Revista Psicología

El TDAH (Parte II)

Por Centro Psiconet

El TDAH es un trastorno de comienzo en la infancia pero que continua o persiste a lo largo de la vida. No obstante, es un problema que no solo va evolucionando durante las diferentes etapas del desarrollo de la persona, sino que también influye la estimulación adecuada y a tiempo de las dificultades que se presenten. No es igual la sintomatología en la infancia que en el adulto, pues no solo cambia la intensidad, sino que también cambia el control sobre los síntomas.

En la siguiente tabla, tal y como proponen Bonet, Soriano y Solano (2006), podemos ver las principales características del TDAH en función de la etapa evolutiva en la que se encuentre la persona:

ETAPA DEL DESARROLLO CARACTERÍSTICAS PRINCIPALES

BEBÉS ¨ Temperamento difícil.

¨ Dificultades en la gestión de algunas situaciones no experimentadas antes o de determinados estímulos de su alrededor.

¨ Muy activos o movidos.

¨ Poca habilidad motora.

¨ Dificultades en el inicio del lenguaje.

¨ Tendencia a sufrir accidentes o daños.

PREESCOLAR ¨ Siguen siendo muy movidos y con mucha energía. Algo imprudentes.

¨ Les cuesta bastante crear hábitos nuevos.

¨ Bastante desobedientes.

¨ No les gusta ir en grupo.

¨ Tocan y juegan con todo lo que encuentran a su paso, pero cambian constantemente de actividad.

¨ Necesidad de mucha atención.

ESCOLAR ¨ Empiezan a destacar más los problemas de atención (se distraen con todo). La hiperactividad-impulsividad se reducen un poco.

¨ Dificultades en el contexto escolar. Primeros fracasos.

¨ Les cuesta mucho respetar las normas y los límites.

¨ Poco conscientes de las consecuencias de sus actos.

¨ Baja autoestima.

¨ Siguen con dificultades en la instauración de hábitos.

¨ Descuidados con las tareas escolares (mucha desorganización). Les cuesta mucho terminarlas.

¨ Continúa la desobediencia.

¨ Pierden muchas cosas.

ADOLESCENCIA ¨ Pueden aumentar las dificultades escolares. Mucha más exigencia académica.

¨ Les cuesta el autocontrol, siguen con bastante impulsividad (lo que en ocasiones puede conllevar conductas de riesgo).

¨ Mayor probabilidad de poblemas de comportamiento.

¨ Dificultades en el área social y en la gestión emocional.

¨ Baja autoestima.

¨ Pueden permanecer sentados más tiempo, sin embargo, pueden despistarse igual.

¨ Mueven más las manos y los pies

¨ Tienden a hablar en exceso.

¨ Muchas dificultades de planificación y organización.

¨ Les cuesta establecer prioridades.

ADULTEZ ¨ Se atenúan un poco los síntomas o dificultades.

¨ Les cuesta la organización en las tareas y el control del tiempo.

¨ Pueden llegar a ser menos independientes o autónomos.

¨ Progresión más lenta de sus capacidades y habilidades.

Pese a todas estas dificultades comentadas en la tabla, existen algunos factores que pueden ser importantes a la hora de lograr una evolución positiva o negativa. Entre ellos podemos encontrar con:

  • El nivel de afectación biológica. Cuanta más grave es la afectación, peor pronóstico tendrá o mayor será el trabajo de las habilidades en las que haya dificultades.
  • Presencia de otros trastornos. En casos de TDAH podemos a veces encontrar otros trastornos asociados como trastornos del estado de ánimo (ansiedad y depresión), trastorno negativista, trastornos del aprendizaje, trastorno por abuso de sustancias, etc. En la medida que haya trastornos asociados, el pronóstico será peor.
  • Detección precoz. Es muy importante detectar el TDAH cuanto antes. Si se diagnostica más pronto, el pronóstico será mejor puesto que podremos poner medidas de intervención adecuadas.
  • Buenos programas de intervención. Cuanto más completa sea la intervención (a nivel social, familiar, escolar y personal), mejor será el pronóstico. Será importante resaltar la importancia de implicarse en el proceso a todas las personas más cercanas del niño, pues así la intervención será más eficaz.
  • Tratamiento farmacológico. La medicación en estos casos, junto con el tratamiento de las habilidades y dificultades, provocarán una mejora significativa del trastorno.

Bonet, T., Soriano, Y. y Solano, C. (2006). Aprendiendo con los niños hiperactivos. Un reto educativo. Madrid: Ediciones Paraninfo, S. A.

Ministerio de Sanidad (2010). Guía de Práctica Clínica sobre el Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH) en Niños y Adolescentes. Guías de Práctica Clínica en el SNS Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad.


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :