Revista Opinión

¿Estamos preparados contra sismos?

Publicado el 26 septiembre 2017 por Jamedina @medinaloera

¿Estamos preparados contra sismos?
Ante las tragedias sufridas en las últimas semanas por nuestros hermanos del sureste y centro de México, quienes vivimos en esta parte occidental del país hemos de preguntarnos si ya nos preparamos debidamente para afrontar fenómenos similares, ya que estamos tan expuestos como ellos a padecerlos en cualquier momento.

Entre las grandes tragedias sufridas por Guadalajara a través de su historia figuran precisamente los terremotos. No habían pasado ni 50 años de su fundación cuando en 1585 padeció esta ciudad una serie de temblores ocasionados por una fase eruptiva del Volcán Colima. Veintiseis años después, en 1611, un terremoto sacudió a la ciudad. Los sismos se repitieron en 1749 cuando se derrumbó la cúpula del antiguo sagrario de la catedral.

Luego, al iniciarse el movimiento independentista de México, en 1810, hubo más temblores, y ocho años después un sismo derribó las torres de la antigua catedral. En 1842 los temblores volvieron a derribar las torrres de catedral, y en 1875 hubo nuevos movimientos telúricos, que se repitieron ya entrado el siglo 20, sobre todo en 1913 con motivo de una nueva fase eruptiva del Volcán Colima. En ese año temblaba tanto en Guadalajara que muchos tapatíos dormían en los parques para no morir aplastados por el derrumbe de sus casas.

Como podemos advertir a través de esta breve reseña, los habitantes de esta ciudad y de todas las poblaciones de Jalisco debemos estar preparados para cualquier contingencia.

Medidas de prevención
Las prevenciones necesarias van desde las que oportunamente deben tomar las autoridades hasta las que corresponden a los ciudadanos.

En el caso del gobierno, éste debe evaluar las edificaciones y determinar los inmuebles de alto riesgo, así como la reubicación urgente de los pobladores de las laderas de cerros y riberas de los ríos que presenten riesgos. También debe organizar simulacros con el objetivo de que la gente sepa cómo actuar en caso de producirse un sismo, y desde luego hacer inspecciones permanentes a los edificios públicos para verificar que estos cuenten con medidas preventivas y estructuras seguras.

Asimismo, es necesario que las autoridades realicen una amplia difusión de las recomendaciones pertinentes para el caso de siniestros.

Principales recomendaciones
En primer lugar, todo jefe de familia tiene la obligación de organizar la autoprotección familiar, que comprende el aprendizaje de primeros auxilios, la vacunación de toda la familia, el retiro de objetos pesados ubicados en partes altas de estanterías, roperos o armarios y mantener en lugares seguros cualquier sustancia peligrosa.

Asimismo, es necesario informar a la familia sobre qué hacer durante un sismo, como es el mantener la calma, no encender fósforos ni velas, acudir a las zonas de seguridad preestablecidas, mantenerse alejado de vidrios y cornisas, no utilizar elevadores y detener el vehículo en caso de ir manejando.

Una vez ocurrido el sismo, hemos de verificar si hay heridos a nuestro alrededor, controlar cualquier incendio que pudiera presentarse, apagar el sistema eléctrico y de gas, tener a la mano los números telefónicos de emergencia y ser solidarios con las víctimas.

javiermedinaloera.com

Artículo publicado por el semanario Conciencia Pública en su edición del domingo 24 de septiembre de 2017.

Lectura recomendada: Las grandes tragedias de Guadalajara:


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revistas