Revista Cultura y Ocio

Erasure - The Neon (2020)

Publicado el 06 noviembre 2020 por Abacab @DMRblog
Erasure - The Neon (2020)ANTECEDENTES E INTRODUCCIÓN.Erasure es un grupo que ha pasado varias veces por esta bitácora y con razón, ya que estamos ante uno de los grupos que mejor ha definido el synth pop de los 80, cuya influencia llega hasta nuestros días. Sin duda, el grupo de Andy Bell y Vince Clarke es el proyecto más interesante que ha salido del mundo de Depeche Mode y de alguna forma se pueden considerar el contrapunto luminoso, desenfadado y alegre de los de Basildon. Si Yazoo, el otro gran grupo de Clarke, era una mezcla de la voz soul de Alison Moyet pasada por los sonidos de sintetizadores mas modernos que Vince aportaba en esa época, con Erasure dio una nueva vuelta de tuerca para ofrecer una banda con una clara obsesión por hacer melodías tatareables por todo el mundo con el cantante mas extravagante posible.
Sí, Vince Clarke ha sido un músico que no le ha tenido miedo a los riesgos en su carrera y la verdad, es que no le ha ido nada mal. Hay que resaltar lo prolíficos que han sido Erasure a lo largo de su carrera, sobre todo en sus primeros tiempos en los que llegaban a facturar un álbum por año sin despeinarse, llegando a crear clásicos del pop electrónico como los discos “The Innocents” (1988) o “Wild” (1989).
Sin duda el grupo viviría su época dorada entre los años 1986 y 1994, periodo en el que era raro no ver un single de Erasure en lo alto de la clasificación británica y en el cual consiguieron el record de colocar cinco álbumes seguidos en el número uno de las listas inglesas.
Con el cambio de siglo su éxito menguaría bastante aunque siempre conservaron una buena base de fans que casi siempre conseguía que sus discos se posicionaran bien, al menos la primera semana. Musicalmente fueron años de altibajos donde unas veces estuvieron más inspirados (por ejemplo “Nightbird” en 2005) y otras menos (el mediocre “Loveboat” del año 2000).
En su último disco “World Be Gone” (2017) daban un giro a su reconocible pop electrónico entregándonos un álbum plagado de baladas, medios tiempos y una temática bastante política influenciada por los últimos acontecimientos de esos momentos (victoria de Trump, el Brexit, etc). Sin duda un disco atípico en la discografía del dúo, que les dio buenos réditos volviendo al top 10 inglés y encadenando una gira por estadios como teloneros de Robbie Williams con la gira propiamente dicha del álbum que les llevaría por numerosos países.
Se sabía que Erasure ya estaban escribiendo su próximo álbum durante el 2019 y ya en 2020 estaba todo preparado para el lanzamiento y la gira de conciertos correspondiente. Sin embargo, en marzo llego la pandemia del coronavirus y todo se fue al traste quedándose el disco en aire hasta que llegasen tiempos mejores o al menos pasase la primera ola.
Finalmente se fija la fecha de finales de agosto para editar el disco; no es que la situación hubiese mejorado mucho, la primera ola ya había pasado dejando estragos y el virus seguía ahí con innumerables rebrotes, con lo cual estamos ante el escenario más extraño en el que ha salido un álbum de Erasure. Vamos a pasar a analizar a continuación “The Neon”.
ANÁLISIS DEL DISCO.1. "Hey now (think I got a feeling)": El álbum empieza a lo grande con el que ha sido el primer single de adelanto del mismo, destaca la melodía juguetona y divertida que solo podría salir de la cabeza de Vince Clarke. Es un tema muy sencillo y en mi opinión el más retro del álbum, hasta puede llegar a recordar a los primeros singles del grupo con una pequeña actualización de sonido. La enérgica interpretación de Andy Bell hace subir a la canción muchos enteros absolutamente luminoso y positivo que marca el tono del álbum.
2. "Nerves of steel": En mi opinión la mejor canción del disco y el segundo single del mismo. En este caso nos encontramos con un medio tiempo de reconocible melodía que en su estribillo añade una serie de guitarras sintéticas bastante sutiles que llevan el tema a un terreno que podíamos calificar de techno-rock con Andy Bell creciéndose en el estribillo con un resultado es soberbio. La mejor carta de presentación del álbum. El único pero es que hayan usado una versión editada y no hayan optado por la versión del video que es más extendida y con muchos más matices. Es una pena. En cuanto al video, nos encontramos a una serie de drags haciendo playback sobre la canción cada una con un estilo propio y una imagen impactante. Es un video bastante divertido y original donde Andy y Vince ni están ni se les espera.
3. "Fallen angel": Erasure han optado por colocar los tres primeros singles del álbum abriendo el mismo, con lo cual es un comienzo de altura. “Fallen angel” posee un ritmo punzante que combinado con los sonidos de Clarke crea un tema que rezuma frescura sobre todo en el irresistible estribillo, donde Bell dobla su voz para los coros creando bonitas armonías. Sin duda, un buen tema que será pasto de los remixes.
4. "No point in tripping": Escuchamos unas palmas y algunos sonidos made in Vince Clarke y ya sabemos que esto va a ser una canción animada sin duda. Destaca mucho la base techno que es tan potente como en el anterior tema o más. Aquí vuelven las guitarras sintetizadas a lo “Nerves of steel” lo cual es un acierto pues le da más empaque. Después de un melodioso puente vuelven las palmas y pareciera que estamos en un concierto del dúo y que Andy Bell se fuera a arrancar a cantar en plan góspel.
5. "Shot a satellite": Esta canción la adelantaron para sus fans, pero no ha sido single oficial y es incomprensible, uno de los mejores temas del álbum donde Vince acierta totalmente con los sonidos escogidos creando un tema totalmente enérgico. Es una de las canciones más trabajadas a nivel de sonido y percusión, con esos ritmos cortantes a lo Yazoo.Erasure - The Neon (2020)6. "Tower of love": Acordes misteriosos, un tema oscuro, parece de cuento siniestro. La voz de Andy parece desesperada. La segunda parte es más introspectiva, el estribillo sufre cambios. La canción no tiene una estructura tradicional, Andy no quiere caer en pesadillas ni pesimismo. Esta canción podría estar perfectamente en ese proyecto de cuentos oscuros que tuvieron la década pasada y que nunca se atrevieron a grabar.
7. "Diamond lies": Quizás este tema sea demasiado azucarado, tremendamente pop, lo cual no es malo, pero demasiado previsible. Recuerda a algunas caras b de los años 90, es una canción agradable pero no va más allá. Por otro lado, la instrumentación no es muy imaginativa, pero de alguna forma cumple su función dentro de un disco que pretende aportar luz en estos tiempos tan complicados.
8. "New horizons": Un tema especial, con un piano inminente que puede recordar a “Stay with me” del álbum homónimo “Erasure” (1995) o la propia “Piano song” de “Wild” (1989). Ciertamente rompe el ritmo del album, casi hubiese sido mejor dejarla para el final, eso no quita que sea una preciosa balada que nos muestra a Erasure en otra de sus vertientes demostrando que sus canciones funcionan tanto con una amalgama de sintetizadores como con una instrumentación completamente minimalista y lejos de la electrónica, como ya han demostrado varias veces.
9. "Careful what I try to do": Esta canción nos ofrece un ritmo techno de base bastante imponente. Vince no aporta mucho, recuerda a sus primeros temas; es una vuelta a los orígenes. Los ritmos vuelven a ser muy previsibles; las melodías también. Podríamos considerarlo un tema de relleno.
10. "Kid you’re not alone": El álbum termina con este bonito medio tiempo, que nos regala otra gran toma vocal de Andy Bell. Es un tema bastante etéreo con algún toque ambient que lo hace más interesante. Sin duda, una buena forma de acabar este album, Vince Clarke no está muy atinado con el puente e incluso se podría haber prescindido del mismo; se queda un par de peldaños por debajo de sus grandes baladas.
RESULTADO, CONCLUSIONES Y REFLEXIONES.“The Neon” es un disco corto que como su título indica intenta aportar luz en un periodo terrible como el que estamos viviendo. Bien podrían haber hecho un disco continuista en la onda más política de “World Be Gone” (material no les hubiese faltado, viendo el devenir de la clase dirigente a nivel mundial); sin embargo, han preferido hacer un álbum en general bastante optimista y muy pop para el disfrute de sus fans y también de cualquier amante del mejor technopop. Lejos está de ser uno de sus grandes álbumes, pero sin duda es un disco muy aprovechable, de hecho me acompañó bastante en mis excursiones por Ibiza este verano.
El disco es deliberadamente retro y puede recordar a varias de sus etapas de los 80 por la simplicidad de los arreglos, pero todo ello con un toque diferente, más actual. En todo caso las canciones de este disco no desentonarían con algunos de sus mejores singles de esa época. Los resultados comerciales del álbum han sido bastante desiguales, consiguió llegar al numero 4 en Inglaterra, lo cual tiene bastante merito (no conseguían algo así desde los años 90), aunque pronto el álbum caería de las listas, lo cual nos lleva a la conclusión de que fue consumido por su fan base y algún despistado más que pasaba por allí.
En Alemania también ha funcionado muy bien y es que el mercado germano siempre les ha sido favorable. Sin embargo, el disco ha pasado muy desapercibido en el resto de mercados; una pena, pues merecía mejor suerte, pero es el riesgo que se corre en parte por sacar un disco en fechas de pandemia tan complicadas, a no ser que seas Lady Gaga o Ariana Grande, que pueden con coronas y con todo lo que las echen. Andy Bell y Vince Clarke estaban muy ilusionados con presentar estas canciones en directo; por el momento esto tendrá que esperar. Han planificado una gira para finales del 2021, con lo cual podemos decir que lo han fiado largo y son muy conscientes de la situación. Los conciertos son en entornos mucho más grandes a los que nos tienen acostumbrados, así que es de suponer que ya han tenido en cuenta la maldita distancia de seguridad; de todas formas nadie sabe si esos conciertos se terminaran celebrando, esperemos que sí. Sea como sea, nos queda el último alegato de Erasure, un grupo que factura envidiables melodías y estribillos para hacernos la vida más agradable.
Texto: Alfredo Morales.

Volver a la Portada de Logo Paperblog