Revista Cultura y Ocio

El pulso de una plaza

Publicado el 24 enero 2014 por Tradux @TraduxNews
El pulso de una plaza
Este mediodía el día era luminoso en Madrid, y yo saqué mi teléfono móvil.
La Puerta del Sol es un lugar lleno de vida. Frenético.
Junto a una farola, se agita una manta
El pulso de una plaza
Al poco, la sábana cae y aparece una estatua humana, en una postura inverosímil.
El pulso de una plaza
La estatua de Carlos III, el mejor alcalde que ha tenido Madrid, se encuentra en el centro de la plaza.
El pulso de una plaza
A sus pies, unos sombreros y una guitarra.
El pulso de una plaza
Y, poco después, una banda de mariachis
El pulso de una plaza
Hay auténticas obras de arte, como este motero imposible
El pulso de una plaza
El pulso de una plaza
O estos soldados que se burlan de la gravedad
El pulso de una plaza
En ocasiones los artistas descansan
El pulso de una plaza
porque la quietud debe resultar agotadora
El pulso de una plaza
Imaginen: horas sosteniendo al compañero.
El pulso de una plaza
Esta mañana salí del trabajo, y fui testigo de maravillas.
Claro que no estaba solo.
El pulso de una plaza
Ni todo era tan fascinante.
Antonio Carrillo

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista