Revista Baloncesto

Final four 2013 real madrid-barcelona

Publicado el 05 mayo 2013 por Sunara

                          REAL MADRID-BARCELONA
Imagen
Horario: 10 de Mayo, 21:00 CET (20:00 hora local)
Por segunda vez en la historia de la final four, Barcelona y Real Madrid medirán fuerzas en una semifinal que promete ser intensa y de cuyo resultado puede depender un cambio de rumbo o la consolidación de la hegemonía barcelonista en el ámbito domestico. Rivales históricos, estilos encontrados, duelos particulares…en definitiva la semifinal enfrenta al equipo con más presencias en la historia de la final four y el que más títulos de campeón de Europa posee. Cara a cara, un Barcelona fiable como pocos en Europa y un Real Madrid que apunta a recuperar el status perdido, Rudy Fernández contra Juan Carlos Navarro, la velocidad, que lo es menos en Europa, frente a la competitividad….en definitiva una multitud de ingredientes para que de verdad pueda resultar un “clásico”. 
PRECEDENTES: 
Esta temporada: Inédito en euroliga, 2-2 en competiciones ACB
En Final four: 1-0 Barcelona
Historia copa de Europa: 12-6 Barcelona
Otras competiciones europeas: Inédito 
Hasta en 18 ocasiones se han encontrado Barcelona y Real Madrid en competición europea con un balance favorable al FC Barcelona de 12 triunfos a 6. El primer precedente se remonta a la temporada 93/94 con un claro 99-78 a favor de los blancos tras una excelsa segunda parte en un encuentro en el que destacaba la solvencia interior de los de Luyk con 27 puntos de Sabonis y 26 de Arlauckas, mientras que en los blaugranas Fred Roberts era el mejor con 25 tantos. En la vuelta de la liguilla, el cuadro de Aito devolvía la moneda por 80-64 en un mal partido de Sabonis y de nuevo con Roberts como máximo artillero. Esa temporada los blancos acabarían llevándose el título liguero al vencer por 3-0 al conjunto catalán, mientras que en Europa el Barcelona alcanzaba la final four cayendo en las semifinales ante un Joventut que previamente había eliminado a los blancos. Dos años después, el Barcelona se imponía en los dos partidos de la liguilla, destacando la solvencia del partido del palacio en el que los de Aito se imponían a los de Obradovic por 82-94 con 25 puntos de un Arturas Karnisovas que ya en el Palau había destrozado a los blancos con 33. Ese mismo 95/96 habría de contemplar el precedente más importante hasta la fecha y el más similar al que se vivirá en Paris ya que ambas escuadras se encontraban en la semifinal de la final four. El Madrid líder los primeros meses había iniciado un bache tras caer en Gijón victima de una canasta de James Blackwell, cayendo poco después ante el propio Barcelona por 102-110. Ya en la semifinal, y siguiendo un patrón muy parecido a los de todos sus enfrentamientos esa temporada (el Barcelona también se había llevado la semifinal copera), el cuadro de Obradovic comenzaba dominando el partido pero en el tramo final la mayor solvencia del Barcelona daba a los de Aito el pase a la final, provocando la primera derrota en una final four del técnico serbio y apoyándose en el gran partido de unos Karnisovas y Godfread que se combinaban para aportar 46 puntos. 
Vídeo de la semifinal del 96:
http://www.youtube.com/watch?v=afeHruVcyIM
Tras la semifinal del 96, Real Madrid y Barcelona no volverían a verse las caras hasta el top 16 de la 04/05 con sendas victorias locales. Un año después, en una atípica serie de cuartos de final el Barcelona de Dusko Ivanovic apeaba al Real Madrid de Boza Maljkovic muy castigado por las lesiones. Tras encontrarse en la fase regular de la 07/08 y el top 16 de 09 de nuevo con victorias siempre de los locales, el último precedente europeo hasta la fecha llegaba en los cuartos de final de la euroliga 09/10. Con un Barcelona lanzado y que ya había fustigado duramente al Real Madrid en la final copera, Messina planteaba en el Palau una eliminatoria táctica en la que destacaba el entonces merengue Ante Tomic. Pese a ello y pese a salir con la eliminatoria igualada, el Barcelona se rehacía ganando los dos partidos de Madrid accediendo a la final four que acabaría por suponer el segundo título de su historia. 
Fuera de Europa, esta temporada Barcelona y Real Madrid se han encontrado en cuatro ocasiones con reparto de triunfos. A la victoria de los de Laso en la final de la supercopa, contestaba el Barcelona con el triunfo en liga regular en una exhibición de talento de Navarro y se reafirmaba en los cuartos de final coperos tras dos prorrogas. Por último y ya con la suerte echada en Europa, el Madrid vencía en la vuelta de la regular en un partido bastante descafeinado. 
 
En lo que al apartado histórico se refiere a nivel liguero, blancos y blaugranas se han enfrentado en 170 ocasiones con 91 victorias del Real Madrid, 78 del Barcelona y 1 empate. Si nos atenemos solo al periodo acb, los precedentes se reducen a 121 con 64 victorias del Barcelona por 57 de los blancos. De estos encuentros 55 han tenido lugar en los play-off con ventaja mínima del cuadro cule por 28-27. 
Con todo y puestos a buscar una competición “similar” a una final four, puede apuntarse que desde que la copa se juega en formato de fase final los blaugranas presentan un claro dominio sobre los blancos (15-3).
F.C. BARCELONA
Imagen
Campeón de Europa: 2 (2003 y 2010) 
Subcampeón de Europa: 5 (1984, 90, 91, 96 y 97) 
Final Four: 13 (1989, 90 ,91, 94, 96, 97, 2000, 03, 06 , 08, 12 y 13) 
Otros títulos europeos: 4, 2 Korac (1987 y 99) y 2 Recopas (1985 y 86) 
Ligas: 17
Copas: 22 
Esta temporada: 
Fase regular: 1º Grupo D 9-1 
TOP 16: 1º Grupo F 13-1
Cuartos de final: 3-2 a Panathinaikos
Total: 25-4
Cuarta final four en cinco años y decimotercera en total, la presencia en Londres del conjunto de Xavi Pascual confirma al Barcelona como uno de los clubes de trayectoria más sólida en el ámbito europeo. Impecables en las dos primeras fases y sabiendo sufrir para remontar la eliminatoria de cuartos de final, los blaugranas llegan al momento clave lastrados por multitud de problemas físicos pero con la fortaleza de haber superado momentos duros. Con un planteamiento de plantilla en el que la apuesta por jugadores jóvenes parecía implicar una diferencia de direcciones entre la dirección técnica y la deportiva, el Barcelona comenzaba el curso siendo solvente en Europa pero demostrando serias dudas en la competición nacional. Sin menospreciar el papel del calendario (de los siete equipos restantes que estarían en la copa, el Barcelona solo recibía como local al Madrid) o los problemas derivados de los cupos, los primeros meses de competición traían a la luz a un Barcelona preso de sus miedos, excesivamente dependiente de un renqueante Navarro y con un ataque excesivamente jerarquizado y mecanizado. A cada triunfo en Europa se le contestaba con apuros en las pistas de la acb (incluyendo derrotas en el Palau ante Valladolid u Obradoiro) y a una clara sensación de cambio de ciclo. Sin embargo, tras tocar fondo ante Estudiantes, la clasificación para la copa liberaba al Barcelona de su ansiedad a la par que la llegada de Brad Oleson suavizaba los ajustes de plantilla y permitía dosificar a Navarro. Manteniendo la importancia del juego interior, los de Pascual acababan por crecer hasta el punto de llevarse la copa del rey y completar un soberbio Top 16 con una sola derrota. Al margen de los resultados, la mejora de Pete Mickael y la flexibilización ofensiva redundaban en un conjunto que cerraba dicho top 16 como el equipo más anotador de la euroliga. En medio de ese vaivén, el mazazo de la enfermedad de Mickael y la dureza de la eliminatoria ante el Panathinaikos vuelven a propagar nubes en torno a un Barcelona en el que la participación de CJ Wallace es dudosa y en el que el estado físico de Navarro, Jasikevicius y Todotovic o el mental de Lorbek dista de ser el ideal. Con el animo de impedir un “sorpasso” blanco, el Barcelona se aferra a su más que probada capacidad competitiva para aspirar con toda base a una nueva final.
EL APUNTE HISTORICO
EL ÉXITO DE LA CONTINUIDAD
Fundado en 1.926 la sección baloncestistica del FC Barcelona nunca tuvo una
singladura fácil, de tal manera que incluso en 1961 estuvo al borde de la desaparición. Sin peso en los primeros años, el Barcelona se establecería como una de las potencias baloncestisticas de los años 40, logrando cinco copas y la primera liga disputada a nivel nacional, aunque esta finalmente quedara en el olvido y ya no se retomara con el formato definitivo hasta 10 años después.
En el seno ya de la Liga nacional, el Barcelona se llevaría su tercera edición, la de 1959 de la mano de históricos como Canals, Bonareu, Buscato, Miro o los Martínez. Sin embargo, lejos de ser un presagio de tiempos mejores, el titulo liguero fue el comienzo de una larga travesía del desierto. Tras un par de dobletes madridistas, el presidente del club, Enrique Llaudet, decide disolver la sección ya que esta no estaba en condiciones de competir por los objetivos mínimos estimados por la directiva. Finalmente, el club continúa en categorías inferiores y logra el ascenso de nuevo a la liga nacional, pero en 1964 vuelve a perder la categoría, esta vez en la pista. Tras recuperar de nuevo su status, los blaugranas pasan sin pena ni gloria por el torneo hasta que en 1972, con Xavier Añua en el banquillo logran el subcampeonato liguero. Mediados de los años 70 y de la mano de Eduardo Portela en la dirección y de Ranko Zeravica en el banquillo, el Barcelona comienza a priorizar su cantera y a sembrar las semillas de sus primeros éxitos. Con todo, y tras varios subcampeonatos, el primer título no llegaba hasta 1978
en forma de copa con Kucharski en el banquillo. Convertido en dominador copero, el primer titulo liguero llega en el 81, el siguiente no se hace esperar tanto y llega en el 83, dando paso a la Copa de Europa de 1984, donde ante la Roma, el Barcelona se topa con su primera gran decepción en la máxima competición continental. Antes, la mejora domestica ya había tenido sus primeros reflejos europeos con sendas finales perdidas ante el Cantu: en el 75, todavía con Zeravica en el banco, el Barcelona abría la final cayendo en el Palau por 69-71 en un partido donde los italianos habían llegado a manejar ventajas superiores a los 10 puntos. Ya en la vuelta, los hombres del “científico” Taurisano no daban opción venciendo por un claro 110-85 con 27 puntos de Pier Luigi Marzorati. Seis años más tarde, en la Recopa, el club italiano volvía a ser el verdugo de un cuadro blaugrana, ahora entrenado ya por Antoni Serra, al imponerse por 86-82, dejando en estériles los 28 puntos de Epi. Por parte de los de Bianchini, el reparto ofensivo de los Marzorati, Riva, Flowers o Boswell resultaba clave.
Imagen
Tras las decepciones ante las escuadras italianas, el club blaugrana iba a conocer al fin la gloria Europa encadenando tres títulos continentales: las recopas del 85 y 86 ante Zalgiris y Scavolini y la Korac del 87 ante el Limoges. Con Manolo Flores al frente en la primera de ellas, las dos siguientes llegan ya bajo la manija de una de las figuras clave de la historia barcelonista: Aito García Reneses. Tras su buen papel en la Penya y sus dos títulos europeos, en el 87 Aito dirige al Barcelona que de la mano de la recodada canasta de Kenny Simpson reconquistaba en Badalona (los cules habían eliminado al Madrid en semifinales) el título liguero abriendo una etapa de dominio que en cierta forma dura hasta nuestros días (14 de las últimas 26 ligas). Reconquistado el poder liguero, bajo la dirección de Aito el Barcelona encadenaba por primera vez 4 títulos, la gran asignatura pendiente pasaba a ser la Copa de Europa…convirtiéndose en una herida que no se cerraría hasta 2003. La Jugoplastika por tres veces, el Joventut, los colosos griegos…el Barcelona acababa por chocar en la fase más decisiva del año abriendo un debate encendido entre los que achacaban al equipo falta de competitividad y los que valoraban el éxito de estar en la pomada año tras año. Ahora con dos títulos en las vitrinas, el viejo debate se observa con más indulgencia y el que el Barcelona se haya convertido en el club con más presencias en la final four es visto como el reflejo del trabajo bien hecho…de tal manera que quizás los verdaderos fracasos estuvieron en aquellos años en el que el club no consiguió llegar a la final four. Entre ellos, varios llaman especialmente la atención por ser especialmente dolorosos: el de la temporada pasada y el del 98 por celebrarse la gran cita en el Palau Sant Jordi y, sobre todo, la casi inexplicable ausencia de la primera final four de la historia. Con sus recientes éxitos europeos como aval, el conjunto blaugrana partía como uno de los grandes favoritos del torneo añadiendo a su extraordinaria plantilla nacional (Solozabal, Epi, Sibilio, Jiménez, Costa, Ferran...) a un Audie Norris que habías deslumbrado en sus dos temporadas en Treviso. Marcado por los problemas físicos de este ultimo, el conjunto de Aito arrancaba la competición domestica con varias derrotas que habría de unirse a las cuatro cosechadas en las primeras cuatro de la propia Copa de Europa. 
Tratar de analizar la trayectoria cule en este torneo obliga a tirar de calificativos tan manidos, ¿y erróneos?, como el de kafkiano. De entrada, los de Aito caían en Tel Aviv por 108-107 pese al 7/7 en triples de Sibilio, en un partido que dominaban claramente a escasos momentos del final y donde la baja de Kevin Magee acabaría de ser suplida por los 36 puntos de Ken Barlow y los 34de Jamchy. Lastrados por ese mazazo, y por los 45 puntos de Galis, el barça repetía guión en su pista ante el Aris entrando en una dinámica atroz, que incluía otra inesperada derrota en Colonia ante el Saturn. Con solo diez años de historia, el equipo alemán se presentaba como el espejo de su entrenador, un Tony Di Leo sin el que no se podría entender la singular trayectoria del Saturn. Miembro en la actualidad del organigrama de los Sixers, equipo que llevo a los play-off tras sustituir de manera interina a Mo Cheeks en la temporada 2008/09, Di Leo había llegado al club de Colonia tras dirigir al conjunto femenino del DJK Dusseldorf al que conseguía llevar a siete títulos ligueros y una Copa de Europa, a la par que se hacía con las riendas de la propia selección femenina. Tras disipar las dudas de su adaptación al basket masculino en la temporada anterior, el técnico de Philadelphia moldeaba un equipo rápido, alegre y atrevido como pocos, tan capaz de presionar a toda pista como de bombardear el aro rival sin ningún tipo de miramiento en un poético desprecio del reloj de posesión. Con una buena pareja norteamericana formada por el eléctrico Bryan Warrick y el sobrio y eficaz Ralph McPherson, el Saturn completaba su columna vertebral con el canadiense nacionalizado Richard Hunger (que había pasado por Ferrol y Alcalá de Henares) y con internacionales como Gnad, Baeck o, el que sin duda era la gran estrella del equipo, Michael Jackel. Dotado de una zurda exquisita, Jackel compartía origen canadiense con Hunger y llegaba a la presente edición de la Copa de Europa en plena madurez baloncestistica tras realizar un espectacular eurobasket en Atenas. Al igual que dos años antes, el cuadro germano había caído en los cuartos de final ante España, casi en ambos casos habría que decir ante Epi, pero a nivel individual, Jackel había llevado su juego hasta nuevas cotas, batiendo incluso el record de puntos con la selección al anotar 42 puntos en el triunfo ante Israel, en una marca que perduraría hasta el partido por el bronce del eurobasket 2001 con los 43 de Dirk Nowitzki (cinco años más tarde ante Angola, el propio jugador de los Mavs se iría hasta los 47). Con estas premisas, el Saturn comenzaba su periplo destrozando al vigente campeón (Tracer Milan)por un claro 102-78 con 32 puntos de Jackel, pese a lo cual la victoria ante los blaugrana se convertía en un verdadero bombazo.
Tras caer ante el Partizan en el Palau, el Barcelona comenzaba su salida del pozo, venciendo en Milán con un Epi imperial...antes de caer en Francia ante un pobre Pau. La segunda vuelta dejaba la mejor versión de un equipo que destrozaba a Maccabi o Tracer y que conseguía asaltar la hasta entonces, poco menos que imposible pista del Aris en un esfuerzo finalmente baldío pues cuando la situación parecía encarrilada dos derrotas consecutivas, una asumible en Belgrado y otra increíble en Holanda, dejaban al conjunto cule con la miel en los labios en favor de un Maccabi que en la ultima jornada no fallaba ante un apático Partizan. 
Con la perspectiva adecuada, y sin urgencias históricas, es posible que el Barcelona y el barcelonismo, debiera afrontar la cita londinense con la mente clara, consciente de lo difícil y meritorio que es llegar a una final four, para quien sabe si así encarar en mejor disposición la gran cita del año.
Imagen
LOS JUGADORES
A la espera de su definitivo asentamiento en el Barcelona, Marcelinho Huertas aparece como una de las claves para que el cuadro de Pascual pueda aspirar a su tercera corona europea. Excepcional en la copa e irregular el resto del curso, Huertas ha encontrado sus mejores minutos cuando ha tenido espacio para la transición, explotando su buena visión de juego o su facilidad para generar puntos en campo abierto. Irregular en el tiro exterior, el brasileño esta encontrando tiros abiertos pero su acierto fluctúa con demasiada frecuencia pudiendo detectarse su nivel de confianza en la propia mecánica de tiro (por momentos no ha sido raro ver al ex del Baskonia encoger el brazo en la acción de tiro). Mejor pasador del equipo, Huertas es el mejor alimento para los interiores blaugranas pero debe cuidar su tendencia a abusar del bote y la explotación continuada del pick n´roll. Siendo uno de los jugadores con más facilidad para conseguir canastas imposibles (bombas, tiros a una pierna…) del viejo continente, si Huertas se acerca al nivel de lectura de juego que exhibió en la copa, los de Pascual tendrán mucho camino andado. Tras un inicio de campaña marcado por su complicada renovación y un punto menos de frescura física, Victor Sada parecía haber recuperado su mejor nivel antes de una eliminatoria de cuartos de final en la que la estrategia del Panathinaikos para flotarle acabó por costarle muchos minutos de banquillo. Excelente defensor en el uno contra uno a la par, Sada puede ser el jugador indicado para cambiar el ritmo de juego desde la defensa. Dotado de un espectacular salto que le permite ayudar en el rebote, ofensivamente le cuesta tomar responsabilidades (3´7 puntos en la euroliga) en parte por su falta de confianza en el tiro (apenas un 24% en triples) y en parte por cierta falta de, pese a sus buenas piernas, capacidad para atacar el aro. Buen pasador y notable competidor, Sada necesitará en Londres al menos un punto de amenaza exterior para no condicionar su presencia de minutos. Llegado para momentos como este, Sarunas Jasikevicius alcanza la final four en el que probablemente sea su mejor momento del año. Con un rol muy definido y similar al vivido el año pasado en Atenas (aunque en Barcelona si ha disfrutado minutos como único base: 118 http://www.in-the-game.org/stats.php?te ... sub=create) donde no conviene olvidar que ya consiguió ser el máximo anotador de la semifinal que le enfrentó al Cska. Genial y creativo como nadie en Europa en la última década, el de Kaunas desatasca el juego ofensivo del Barcelona con su capacidad de tiro, bien exterior o bien de la media distancia amen de seguir siendo un mago del pick n ´roll. Más esforzado en defensa de lo esperado, la falta de físico ha minado su capacidad de continuidad y en ocasiones le genera cierta incertidumbre en el manejo de balón. 
Condicionado por sus problemas físicos, Juan Carlos Navarro llegará un tanto justo a la que es ya su séptima final four. Dosificado en acb, en especial tras la llegada de Oleson, Navarro ha ido quemando etapas y completando un buen tramo final hasta el punto de lograr sus mejores números en la serie de cuartos de final. Jugador sin parangón en el basket europeo por su extremada facilidad ofensiva, Navarro esta presentando grandes porcentajes en el tiro exterior (43% en triples su segunda mejor marca en la historia de la euroliga), lo que unido a su capacidad de generarse tiros desde casi cualquier rango y casi cualquier forma, le siguen convirtiendo en una amenaza que se multiplica gracias a su facilidad para crear juego en el 2*2. Sin nada ya que demostrar, si el físico le permite llegar en buenas condiciones, Navarro tiene números para pelear por repetir el MVP de 2010, aunque para ello deberá mantener la cabeza fría ante la presumible dureza de sus oponentes. Con el recuerdo de su portentosa exhibición ante el Real Madrid en la fase regular, en ultima instancia, como buen genio, las sensaciones propia probablemente acaben siendo más importantes que cualquier otra cuestión. De sacrificado en acb a casi imprescindible tras la baja de Pete Mickael, Joe Ingles vuelve a Londres donde ya realizó uno más que interesantes juegos con Australia. Polivalente y versátil, Ingles puede lanzar desde fuera, penetrar de izquierda o generar juego en especial a los postes pero tiene problemas para gestionar los tiempos adoleciendo en ocasiones de pausa en su juego, en especial cuando es capaz de encadenar varias acciones correctas. Más cómodo cuando puede partir desde el centro del ataque, no parece coincidencia que sus mayores anotaciones hayan llegado en las ausencias de Navarro. Buen defensor si esta concentrado, su falta de fuerza en el poste bajo y los problemas de lateralidad ante jugadores rápidos, pueden ser un handicap para un jugador que debe dar un paso adelante en el rebote. De la capacidad del “aussie” para adaptarse a un rol de menos participación y para aprovechar las esquinas y lado débil, dependerá buena parte de la suerte del barcelonismo. Recién salido de una lesión Xavi Rabaseda busca recuperar la exhuberancia física que da sentido a su juego. Potente en juego abierto pero falto de fluidez en estático, Rabaseda tiene capacidad para tirar de fuera pero presenta un pobre 27% en triples durante la euroliga. Clave en las semifinales coperas, el ex del Fuenlabrada deberá saltar a la pista concentrado e intentar subir el nivel defensivo para así intentar ganar confianza. Con todo es posible que por delante en la rotación aparezca un Alex Abrines que ha derivado en uno de los grandes beneficiados por los distintos problemas físicos del perímetro. Muy encorsetado y sin demasiadas oportunidades en el primer tramo de la temporada, la llegada de Oleson parecía dejar al mallorquín fuera de la rotación de manera definitiva. Sin embargo la ausencia del de Alaska en euroliga y las bajas de Mickael y Rabaseda, permitieron al ex de Unicaja abrirse un hueco que ha aprovechado a la perfección. Descarado y desbordante de talento, Abrines va consolidando un interesante tiro exterior que más allá de su porcentaje (32% en euroliga) ya resulta una amenaza. Poderoso en pista abierta y de tren inferior privilegiado, posee un aire a Rudy Fernández en la manera de completar alley-oops. Buen defensor aunque aun algo falto de fuerza, debe mejorar su manejo de balón, en especial en ataque estático donde le cuesta penetrar ante defensas formadas. Llamado a ser una de las atracciones del torneo junior, es posible que Mario Hezonja acabe en la final “grande” si alguno de los distintos tocados se cae del equipo. De gran rendimiento en la leb oro, sus primeros pasos en el primer equipo han sido discretos, pero no cabe duda de que el croata presenta un talento excepcional. De físico prodigioso, ataca el aro con voracidad y pese a no gozar de grandes porcentajes de tiro da la sensación de deberlo más a una cuestión de selección que de capacidad. De carácter peculiar, la mejora en defensa, la consolidación del tiro y un mayor filantropismo ofensivo (visión de juego tiene) pasan por ser los factores que le pueden llevar a ser un jugador de referencia.
Una de las grandes incógnitas londinenses en lo que al barcelonismo se refiere será el rendimiento de Erazem Lorbek. El de nuevo casi a tiempo completo 4, comenzaba la temporada lastrado por su falta de competición en verano lo que unido a recurrentes problemas de espalda mermaban su estado físico. Dichos problemas unidos a la presión por su costosa renovación parecen haber provocado una involución en el jugador esloveno, por momentos especialmente lento y falto de seguridad. Mejorado en los porcentajes triplistas en la euroliga donde ha subido a un 46%, su porcentaje en la acb baja hasta un alarmante 28%. Con todo, su buen papel en los momentos decisivos de la copa abre la puerta a la esperanza con un jugador de los que quedan pocos en Europa. Inteligente y dotado de un excepcional juego de pies, su buena lectura del juego redunda en una mayor fluidez del juego amen de formar una interesante sociedad con un Tomic que se ha beneficiado de la calidad del esloveno. Duda hasta el ultimo momento por una lesión en el codo, C.J. Wallace es otro de los jugadores que ha vivido un tobogán de sensaciones a lo largo de la temporada. Señalado a principios de temporada como uno de los responsables del mal momento cule, desde el entorno del club llego a especularse con su corte. Finalmente la mejora global del equipo y la lucha del propio jugador congoleño acababan por revertir la situación. Peleón y algo acelerado, Wallace destaca por su perfil de jugador abierto (56 intentos de 3 por 52 de 2) desde donde amenaza con el triple o finta para iniciar unas penetraciones en las que le suele faltar naturalidad. Irregular ofensivamente, ha mejorado en la capacidad de pase y es una activo en la pelea por el rebote. Duda por una luxación en un dedo de la mano derecha, Marko Todorovic busca consolidarse como algo más que una apuesta de futuro. Sin un físico explosivo pero si consolidado, el montenegrino se muestra como un buen reboteador defensivo y un activo en el ofensivo. Buen manejador de balón para su altura, sus fintas y penetraciones le permiten atacar el aro aunque sigue adoleciendo de falta de tacto, algo extrapolable a un pobre tiro exterior. Defensivamente activo, Todorovic es un buen taponador aunque debe mejorar la lectura global.
Sin duda el jugador más regular de los azulgranas en toda la campaña, Ante Tomic ha demostrado con creces el acierto de su fichaje. Jugador más valorado del cuadro de Pascual y quinto de toda la competición, el croata ha encontrado el hábitat idóneo para seguir desarrollando una carrera que se ha caracterizado por pasos cortos pero seguros. Cómodo con su rol en el equipo, el de Dubrovnik destila clase en el poste bajo donde suple su falta de explosividad con una amalgama de movimientos ofensivos sin parangón en Europa. Tercer máximo reboteador de la euroliga, pese a su fama Tomic es además un buen defensor que aunque sufre en el 1+1 es capaz de intimidar a la par que leer perfectamente las ayudas. Mejorado en el tiro lateral y destapando cada vez más frecuentemente su gran capacidad de pase y de visión desde el poste medio, la consolidación en el tiro de media distancia (y en los tiros libres) y la necesidad de no estar tan pendiente del arbitraje pasan por ser las siguientes etapas en la evolución de un jugador fascinante. Casi en la antitesis del croata, Nathan Jawai esta cumpliendo con su rol de especialista ofensivo confirmando las sensaciones apuntadas en Partizan o Unics. Mejorado físicamente a lo largo de la temporada, el australiano es poco menos que imparable cuando recibe en ventaja mostrando un altísimo porcentaje de acierto. Fuera de eso, el uso del cuerpo y un puntual semigancho son sus otras armas, mientras que unas manos excesivamente blandas y su falta de tiro muestran sus lagunas más evidentes. Progresando en el aspecto defensivo, Jawai aun tiene problemas para leer el juego en esa parcela a la par que debe cuidar sus problemas de faltas.
EL ENTRENADOR: Cuarta final four en su sexta tentativa, no cabe duda de que la carrera de Xavi Pascual dista de ser la habitual en un entrenador de tan corta trayectoria. Serio y trabajador, Pascual se ha revelado como un gran preparador de partidos amen de mantener en líneas generales una muy buena dinámica de grupo con los roles bastante definidos y de inculcar una excelente línea defensiva al equipo, incluso en temporadas como la actual donde el perfil de la plantilla no parecía el más idóneo en ese aspecto. En el lado menos positivo, en ciertos momentos le ha costado ir a contrapié lo que en momentos complicados ha terminado por afectar a su capacidad para rotar a sus jugadores. Con el desgaste propio de un club tan grande, la eliminación ante el Panathinaikos hace dos temporadas paso cierta factura, lo que unido a un estilo ofensivo cada vez más controlado y rígido pusieron en entredicho alguna de sus decisiones. Con probada capacidad de reacción en los momentos críticos como ya demostrara en la final acb del año pasado o en la propia serie de cuartos ante el Panathinaikos, la flexibilización de los sistemas ofensivos y la inclusión de más jugadores en ellos hizo al Barcelona subir sus prestaciones de manera notable. Respaldado por club y prensa, más allá de consideraciones estilísticas lo que queda fuera de toda duda es un palmares que le coloca ya en un lugar privilegiado del baloncesto español.
EL DATO: Con la cuarta final four en seis oportunidades, Xavi Pascual iguala incluso el ratio de toda una institución en el Barcelona como Aito García Reneses. En cuanto al record absoluto queda, como no, en manos de Zeljko Obradovic. El de Cacak , en una de sus multiples marcas, conseguía meterse en la final four en sus ocho primeras participaciones. 
LOS NÚMEROS
PUNTOS: 77´89 (Navarro 13´2, Tomic 11´5,Mickael 11´3)
REBOTES: 35´17 (Tomic 6´3, Jawai 4´8, Wallace 4)
ASISTENCIAS: 16´06 (Huertas 3´4, Navarro 2´3, Sada 2´3)
TAPONES: 3´13 (Tomic 1´1, Jawai 0´8)
VALORACION: 90´1 (Tomic 16´3, Navarro 12´3, Mickael 11´7)
TIROS DE 2: 56´1 % (Jawai 69´7 %, Abrines 66´7%, Tomic 63´3)
TIROS DE 3: 36´2% (Lorbek 46´2%, Navarro 43%, Ingles 39´4%)
TIROS LIBRES: 75´9% (Abrines 100% (12), Huertas 97´1%)
FINAL FOUR 2013 REAL MADRID-BARCELONA
                                      EL JUEGO
ATAQUE
RITMO: Cuestión recurrente en los análisis del juego del Barcelona, el equipo blaugrana ha pasado por diversas fases en lo que su apuesta por el ritmo. De la parálisis a principios de temporada a la más que interesante evolución en el top 16, los blaugranas han mostrado su mejor versión jugando con un ritmo más vivo. Sin ser un equipo especialmente veloz, el Barcelona tiene capacidad para jugar en distintos registros. La actitud del base en la recepción del primer pase tras rebote (parado o en carrera) suele ser un buen indicador de las intenciones cules.
TIRO EXTERIOR: 10º en la euroliga con un 36%, el Barcelona se ha mostrado sumamente irregular en el tiro exterior. Más allá de porcentajes, mantener la capacidad de amenaza para generar espacios a los interiores se antoja básico para un equipo que ha tirado mejor cuanto más ritmo ha tenido.
PINTURA: Sin duda otra de las grandes bazas del Barcelona es su capacidad de hacer daño en el juego interior. La capacidad de entendimiento entre Lorbek y Tomic unida a la visión y calidad del croata garantizan una amenaza que si se complementa con un buen Jawai puede ser decisiva.
FACTOR NAVARRO: Único en Europa si sus sensaciones son las adecuadas, la capacidad de Juan Carlos Navarro para anotar o crear juego puede reventar un partido por si solo. Con todo, buscar el equilibrio para no caer en la “Navarro dependencia” puede ser fundamental en un equipo con jugadores suficientes para ser importantes en la parcela ofensiva.
