Revista Psicología

El innegable valor práctico del control psicológico del entrenamiento deportivo

Por Yanquiel Barrios @her_barrios

El control psicológico del entrenamiento deportivo es un procedimiento que se puede convertir en una brújula científica, de la cual muchos entrenadores, reconociendo su valor práctico, no pueden prescindir para enrumbar la preparación deportiva.

Las herramientas que empleamos los psicológos del deporte para llevar a cabo el control psicológico en condiciones de terreno se caracterizan por su sencillez, brevedad y la fácil familiarización de los atletas con ellas. A pesar de su simplicidad la información que ofrecen resulta en extremo valiosa, en tanto son datos recogidos considerando el carácter ecológico del dato, es decir revelan el estado psicológico del deportista justo en el momento y en el sitio donde tiene lugar la actividad deportiva que este se encuentra realizando. El estudio previo de la personalidad del deportista permite comprender de manera coherente las respuetas psicológicas de estos antes, durante y luego de la actividad.

Los datos aportados por el control psicológico realizado a la atleta Yorgelis Rodriguez (Heptalón), en la mañana del lunes 20 de Mayo, antes de comenzar su unidad de entrenamiento habitual en el Centro Deportivo Olímpico Mexicano, donde nos encontramos trabajando hace varias semanas revelaron que la atleta, luego de haber realizado ajustes imprescindibles en su preparación, motivados por molestias físicas presentadas en su rodilla izquierda (recientemente intervenida quirúrgicamente) que obligaron a su entrandor a eliminar trabajos de salto, limitar las carreras y evitar ejercicios que involucraran la zona afectada, mostraron que la atleta, luego de varios días limitada, se encontraba en condiciones psicológicas muy favorables para enfrentar la actividad.

Las valoraciones previas realizadas por el médico del equipo acerca de la evolución positiva de su rodilla, el tratamiento de rehabilitación fisioterapéutica llevado a cabo por la fisioterapeuta y el trabajo de fortalecimiento realizado durante la semana constituían las bases objetivas para tal estado, sin embargo la decisión de retomar los saltos técnicos (salto de altura), precisamente el tipo de trabajo que generó la recaída de la atleta la semana anterior, no había sido tomada por el colectivo técnico, prefiriendo dilatar aun más el proceso de recuperación, pero con la premura de que el Meeting Memorial José Barrientos se avecina y a expensas de perderse una competencia preparatoria pactada para el fin de semana.

La lectura de los datos ofrecidos por el perfil de estado de ánimo, la prueba de atención rejilla digital y el tapping test, así como las observaciones del comportamiento y la conducta verbal de la atleta durante el calentamiento nos condujeron a concluir que su estado de disposición era justo el necesario para enfrentarse a la exigente prueba y al aun incógnito estado de recuperación funcional y total de su rodilla. La determinación expresada por la atleta a mi interrogante propuesta de hacerlo, terminaron por inclinar la balanza a favor de realizar solo tres saltos.

De manera responsable su entrenador colocó la varilla a una altura discreta evitando excesos. Yorgelis enfrentó la exigencia con la seguridad y el entusiasmo que la caracteriza, como si el dolor nunca hubiera existido. La limpieza y excatitud técnica fueron sorprendentes considerando el tiempo que estuvo fuera, comportamiento consistente con lo identificado en el control psicológico previo. El más anhelado resultado no se hizo esperar, la atleta no reportó molestias y sí una enorme satisfacción de estar una vez mas de vuelta.


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista