Revista Opinión

El misticismo cristiano

Publicado el 26 mayo 2019 por Ibizamelian
Aparición de la Virgen a san Bernardo, Murillo (1655)

Aparición de la Virgen a san Bernardo, Murillo (1655)

La Iglesia, el cuerpo de Cristo

El fin último del cristianismo era que la grey se mantuviese unida para posibilitar la segunda venida de Cristo, la parusía, y con ella la salvación. Por eso se evitaba aquello que ocasionase fricción dentro del grupo. Así que asimilaron a la Sabiduría, conocimiento, con la propia institución eclesial. La establecieron como la única vía que llevaba a la unificación.

La mística cristiana

Pero en esencia el misticismo cristiano contiene los mismos elementos que el resto de filosofías contemplativas. San Bernardo de Claraval ya recupera y teoriza sobre cada uno de esos componentes. Rescata el culto a la Virgen María, que no deja de ser la Sophia griega, el conocimiento. Y el Maestro Eckhart habla de que crezca en el interior Cristo, para él un ser humano que puede hacer tanto el Bien como el Mal. Por tanto, pergeña la concepción de que el hombre es un semidios. Además, es claro en estos místicos cristianos el ascendiente platónico. Parecidas a las influencias que recibiría la Academia florentina del Renacimiento.

«En esencia el misticismo cristiano contiene los mismos elementos que el resto de filosofías contemplativas». @ibizamelian Click to Tweet

La derrota del misticismo cristiano frente a la escolástica

El problema en el catolicismo fue que la línea mística católica quedó derrotada por la racionalista escolástica. Mas, su simiente late en la religión. Una religión eminentemente esbozada por san Pablo, que sin duda era un gran conocedor de los misterios y del platonismo divulgado en su época.

«El cristianismo fue eminentemente esbozado por san Pablo, que sin duda era un gran conocedor de los misterios y del platonismo divulgado en su época». @ibizamelian Click to Tweet

La religión cristiana, con sus defectos y virtudes, modeló Europa. Germen que penetró en las distintas corrientes esotéricas y se enriqueció con la tradición cabalística y sufí. Inclusive esculpió las ideologías que conformaron después los Estados modernos. De ahí que el simbolismo primigenio se repita en todas las culturas, incluido el cristianismo. Tan rico y colorido simbólicamente como las demás creencias, bien sean teístas o no teístas.


El misticismo cristiano –
(c) –
Ibiza Melián


Bibliografía:

Melián, I. (2018). La corrupción inarmónica. Revista de Investigaciones Políticas y Sociológicas (RIPS), Vol. 17, núm. 2, pp. 181-206. Obtenido el 26 de mayo de 2019, de: http://www.usc.es/revistas/index.php/rips/article/view/5207/6174

La entrada El misticismo cristiano se publicó primero en Ibiza Melián.


Volver a la Portada de Logo Paperblog