DEFENSA:
SOLVENCIA: Sin grandes especialistas a priori, el Barcelona ha vuelto a conseguir mostrarse como un conjunto irreprochable en el aspecto defensivo. Sin la agresividad exterior de antaño, la mentalización colectiva y los buenos planteamientos de Pascual han reafirmado la línea de los últimos años. Los azulgranas con 66´8 son el equipo que menos puntos encajan por partido (aunque eso si 4 más que el curso pasado) y el que genera un peor porcentaje al rival en tiros de 3 (29%).
ALTERNATIVAS: Clave en la resolución de la eliminatoria ante el Panathinaikos, la zona 2-3 es solo una de las alternativas que ha manejado este curso un Barcelona más activo en ese aspecto que en temporadas pasadas. Más proclives también a las ayudas interiores, no es descartable que en semifinales Pascual opte por alguna zona de ajustes para incomodar a los tiradores blancos.
INTIMIDACIÓN: Pese a ser el segundo equipo en tapones de la euroliga, el Barcelona ha perdido capacidad de intimidación en las cercanías del aro lo que unido a la baja de Pete Mickael puede generar una vía de agua por lo que la capacidad de Tomic y Jawai para cuidarse de las faltas cobra especial relevancia. 

                                 REAL MADRID                            
Imagen
                    
Campeón de Europa: 8 (1963–64, 65, 67, 68, 74, 78, 80 y 95)
Subcampeón de Europa: 6 (1962-63, 63, 69, 74, 76 y 85)
Final Four: 5 (1993, 95, 96 ,2011 y 2013)
Otros títulos europeos: 4 Recopas (84, 89, 92 y 97) 1 Korac (88) 1 Uleb (2007)
Ligas: 26
Copas: 23
Esta temporada:
Fase regular: 1º Grupo A 7-3
TOP 16: 2º Grupo E 10-4
Play-off: 3-0 al Maccabi Tel Aviv 
Total: 20-7
Confirmando su magnifica temporada hasta la fecha, el Real Madrid se convertía el martes 16 de abril en el primero de los equipos que certificaba su paso a la final four de Londres, logrando así su segundo billete en tres años lo que en buena parte viene a enterrar fantasmas recientes. Aferrados a un ideario de juego rápido, vistoso y de fuerte predominio exterior, los blancos vivieron una placida primera parte de la temporada donde a la solvencia europea, en especial como locales, unían un claro dominio en la liga acb. El desequilibrio en el peso ofensivo del juego interior y cierto bajon en las prestaciones de jugadores como Llull o Rudy Fernández provocaron un bajon entre los meses de febrero y marzo coincidiendo con el devenir de un top 16 en el que los resultados iban por delante del juego. Los triples ganadores ante Zalgiris o Brose, las prorrogas ante el Cska o el propio equipo lituano en Kaunas tapaban en cierto modo los problemas de un equipo que bajaba notablemente sus números ofensivos. Paralelamente, la eliminación copera ante el Barcelona y, en menor medida, las derrotas ante Canarias y Unicaja despertaban aun más dudas…unas dudas que, demostrando aquella vieja máxima de que se aprende más en las derrotas, el cuadro de Pablo Laso disipaba con su convincente partido final del Top 16 ante el Efes y con una autoritaria serie de cuartos de final ante el Maccabi de Tel aviv. Con Llull recuperando su mejor versión y un Rudy en apariencia más fresco, el conjunto blanco presenta un cuadro exterior demoledor en el que la mejora en el tiro de Sergio Rodríguez y la dinamita de Jaycee Carroll ponen la guinda. Con la necesidad de invulcrar a un Begic que parece llegar en buen momento para complementar la facilidad ofensiva de Mirotic,y a un Carlos Suarez muy necesario por su “rareza” en la composición de la plantilla, el Real Madrid llega a la cita londinense sin renunciar a nada y con el aval de una clara mejora defensiva (en especial a nivel de concentración). Si a esa capacidad de manejar otros ritmos, el cuadro de Laso logra sumar su capacidad de correr y de dominio del rebote, bien pudiera estar ante una oportunidad histórica de volver a saborear el triunfo. 
Apunte histórico: 
“Quien no conoce su historia, esta condenado a repetirla”, frase terriblemente incrustada en la memoria de Europa y que bien podría atribuírsela el nuevo Real Madrid… pero a la inversa, ya que durante los últimos tres lustros el palmares blanco ha resultado más una losa que un estimulo, algo que la reciente clasificación para la final four podría dejar atrás. 
Tratar de glosar la historia del Real Madrid en solo unas líneas es una tarea poco menos que imposible ya que la misma es una de las más prolijas de todo el continente. Fundado como sección independiente del club de fútbol en 1932, su mecenazgo provino de Ángel Cabrera, todo un histórico que ya llevaba varios años intentando promocionar el baloncesto en Castilla. Al año siguiente el club se proclamaría ya subcampeón de copa, estableciendo una relación tortuosa con la competición que se cerraría con el primer titulo en 1951. 
Una vez creada la liga nacional, el Real Madrid se convierte en el gran dominador de la competición siendo además el pionero en la contratación de extranjeros. Con la creación de la Copa de Europa, los horizontes blancos pronto virarían hacia Europa, logrando los subcampeonatos de 1962 y 63, antes de que, al fin, 1964 llegara el anhelado cetro continental. 
Con Pedro Ferrandiz al mando, el Madrid pronto se convertía en el club más laureado no solo en España, 12 títulos de 13 posibles racha solo quebrada por la histórica canasta de Emilio Segura, sino a nivel europeo donde se sumaban 4 copas de Europa de la mano de los Emiliano, Luyk, Sevillano, Burgess, Brabender, Ramos o Cabrera. En la década siguiente, y pese a la tiránica presencia en todas las finales del Varese, los blancos aun logran dos nuevos galardones (74 y 78) amen de dos subcampeonatos. 
En 1980, y tras una exhibición de Rullán ante el propio Maccabi, el Real Madrid logra su séptimo titulo, cerrando una época gloriosa antes de comenzar a sufrir para mantener su hegemonía domestica. De manera esporádica al principio e incuestionable al final de la década, el Barcelona consigue desbancar al club de Concha Espina que solo acierta a llegar a la final del 85 topándose en Atenas con un Drazen Petrovic imparable. Tras la mayor sequía liguera de su historia (del 86 al 93) la llegada de Arvydas Sabonis devuelve al Madrid al primer plano y tras caer en la final four del 93, un par de años después el equipo logra su octavo entorchado europeo. Tras repetir presencia en la final four de la temporada siguiente, el Real Madrid emprendería una nueva travesía del desierto europea que le mantendría apartado de su presencia entre los 4 mejores equipos del continente hasta esta hace dos temporadas. Alejados a su vez del titulo copero hasta el pasado curso, el Real Madrid ha ido engordando su palmares con tres ligas y un par de trofeos europeos (prueba de su jerarquía continental, siempre que el Real Madrid ha disputado una competición europea inferior a la euroliga ha sido al menos finalista) a la espera de tiempos mejores, que bien pudieran estar a la vuelta de la esquina.
FINAL FOUR 2013 REAL MADRID-BARCELONA
¿Pero que es lo que ha sucedido estos años? Las causas aparecen diversas desde la desorganización a la falta de interés por una sección en la que los más prestigiosos técnicos han salido escaldados. Los datos son fríos pero pueden resultar esclarecedores: 
- De las ultimas 23 euroligas entre Obradovic, Maljkovic y Messina ganan 15...los tres pasan por el Madrid y solo el primero logra entrar en la final four, siendo incapaz de sumar ningún título nacional en tres años.
- Hasta hace dos temporadas el Real Madrid no llegaba a la final four desde l996, en ese tiempo, al margen de los grandes dominadores (Maccabi, Barcelona, Panathinaikos o Cska), llegaron equipos como Siena (3), Efes (2), Fortitudo (2), Partizan (2), Zalgiris, Villaurbane, Olimpija Ljubljana,Unicaja, Aek...
- De los 32 títulos organizados por la Acb desde 2001 (12 ligas, 13 copas y 9 supercopas) el Real Madrid solo ha ganado cuatro (gracias al alivio de la copa del año pasado y la supercopa de este año)…por 16 del Barcelona y 11 del Baskonia.
- El Real Madrid se llevo 21 de las primeras 25 ediciones ligueras…de las ultimas 26 ha ganado tan solo 5.
Con unos números que parecen confirmar las declaraciones en su día de Ettore Messina tras su salida, quizás sea el momento, ahora que parece superado el trauma, de recordar las ultimas eliminaciones europeas blancas, que puestas en perspectiva realzan el papel del conjunto merengue en esta temporada.
“La historia completa de mis fracasos sexuales”
Genero realmente interesante, “la política ficción” ha ido haciendo acto de presencia en la literatura universal de muy distintos modos, desde la alternativa real a la más pura inventiva dejando en los anales obras del más diverso tipo: Platon y su republica, la utopía de Tomas Moro, el Cándido de Voltaire, Orwell, Kafka, Conrad… y así hasta un sinfín de obras entre las que, de las más recientes, habría que destacar “El hombre del castillo” y la maravillosa “El sindicato de policía yiddish” de un Mlichael Chabon que alcanzo la fama por su, llevado al cine, “Jóvenes prodigiosos” y por su magnifico pastiche holmesiano “La solución final”.
Con el claro antecedente de “La guerra de los mundos” radiofónica, el falso documental pasa por ser uno de los géneros cinematográficos más creativos y peculiares a la par que se le podría emparentar con alguna de las ramas de la “política ficción”, al menos de aquellas obras que juegan con una realidad paralela o alternativa haciéndola pasar como real. 
Desde la visión de Elmyr de Hory dada por Orson Welles en “Fraude”, al camaleónico y brillante “Zelig” de Woody Allen, pasando por el descubrimiento de la relevancia neozelandesa en la verdadera historia del cine, la lista de joyas adscritas a las difusas barreras del falso documental raya lo innumerable con ejemplos musicales (this is Spinal Tap) de humor negro/istmo (Ocurrio cerca de su casa), belicos (la obra de Watkins) o incluso nacionales (el notable Cravan vs Cravan), que cautivan por su originalidad o quizás por ser más coherentes que muchas de las realidades que nos rodean. En esas coordenadas, Chris Waitt presentaba hace un par de años su “La historia completa de mis fracasos sexuales”, comedia sobre sus innumerables fracasos sentimentales a medio camino entre el patetismo y la subversión. Pese a su condición de obra menor, hay que reconocer la potencialidad de su título que bien pudiera servir para hacer un ligero repaso a las ultimas ausencias madridistas en la gran cita del basket europeo. :
1996: El Real Madrid llega por última vez, hasta esta temporada, a una final four. En la cita parisina, un Barcelona que le tiene tomada la medida sigue la tónica general de la temporada, remontando el encuentro y propiciando la primera derrota como entrenador de Zeljko Obradovic en una final four. El varapalo, no obstante, llega en los cuartos de final de la Acb donde el Caja San Fernando, a la postre finalista tras vencer a domicilio en el 5º encuentro de semifinales al Tdk, elimina al conjunto blanco dejándolo fuera de la siguiente edición de la liga europea.
