Revista Baloncesto

Final four 2015: fenerbache-real madrid

Publicado el 08 mayo 2015 por Sunara
REAL MADRID-FENERBAHCE ULKERSPOR
Imagen
Si desde 2007 ningún equipo anfitrión , ni ningún debutante alcanzaban la final four, Real Madrid y Fenerbahce toman el lugar que entonces ocuparon Panathinaikos y Unicaja para plantear una semifinal sin duda apasionante. Al favoritismo local auspiciado por tal condición, una plantilla más larga y sus dos recientes subcampeonatos, se opone la versatilidad y la dureza mental de un Fenerbahce aferrado a la confianza de tener en su banquillo al autentico amo y señor del torneo. La gestión de la presión, el ritmo y las más que presumible batalla táctica que habrá planificado Zeljko Obradovic ayudan a dibujar un interesante panorama sobre el que planea la duda del estado de un Nemanja Bjelica fundamental para los de Istambul. 
Horario: 15 Mayo 2015 21:00
Precedentes
Esta temporada: Inédito
En Final four: Inédito
Historia copa de Europa: 6-0 Real Madrid 
Otras competiciones europeas: Inédito
En un duelo no excesivamente repetido, el Real Madrid domina con claridad sus precedentes ante un Fenerbahce con el que no conoce la derrota. El primer cara a cara entre los dos equipos data de los octavos de final de la temporada 1998/99, en la que, pese a tener el factor pista en contra, los blancos eliminaban al cuadro turco por 2-0. Sin jugadores clave en el inicio de curso como Milic o Abdul Rauf, los locales caían en el primer encuentro por 81-89 siendo estériles los 34 tantos de Ibrahim Kutlay, mientras en el conjunto madridista destacaban los 27 tantos y 11 rebotes de Tanoka Beard. En el segundo acto, el club merengue certificaba su paso a cuartos, donde caería con la Fortitudo, al vencer por 85-74 con 26 puntos de Herreros. A modo de curiosidad cabe apuntar que el actual asistente de Pablo Laso, Zan Tabak formaba parte de la plantilla de aquel Fenerbahce. Curiosamente esa misma temporada el Real Madrid perdería en sus dos enfrentamientos con el Ulker SC. El siguiente duelo, habría de esperar nueve años con otro doble triunfo hispano: 72-80 en Estambul la primera jornada de la fase regular (23 tantos de Hervelle y 18 de Turckan como figuras más destacadas) y 87-77 en Madrid con los aun hoy presentes Felipe Reyes y Savas como máximos anotadores. Por último, en la 2012/13 un Real Madrid ya dirigido por Pablo Laso se impone dentro de la fase regular por 75-83 en Estambul (21 tantos de Rudy) y 77-61 en el palacio (18 puntos de Mirotic y Bojan Bogdanovic)
Imagen
FENERBAHCE ULKERSPOR 
Campeón de Europa: -
Subcampeón de Europa: -
Final four: Debutante
Otros títulos europeos: -
Ligas: 6 actual TBL (se juega desde 1966) 3 campeonatos de Turquía y 7 ligas de Estambul
Copas: 4 
ESTA TEMPORADA: 
Primera fase: 2º Grupo C (8-2)
Top 16: 2º Grupo F (11-3)
Play-off: 3-0 ante Maccabi
Total: 22-5
Primer debutante que alcanza la final four desde 2007, la presencia en Madrid del Fenerbahce significa un pequeño soplo de aire fresco en un torneo que en las ultimas temporadas se antojaba prácticamente cerrado. Dejado atrás el poso amargo del paso de Simone Pianigiani por el banquillo, el club de Estambul alcanza su gran objetivo en el tercer año de fuerte inversión, el segundo bajo la dirección de un Zeljko Obradovic que agranda así, su ya de por si astronómica figura. Tras un primer curso bajo las ordenes del técnico serbio altamente irregular, el actual Fenerbahce se presenta en Madrid tras firmar una temporada sólida, con un juego atractivo y en la que ha dado pruebas sobradas de su competitividad. Con una configuración de plantilla a priori cuestionable en la que la necesidad de albergar hasta 6 “cupos” turcos condicionaba el dibujo final, Obradovic ha conseguido armar un equipo versátil y dinámico, acoplando a distintos secundarios al núcleo duro que han formado ,en especial tras la lesión de Ricky Hickman, Nemanja Bjelica, Andrew Goudelock, Jan Vesely y Bogdan Bogdanovic. Huérfano del base estadounidense, el cuadro turco ahonda así en una de sus principales debilidades encarnadas en el puesto de base, aunque la buena serie de cuartos de Zisis (e incluso Sipahi) y la particular dinámica de una final four minimizan un tanto el impacto. Cuarto equipo más anotador del torneo, el cuadro otomano ha sabido dotar a sus partidos de distintos ritmos aunque, en general, en la faceta ofensiva se ha sentido más cómodo con partidos vivos, de ritmo alto e incluso un tanto caóticos. Con varios jugadores capaces de genera ventajas en el 1x1, Obradovic ha ido moldeando el equipo buscando que jugadores como Zisis o Preldzic acumularan menos balón. La capacidad de anotación de Goudelock y el asentamiento de un Bogdanovic que sigue mostrando una madurez y un hambre tremendos terminan por ser las principales bazas exteriores de un club que, sin embargo, ha encontrado en Nemanja Bjelica a su gran foco de luz. Absolutamente desequilibrante, el serbio ha mostrado además una excelente conexión con Jan Vesely dotando al conjunto “canario” de un punto atlético y de capacidad para jugar por encima del aro más que interesante, por lo que su recuperación de cara a Madrid se antoja básica para las opciones turcas. Capaz de imponerse en 11 de los 13 partidos que han disputado fuera de casa durante esta euroliga (incluyendo remontar el average a Cska u Olympiacos) el Fenerbahce presenta, pues, credenciales suficientes para no renunciar a nada, en especial si logra repetir la capacidad de rebote y concentración defensiva mostrada ante el Maccabi en la serie de cuartos de final. Minimizar sus disensiones en la gestión del ritmo y resguardar de faltas a su particular cuarteto director bien pudieran ser las claves para que los otomanos aspiren a seguir sorprendiendo. 
