Revista Belleza

Elegancia

Por Itwoman

La elegancia es un concepto muy personal, incluso controvertido (según quien opine) pero como no me gusta generalizar voy a dar mi opinión, o más bien voy a hablar de mi concepto de elegancia, o de lo que no lo es.

Lo primero que quiero decir es que la elegancia no se compra. Imposible. La elegancia es una forma de ser y de estasr. No hay más que ver el “Hola” con una ristra de señoras “hinchadas” por el botox y vestidas con ropa carísima pero sin un ápice de elegancia natural.

Tampoco la da la edad (veánse las mismas señoras) porque se puede aprender a vestir bien (que todo es ponerse), se puede aprender a relacionarse, pero lo que no se puede aprender es a saber estar, la naturalidad y ese aura que tiene una mujer elegante.

Sólo hay que pasear por la calle y ver mujeres que van con ropa de mercadillo o con una sencilla batita y tienen más clase que cualquier Nati Abascal o Isabel Preysler del mundo. Es una actitud. Un don que te da la vida y que si no naces con él ya puedes ser princesa o reina que no hay manera. Para este caso pongo de ejemplo a las Infantas de España que las pobres mías ….en fin…no digo nada más, bueno si, hasta para elegir marido hay que ser elegante (jijiji).

Podría hacer una lista de mujeres que considero elegante pero no lo voy a hacer porque probablemente no conoceréis a ninguna, no son famosas ni reinas, son mujeres normales. No es que tenga nada en contra de las listas, de hecho son parte cotidiana de mi vida, pero las listas de mujeres elegantes de final de año de las revistas me parecen una engañifa. Lo siento pero es así. Porque vamos…. si a mi Valentino o Chanel me prestan o regalan ropa, si me maquillan, si no tengo que madrugar ni trabajar porque soy rica, si vienen a casa a peinarme, si me arreglo todo lo que no me gusta…. pues soy la número uno. Es fácil ser elegante así. No me vale.

Pensarlo y seguro que hacéis vuestra lista con gente cercana, no necesitamos el “Hola” para esta lista.

Para mi siempre la persona más elegante que he conocido y conoceré será mi madre, porque madre no hay más que una y porque además la mia lo era y mucho.

elegancia


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Dossiers Paperblog

Revistas