1998: El Real Madrid, llega a la ultima jornada de la segunda liguilla empatado en el cuarto puesto (ultimo que da acceso a los cuartos de final) con el Estudiantes. Pese a que ambos se han vencido como locales, el average permite a los blancos depender de sí mismos…pero en un gran duelo entre Stojakovic (24 puntos) y Bodiroga (26) la partida cae del lado del Paok de Salónica, dejando el destino merengue en manos de un Estudiantes que, pese a los desaforados gritos en la retransmisión de Nacho Calvo, cumple venciendo al Limoges de Jose Montero por 68-62 en una excelente segunda parte de Chandler Thompson y Nacho Azofra.
1999: En esta ocasión el Real Madrid accede a los octavos de final como tercer clasificado del grupo H por detrás del Olimpija de Ljubljana y el Asvel de Villaurbane. Ya en ellos, el Madrid asalta de la mano de un gran Tanoka la pista del Fenerbahce (81-89 pese a los 34 tantos de Kutlay) y no falla como local (85-74) colándose en la ronda previa a lafinal four. La eliminatoria no tiene mucha historia pues el Madrid cae ante la Fortitudo por 2-0, con paliza en Bolonia 90-63 (23 tantos de Mulaomerovic para los italianos) y mala imagen final en Madrid (65-76 con 22 de Jaric y un gran trabajo de Karnisovas y Myers)
2000: El Madrid vuelve a superar la liguilla como tercero por detrás del potente Panathinaikos y de un Olimpija de Ljubljana que antecede a los blancos por segundo año consecutivo. El rival de los blancos resulta ser el Asvel Villaurbane con dos futuros madridistas en sus filas (Sonko y Larrañaga) que contribuyen a un 2-0 galo sin mayores agobios (72-59 en el primer partido y 73-85 en el segundo).
2001: La nueva euroliga estrena formato de play-off, y el Madrid alcanza los cuartos de final tras quedar segundo de su grupo igualado a triunfos con el primer y tercer clasificados (Olympiacos y Olimpija). En octavos los de Sergio Scariolo se deshacen del Buducnost. En los cuartos de final el rival vuelve a ser la Fortitudo de Bolonia y si bien en esta ocasión la serie llega al tercer acto (claro 88-57 como local del Madrid) en él, los italianos no fallan y sellan su pase a semifinales con un claro 88-70 en el que Carlton Myers anota 41 puntos y se va hasta los 45 de valoración.
2002: El Real Madrid alcanza el top 16, pero pierde todos sus encuentros como local: 88-95 ante el Ural Great (30 puntos de Liadelis) , 58-86 ante el Kinder (24 de Smodis y 21 de Jaric) y 92-109 ante el Efes Pilsen (24 de Marcus Brown) haciendo esteril su buen rendimiento foráneo. 
2003: Fuera en la ultima jornada de la fase de grupos (retomo lo explicado en el post del Siena) .Por aquel entonces la primera fase de la euroliga se componía de tres grupos de 8 equipos de los cuales los 5 mejores de cada grupo y el mejor 6º de los 3 accedía al TOP 16. Llegada la ultima jornada la única opción de los toscanos, que debían jugar el jueves, pasaba solo por ser el mejor sexto y el primer resultado de la jornada del Miércoles les daba alas, pues el Pau Orthez caía en casa y se quedaba en 6 victorias, las mismas que el Siena tendría si ganaba el día siguiente y con un average más beneficioso. Pero paralelamente, otro resultado daba al traste con las ilusiones del Mens sana, que contemplaba estupefacto como el Real Madrid perdía en casa ante el Villaurbane, quien liderado por un enorme Guylas (en todos los sentidos) se colaba como quinto y dejaba a los blancos como sextos, obligando al Siena a obtener una victoria clara. El resultado de ese partido lo dice todo: 112-49 ante un Buducnost (Milojevic, Koljevic, Pavlovic, Cabarkapa…) totalmente desbordado.
Con todo, lo peor para los blancos llega en la liga donde el equipo de Imbroda finaliza décimo, quedando fuera de los play-off y de las competiciones europeas (aunque luego recibiría una invitación de la ULEB.
2005: Eliminados, junto al Barcelona, en un top 16 donde blancos y cules se ven superados por el intratable Cska y el sorprendente Scavolini. Los de Pesaro, que la temporada anterior, aún con Djordjevic en la pista, habían sido subcampeones coperos y semifinalistas ligueros en Italia, se erigían en la gran sorpresa del año en Europa con un juego alegre de la mano de Scoonie Penn, Charles Smith y viejos conocidos como Ress, Archibald o Milic.
2006: Una derrota en la ultima jornada del top 16 en la pista de la Fortitudo, despojaba al Real Madrid de la ventaja de pista en una serie de cuartos de final donde acabarían cayendo por 2-1 ante el Barcelona, en una de las innumerables ocasiones en que Dusko Ivanovic ha superado a Boza Maljkovic en un partido decisivo. El propio Barcelona, eliminaba a los blancos en los cuartos de final de la Acb dejando de nuevo al club de concha Espina fuera de la euroliga.
FINAL FOUR 2013 REAL MADRID-BARCELONA
2008: Con la sede de la final four fijada en Madrid, el equipo de Joan Plaza recibe en la penúltima jornada del top 16 al Maccabi sabiendo que si vence es primero y gozara de ventaja en la serie de cuartos. Tras dominar buena parte del partido, un triple de Halperim en los instantes finales envía el partido donde el Madrid sucumbe por 100-103…por si fuera poco la derrota obliga a los blancos a jugarse el pase en Atenas ante un Olympiacos que no falla y vence por 72-63.
2009: El average decide el duelo con el Barcelona en el top 16 enviando a los blancos a jugar una eliminatoria con el factor pista en contra ante un Olympiacos que vence por 3-1
2010: Gran serie de cuartos, arrancando un triunfo en el palau…antes de caer en los dos partidos de Vistalegre.
2012: Tras comenzar el top 16 con una canasta ganadora de Mirotic en Malaga y un sólido triunfo ante el Bilbao Basket, las debacles ante Siena y el propio equipo de Katsikaris dejaban a los de Laso fuera de los cuartos de final.
Imagen
LOS JUGADORES
Tras una muy buena serie de cuartos de final ante el Maccabi, Sergio Llull llega a su segunda final four con ganas de subir un escalafón en su jerarquía continental. Tras un excelso inicio de temporada y algunas dudas posteriores, el jugador balear ejerce ya sin discusión como base titular aunque a lo largo de los partidos simultanee su presencia en el puesto de 2. Dotado de un espectacular tren inferior, Llull es poco menos que imparable en campo abierto y muy agresivo en sus penetraciones, aunque en ocasiones su falta de pausa en el juego le lleve a hacer la guerra por su cuenta. Tirador de sensaciones, presenta mejores porcentajes en la competición domestica que en una euroliga (45% en acb por 32% en Europa) donde le ha costado algo más manejar el timón blanco. Intenso defensivamente en el marcaje individual, le cuesta más interpretar las defensas colectivas donde sus despistes y su tendencia a pasar los bloqueos por detrás terminan en ocasiones complicando a los interiores blancos por lo que su capacidad de concentración en esa faceta y en la de la selección de tiro pueden ser vitales. Con la inercia de sus excelentes play-offs y estimulantes juegos, Sergio Rodríguez aparece en Londres tras haber estallado definitivamente como un jugador total. Capaz de generar un caudal de juego y puntos en un solo instante, a su habitual creatividad el tinerfeño ha unido un tiro exterior cada día más notable, algo más palpable en su confianza y en las sensaciones que en los porcentajes (30% en triples en euroliga…frente al 45% de la acb). Sin haber solucionado sus carencias defensivas, el “Chacho” se muestra más cómodo en la defensa de escoltas aunque en general su actitud y predisposición parecen mejoradas. Cómplice perfecto para las salidas de los aleros o las (escasas) continuaciones de los interiores, Rodríguez deberá intentar no abusar del bote si los partidos derivan hacia el tono físico. Pese a la perdida de protagonismo con el paso de las jornadas, Dontaye Draper sigue mostrando una estimable capacidad de adaptación a un rol muy diferente al que disfrutaba en el Cedevita. Sin gran peso ofensivo más allá de algún tiro abierto, el croata de Baltimore tiende a ejercer como revulsivo defensivo subiendo la agresividad de la línea exterior. Con una capacidad de avalado anotador en las penetraciones, la falta de continuidad le ha abocado a un triste 9/34 en tiros de 2 en la euroliga. 
Llegado para poner la guinda al proyecto que ya se insinuara durante el lock out de la temporada pasada Rudy Fernández esta mostrando su mejor cara en una euroliga en la que parece clara su motivación. Sexto jugador más valorado del torneo (entre los exteriores solo superado por Bobby Brown) si Rudy llega a salvo de sus problemas físicos puede ser el factor decisivo de este Real Madrid. Algo limitado en el bote, su capacidad de generar tiros o atacar el aro se han visto reforzadas con una cada vez mejor lectura de juego (3´1 asistencias por partido), aunque lo que realmente acaba de definir su juego es su capacidad de mantener la intensidad en ambos lados de la pista. Incansable en defensa y mucho más que un parche frente a treses físicos, la actividad del mallorquín, sus largas ayudas e incluso su presencia en el rebote (3´8 en euroliga siendo el tercer reboteador del equipo) elevan la solvencia defensiva de los de Laso varios grados. Con la necesidad de controlar su carácter y mantener la cabeza fría ante partidos broncos, Rudy tiene en su mochila el haber sido el mvp en sus dos finales europeas. Saliendo desde el banquillo, pero sin necesidad alguna de continuidad, Jaycee Carroll sigue confirmándose como uno de los mejores tiradores de Europa. Espectacular triplista, el ex jugador de Teramo arma el brazo con una velocidad pasmosa y en las más diversas circunstancias. Buen manejador de balón y con tacto en los tiros cortos, Carroll muestra además facilidad para conducir el contraataque. Defensivamente correcto y con rapidez de manos, la capacidad de generar juego y la dureza mental cuando se enfrenta a defensas cara a cara y de contacto son sus asignaturas pendientes. Único tres puro del equipo en euroliga, Carlos Suárez esta viviendo una temporada complicada pese a lo cual en las ultimas semanas parece haber ganado en presencia. Buen triplista cuando esta abierto, Suárez esta presentando en cambio problemas esta temporada con porcentajes pobres en euroliga no ya solo en los triples (12/47) sino también en los tiros libres (56´5). Buen reboteador, especialmente cerrando el defensivo, Suárez debe cargar el aro rival e intentar sacar provecho de su juego al poste. Con buenos conceptos, su falta de claridad y fuerza le privan de ser una amenaza ofensiva pero por el bien del equilibrio ofensivo de su equipo ha de ser cuanto menos capaz de invertir balones para desahogar a los exteriores. 
Con pasos lentos pero seguros y firmes, Nikola Mirotic prosigue su camino hacia el estrellato firmando una temporada notable pese a que en algunos momentos el polarizado juego madrileño le ha tenido un tanto apartado. Líder en valoración durante varias semanas de la acb en Europa ha vuelto a dejar huella con actuaciones tan estelares como la protagonizada en Kaunas. Maduro y serio en la pista, Mirotic goza de una naturalidad ofensiva reservada a unos pocos elegidos. Capaz de generar desde fuera adentro con un buen bote, el montenegrino ha ido ganando juego al poste a la par que ha profundizado su amenaza exterior (Laso ha llegado a probarle como tres en varias ocasiones), en especial desde las esquinas. Mejorado también en el rebote y de extrema fiabilidad en los tiros libres, defensivamente su tamaño ayuda a cerrar la zona pero le falta fuerza en el poste bajo y concentración en las ayudas, lo que junto a una mayor producción en el pase (la visión la tiene) puede ser el próximo paso del montenegrino en su consagración como jugador de primer orden. Con un papel menos protagonista pero con su habitual solvencia, Felipe Reyes sigue siendo la principal baza interior blanca desde el banquillo. Algo más errático que en los últimos años en el tiro, Reyes sigue siendo en cambio un impagable aval en el rebote, especial en aro contrario donde su continua brega tiene un impacto no solo estadístico sino moral. Heterodoxo pero eficaz en sus penetraciones, en especial al lado derecho, el cordobés puede ser un perfecto punto de aguante si los blancos se encuentran con un partido trabado. Llamado a subir la temperatura del termómetro defensivo interior, Marcus Slaughter suple su falta de centímetros con agresividad y capacidad de intimidación. Espectacular en su juego y, paradójicamente, más cómodo cuando ejerce de 5, el ex del Bamberg es utilizado en ocasiones como punta de lanza de una zona presionante. Con un rol ofensivo muy limitado, su presencia se limita a algún rebote ofensivo o a las continuaciones finalizadas en mate gozando de una conexión especial con Sergio Rodríguez. Siempre intenso, el estadounidense deberá prestar atención a su pauperrimo porcentaje desde el 4´60 (16/42 en la euroliga). Clave por su condición de 5 puro, Mirza Begic parece llegar a la cita londinense en el mejor momento de la temporada. Favorecido por un ritmo algo más controlado y por una aparente mayor voluntad de equilibrio, el bosnio/esloveno esta gozando de más balones en un poste bajo donde es un jugador aprovechable. Con cierta mano en tiros cortos, un aceptable reverso y cierta facilidad finalizadora Begic puede ser una buena punta de lanza al menos en los inicios de partido. Blando de manos y falto de fuerza, le cuesta repetir esfuerzos y pude salirse fácilmente de los partidos. En el apartado defensivo sigue teniendo problemas de continuidad pero es un muy buen taponador y la mejor baza de los de Laso en la pintura. Con más oportunidades en el último tramo liguero, Pablo Laso parece estar buscando la integración de un Rafa Hettsheimer que no ha acabado por ser un factor en el juego merengue. Visiblemente más lento que en su versión anterior, el brasileño sigue teniendo capacidad para correr la pista y parece haber ampliado su rango de tiro frontal pero, por el contrario, sigue teniendo problemas defensivos y parece necesitar de más presencia para rendir, algo a día de hoy complicado en el actual Real Madrid. Sin Pocius lesionado y sin la posibilidad de inscribir a Dardem, la hipotética duodécima plaza quedará reservada presumiblemente para Guillermo Hernangomez.
EL ENTRENADOR:
Siguiendo lo que bien podría considerarse ya un proceso clásico (Luyk, Plaza tras Maljkovic…) el Real Madrid parece haber vuelto a encontrar la estabilidad tras la salida de un técnico de primer nivel y la llegada de un hombre de un perfil a priori más modesto. En esas coordenadas, el fichaje hace un par de veranos de Pablo Laso por la casa blanca era recibido con escepticismo por una buena parte del entorno. Temporada y media después, la incuestionada permanencia del vitoriano en el cargo es la primera prueba de éxito de la empresa. Apostando por la naturalidad y la confianza en la posición natural de los jugadores, Laso lograba la temporada pasada dibujar un Real Madrid fresco y veloz que cautivaba por juego y que lograba además romper su maldición copera de la mejor manera posible: venciendo con rotundidad al Barcelona en su propio habitat. La posterior eliminación en el top 16 de la euroliga con los varapalos ante Siena y Bilbao reabrían unas dudas reforzadas tras una final liguera que en la que los blancos llegaron a paladear el triunfo. Mantenida la apuesta en el presente curso y reforzado el equipo con la llegada de Rudy a tiempo completo, el progreso de Mirotic o Sergio Rodríguez contribuían a un inicio de curso espectacular donde al triunfo en la supercopa se le unía una impecable marcha liguera en la que el Real Madrid aseguraba un solvente liderazgo de la fase regular al tiempo que se manejaba con solvencia en las aguas europeas. La derrota en los cuartos coperos ante el Barcelona y los problemas en el top 16 significaban las primeras piedras en una trayectoria que no obstante sigue siendo encomiable. Respaldado por el publico más generalista, club y prensa, Laso se encuentra algo más cuestionado en la labor táctica sembrando dudas por su escasa utilización del juego interior y por cierta improvisación en las rotaciones. No obstante, la serie de cuartos ante el Maccabi (confirmando la línea del top 16) dejaba ver a un Madrid menos eléctrico pero a la vez más concentrado en defensa y equilibrado en ataque en lo que bien pudiera ser una evolución más posibilista de una apuesta sin duda muy atractiva. 
Imagen
Trayectoria: Aunque si bien es cierto que se puede calificar como inexperto a Pablo Laso en la tesitura de una final four, no lo es menos que el técnico vitoriano acumula ya un cierto bagaje que choca con la imagen de novato que desde algunos sectores parece haberse publicitado. Criado en un ambiente puramente baloncestistico, Pablo es el hijo de Pepe Laso, el actual entrenador madridista da sus primeros pasos como jugador en el colegio San Viator de Vitoria desde donde rápidamente pasa a las filas del Baskonia (por entonces llamado Caja Alava) debutando ya en la acb en la temporada 84/85. Parte fundamental en el crecimiento del club, Laso se destapa ya desde los inicios como un base eléctrico, rápido de manos y que frente a cierta irregularidad en el tiro muestra una facilidad pasmosa para el pase. Dentro de ese crecimiento a nivel de club, Laso llega a liderar hasta en 5 temporadas la clasificación de asistencias a la par que llegan los primeros éxitos con el subcampeonato de copa del 94 y de las recopas de ese mismo año (derrota ante el Olimpija de Sagadin, Horvat y Hauptman) y de la temporada siguiente (ante la Benetton de D´Antoni, Naumoski o Wooldridge). Precisamente en esa temporada 94/95 llega el primer gran título de los baskonistas al imponerse en la final de copa al Amway Zaragoza por 88-80 con 11 puntos y 7 asistencias de un Laso que es elegido Mvp de la cita. Tras una sorprendente eliminación en los cuartos de final ligueros ante el Tdk Manresa, el base pone fin a su etapa vitoriana firmando por un Real Madrid que trata de rehacerse tras la salida de Arvydas Sabonis. A las ordenes de Zeljko Obradovic, Laso goza de minutos disputando la final four de 1996 y logrando, en su tercer intento, al año siguiente el título en la segunda competición continental al derrotar al Verona de Iuzzolino. Tras la salida del técnico serbio, los problemas con Miguel Ángel Martín provocan la salida del jugador rumbo a Caceres, para a continuación dar el salto, de la mano de un Trieste en el que coincide con Teoman Alibegovic,a una lega en la que solo disputa 18 partidos, aunque eso si con tiempo para ser protagonista en uno de los más largos de la historia del torneo (5 prorrogas) http://195.56.77.208/game/?id=58539. Tras ser cortado y sustituido por Srdjan Jovanovic, Laso termina la temporada en Unicaja, para el verano siguiente abrir en Girona la que a la postre sería su segunda mayor estancia en un club al permanecer tres años y medio. Finalmente en Valladolid, en plena 02/03, Laso dejaba el baloncesto activo como máximo pasador de la historia de la acb, a la par que figuraba en la clasificación de históricos en los apartados de robos y minutos. 
Al margen de su etapa en clubes, Laso pasaba por las distintas categorías inferiores de la selección española formando parte del cuadro que disputa el eurobasket junior de Austria en 1986 y en el que la selección hispana se veía fuera de las semifinales tras una ajustada derrota (78-76) ante la Alemania de Harnisch y que a su vez caería en la penúltima ronda ante la todopoderosa Yugoslavia dirigida por Pesic y en la que figuraban Kukoc, Radja, Divac, Dobras, Djordjevic, Alibegovic o Ilic. Presente en los juegos mediterráneos del 87 celebrados en la hoy tristemente celebre Aleppo, el mayor éxito en esa época llega con la medalla de oro en aquella suerte de mundial sub 22 celebrado en España en 1989. A nivel absoluto, Laso disputaría el mundobasket de 1994 y los eurobasket de 1989 y 1995, siendo especialmente relevante en este último en el que partiría como titular en todos los encuentros de la primera fase así como en la eliminatoria de cuartos de final. 
Ya como entrenador da sus primeros pasos en Castellón desde donde es reclamado por el Valencia basket pagando, ahí si, su inexperiencia. Tras un buen paso por el Cantabria, en la temporada 07/08 se hace cargo del Gruesa GBC ascendiéndolo a la acb. Ya en la máxima categoría, Laso permanece en el cargo durante tres temporadas antes de abrir su actual etapa.
ENTRENADOR/JUGADOR EN LA FINAL FOUR
A lo largo de la historia de la copa de Europa de baloncesto, solo tres personas han conseguido alzar el título en la doble faceta de jugador y entrenador: Ardenak Alachatchan (Cska Moscú), Lolo Saiz (Real Madrid) y Sveteslav Pesic (Bosna Sarajevo/Barcelona). De los tres solo el título como entrenador del serbio se produjo en la final four por lo que aun nadie ha conseguido llevarse una final four en ambas facetas. Hasta el momento, quienes más cerca han estado son Dusko Ivanovic y Panagiotis Giannakis que tras haber sido campeones como jugadores lograron alcanzar la final desde el banquillo. En el caso del actual técnico del Limoges, el logro hubiera sido doble ya que ya había logrado el doble triunfo en el eurobasket. Aunque Pablo Laso no puede optar a ello, si que pasara en Londres a engrosar un club también bastante selecto y es el que engloba a quienes han disputado la final four tanto como jugadores como entrenadores. Al margen de Laso y de los ya citados Giannakis e Ivanovic, hasta la fecha “el club” cuenta con la presencia de Zeljko Obradovic, Mike D´Antoni, Velimir Perasovic y Evgeni Pashutin.
LOS NÚMEROS (entre paréntesis los jugadores más destacados) 
PUNTOS: 79´25 (Rudy Fdez 13´6, Carroll 12´5, Mirotic 11´7)
REBOTES: 36´81 (Mirotic 5´5, Felipe Reyes 5, Rudy 3´8)
ASISTENCIAS: 15´07 (S.Rodríguez 3´7, Llull 3´3, Rudy 3´1)
TAPONES: 3´66 (Mirotic 0´9, Begic 0´8, Slaughter 0´8)
VALORACION: 87´92 ( Rudy 16´3, Mirotic 14´1, Carroll 10´7)
TIROS DE 2 %: 51´8 % (Slaughter 63´3%, Rudy 57´5%)
TIROS DE 3 %: 33´1 % (Carroll 43´1 %, Rudy 33´6%)
TIROS LIBRES: 75´2 % (Carroll 87´8 %, Sergio Rdguez 87´5)
http://www.euroleague.net/competition/t ... code=E2012
Imagen
EL JUEGO
ATAQUE
AL ATAQUE: Seña de identidad madridista desde la llegada al banquillo de Pablo Laso. Sin ánimo de especular el Madrid tiende a buscar el ritmo alegre, las transiciones rápidas y la velocidad de ejecución. Líder de largo en la acb en anotación con más de 87 puntos por noche en la euroliga las prestaciones blancas bajan al 79´25…siguiendo una tendencia decreciente (83´2 en la primera fase, 77´5 en el top 16 y 74´3 en los play-off).
RACHAS: Uno de los puntos que ha diferenciado al Madrid de buena parte de sus rivales es su capacidad para encadenar grandes parciales de acierto ofensivo. 
TIRO EXTERIOR: Otra de las grandes bazas de un Real Madrid que en ocasiones ha polarizado en demasía su ataque. La progresión de Sergio Rodríguez unido a la dinamita de los Llull, Rudy, Carroll o Mirotic dotan a los blancos de un arsenal casi ilimitado. Con todo, y por ahí ha venido parte de la tendencia decreciente en la anotación, el conjunto blanco presenta cierta disparidad entre la liga acb y la euroliga (6º peor equipo en porcentaje superando solo a Besiktas, Olimpija, Lietuvos, Partizan y Cedevita). Mientras que en la competición domestica el cuadro de Laso presenta unos porcentajes superiores al 40%en euroliga apenas pasa del 33%. Llama la atención que en el torneo europeo solo Jaycee Carroll supere el 40% mientras que jugadores como Mirotic (de 47 a 32%), Llull (de 44 a 31%), Sergio Rodríguez (44 a 30%), Carlos Suarez (40 a 24 %) o Draper (38 a 26 %) sufren un claro retroceso en su puntería en la competición europea. De la capacidad del Madrid para lucir su artillería puede depender buena parte de sus opciones.
EQUILIBRIO: Poco logrado hasta la fecha, parece que la intención de invulcrar a Mirza Begic en el juego ofensivo ha sido una de las constantes en las últimas semanas. La constancia para hacerlo no solo de inicio puede ser otra de las claves junto a la presencia cada vez más habitual de pick n´roll o de aprovechamiento de los bloqueos indirectos. 
FINAL FOUR 2013 REAL MADRID-BARCELONA
DEFENSA
SOLVENCIA: Pese a las apariencias el Real Madrid, gracias en buena parte a la evolución del tramo final, presenta grandes números defensivos hasta el punto de que se trata del tercer conjunto que menos puntos encaja de la competición, solo superado por Barcelona y Panathinaikos.
CONCENTRACCIÓN: Con picos de intensidad notable, la mejor versión defensiva de los blancos ha llegado cuando ha conseguido constancia. El papel de un Llull tan exuberante como tendente al despiste puede ser clave en la línea exterior.
ALTERNATIVAS: Capaz de solventar grandes parciales adversos, el Madrid ha mostrado alternativas claras en los momentos de mayor apuro. La intensidad de Draper o la zona con Slaughter presionando en la cabeza son parte de las más visibles aunque no es descartable que la 1-3-1 o la 1-2-2 vuelvan a cobrar la presencia que tenían el curso pasado.
FACTOR RUDY: Plenamente motivado, si el escolta balear llega en buen tono físico a Londres puede ser uno de los factores clave…también en defensa. Intuitivo en el robo, su contagiosa actividad y sus ayudas kilometricas claves para que el Madrid encuentre su mejor cara. 
INTIMIDACIÓN/ACTIVIDAD: Pese a la falta de talla en alguno de sus hombres clave, el Madrid se presenta en Londres como el equipo que más tapones pone de los cuatro “finalistas” así como el que más balones recupera.
DATOS, CLAVES, CURIOSIDADES…
LA EXPERIENCIA ES UN GRADO (PARTICIPACIONES EN FINAL FOUR)
BARCELONA
Marcelinho Huertas: 1 (Sf 2012 Barcelona)
Victor Sada: 4 (campeón 2010 y sf 2006, 09 y 12 con Barcelona)
Sarunas Jasikevicius: 5 (campeón 2003 con Barcelona, 04 y 05 con Maccabi y 09 con Panathinaikos, sf 2012 Panathinaikos)
Juan Carlos Navarro: 6 (campeón 2003 y 10, sf 2000, 06, 09 y 12 con Barcelona) 
Joe Ingles: 1 (Sf 2012 Barcelona)
Xavi Rabaseda: (Sf 2012 Barcelona)
Erazem Lorbek: 4 (Campeón 2010 Barcelona, finalista 2004 y 09 con Fortitudo y Cska, sf 2012 Barcelona).
C.J. Wallace: 1 (Sf 2012 Barcelona)
Ante Tomic: 1 (Sf 2010 Real Madrid)
Xavi Pascual: 3 (Campeón 2010, sf 09 y 12 con Barcelona)
REAL MADRID: 
Sergio Rodríguez: 1 (Sf 2010 Real Madrid)
Sergio Llull: 1 (Sf 2010 Real Madrid)
Carlos Suárez: 1 (Sf 2010 Real Madrid)
Felipe Reyes: 1 (Sf 2010 Real Madrid)
Nikola Mirotic: 1 (Sf 2010 Real Madrid)
Mirza Begic: 1 (Sf 2010 Real Madrid)
MEDALLISTAS:
Barcelona
Victor Sada: Oro eurobasket 2011, plata JJOO 2012
Marcelino Huertas: Oro torneo americas 2009, oro panamericanos 2007, plata torneo americas 2011
Juan Carlos Navarro: Oro eurobaskets 2009 y 11, Oro mundial 2006, Plata JJOO 2004 y 2012 y eurobasket 2003 y 07, bronce eurobasket 2001.
Sarunas Jasikevicius: Oro eurobasket 2003, bronce eurobasket 2007 y bronce JJOO 2000
REAL MADRID:
Sergio Rodríguez: Oro mundial 2006, plata eurobasket 07 y JJOO 2012
Sergio Llull: Oro eurobaskets 2009 y 11, plata JJOO 2012
Rudy Fernández: Oro eurobaskets 2009 y 11, Oro mundial 2006, Plata JJOO 2004 y 2012 y eurobasket 2007.
Felipe Reyes: Oro eurobaskets 2009 y 11, Oro mundial 2006, Plata JJOO 2004 y 2012 y eurobasket 2003 y 07, bronce eurobasket 2001.
Otros títulos europeos
Marcelino Huertas: Fiba cup en 2006 con Joventut
Juan Carlos Navarro: Copa Korac 1999 con Barcelona
Rudy Fernández: Fiba cup en 2006 y Uleb en 2008 con Joventut
ANOTACION: 
“Sancho Panza, que por lo demás nunca se jactó de ello, logró, con el correr de los años, mediante la composición de una cantidad de novelas de caballería y de bandoleros, en horas del atardecer y de la noche, apartar a tal punto de sí a su demonio, al que luego dio el nombre de don Quijote…” (Franz Kafka)
Tema recurrente al hablar de los Barcelona-Real Madrid se suele ahondar en la diferencia de estilos entre los dos equipos como una de las diferencias más notables que les separan. La velocidad y el regusto ofensivo frente al control y el equilibrio de los blaugranas. Sin negar lo evidente, lo cierto es que durante la euroliga ambas escuadras han vivido un proceso de evolución que como el de Sancho y Alonso Quijano les ha acabado por acercar. Con menos acierto exterior y más voluntad de integrar al juego interior, el Real Madrid ha ido bajando su media anotadora en la euroliga de los 83´2 puntos por partido en la fase regular a los 77´5 en el top 16 para terminar con 74´33. Por su parte, aunque en los play-off, el cuadro blaugrana volvió a registros más discretos, el Barcelona pasaba de los 77´74 de la primera fase a unos notables 82´21, hasta el punto de que antes de los cruces el equipo de Pascual era el máximo anotador de la competición. En definitiva el Real Madrid llega a la final four como el tercer máximo anotador del torneo (por delante Siena y el Cska…de Messina) con 79´3, mientras que el Barcelona es 6º con 77´9. Con registros mucho más espectaculares en la acb, parece claro que uno de las claves para los blancos puede ser el disponer de un partido más “localista”.
RITMO: Más allá de números, parece claro que al Real Madrid le sigue interesando un ritmo de partido vivo, tanto por propia idiosincrasia como por las bajas en el lado barcelonista. Las alternativas azulgranas, su buen balance y su buena gestión de las faltas tácticas juegan a favor de un Barcelona que, pese a lo expuesto, esta temporada (incluyendo sus enfrentamientos con los de Laso) ha encontrado su mejor versión con ritmos de partido altos. 
REBOTE: Una de las pocas conclusiones medianamente validas del ultimo pasado Real Madrid-Barcelona fue la diferencia en el rebote. Líderes en la euroliga con casi 37 rechaces por partido, los blancos se muestran sólidos bajo su canasta y enormemente peligrosos en el aro rival. Por su parte el conjunto azulgrana ocupa la 10º posición en la tabla de reboteadores, por lo que de su concentración para no conceder segundas oportunidades pueden ser claves.
