Revista Cine

El halcón y la flecha (1950), de jacques tourneur. dardo de los bosques.

Publicado el 01 marzo 2010 por Miguelmalaga
EL HALCÓN Y LA FLECHA (1950), DE JACQUES TOURNEUR. DARDO DE LOS BOSQUES.
Jacques Tourneur es el autor de obras maestras como "La mujer pantera" o "Retorno al pasado". Esta obra, siguiendo los postulados del cine clásico de aventuras nos presenta a Burt Lancaster como un sencillo lugareño de las montañas del norte de Italia, opuesto al poder del emperador alemán.
Los héroes de este tipo de películas no son personajes complejos, sino de una sola pieza, dotados solo de sentimientos puros y de grandes habilidades físicas, casi sobrenaturales. Bien es cierto que Dardo tiene un tempestuoso pasado con una mujer que le traicionó, fruto del cual nació su hijo. En cualquieer caso la trama sirve para mostrarnos toda una gama de ejercicios circenses por parte de Burt Lancaster y su compañero mudo, Nick Cravat, una pareja digna de las mejores comedias, cuyos gráciles movimientos desafían a veces las leyes de la física.
Como en "Robín de los bosques", el personaje de Dardo utiliza la espesura de la naturaleza para ocultarse de sus enemigos y fundar una sociedad casi utópica de proscritos en la que gobiernan la hermandad y el buen humor. Aún con su hijo en manos de sus enemigos, Dardo tiene plena confianza en que será capaz de asaltar el castillo donde su ex mujer y su marido lo tienen prisionero y rescatarlo de una vida de lujo y ociosidad para devolverlo a la pureza del bosque, para que siga criándose como un buen salvaje.
Realmente, una gozada de película en todos los aspectos. Una vez aceptados los códigos de este tipo de producciones, que distan mucho del realismo y se acercan a la diversión despreocupada, el espectador solo puede disfrutar de las piruetas de Dardo, mostradas en magnífico technicolor.

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Dossier Paperblog

Revista