Imagen
LOS JUGADORES
Firmado de cara al Top 16 de cara a apuntalar un puesto de base un tanto cojo, Nikos Zisis ha visto como la lesión deRicky Hickman ha aumentado exponencialmente su papel en el equipo. Lejos de sus mejores días, el base heleno mantiene una buena capacidad de dirección aunque en ocasiones peca de exceso de pausa en un equipo que funciona mejor en otro tipo de ritmos. Clave en el tercer partido ante el Maccabi o en la defensa ante Spanoulis en el Pireo (en el partido que a la postre dio el factor pista al Fenerbahce) Zisis sigue siendo capaz de generarse tiros en la media distancia o de buscar el aro gracias a su buen uso del cuerpo. Irregular desde fuera, debe intentar cuanto menos amenazar para no condicionar el ataque turco. Un tanto estancado en su progresión, Kenan Sipahi llega a Madrid en el que quizás sea su mejor momento de un curso en el que ha vuelto a tener distintos problemas de lesiones. Oro, y MVP, del eurobasket junior de 2013, Sipahi destaca por un buen físico, una notable madurez así como ciertas dosis de dirección y mando para su edad (sea esta la que sea). De escaso peso ofensivo, su falta de tacto y su irregularidad en el tiro exterior afloran como principales carencias ofensivas, aunque al menos en el último tramo de temporada el jugador de origen kosovar no esta renunciando a los tiros abiertos. De físico notable, Sipahi si parece haber mostrado una buena evolución en el terreno defensivo aunque adolece de falta de explosividad lo que le limita en ocasiones su impacto al atacar el aro. En la recamara queda Berk Ugurlu uno de los exponentes de la generación turca del 96 y que apenas acumula 15 minutos en el torneo. Algo justo de talla para la élite, Ugurlu destaca por su explosividad y su valentía para encarar el aro así como la naturalidad con la que finaliza por ambos lados. En su contra su fragilidad defensiva y su flojo tiro exterior aparecen como principales asignaturas pendientes. 
MVP de la pasada eurocup, Andrew Goudelock esta viviendo una gran primera experiencia en la euroliga. De enorme capacidad para generarse tiros, el ex jugador del Unics pasa por ser uno de los mejores anotadores del torneo. Gran tirador de larga distancia con capacidad para entrar en rachas prolongadas, Goudelock tiene además facilidad para anotar en la media distancia o atacando el aro a través de cuidadas “bombas”. Buen manejador de balón, el estadounidense peca en ocasiones de cierto barroquismo llegando incluso a renunciar a tiros cómodos. Correcto en defensa y con más capacidad que voluntad de genera juego, debe mejorar su selección en los momentos clave y controlar su ansiedad cuando los partidos no le vienen de cara. De explosión relativamente tardía, Bogdan Bogdanovic sigue quemando etapas en una de las progresiones más interesantes en los últimos años. Sin atisbo de acusar el salto de nivel, el ex del Partizan se ha ganado la confianza de un Obradovic que ejerce de tutor a un jugador claramente de su gusto. Competidor puro y de enorme carácter, Bogdanovic sigue progresando en el tiro y sin ser un especialista ha desarrollado una amplia gama de posibilidades que se multiplican en los momentos clave de partido. Buen defensor y de notable primer paso, aun le falta un punto de explosividad para atacar con más nitidez el aro. En la parcela defensiva su agresividad en las líneas de pase le convierten en un incordio aunque en ocasiones peca de excesivo ímpetu. Técnicamente notable, Bogdanovic ha tenido que ejercer como base tras la lesión de Hickman, algo que ya había probado en Partizan tras la grave lesión el año pasado de Leo Westerman. Si para un jugador la llegada de Zeljko Obradovic al Fenerbahce ha supuesto un autentico tobogán ese es Emir Preldzic. Tras comenzar el curso pasado con plena ascendencia en el juego en una suerte, salvando las distancias, de Diamantidis, el jugador bosnio pasó a estar prácticamente descartado antes de que la intervención de la directiva mediara entre él y Obradovic. Con la inercia de un buen mundial (amplificado por su gran final ante Australia) Preldzic ha sido uno de los termómetros de un equipo anti-natura para sus características. Tan polivalente como tendente al “amase” de balón, todo lo que en él brilla en ecosistemas de escasa pólvora ofensiva pasa a ser casi una rémora en un conjunto como este Fenerbahce. Con todo, en la parte final de la campaña Obradovic parece haber acomodado un papel importante para un Preldzic que, justo es decirlo, esta ayudando en defensa, contribuyendo a cerrar el rebote e incluso generando juego. Clarividente en los momentos finales, sigue careciendo de regularidad en el tiro exterior encontrando más facilidad en los momentos en los que actúa como falso cuatro, en especial desde las esquinas. De su capacidad para dar minutos de calidad sin coaccionar el ideario del equipo (al menos en exceso) puede depender buena parte de la suerte de este Fenerbahce en Madrid. Con un rol ligeramente menos preponderante que el curso pasado, Melih Mahmatoglou sigue ofreciendo garantía de esfuerzo cuando goza de minutos. Algo pequeño para su puesto pero dotado de un potente tren inferior, el ex del Erdemirspor es un jugador correcto en defensa y que ofensivamente se limita a algunos tiros abiertos. Tirador puro y de gran capacidad de pase, Serhat Cetin no ha acabado de encontrar un sitio estable en la rotación del Fenerbahce. Discreto en el manejo de balón y falto de lateralidad en defensa a priori no debería contar con minutos pero llegado el caso puede ser un factor sorpresa gracias a su excelente mano en el tiro exterior. 
Candidato a ser elegido como MVP de la temporada y duda hasta ultima hora por un problema muscular, Nemanja Bjelica ha acabado por explotar en su segunda temporada en el cuadro de Istambul. En plena madurez de juego y parece que definitivamente asentado como cuatro, el serbio se ha convertido en un valladar reboteador y en una fuente de juego en la parcela ofensiva. Inteligente en el juego, su talla y envergadura le otorgan en un rol vital en el rebote, a lo que une una capacidad de maejo de balón impropia de alguien de su talla lo que en ocasiones le permite ser punta de lanza de las transiciones o generar ventajas en campo abierto. Peligroso desde el triple tanto por rango como por oportunismo como por porcentaje ( 46% en la TBL y 34% en euroliga), Bjelica dosifica a la perfeción sus apariciones ofensivas bien generando desde el centro o bien generando espacios desde las esquinas. Muy mejorado en el uso del cuerpo tanto en defensa como en ataque, ha mezclado a la perfección con Jan Vesely dotando al Fenerbahce de una capacidad atlética de primer nivel en la pintura. Y es que el checo, se ha convertido en otro de los factores claros del éxito del conjunto turco. Relevo natural de Bjelica en el 4, el ex de Partizan ha acabado por jugar más minutos como pivot gracias a su espectacular capacidad atlética. Incansable y de actitud intachable, en defensa Vesely peca en ocasiones de precipitación pero su capacidad de intimidación le convierten en indispensable. Ofensivamente, su capacidad de finalizar en mate, su presencia y su buena lectura de los bloqueos se unen a una heterodoxa pero más o menos eficaz capacidad de jugar de fuera adentro para terminar en extensión. En el lado menos positivo, Vesely sigue sin desarrollar la más mínima amenaza exterior (0/4 triples intentados entre euroliga y TBL por 25/70 y 21/61 entre adriatica y euroliga en sus dos últimos años en Partizan) a la par que sufre desde el tiro libre, faceta en la que en los últimos meses parece haber mostrado una tímida mejoría. Fundamental para su equipo, el checo debe procurar no cargarse de faltas de manera prematura. Al lado de la pareja Bjelica/Vesely, Zeljko Obradovic ha ido rotando a sus otros tres pivots puros en busca de soluciones más bien puntuales. Fichado la temporada pasada tras un buen paso por Malaga, Luka Zoric vive el que probablemente sea su momento más bajo en su paso por el Fenerbahce. Algo lastrado tras sus problemas de espalda, el croata esta sufriendo en defensa y no ha logrado erigirse en el especialista ofensivo que por momentos fue el curso pasado. Con buena mano frontal en 4/5 metros y cierta presencia en el rebote ofensivo, la falta de explosividad y su condición de jugador excesivamente terminal lastran a un jugador que no obstante tendrá minutos importantes. Tras una vuelta de la NBA plagada de sinsabores en el Efes, Semih Erden parece haber recobrado cierto pulso en un Fenerbahce en el que, no obstante, su rendimiento ha tenido bastante de irregular. Con una condiciones físicas privilegiadas, el pivot turco ha respondido mejor cuando ha tenido oportunidad de salir de inicio. Con capacidad para finalizar de manera contundente, unas manos blandas y la tendencia a la dispersión marcan las barreras de un jugador con capacidad para jugar al poste y aguantar en defensa. Discreto en el rebote y de escaso valor táctico, Erden llega revalorizado por una buena serie ante el Maccabi lo que sumado a alguna actuación puntual (13/16 en tiros ante el Istambul IS, 15 puntos en 11 minutos ante el TED, 6/6 ante el Maccabi en el 2º partido...) pueden hacerle opositar a minutos contados pero de calidad. Peleando con Erden por un rol similar, Oguz Savas parte de premisas bastantes diferentes. Con un físico siempre rayando en el exceso, el de Balikeser es un jugador con paciencia en el poste bajo, seguridad en el rebote defensivo y con cierta seguridad en los tiros libres. Algo lento y de buena visión de juego, ha ido perdiendo efectividad en la pintura sin que su tiro de media distancia termine de ser plenamente fiable. Sin cumplir aun los 17 años (lo hara en junio), Omar Yurtseven ha participado ya de manera simbólica en tres partidos pero salvo lesiones no parece que vaya a estar entre los 12 inscritos para la cita madrileña. 
Imagen
EL ENTRENADOR
Intentar explicar con números o datos una carrera suele ser tan injusto como incompleto, pero en el caso de Zeljko Obradovic las cifras son tan desbordantes que dibujan una idea de la trascendencia del personaje. Presente con la de este año en 14 final four con seis equipos distintos (Partizan, Joventut, Madrid, Benetton ,Panathinaikos y Fenerbahce), ha ganado 8 de ellas con cuatro conjuntos distintos. Entre medias sus dos únicos años fuera de la primera competición continental se saldan con otros tantos triunfos en la copa Saporta (R.Madrid 97 y Benetton 99), mientras que con la selección yugoslava suma un oro y un bronce europeo, un oro mundialista y una plata olímpica. Ajeno a la gloria domestica en su paso por la acb o la lega, en Grecia subsanaba el desliz con 11 títulos ligueros y 7 de copa que se unen a los conseguidos con el Partizan en 1992 y la liga turca del curso pasado…Con todo, y tal y como apuntaba, Juanan Hinojo quizás el de Cacak se esta haciendo viejo ya que con el Fenerbahce ha necesitado dos temporadas para alcanzar la final four rompiendo su racha de llegar el primer año tal y como había hecho en sus cinco equipos anteriores. 
PELEANDO A LA CONTRA
Exigente, vehemente y excelso preparador de partidos, Obradovic ha entrado por méritos propios en el olimpo de entrenadores europeos con la que es probablemente la carrera más exitosa de la historia. Con fama de ogro pero de excelente relación con sus jugadores, puestos a buscar otra de sus características, habría que apuntar a su capacidad de cambiar el guión cuando menos se lo espera o a una especial habilidad para vencer en las situaciones más adversas.
Título de una de las mejores compilaciones de textos de Bukowski o de un disco de Quique Gonzalez , el peleando a la contra podría aplicarse a buena parte de las temporadas en las que Obradovic ha triunfado en Europa y es que, el serbio se llevó de soslayo la copa de Europa del 92, la del 94, en buena parte del 95…por no hablar de la enorme sorpresa que supuso su triunfo en la final de 2002 en Bolonia o su presencia en Barcelona 2011. Pero más allá de esos triunfos, el de Cakac siempre se ha mostrado con otro rasgo raramente igualado…el de la imprevisibilidad. Tanto en la etapa de estabilidad en Atenas, como en las anteriores donde sus relaciones con los jugadores fluctuaban por momentos, Obradovic siempre ha sido capaz de sacar lo mejor en las grandes citas y hacerlo además por donde menos se espera. Etiquetado como un entrenador amante del basket control, en 2002 o 2009 fue capaz de desarbolar a equipos de Ettore Messina bien jugando con cuatro pequeños o apostando por la velocidad…rasgo poco reconocido pero por el que su Panathinaikos apostó claramente en el periodo 2003-2006 (suyas son las mayores anotaciones de la historia de la euroliga) o en el 2007 cuando su apuesta por juntar tres generadores exteriores devolvió a los verdes a lo más alto o ¿Por qué no? Incluso en su derrota de 2012 ante el Cska donde su planteamiento cortocircuito durante más de 35 minutos al equipo moscovita . Tras una nueva demostración de inteligencia táctica en la serie de cuartos de final ante el Maccabi, a buen seguro el gran Zeljko se guarda un as en la manga y pugnara en Madrid por ser la figura más galardonada de la historia del basket europeo (de ganar superara al propio Real Madrid en numero de títulos) …y todo ello tras haber comenzado su carrera como técnico de manera muy peculiar:
http://www.kkborac.rs/index.php/o-klubu/istorijat.html
Situada en la parte central de Serbia, Obradovic es natural de Cacak una ciudad muy relacionada con el baloncesto y cuyo principal equipo el KK Borac Cacak llega a ser cuarto en la temporada 72/73. Por el Borac llegan a pasar jugadores de la talla de Radmilo Misovic (cinco veces máximo anotador de la liga yugoslava), Dragan Kicanovic (que anteriormente había estado en el otro equipo de la ciudad el Zelznica), Goran Grbovic, Dejan Tomasevic, Milos Teodosic, Dragan Arcis, Sarancic, Dusko Savanovic, Zoran Erceg, Uros Tripkovic…o el propio Zeljko Obradovic.
Base cerebral de buen nivel defensivo y fiable en el tiro cuando se decide a ejecutarlo, Obradovic debuta en el Borac a las ordenes de Aza Nikolic y permanece cuatro años más antes de dar el salto a, Partizan por entonces dirigido por Slavnic. Con el conjunto de Belgrado gana la liga de 1987, entra en la final four de 1988 y, aunque se pierde buena parte del año, forma parte de la plantilla que se lleva la copa y la Korac de 1989. Paralelamente, en 1988 Dusan Ivkovic que busca un veterano que de equilibrio a la selección llama a Obradovic para disputar el preolímpico. Obradovic se convierte así en un rara avis por su tardanza en debutar con la absoluta y más si se comprueba que su presencia en las categorías inferiores se limita al campeonato junior de los balcanes de 1979, donde Yugoslavia (Grbovic, Bilalovic, Radovic, Savovic, Mutpazic…) se lleva el oro ante Grecia por 90-63. Tras debutar en un amistoso ante Grecia en el que anota 8 puntos, Obradovic forma parte del equipo que logra la plata en Seúl 88 y el oro en el mundial de Argentina…un año antes de que su historia cambie, y quien sabe si la de todo el baloncesto europeo. 
Concentrado con la selección que va a disputar el eurobasket de Roma, Obradovic recibe una llamada de Kicanovic, por entonces director deportivo del Partizan, que le ofrece hacerse cargo del primer equipo con la condición de que se incorpore de manera inmediata. Obradovic que esa temporada ha sido subcampeón liguero, acepta, deja la selección (es sustituido por un Sretenovic que realiza un gran torneo) y en una noche pasa de compañero a jefe de los Djordjevic o Danilovic que en apenas unas semanas se cuelgan el ultimo oro de la Yugoslavia unida. Aquel Partizan del 92 haría historia logrando un insospechado triplete y cosechando una sola derrota en la YUBA, ante el Bosna en Sarajevo. Dicen que al acabar ese partido, Mirza Delibasic, técnico del conjunto bosnio por entonces, afirmó seguro que el Partizan sería el próximo campeón de Europa ante la incredulidad de un Obradovic al que pronto la historia abriría la mayor de sus paginas. 
Imagen
LOS NÚMEROS (media por partido,entre paréntesis los jugadores más destacados)
PUNTOS: 81'70 ( Goudelock 16´4, Bjelica 11´9, Vesely 11´1)
REBOTES: 36´25 (Bjelica 8´6, Vesely 5´4, Bogdanovic 2´9)
ASISTENCIAS: 16´44 (Zisis 3´5, Preldzic 3´3, Hickman 2*)
TAPONES: 3´40 (Vesely 1, Bjelica 0´7, Savas 0´5)
VALORACION: 91´22 (Bjelica 18´3, Goudelock 13´7, Vesely 13´4)
TIROS DE 2 %: 54´3 %( Vesely 63´2, Savas 61´1, Bjelica 56´9)
TIROS DE 3 %: 37´5 % (Goudelock 45´5, Mahmatoglou 42´2, **)
TIROS LIBRES: 67´6 % (Savas 78´6, Bogdanovic 78´2, Goudelock 77´3)
Lesionado, se pierde la final four
** Serhat Cetin presenta un 80% en triples pero con solo 5 intentos
http://www.euroleague.net/competition/t ... 014#!stats
Imagen
EL JUEGO
ATAQUE
RITMO: Capaz de amoldarse a distintas circunstancias como demostró en Tel Aviv, elPireo o Moscú el Fenerbahce se ha mostrado más cómodo en partidos de ritmo alto, en especial cuando ha logrado imponer un estilo de juego directo.
CIRCULACIÓN Y ESPACIOS: Con diversos jugadores capaces de desequilibrar en el 1x1, el cuadro de Obradovic ha destacado en sus mejores momentos por una gran capacidad para generar espacios y una notable circulación de balón, faceta que tienda a decaer cuando coinciden en pista Zisis y Preldzic. La inteligencia de Bjelica y el uso de las esquinas (no es raro ver a los dos interiores en el mismo lado al inicio de los ataques), clave en un equipo que consigue hacer enorme la pista. Con todo, la libertad de acción y el desborde en ese 1x1 (o en su defecto el pase extra) son la principal vía de anotación del Fenerbahce.
POLIVALENCIA: Con varios jugadores capaces de doblar o incluso triplicar posiciones, otro de los puntos fuertes del Fenerbahce es su polivalencia. El juego por encima del aro de la dupla Bjelica-Vesely, o la facilidad para intercambiar roles de la tripleta Zisis, Bogdanovic, Goudelock e incluso el papel de Preldzic complican la toma de referencias para la defensa rival. 
TIRO EXTERIOR: Quinto mejor equipo de la euroliga en porcentaje de tres y septimo más anotador, los números no acaban de revelar la trascendencia del tiro exterior de un Fenerbahce que depende de la tripleta Bogdanovic, Goudelock, Bjelica. Sin más interiores que el serbio capaces de amenazar de fuera y con un presumible papel menor de especialistas como Cetin, el que jugadores como Sipahi, Zisis o Preldzic logren cuanto menos no dudar puede ser clave. 
FINTAS: Cuestión que a priori puede parecer menor pero de la que el Fenerbahce esta sacando mucho partido. Al margen de esa faceta concreta, el uso de cebos o las jugadas en las que se bloquea al bloqueador enriquecen un juego que a simple vista puede parecer libre pero dista de serlo.
Imagen
DEFENSA
REBOTE: Tras pasar algunos problemas en el tramo central de la temporada para cerrar su rebote defensivo, el Fenerbahce llega a Madrid muy mejorado en una faceta que puede ser clave. La ayuda de los aleros y la concentración de los interiores ya fueron determinantes en la serie ante el Maccabi
AGRESIVIDAD DOSIFICADA: Capaz, en especial como local, de desarrollar picos de enorme agresividad defensiva, el conjunto de Obradovic ha dosificado sus “arrebatos” defensivos a momentos puntuales. Conservadores en ocasiones, en especial ante quintetos de poca amenaza exterior, la capacidad para manejar ambos registros en lapsos cortos es otra de las señas de identidad.
INTIMIDACIÓN: Algo faltos de solidez interior, solo los momentos en los que coinciden Bjelica y Vesely parecen garantizar al conjunto turco ciertas dosis de intimidación. 
ALTERNATIVAS: Poco dado a la pirotecnia, Obradovic insinuó ante el Efes algunas variantes zonales hasta el momento muy poco usadas en su trayectoria reciente. Los brazos de Preldzic, Sipahi o Bogdanovic pueden ser puntas de lanza como recurso puntual bien tratando de cambiar el ritmo de partido o bien salvaguardando un tanto una rotación algo corta. 
APUNTE HISTORICO:
Novato en la final four, sin palmares europeo y con un bagaje no demasiado extenso a nivel local, el Fenerbahce presenta sin embargo una rica historia en la que bien pudieran marcarse tres fechas clave: 1907, 1913 y 2006. Fundado como institución polideportiva en la primera de ellas, el conjunto del famoso barrio situado en el lado asiático de Estambul (Fener significa faro y bahce jardín) establecería su sección de baloncesto hace ahora 102 años y terminaría por adoptar su actual status tras su fusión con el Ulkerspor en 2006. Con todo, y aunque 1913 marque el inicio oficial de la historia baloncestistica del Fenerbahce, los primeros años son un continuo ejercicio de funambulismo para un equipo sin casi estructura que aparece y desaparece en torno a los convulsos vaivenes políticos que van desde la primera guerra mundial a la guerra greco turca. De esta manera el primer partido oficial del conjunto amarillo-azul marino, no se produce hasta enero de 1926 ante un conjunto macabeo. La elección del rival no es casual y es que en esa época, el Fenerbahce acoje en su seno a buena parte de la comunidad judia de la ciudad. A base amistosos, idas y venidas el conjunto de la parte asiática sigue un curso irregular, progresando principalmente a base de enfrentamientos ante equipos de militares estadounidenses pero sin estabilizar una estructura competitiva hasta finales de los años 40. Dependiente económicamente de los éxitos de su matriz futbolistica, los años 50 marcan el despegar de un club que vivirá en las dos siguientes décadas sus años de esplendor. De la mano de figuras como Hikmet Vardar, Mehmet Baturalp o Can Bartu, el Fenerbahce estabiliza su condición de potencia pasando a jugar en un pabellón techado y de amplia capacidad (El Palacio de deportes y exposiciones) en el que llegaran sus primeros grandes éxitos. Campeón de la copa de la federación en 1954, un año más tarde el Fenerbahce protagoniza ante el Galatasaray el primer partido retransmitido en directo de la historia en Turquía. Precisamente ese 1955 marca el primero de los tres títulos consecutivos de la liga de Estambul para el conjunto “canario”. A esos éxitos locales, el Fenerbahce suma en 1957 y 1959 sus dos primeros títulos nacionales tras haber sido subcampeón en el 54 y el 56. Desgraciadamente para los intereses del pujante club, el torneo de 1958 se disputa antes de la primera Copa de Europa por lo que el segundo puesto les deja fuera de ser parte de ese primer envite. El representante turco pasa a ser el Modaspor quien cae a las primeras de cambio ante el Olimpija de Daneu. Así pues, el debut del Fenerbahce en la máxima competición continental se produce finalmente en 1960. Tras no presentarse el Maccabi, el Fenerbahce accede directamente a los octavos de final donde cae con claridad ante el Akademik búlgaro: 61-69 en Estambul (20 puntos de Omer Urkon) y 70-55 en la vuelta con 19 tantos de Tuncer Kobaner. 
Esa década de los 60 supone el primer frenazo de un Fenerbahce que tardaría años en volver a ser un contendiente habitual. Campeón por tercera y última vez del campeonato turco en 1965, el Fenerbahce vuelve a la Copa de Europa en la temporada 65/66. Con 23 tantos de Hüseyin Kozluca y 20 de Erdal Poyrazoğlu el Fener debuta derrotando por 85-71 al Dinamo de Bucarest, pero en la vuelta una horrible segunda parte sella una nueva eliminación turca. Una temporada más tarde (66/67) nace la actual TBL (Türkiye Basketbol Ligi), con un balance de 15 victorias y 7 derrotas el Fenerbahce finaliza quinto a 11 puntos del campeón (el Altinordu). Con todo la temporada tiene su punto triunfal con el cuadro que dirige Altam Dincer proclamandose campeón de copa. Ese triunfo permite al conjunto amarillo vivir su tercera experiencia europea con su papel en la Recopa del 68. Exento de la primera eliminatoria, los de Estambul debutan en los octavos de final venciendo al Asvel de Gilles por 68-61 con 30 puntos de Kozluca pero en la vuelta, el cuadro galo remonta con suficiencia apeando de Europa a un Fenerbahce que no volverá a Europa hasta pasados 16 años. Con el citado Kozluca como principal referencia (es el maximo anotador liguero en la 68/69) el Fenerbahce alcanza el subcampeonato en el 70 y el 71 antes de iniciar una decada para el olvido. Oscilando entre el sexto y el noveno puesto, el conjunto de Istambul nada en una indiferencia que ni siquiera fichajes como el yugoslavo Zarko Knezevic (oro en el eurobasket del 73 y plata en el mundial del 74) pueden corregir. Solo alguna gesta puntual como los 51 puntos de Cengiz Kayaturk al DSI en la 77/78, alivian a un equipo que incluso en la 78/79 termina penultimo. 
Imagen
Por fin, la 82/83 trae buenas noticias y tras finalizar la primera fase invicto, el Fenerbahce accede por primera vez en cuatro años a la liguilla por el título finalizando segundo tras el Efes Pilsen. Ese subcampeonato les abre las puertas de la Recopa donde vuelven a caer en la primera eliminatoria, en esta ocasión ante el Steaua de Bucarest y de nuevo con dinamica similar: triunfo como local y desfondamiento en la vuelta. Tercero en liga en el 84, subcampeon de nuevo en el 85 y otra vez tercero en el 88, el Fenerbahce logra estabilizarse entre los clubes que dispiutan competiciones europeas y al fin, en la Korac del 86 supera su primera eliminatoria superando al Zalaegerszegi TE KK hungaro. En la ida el conjunto otomano cae por 84-78 pese a los 24 tantos de Calvin Roberts, pero de vuelta a tierras turcas el acierto de un enorme Roberts (33 tantos con un solo fallo en el tiro) sellan el pase a la segunda ronda. Ya en ella, el Fener da un nuevo paso deshaciendose del Borac Cacak. El gran papel de Roberts, Artys y el veterano Efe Aydan puede con los puntos de los Marko Ivanovic, Obrad Sarancic y compañía en la ida, logrando una renta de 11 tantos suficiente para resistir la vuelta en Yugoslavia ante un equipo que justo unos meses antes...acababa de traspasar al Partizan de Belgrado a un tal Zeljko Obradovic. Clasificados para la liguilla de cuartos, esta supone el techo de un Fenerbahce que se despide sin conocer la victoria ante Milano (a la postre campeón con Joe Barry Carroll, D´Antoni, Meneghin...) Stroitel Kiev (Volkov, Shaptala, Belostenny) o Stade Francais (Debuisson, Radovanovic...). Tras ese breve episodio de exito, el Fener acumula otras nuevas cuatro eliminaciones en primera ronda dejando a Europa casi por imposible. 
Con todo, sera la decada de los noventa la que al fin vuelva a situar al conjunto del lado asiatico en lo más alto, en buena parte gracias al fichaje de Larry Richard. Pivot pequeño y heterodoxo, Richard llega al Fenerbahce en la temporada 89/90 tras sumar dos títulos ligueros con el Eczacıbaşı. Richard debuta en la copa Korac anotando 32 puntos ante el Bosna Sarajevo, aunque los 41 de Radulovic y el buen partido de Primorac pueden más por lo que el cuadro yugoslavo se impone por 86-92. La vuelta tiene poca historia con los de Sarajevo dominando con claridad aunque Richard se va a los 33 tantos...en lo que habrá de ser la constante del año. Semifinalistas ligueros donde caen ante el Pasahbace, el Fener suma la copa presidente al derrotar al Galatasaray por 95-82. Un año más tarde, lo ya anunciado el curso anterior cobra fuerza y en una temporada historica , el Fenerbahce repite título copero y suma al fin su primera liga en la historia moderna ante el Tofas Bursa. En una final en formato 1-2-1-1 en el que el equipo sin ventaja de pista debuta fuera, el Fener que dirije Cetin Yilmaz se impone en el primer partido por 86-97 con 27 tantos de Richard. Habituado a los marcadores centenarios (hasta en tres ocasiones supera la centena en los play-off) el cuadro de Yilmaz cae en el segundo en las trampas de los de Bursa cayendo por 60-61. Un cómodo triunfo en el tercero y una derrota en la prorroga en el cuarto, abocan la final al quinto partido donde finalmente el Fenerbahce se impone en buena parte gracias al recital de un Husnu Cakirgil en estado de gracia durante todo el play-off. Junto a Cakirgil y Richard el tercer gran nombre de ese equipo es Leven Topsakal. El punto negro del año, como no, llega con una nueva eliminación en primera ronda de la copa Korac con el guión ya conocido de victoria local y hundimiento foraneo, en esta ocasión en Bélgica. La 91/92 parece confirmar el dominio de un Fenerbahce que domina con claridad la fase regular pero que acaba cayendo en las semifinales ante un Efes Pilsen en el que sobresale Kenny Green.La salida de Richard rumbo al propio Efes y el crecimiento del torneo alejan al Fenerbahce del título pero durante toda la decada el equipo se mantiene en la elite. Subcampeones ligueros en el 93 y el 95, semifinalistas hasta en otras cinco se suman a un nuevo título de la copa presidente y a un subcamopeonato de la Copa turca. Esa estabilidad llega además avalada por el asentamiento de un Ibrahim Kutlay quien pronto se convierte en el estandarte del equipo. En lo que Europa se refiere, el Fenerbahce cae de nuevo a las primeras de cambio en la Recopa del 92 para al fin volver a superar una eliminatoria europea en la Korac del 93, 94 y 95, consiguiendo su mayor exito hasta la fecha al alcanzar los cuartos de final de la Korac del 96 donde caen con claridad ante un Efes Pilsen que a la postre se proclamará campeón del torneo. Con todo, cuando realmente el Fenerbahce se hace oir en Europa es en la euroliga de la 98/99. Con el lock out de la nba marcando el paso, el Fenerbahce monta un equipo en el que Kutlay se ve rodeado de jugadores como Marko Milic, Zan Tabak o Mahmoud Abdul Rauf. Brillantes en casa e irregulares fuera, la salida de Abdul Rauf y Milic debilita a un equipo que pese a tener el factor pista en los octavos de final cae ante el Real Madrid.
Imagen
El cambio de decada, vuelve a suponer un paso atras para un Fenerbahce intrascendente y cuyo mejor curso ha de esperar a la 2004/05 donde alcanza las semifinales ligueras y la final four de la eurochallange cayendo en los dos partidos. Solo un par de cursos después, la historia del Fener baloncestisticamente cambia de manera radical. Fundado 80 años más tarde (absorviendo al Nassasport) que el Fenerbahce, el Ulkersport, club sostentado por la marca chocolatera/alimenticia, había logrado en soilo unos añois hasta cuatro títulos de la TBL por el único de 1991 que ostentaba el club amarillo. En grave crisis financiera, Ulker decide abandonar “su” equipo y, en una operación similar a la vivida por el Stefanel en los noventa, traslada al Fenrbahce su patrocinio, estructura de club y el núcleo duro de una plantilla que incluye a un regresado Kutlay o jugadores de la talla de Turckan, Onan, Ira Clark o Savas. La nueva andadura arranca en la temporada 06/07 y lo hace con un título liguero al que, hasta hoy, han seguido otros cuatro amen de tres copas. Cuartofinalistas de la euroliga a las ordenes de Tanjevic, el paso de entrenadores de primer nivel como Spahija o Pianigiani supusó la penultima muestra de ambición de un club que al fin, de la mano de Zeljko Obradovic, ha logrado esquivar su triste sino europeo. 
EL PERFIL
Imagen
NEMANJA BJELICA Y LAS CARRETERAS SECUNDARIAS
Duda por un problema muscular, la presencia de Nemanja Bjelica en Madrid se antoja poco menos que determinantes para el Fenerbahce y en buena parte para todos los aficionados a la diferencia. Candidato más que legitimo al título de MVP de la temporada, el serbio llega tras dibujar un curso fantástico en el que su madurez ofensiva y sus excelentes condiciones físicas le han convertido en una pieza tan inclasificable como determinante. De aspecto apocado y mirada inteligente, su llegada a las alturas dista de haber sido fácil o natural. Surgido como de la nada, Bjelica ha ido creciendo de la mano de figuras a priori antagonistas de su deliciosa y extraordinaria heterodoxia, pasando de ser especialista defensivo a mago ofensivo, de base/escolta a ala-pivot y siempre con la misma mirada entre desconfiada y sagaz. La de un tipo sin aparentes prisas pero con la velocidad de quien entiende la esencia misma del juego.
Formado en las categorías inferiores del Partizan, una lesión de codo y el poco nivel medio de su generación en el club blanquinegro (hasta el punto que el Partizan deshizo el equipo), hacen que Bjelica no llegue a participar en ningún torneo de formación con su selección, limitando su currículo internacional a un par de amistosos con la selección serbo-montenegrina Sub18 en 2006, sin conseguir entrar en la lista definitiva ni para el torneo de Mannheim ni para el Europeo de Amaliada, donde sí estarían jugadores como, Miroslav Raduljica, Milan Macvan, Stefan Markovic, Boban Marjanovic o Vladimir Dasic.
