Revista Cultura y Ocio

El putsch de la cervecería (1923)

Por Pedro
La Marcha sobre Roma que llevó a Mussolini al poder (1922) ejerció una fuerte influencia sobre Hitler (lo reconoció él mismo), le mostró una nueva forma de acceder al poder. La invasión del Ruhr por tropas franco-belgas en 1923 ante la demora en el pago de las reparaciones y las reacciones consiguientes iban a crear el clima adecuado para poder llevar a cabo una acción como el golpe de la cervecería. Tras la invasión, los alemanes de la zona iniciaron una resistencia pasiva iniciaron aunque ello supuso un peligro personal considerable, clima de enfrentamientos y de gran violencia, proceso inflacionario nunca visto, empobrecimiento de la sociedad y del Estado, abandono de la resistencia pasiva y acercamiento a los vencedores por el gobierno de coalición de Stresemann que provocó fuertes protestas entre grupos nacionalistas de derechas, tensiones separatistas.... En este ambiente, Hitler considera que es el momento oportuno para la toma del poder.

cervecería Bürgerbräukeller

La cervecería donde comenzó el Putsch

Hitler intentó aprovechar las tensiones del gobierno de Baviera con el de Berlín para dar su golpe. En Baviera, Von Kahr  dirigía un gobierno nacionalista de extrema derecha que pretendía romper con Alemania y proclamar la monarquía. El 8 de noviembre de 1923 se celebró un mitin en una cervecería de Munich, convocado por Von Kahr, para mostrar la hostilidad de Baviera hacía el gobierno de Berlín. Hitler irrumpió en el mitin al grito de "la revolución nacional ha comenzado",  tras efectuar un disparo para hacer silencio, expuso sus ideas y declaró que su objetivo era crear un gobierno nacionalista en Baviera para que desde allí se extendiese a toda Alemania. Los dirigentes bávaros, intimidados por la presencia de varios miembros de las SA que en el exterior del edificio bloqueaban todas salidas y presionados en un local aparte por el propio Hitler, parecieron dar su consentimiento. En una noche tensa, Hitler consiguió la colaboración de Ludendorff que aportó credibilidad al golpe.  
Fuerzas de las SA de Rhöm lograron entrar en el Ministerio de Defensa bávaro. Un error muy importante para el fracaso del golpe fue que Ludendorff dejó en libertad a Von Karh y los otros dos dirigentes bávaros retenido; una vez en libertad, hicieron público un comunicado condenado el golpe y pudieron organizar las fuerzas para hacerlo fracasar. A la mañana siguiente, los nazis organizaron una marcha de unas 2500 personas que, encabezada por el propio Hitler y Ludendorff, se dirigió hacia el ayuntamiento de la ciudad. 

Bundesarchiv Bild 119-1486, Hitler-Putsch, München, Marienplatz.jpg

Los golpistas en Marienplatz donde se encuentra el ayuntamiento de Munich


Los manifestantes se encontraron con la policía de Múnich cuando llegaron a la plaza del Odeón (Odeonsplatz). Hubo un tiroteo, resultaron muertos catorce nazis y cuatro policías. Tras este enfrentamiento,los nazis se dispersaron. Hitler se refugió en casa de un amigo, poco tiempo después fue detenido y encerrado en la prisión de Landsberg. El intento de toma del poder"a lo Mussolini" había terminado.
EL PUTSCH DE LA CERVECERÍA (1923)
En el proceso contra los autores del Putsch, que comenzó en febrero de 1924, el tribunal fue tolerante, incluso permitió a Hitler, que lucía su Cruz de Hierro obtenida en la I Guerra Mundial, criticar a la República de Weimar, hacer apología de su acción y explicar las razones patrióticas que le habían llevado a actuar así, Hitler justificó el Golpe como un intento de restaurar el honor alemán. Ludendorff se declaró inocente a pesar de haberse puesto al frente de una columna Nazi. El tribunal creyó como prueba suficiente la palabra de un oficial alemán. 
EL PUTSCH DE LA CERVECERÍA (1923)
Hitler fue condenado a cinco años, aunque prácticamente se le prometió que a los seis meses quedaría libre (no estuvo preso ni un año). El Partido Nazi y su prensa (Völkischer Beobachter) fueron prohibidos. Hitler nombró a Rosenberg para dirigir el movimiento durante su encarcelamiento. Durante su cómoda estancia en esta prisión, dictó a Hess su obra Mein Kampf (de la que me ocuparé en otra entrada).
"Hitler regresó a Landsberg para iniciar el cumplimiento de su leve condena en condiciones más parecidas a las de un hotel que a las de una cárcel. Las ventanas de la habitación grande y confortablemente amueblada de la primera planta que pasó a ocupar, le bridaban una amplia panorámica de un atractivo paisaje campestre. Vestido con pantalones cortos de cuero bávaro, podía relajarse con un periódico en un cómo sillón de mimbre, de espaldas a una corona de laurel que le habían regalado unos admiradores, o sentado a una gran mesa examinando el montón de cartas que recibía. Sus carceleros, algunos de los cuales le saludaban con un "Heil Hitler", le trataban con el mayor respeto y le otorgaban todos los privilegios posibles. Llegaban continuamente regalos, flores, cartas de apoyo, encomios y alabanzas. Recibía más visitantes de los que podía atender, unos 500 antes de que se viera obligado a limitar el acceso". I. Kershaw: "Hitler, 1889-1936"

Resultado de imagen de hitler sale de la cárcel

Hitler sale de la cárcel de Landsberg



También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :