Revista Ciencia

Establecimiento del sistema circulatorio úteroplacentario

Publicado el 21 noviembre 2013 por Joseleg
Establecimiento del sistema circulatorio úteroplacentarioBiología de tejidos y Biología evolutiva del desarrolloDesarrollo embrionario y homólogosDesarrollo embrionario y fetal humanoGastrulación y linajes celularesFormación del disco bilaminar germinativoDías 11 al 12 de gestaciónEstablecimiento del sistema circulatorio úteroplacentarioFormación del mesodermo extraembrionarioEl disco bilaminar germinativo y el endometrio durante los días11-12 de gestación
Establecimiento del sistema circulatorio úteroplacentario

El blastocito se encuentra completamente insertado en el endometrio y la superficie del epitelio ha recuperado su aspecto original.

En este punto la simetría del embrión puede describirse en términos de dos polos, el polo embrionario es la zona hacia el interior del endometrio donde se posiciona la mayoría de las células de los discos germinativos (epiblasto, hipoblasto);  mientras que el polo opuesto se denomina abembriónico y es el que tiene su caria hacia el epitelio del endometrio, allí se ubica la cavidad exocelómica.
En los días 11-12 la membrana del embrión o trofoblasto se caracteriza por una gran cantidad de espacios lagunares donde el tejido materno invade formando una red interconectada. Esta red es particularmente evidente en el polo embrionario, mientras que en el polo abembrionario el trofoblasto consiste especialmente en células del tipo citotrofoblasto que forman una barrera más delgada y definida. 

Establecimiento del sistema circulatorio úteroplacentario

Figura ESC-01. El embrión aun recuerda al blastocito con un grupo de células alrededor y otro en el interior. Las del alrededor o trofoblasto se han diferenciado en el citotrofoblasto y el sincitotrofoblasto, mientras que las del interior en el hipoblasto y el epiblasto. Adicionalmente una serie de membranas de células se han desarrollado como el mesodermo somático extraembrionario o el quiste exocelómico. El trofoblasto tiene la tendencia a enterrarse mas y mas en el endotelio rompiendo vasos sanguíneos y estimulando su crecimiento, de esta manera la circulación entre la madre y el embrión sera mediada por el trofoblasto.

El tejido materno que invade las lagunas son capilares sanguíneos altamente dilatados denominados sinusoides y su función primordial es la de alimentar al embrión en desarrollo por medio de los mecanismos de transporte a través de membranas.
A medida que el trofoblasto (por medio de las células invasoras den sincitiotrofoblasto) penetra en el endotelio del otero, más y más capilares se adicionan y más lagunas se forman, lo cual a su vez provoca que cada vez más sangre materna empiece a fluir por el sistema lagunar del embrión. Una vez que se llega a una cantidad mínima de sangre que fluye a través de las lagunas podemos hablar de la circulación uteroplacentaria.PRINCIPAL
REGRESAR

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista