Revista Deportes

El River de Jota Jota

Publicado el 05 diciembre 2010 por Marianofusco

El River de Jota Jota

Desde que se fue Cappa y asumió JJ López el mando del equipo, River logró quedarse con el superclásico, cortar la racha de siete partidos sin conocer la victoria, escapó de la zona de Promoción, logró repetir una alineación por primera vez en todo el Apertura 2010, pudo dar vuelta un partido que terminó ganando sin Almeyda en cancha, algo que también era inédito, ganó de visitante después de siete jornadas y también rompió una racha de casi 22 meses sin ganar afuera de Buenos Aires. Más importante que las rachas, tomó un equipo que estaba quebrado, roto en lo actitudinal y lo reformó.

Recicló al conjunto entero y los mentalizó en que para superar una situación complicada era primordial la concentración, el sacrificio y sostener un orden defensivo como primera norma. Algo que todos los jugadores de River destacan del cambio entre Cappa y JJ López, es que el flamante entrenador les pide mayor rigidez, presión y tenacidad para la recuperación y la columna defensiva. “La clave del triunfo estuvo en no desesperarnos. Antes por ahí nos desesperábamos y terminábamos mal”, contó Pavone tras la victoria ante Colón. Luego del empate con San Lorenzo, Ferrero explicó: “En el segundo tiempo necesitábamos los puntos y no podemos ir a lo loco como los indios”.

Con Cappa, en los últimos partidos que fueron marcando el final de su ciclo, era habitual ver al equipo partido, desbalanceado, desbordado, tremendamente tibio en el centro del campo y liviano para el regreso a posiciones defensivas, especialmente en ese tramo en el que Almeyda -se bancaba solo y por todos el medio- estuvo afuera. El discurso de JJ López es otro: “Nos tocó asumir en un plantel que estaba en la mitad del río, eso es algo difícil. Uno no se olvida del paladar negro, pero hay que darle prioridad a otras cosas como la situación en la que estamos”.

River no brilla más que antes en su juego, pero sí está más compenetrado en no derrumbarse defensivamente. La principal diferencia es la mentalidad, el famoso click. Los 12 de 10 puntos logrados empiezan a darle al Negro una plataforma concreta para quedarse como entrenador el año que viene. Cuando llegó Cappa, cosechó 9 de 15 en las últimas fechas que le tocó dirigir. ¿La renovación anímica que transita River será el típico efecto revulsivo que siempre trae el cambio de entrenador o tendrá algo más sólido detrás?


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Dossier Paperblog

Revistas