Revista Cine

El Juicio Final 1: Nicolas Cage

Publicado el 16 abril 2010 por Lapalomitamecanica
Con motivo de la entrada número 1.000 Inauguramos esta nueva sección.
El Juicio Final 1: Nicolas Cage
¿Qué es El Juicio Final?
Como consecuencia del complejo de mesías del que hacemos gala desde la Palomita Mecánica nos hemos propuesto juzgar regularmente la filmografía de un actor, actriz, director o directora cuyo talento se haya puesto en duda más de una vez. Este es un ejercicio de retrospectiva para valorar si la carrera de dicha personalidad sería capaz de entrar en el cielo de morir hoy mismo (en el bizarro supuesto de que las carreras pudieran fallecer) o en cambio se quedaría en el triste purgatorio, o acabaría directamente en el infierno.
Y precisamente esas son las categorías (cielo, purgatorio e infierno) en las que dividiremos la clasificación de las películas del personaje de la forma más objetiva posible. En el caso de que no hayamos visto alguno de los títulos nos guiaremos por las puntuaciones de los usuarios del archivo más importante de la red sobre cine: Imdb. Si sois asiduos a La Palomita ya os podréis imaginar de quién hablaremos en esta primera entrega de El Juicio Final: del incombustible Nicolas Cage. Pero antes de comenzar el proceso es imprescindible para situarse explicar el caso desde el principio.
Un repaso a la filmografía Nicolas Cage:
El Juicio Final 1: Nicolas Cage
Tras los Baldwin es imposible encontrar más miembros de una misma familia que se dediquen con relativo éxito al mundo del cine. Y es que mucha gente no sabe que el mismísimo Francis Ford Coppola es el tio de Nicolas Cage, lo que situa a la últimamente desaparecida Sofia Coppola (Lost in translation, Maria Antonieta) como su prima, al igual que el menudo Jason Schwartzman (Academia Rushmore, Spun, Viaje a Darjeeling). 
Pero Nicolas no quería triunfar gracias a su apellido y decidió adoptar el del superheroe Luke Cage haciendo alarde de un frikismo que años después llegaría a su máximo apogeo cuando bautizó a su hijo como Kal-el (nombre kriptoniano de Superman). Aunque el cambio de nombre no evitó que sus primeros pasos en el mundillo le llegaran de manos de su tío con las más que decentes La ley de la calle (1983), Cotton Club (1984) y Peggy Sue se casó (1986) .
Cage pronto demostró que tras los prejuicios había un gran actor interpretando a un veterano de Vietnam en la muy recomendable Birdy (1984) de Alan Parker. En Arizona Baby ( Los hermanos Coen, 1987) y Hechizo de luna (Norman Jewinson, 1987) dio rienda suelta a su vis cómica con bastante éxito, pero a partir de ahi su carrera sufrió un bajón considerable coincidiendo con la consagración de actores como Johnny Depp (al que el propio Cage consiguió su primer papel) y Tom Cruise, que acapararaban casi todos los proyectos suculentos de la época.
Entre 1988 y 1995 se tuvo que conformar con comedietas de medio pelo tal que Atraen al ladrón, ¿Al blanco o al negro? (Max Frye, 1993) y cintas de acción de serie B como Pájaros de Fuego (David Green, 1990). Una época en el que el actor sólo rodó dos películas realmente buenas: la que probablemente sea el mejor trabajo de David Lynch tras Una historia verdadera, Corazón Salvaje, y Red Rock West, un thriller a la antigua usanza del que el mismísimo Oliver Stone años después haría un remake bastante inferior titulado Giro al infierno.

El éxito volvería a llamar a su puerta en 1995, cuando el hoy enterrado Mike Figgis le ofreció el papel protagonista de Leaving Las Vegas, el de un borracho que ya no recordaba si bebía porque su mujer le había dejado o su mujer le había dejado porque bebía. El camino de este pobre hombre que viaja hasta Las Vegas para morir bebiendo termina cruzándose con el de una prostituta (una excelente Elisabeth Shue) dando pie a una de las historias de amor más sinceras que un servidor haya visto jamás.
El Juicio Final 1: Nicolas Cage
El actor preparó su papel emborrachándose en los bares y grabándose con una cámara de video durante varias semanas además de convivir con alcohólicos reales. Un esfuerzo que le valió el Oscar al mejor actor en 1996 (derrotando al Anthony Hopkins de Nixon y al Sean Penn de Pena de muerte) además de un consejo de un impresionado Sean Connery: ahora que has demostrado lo que vales aprovecha y participa en películas de gran presupuesto. Dicho y hecho.
El Nicolas Cage de 1996 hasta la actualidad es más conocido gracias a cintas de acción como La roca (Michael Bay, 1996) Cara a cara (John Woo, 1997) o Snake Eyes (1998), que dejaron claro que una pistola en la mano no le sentaba nada mal al californiano. Pero donde realmente se lucía era en los trabajos comprometidos como Al límite (Martin Scorsese, 1999) o Adaptation (Spike Jonze, 2002). Unos proyectos que iban quedando sepultados por la creciente predilección del intérprete por el cine comercial (Family man, Windtalkers, Los impostores), sólo comparable a su afición por las pelucas imposibles y los injertos de veterinario.
 
Durante los últimos años esa predilección se ha convertido casi en una obsesión llevándole a protagonizar auténticos bodrios como Wicker Man (Neil LaBute, 2006), Bangkok Dangerous (Los hermanos Pang, 2008) o El motorista fantasma (Mark Steven Jhonson, 2007). Aunque también le ha servido para asegurarse el trabajo gracias a la franquicia Disney La búsqueda, cuya primera entrega era una cinta de aventuras bastante digna desprestigiada por una secuela que sólo se puede calificar de estúpida. Y ya preparan la tercera.
De su filmografía reciente sólo se pueden resaltar El señor de la guerra (Andrew Niccol, 2005) y El hombre del tiempo (Gore Verbinski, 2005). Un par de cintas que curiosamente fueron sendos fracasos comerciales y que supusieron la confirmación de que Nicolas Cage había logrado volver a cambiar la percepción que el publico tenía sobre él. Sólo que esta vez a peor. Con Teniente Corrupto (Werner Herzog, 2009) nos ha vuelto a recordar a todos el actorazo que puede llegar a ser cuando se lo propone. A sus 46 años aún tiene tiempo de sobra para volverse a ganar el favor del público. Lo de recuperar el pelo ya es otra historia.

El Juicio Final de Nicolas Cage:
El Juicio Final 1: Nicolas Cage

Adaptation  El señor de la guerra  Teniente corruptoOjos de serpiente  Asesinato en 8mm Al límite Leaving Las VegasLa roca  La ley de la calle Cotton Club  Birdy  Peggy Sue se casó  Arizona BabyCorazón salvaje  Red rock westCara a cara  El hombre del tiempo 

TOTAL: 17
El Juicio Final 1: Nicolas Cage
Windtalkers  SonnyLos impostores  La búsqueda  World Trade CenterSeñales del futuro60 segundos  Family man  City of Angels  Con air Aquel excitante cursoAdios a la inocencia Besos de vampiro Hechizo de luna Luna de miel para tres Tess y su guardaespaldas  Te puede pasar a ti  Ant Bully, de vuelta al hormiguero
TOTAL:18
El Juicio Final 1: Nicolas Cage

Next   Ghost rider 

Wicker manLa búsqueda 2Bangkok DangerousG-forceLa chica del valle The boy in blue   Time to kill  Pájaros de fuego  ZandaleeAtrapen al ladrón ¿Al blanco o al negro?  El riesgo del vértigo  Atrapados en el paraíso  El sabor de la muerte   La mandolina del Capitán Corelli 
TOTAL: 16 
Veredicto: Al purgatorio
Argumento externo de la defensa: se cambió el apellido Coppola para triunfar sin que lo relacionaran con su tío Francis.
Argumento externo de la acusación: ningún actor ha luchado de forma más ridícula contra la alopecia que Nick Cage.
A la hora de comenzar este juicio jamás pensé que la clasificación estaría tan ajustada. Tanto que no sería extraño que muchos de vosotros reubicarais varios títulos cambiando por completo el resultado final. El actor se merece un lugar en el purgatorio sobretodo por sus cintas más recientes, que suponemos habrá aceptado para pagar las deudas millonarias que ha adquirido durante los últimos años a base de comprar comics de culto, coches deportivos, pelo de rata y castillos medievales. 
El Juicio Final 1: Nicolas Cage

Aunque a finales de los 90 el nombre de Nicolas Cage en un cartel era un seguro de que nos íbamos a encontrar con un mínimo de calidad en la sala de cine. Es una lástima que una excesiva tendencia al cine comercial, sumada a  sus sonados romances con Patricia Arquette y Lisa Marie Presley y a sus cómicas soluciones capilares le hayan convertido en objeto de bromas diarias en la prensa estadounidense. Y parece que incluso él mismo se ha creído que su carrera es un chiste y cuesta verle en papeles en los que no abuse de su cara de "acabo de ver a Marujita desnuda".
Pero la redención está próxima ya que tiene en cartera para este año una lista de proyectos bastante interesantes: por un lado es la única estrella de la esperadísima  e inminente Kick-ass, por la que además ha recibido excelente críticas. En verano estrenará el blockbuster de Disney El aprendiz de brujo, que seguro mantendrá el nivel de calidad mínimo de las superproducciones de la casa de Mickey. Y finalmente en otoño nos traerá Season of the wich, un thriller sobrenatural ambientado en la edad media que le ha vuelto a reunir con el director de 60 segundos, y esperemos que repitan el éxito de aquella entretenida cinta de acción.
¿Queda aún espacio en el cielo para Nicolas Cage? Aunque él se empeñe en llevarme la contraria yo creo que si.
Nota: al ser la primera entrega de esta sección me interesa emás que nunca conocer vuestra opinión al respecto del sistema de valoración y del artículo en general. Además, no dudéis en enviarnos vuestras sugerencias sobre quien merece un Juicio Final. ¡Gracias por vuestro apoyo!

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista