Revista Psicología

El TDAH (Parte I)

Por Centro Psiconet

¿Qué es el TDAH?

Llamamos TDAH al Trastorno por Déficit de Atención con hiperactividad. Es un trastorno de origen neurobiológico de inicio en la infancia y con una gran interferencia en dos o más áreas del niño (escolar, familiar, personal y social). Además, es de alta intensidad y se mantiene en el tiempo. Es un trastorno que cuanto antes se detecte, mejor pronóstico tendrá. No obstante se considera un problema crónico.

Se caracteriza por la presencia de tres síntomas:

  • Déficit de atención
  • Impulsividad
  • Hiperactividad

Sin embargo, no todos los niños presentan todos los síntomas ni con la misma intensidad. Por ejemplo, podemos encontrarnos con niños que tienen problemas de atención pero que no presentan hiperactividad.

Por ello, en el manual diagnóstico DSM-V se diferencian tres tipos de TDAH en función de los síntomas manifestados.

Tipos de trastorno dentro del TDAH

Los tipos que nos podemos encontrar son:

  1. TDAH inatento. Son niños a los que les cuesta mucho terminar las tareas empezadas, que no se centran en los juegos, comenten muchos errores, les cuesta organizarse, pierden cosas, son descuidados, se distraen con cualquier cosa, etc.
  2. TDAH hiperactivo-impulsivo. Hablamos de niños que no paran de moverse todo el tiempo, se levantan constantemente del sitio, les cuestan las actividades tranquilas o relajadas, hablan mucho, responden sin pensar, les cuesta respetar los turnos, interrumpen, etc.
  • TDAH combinado. Son niños que presentan dificultades tanto de atención como de hiperactividad e impulsividad.

Prevalencia

Según FEAADAH (Federación Española de Asociaciones de Ayuda al Déficit de Atención e Hiperactividad), el TDAH es un trastorno que sufren aproximadamente entre 4-6% de los niños. No obstante, el TDAH es difícil de detectar en ocasiones por la falta de síntomas perturbadores, por lo que la prevalencia podría ser mayor.

Además, hacen referencia a que los niños son más propensos que las niñas a sufrir este trastorno, en una proporción de 4:1.

Causas

Aunque no están claras todas las posibles causas del trastorno, sí que se ha podido comprobar:

  • Existencia de factores genéticos. Se considera un trastorno de carácter hereditario, donde los factores ambientales también tienen un papel importante, pudiendo agravar o minimizar los síntomas.
  • Disfunción de la corteza prefrontal y su conexión con otras áreas. El lóbulo prefrontal es el encargado de la regulación y planificación de las conductas. Al haber un déficit, esta regulación y control del comportamiento es mucho más difícil.
  • Problemas con las funciones ejecutivas. Las funciones ejecutivas son actividades mentales, encargadas de la anticipación, organización, planificación, inhibición, flexibilidad, resolución de problemas, etc. Los niños con este trastorno, tienen grandes dificultades en:
    • La planificación del futuro. Les cuesta anticipar lo que va a pasar.
    • La regulación emocional. Intensidad excesiva de las emociones y dificultades en la gestión de las mismas.
    • El lenguaje interno. No se dan autoinstrucciones que guíen sus conductas. No tienen filtro.
    • El análisis de las situaciones. Tienen poca capacidad de análisis, planificación y solución de conflictos.

American Psychiatric Association (2014). Guía de consulta de los criterios diagnósticos del DSM-V. España: Editorial Médica Panamericana.

Mena, B., Nicolau, R., Salat, L., Tort, P. y Romero, B. (2006). El alumno con TDAH. Trastorno por déficit de atención con o sin hiperactividad. Barcelona: Ediciones Mayo, S. A.


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :