanzada, lo que significa que somos una civilización relativamente avanzada en tecnología. Pero incluso si a una civilización extraterrestre se tarda la misma cantidad excesiva de tiempo en dar los saltos tecnológicos que la humanidad ha dado, dada la edad del universo, en este momento debería haber al menos unas cuantas especies interplanetarias colonizando su galaxia.

Pero, de nuevo, los astrónomos no ven evidencia de tales civilizaciones. Cuando miran las estrellas, el silencio es elocuente.

Los mayores desafíos para convertirse en una civilización galáctica

Entonces, ¿cuál podría ser el Gran Filtro?

Bueno, tal vez la abiogénesis (el surgimiento de la vida a partir de su no existencia) es muy poco común. Quizá la extrema rareza de este evento es de hecho el Gran Filtro. Otra alternativa es que tal vez es común que la vida surja de manera espontánea, pero la inmensa mayoría de vida nunca progresa más allá de simples organismos unicelulares. Quizá el universo está repleto de bacterias, pero las bacterias no construyen naves espaciales.

Una alternativa es que el Gran Filtro puede ser una consecuencia de la propia tecnología. Tal vez es común que las civilizaciones avanzadas se eliminen a sí mismas mediante algún tipo de tecnología fuera de control, tal como una inteligencia artificial malvada, nanotecnología o una máquina del fin del mundo. La humanidad ya es capaz de destruirse a sí misma a través de una guerra termonuclear. Y tristemente, es posible que tales eventos de extinción sean virtualmente inevitables en el cosmos.

El Gran Filtro también podría ser un evento externo que no dependa de la especie ni de cuán avanzada pueda ser, por ejemplo: el impacto de un asteroide gigante o un planeta, un estallido de rayos gamma cercano, o una supernova, todos eventos que podrían aniquilar la vida en la Tierra o en cualquier planeta. Ninguna tecnología terrícola actual podría detener estos eventos, incluso si nos lo advirtieran.

Otra posibilidad es que es extremadamente poco probable que se supere más que solo un paso del Gran Filtro. Esto aumenta exponencialmente la dificultad para que una civilización alcance el nivel de tecnología requerido para dominar el viaje interestelar.

¿Ha superado la humanidad el Gran Filtro?

La extinción de la humanidad podría ser solo cosa de tiempo. Crédito: StanOd (iStock).

Si ya superamos el Gran Filtro, es un buen augurio para la humanidad como especie; el universo puede ser nuestro. Sin embargo, si aún no pasamos por el Gran Filtro, podríamos estar condenados.

En el lado positivo, algunos han interpretado nuestra aparente soledad en el universo como una buena señal, ya que indicaría que hemos pasado exitosamente por el cuello de botella. Por extraño que parezca, podemos ser la primera especie en haber pasado a través del Gran Filtro (después de todo, alguien debe ser el primero).

Por otro lado, si detectáramos una señal de una especie tecnológicamente superavanzada que nos hiciera ver primitivos, podría implicar que el Gran Filtro nos espera en el futuro. La humanidad podría estar destinada a someterse a una prueba cósmica sorpresa, una para la que no sabemos qué estudiar.

Sí, el Gran Filtro es solo una hipótesis. Pero desde una perspectiva lógica, es una idea interesante en varios niveles, ofreciendo una explicación posible para la paradoja de Fermi. Así que, si bien la pregunta “¿Dónde están?” sigue sin respuesta, la hipótesis del Gran Filtro ofrece una de las mejores suposiciones que podemos imaginar. Desafortunadamente, eso no responde si ya pasamos o no por el Gran Filtro.

Fuente: Astronomy Magazine


Volver a la Portada de Logo Paperblog