DEFENSA: Otro de los aspectos donde los números van por un camino dispar a las sensaciones. Aunque no se puede equiparar el menor número de puntos encajados con la mejor defensa, no cabe duda de que la cifra es un buen indicador, siendo hasta el momento el Barcelona el equipo que menos encaja de toda la euroliga siendo el Madrid el tercero (66´8 el barça, 71´6 el Madrid quedando entre medias el PAO). Fuera de los números, el equipo de Pablo Laso parece haber crecido en su capacidad de concentración sin la necesidad de recurrir tan a menudo a los revulsivos de Slaughter o Draper. Por su parte los azulgranas dominan el balance defensivo, han mejorado en las ayudas y pueden presentar varias alternativas zonales de ajuste para minimizar el daño de los “pequeños” blancos. En el aspecto individual, el nivel de Ingles, el trabajo de especialista de Sada, la actividad de Rudy o el duelo entre Begic y Tomic pueden ser otro de los focos de atención, sin olvidar el duelo Mirotic-Lorbek. Pese al mvp en la final del año pasado del esloveno, la consolidación de Mirotic, anula buena parte de las ventajas que generaba Lorbek en el poste bajo y que causaban una sangría tremenda al Madrid los dos años anteriores.
TIRO EXTERIOR: Otro de los factores que puede ser clave, los mejores momentos del Real Madrid han llegado a través de la velocidad o de sus rachas en el tiro exterior, sin embargo los de Laso están mostrándose muy por debajo en la euroliga (6º peor equipo) de su nivel en la acb. Igualmente irregular, el Barcelona ha mejorado sus prestaciones cuando ha tenido más ritmo de juego. Con su concepto de ventajas y circulación de balón, el acierto en los tiros librados fundamental 
¿SORPRESAS?: Aunque son dos equipos que se conocen a la perfección, la final four es el lugar indicado para que una pequeña sorpresa táctica pueda cambiar el rumbo del partido. En algunas fases de temporada Laso ha experimentado con un triple poste situando a Mirotic como 3, pese a que el montenegrino esta más cómodo de 4, la ausencia de Mickael puede invitar a repetir la formula y así buscar el postear a Navarro (en ese aspecto el Madrid añora claramente al un tanto infravalorado Singler). Pascual probó a Wallace en el triple poste durante un breve lapsus ante el PAO pero parece complicado que esa situación se repita. Con los dos equipos juntando hasta 3 pequeños, una box and one con Sada de perro de presa sobre Carroll o incluso Rudy puede ser la baza blaugrana. 
FINAL FOUR 2013 REAL MADRID-BARCELONA
WISH YOU WERE HERE: A falta de confirmar el estado físico de los tocados, ambos equipos echaran en falta a uno de sus jugadores. Por parte blanca la ausencia de Pocius, deja a Suárez como único 3 puro y agudiza la exteriorización del juego blanco. Por su parte, la baja de Pete Mickael deja al Barcelona huérfano no solo de uno de sus referentes más claros, si no también de un jugador cuya capacidad competitiva y de concentración crecía en este tipo de partidos. Tampoco podrán ser de la partida los respectivos sustitutos de los lesionados: Dardem en el Real Madrid y Oleson en el barça, lo que en cierta forma es un deja vu de lo sucedido en la semifinal del 96. Por aquel entonces, la fiba solo permitía dos extranjeros por equipo por lo que Nicola Loncar y Darryl Middleton tuvieron que quedarse sin vestir.
PSICOLOGÍA: Siempre clave en este tipo de encuentros, mantener la cabeza fría y saltar a la pista con una adecuada mentalidad resulta poco menos que decisivo. Aunque el título copero del año pasado cerceno viejos traumas, esta por ver si la mayor experiencia azulgrana no es un punto a favor de los de Pascual. Por parte blanca, su dominio del rebote ofensivo tiende a ser una fuente de ansiedad para el rival a la par que la capacidad de los madridistas para encomendarse a la épica, les permite no venirse abajo en situaciones adversas. Con una manera más “diesel” de afrontar los contratiempos, el Barcelona pasa por ser un equipo muy competitivo y duro mentalmente con gusto especial por los partidos clave. Ojo además a la salida, tanto en copa como en el Palau el Madrid pasó de dejar atrás sus miedos a una cierta autocomplacencia que puede ser letal. 
Imagen
EL DUELO: Aunque hay varios emparejamientos interesantes, no cabe duda que el duelo por excelencia será el que enfrente a Juan Carlos Navarro y Rudy Fernández. Probablemente los dos mejores escoltas de la historia del basket español y probablemente en su cara a cara más importante hasta la fecha. Cinco años más joven, la irrupción de Rudy abría un debate que no pudo gozar de enfrentamientos directos durante casi cinco temporadas por el paso alterno de ambos por la nba (incluyendo la ausencia en la supercopa 2011 de Rudy por lesión durante el lock out). Consagrado en la selección, Navarro parecía ostentar el liderazgo claro pero entre 2008 y 09 las tornas parecieron cambiar. Pese al buen momento del blaugrana, Rudy Fernández sumaba el doblete copa uleb con sendos mvp de las finales, lo que sumados a los de la fiba cup de 2006 y la copa de 2004 sumaban cuatro por la ausencia de ellos en finales por parte del barcelonista. El papel en los juegos de 2008 y la nominación como parte del quinteto ideal del eurobasket 2009, parecían confirmar el cambio de guardia. Sin embargo a medida que la carrera Nba de Rudy tendía a estancarse, Navarro sumaba su segunda euroliga conquistando además el mvp de la final, algo que repetiría en la acb de 2011. El estratosférico tramo final de eurobasket en Lituania situaba al catalán en un nuevo escalafón, el mismo al que aspira escalar Rudy. Ausente en las dos derrotas de esta temporada ante los blancos, el increíble partido de Navarro en el palau agudizaba un duelo tan espectacular como necesario para un deporte cada vez más necesitado de talento. El desparpajo, la creatividad y la magia de Navarro frente a la actividad, la potencia y el hambre de Rudy…al fin!
DOBLETE ULEB: Hasta esta temporada solo cuatro jugadores habían conseguido llevarse los dos títulos que organiza la Uleb (Gecevicius, Robertas Javtokas, Antoni Fotsis y Lazaros Papadopoulos. Tras el triunfo del Lokomotiv Kuban en la Eurocup, a esa nomina se le sumaban Calathes, Maric y Savrasenko…y podría hacerlo un Rudy Fernández que ya se alzo con la uleb en 2008. El mallorquín lograría así el triplete ya que en su día ya había conquistado la fiba cup, entroncando en la lista de jugadores que se han llevado tres competiciones europeas distintas y en la que, entre otros, figuran nombres como Tomas Jofresa, Biriukov, Morales, Ferran, Meneghin, Riva o un Pierluigi Marzorati que llegó a sumar hasta 10 títulos (2 copas de Europa, 4 recopas y 4 copa Korac)
NOMBRE PROPIO:
Imagen
En éste mundo de mierda donde todo se compra, 
en éste mundo de mierda donde todo esta en venta. 
No hay moneda que me pague, 
ni uno solo de los ratos 
que contigo compartí. (Le Punk)

Si hay un nombre propio en la era reciente de la final four ese no es otro que el de Sarunas. Y es que ningún otro jugador ha sido capaz de ganarla con más equipos distintos, y muy pocos han sido capaces de regalar tanta magia y garndeza
NÚMERO DE EQUIPOS DISTINTOS GANANDO EUROLIGA (RANKING)
3
Sarunas Jasikevicius (Barcelona, Maccabi, Panathinaikos)
2
Dejan Bodiroga (Panathinaikos, Barcelona)
Zoran Savic (Jugoplastika, Kinder)
Matjas Smodis (Kinder, Cska)
David Andersen (Kinder, Cska)
Zeljko Rebraca (Partizan, Panathinaikos)
Ivo Nakic (Cibona, Partizan)
Predrag Danilovic (Partizan, Kinder)
Dino Meneghin (Varese, Milán)
Fausto Bargna (Cantu, Milán)
Ramunas Siskauskas (Panathinaikos, Cska)
Dimitris Papanikolau (Olympiacos, Panathinaikos)
Velibor Radovic (Jugoplastika, Maccabi)
Aleksey Savrasenko (Olympiacos, Cska)
Sin embargo, en participar con el mayor número de equipos distintos en final four, Jasikevicius debe conformarse con compartir la segunda plaza:
4
David Andersen (Kinder, Siena, Cska, Barcelona)
3
Sarunas Jasikevicius (Barcelona, Maccabi, Panathinaikos)
Zeljko Rebraca (Partizan, Benetton, Panathinaikos)
Zarko Paspalj (Partizan, Olympiacos, Panathinaikos) *
Matjas Smodis (Kinder, Skipper, Cska)
Zoran Savic (Jugoplastika, Real Madrid, Kinder)
Mihalis Kakiouzis (Aek, Siena, Barcelona)
Mirsad Turckan (Efes, Siena, Cska)
Marko Jaric (Teamsystem, Kinder, Siena)
Johny Rogers (Milán, Olympiacos, Panathinaikos)
Predrag Drobnjak (Partizan, Efes, Tau)
Erazem Lorbek (Skipper, Cska, Barcelona) **
Damir Mulaomerovic (Teamsystem, Efes, Panathinaikos)
Terence Morris (Maccabi, Cska, Barcelona)
* En la 97/98 Paspalj llego a disputar algunos partidos con la Kinder Bolonia, pero no llego a disputar la final four. 
** En la 06/07 disputo la euroliga con el Unicaja, pero regreso a la lega antes de la disputa de la final four. 
Por los pelos se queda fuera Ken Barlow, que fue campeón de Europa con el Tracer en la última final pre-final four y luego llego a disputarla con Maccabi y Paok.
El lituano es además el último jugador hasta la fecha que ha ganado euroliga y eurobasket en un mismo año.
Jugadores campeones de Europa club y selección mismo año
2003: Sarunas Jasikevicius (Barcelona/Lituania)
2001: Marco Jaric (Kinder/Yugoslavia)
1991: Zoran Srtenovic, Velimir Perasovic, Toni Kukoc, Zoran Savic (Pop84/Yugoslavia)
1989: Toni Kukoc y Dino Radja (Pop 84/Yugoslavia)
1983: Pierluigi Marzorati, Antonello Riva (Cantu/Italia)
1971: Sergei Belov, Ivan Edeshko, Vladimir Andreev, Aleksandr Zharmukhamendov (Cska/Urss)
1969: Sergei Belov, Vladimir Andreev, Gennady Volnov, Aleksander Kulkov, (Cska/Urss)
1963: Armenak Alachachian, Aleksander Travin, Vjacheslav Khrynin, Gennadi Volnov, Jaak Lipso, Aleksander Petrov (Cska/Urss)
1961: Armenak Alachachian, Gennadi Volnov, Viktor Zubkov
1959: Valdis Muiznieks, Maigonis Valdmanis, Janis Krumins (Ask Riga/Urss)


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revistas