Revista En Femenino

¡Fiesta!

Por Tenemostetas
¡Fiesta!
¡Tenemos Tetas está de fiesta!
"Este blog es la historia de cómo una mujer -yo misma- se cae del guindo y descubre la magia de su propio cuerpo a través de la maternidad"
¡En el mes de noviembre ocupamos el puesto número 4 en el ranking de blogs de Wikio en la categoría de Bebés y Peques! Tenemos más de 340 seguidores, y un total de 140.000 visitantes en el año y medio que llevamos en la red.
Estoy sorprendida con estas cifras, no las esperaba en un blog de maternidad atípico como éste, de análisis "duro", que no da consejos ni trucos para los peques, ni cuenta lo rematadamente difícil que es ir con tacones y cochecitos a la vez (que debe serlo, sin duda), y ni siquiera tenemos publicidad (no me importaría si encontrara la fórmula para vender productos o servicios coherentes con nuestra temática, aquí dejo la nota para los posibles interesados ;-)
Tampoco soy psicóloga ni pediatra ni comadrona ni doula: tan sólo una madre, una mujer que vivió su vida totalmente volcada en el intelecto y los libros, y bien lejos de la maternidad y de los ciclos femeninos, y que con la lactancia materna he comenzado a descubrir y a descubrirme, a asombrarme de mí misma puede decirse. De hecho, este blog es la historia de cómo una mujer se cae del guindo y descubre su cuerpo a través de la maternidad. Todavía me falta mucho por aprender, y sobre todo, por integrar todo este conocimiento en mis emociones, en mi cuerpo, en sanar mi historia personal. Creo que el fin último de este tipo de conocimiento tiene que ser la libertad y la salud personales y de nuestra familia.
Para ser justos, este cuarto puesto lo debo principalmente a la polémica alentada por el Periódico La Mala Leche y no creo que se mantenga en meses siguientes (mi marido me dice: "no, si en el fondo Pedrojota va a tener razón: la polémica da ganancias para todos", jejeje). Lo interesante es que de estos temas se hable, no importa que sean disparates, que salgan a la agenda pública, para que los disparates tengan respuesta y solución.
La realidad es que el lunes 18 de octubre este blog llegó a recibir un pico de 25.000 visitas, muy lejos de nuestra media habitual. Gracias también a Menéame, que desde ese día ha copado la cima de las fuentes de tráfico hacia mi blog. También el post de la mamá humana fue reproducido en varios portales diferentes. Muchas gracias a todos. ¡Vaya paradoja! Nos llaman "talibanas" pero sólo se disparan las audiencias cuando nos metemos con alguien, jiji, y no la mayor parte del tiempo en que hacemos reflexiones tranquilas, para pensar con calma y sin juzgar a nadie.
Muchas gracias al resto de las mamás blogueras de la tribu, que me ayudan a sostenerme en este camino largo y difícil hacia nuestras esencias personales, que me retroalimentan cada día con sus sabias reflexiones y que comparten tan buena información y tantas buenas energías. El cuarto puesto es para todos esos pequeños blogs de madres que como frescas violetas regalan discretamente belleza y olor, comparten su magia, su sabiduría, su poder femenino y nutritivo día a día...
Muchas gracias a las madres y familias que han decidido regalarnos sus bellas historias de superación en torno a la lactancia, como esta tan emocionante que nos dejó Alicia, o esta otra bellísima carta de amor que escribió hace un tiempo Álvaro.
Muchas gracias a quienes se han hecho seguidores del blog, y me dejan su carita o la de su peque o su avatar asomando en mi ventana cada mañana, sois también una tribu que reconforta moralmente. Me llevo una gran alegría cada vez que encuentro un seguidor nuevo.
Y muchas gracias sobre todo, a los visitantes fieles, que día tras día pasan por aquí aunque no comenten nada ni dejen huella, que comparten los enlaces en Facebook o en Twitter, que incluso me cuentan que imprimen mis artículos para llevarlos a charlas o a grupos de apoyo a la lactancia. Cada vez que una madre me dice que se ha sentido reconfortada leyéndome, siento que este blog ha cumplido su función.
Para terminar, y como colofón de la fiesta, reproduzco este comentario tan alegre que me dejó el otro día la lectora Antonia Farré:
Señ[email protected]: ¡Qué vivan las tetas, la leche materna, la prolactina, la oxitocina, nuestros bebés, nuestros maridos, nuestros compañeros, su testosterona, sus hermosos penes y testículos! (Si eso está en duda, preguntémonos entonces con quién nos casamos o, -en el mejor de los casos- con quien decidimos compartir nuestra vida) ¡Qué viva la crianza con apego, pero sobre todo, la crianza-con-ética!¡Brindemos!

Volver a la Portada de Logo Paperblog