Tras pasar por el Superfund Bp de la segunda división serbia, Bjelica entra en la órbita del Rimini, pero su fichaje queda finalmente desestimado. Desde este anonimato y dirigido por su agencia de representación, Bjelica da el salto al profesionalismo en la modesta liga austriaca, siendo acogido por el Arkadia Traiskirchen, donde si bien no puede jugar de inicio por problemas burocráticos, acaba convirtiéndose en un jugador importante (8,5 puntos y 3,7 rebotes, con grandes porcentajes de tiro) y llegando a disputar las semifinales ligueras en su segunda temporada. Tras su paso por el Arkadia, Bjelica decide presentarse a las pruebas de selección del Estrella Roja, enamorando a un Svetislav Pesic que le hace un hueco en el equipo. De la mano del que fuera campeón mundial en 2002, Bjelica dispone de minutos y confianza y según avanza la temporada comienza incluso a oficiar como base o escolta . Lejos de ser una”boutade” de Pesic, el paso de los meses muestra el acierto de la decisión y los 4 puntos y 2,4 rebotes por partido que firma no alcanzan a medir su verdadero impacto en el juego. Pesic, quien en su paso por las selecciones inferiores de Yugoslavia ya había sido el primero en “regalar” el balón a un entonces joven y delgado ala-pivot de la Jugoplastika apellidado Kukoc, trabaja con un jugador al que aun le cuesta mirar el aro pero en el que la fluidez de su mecánica de tiro parece augurar un pronto progreso. Seleccionado para disputar la Universiada de Belgrado, Bjelica no sólo se cuelga el oro sino que llama la atención del propio Dusan Ivkovic, que termina por llevárselo al Eurobasket junto a Paunic o Macvan, compañeros en el título. 
Ya en Polonia, y pese a que una lesión de tobillo le impide estar al 100% en la fase decisiva, Bjelica parte como alero titular en funciones de intendencia defensiva y cumple hasta el punto de ser el máximo reboteador serbio. Tras lograr la medalla de plata en el Europeo, su comienzo de temporada no es el ideal pero, tras la salida de varios de los jugadores clave en el Estrella Roja (Videnov o Dragicevic por ejemplo), asume el papel de líder, dibujando una segunda mitad de temporada fantástica, lo que contribuye a que sea elegido en la segunda ronda del Draft NBA, número 35, por los Washington Wizards, que traspasan sus derechos a Minnesota. Con Aco Petrovic como entrenador, Bjelica parece estabilizarse como alero pero su dominio de balón hacen de él un segundo base de facto. Llegan las primeras señales de mejora en el tiro, llegando a anotar 4 o más triples en al menos seis partidos y llega una nueva llamada a la selección. El gran torneo de Keselj empaña un tanto el mundial que protagoniza un Bjelica de nuevo solvente en el aspecto defensivo e incluso clave con sus triples en los cuartos de final ante España. Han pasado tan solo dos años desde aquellas pruebas para el Estrella Roja, pero Nemanja Bjelica es ya uno de los nombres del verano en Europa. El resto forma parte ya de la historia: Tres años en Vitoria, de inicio lento e importancia creciente, el papel de un Dusko Ivanovic quien, con sus más y sus menos, le abre la puerta del 4, la conversión en puntal de una Serbia con la que suma una nueva plata esta vez mundialista y , como no, su encuentro con otro carácter de los banquillos. Sin atajos, tomándose su tiempo contemplando el paisaje, pero finalmente Bjelica ha llegado a un status de jugador diferencial, de jugador especial...
BELGRADO, LJUBLJANA...ISTAMBUL, OTRAS CARRETERAS SECUNDARIAS: 
Imagen
Puente entre dos mundos, llegar a Istambul no siempre es fácil. Sin llegar a los extremos del inolvidable Keraban de Verne, muchos de los jugadores del actual Fenerbahce han tenido que realizar un movido periplo profesional para arribar a su destino. Reseñada ya la carrera de Nemanja Bjelica, el nombre de Belgrado sigue siendo recurrente a la hora de analizar al actual equipo turco. En Belgrado saboreó su primera euroliga Zeljko Obradovic y de Belgrado llegaba esta temporada Bogdan Bogdanovic tras una intensa relación de amor-odio con Dusko Vujosevic, el mismo Vujosevic que durante cuatro años dirigió al propio Zeljko y del que este “heredaría” el cargo. Elegido como “Rising star” del pasado curso en la euroliga, Bogdanovic ejemplifica en buena parte el estilo de un Partizan que en los últimos años apuesta por el fichaje de jugadores jóvenes o muy jóvenes antes que por su propia cantera. Y sin embargo su caso dista de ser el habitual en estos tiempos en los que el scout y el microscopio diseccionan las categorías inferiores. Criado en el modesto Zitko basket, siendo junior de segundo año el liderazgo de su equipo en la recién creada liga junior serbia (impulsada por Dusan Ivkovic para dar visibilidad a los jugadores de la periferia) le dio un primer escaparate apoyado después por su paso por el NIJT (con el FMP de manera puntual). De progreso constante desde entonces, Bogdanovic bien pudiera ser un claro ejemplo de explosión tardía, pero sin duda no es tampoco el último eslabón de la relación de este Fenerbahce con Belgrado. De ascendencia bosnia, Semih Erden nació pasó sus primeros años en Gaziosmanpasa, un distrito del lado europeo de Estambul deshabitado hasta los años 50 y que hoy ronda el medio millón de habitantes. Habitado por numerosos emigrantes balcánicos, fue el primer punto de contacto del joven Erden con el baloncesto más o menos organizado. De planta incuestionable, Erden da sus primeros pasos organizados en el conjunto junior del Darussafaka, llegando incluso a debutar en el primer equipo en la temporada 2003/04...un año antes de firmar por el Partizan de Belgrado. A las ordenes de Vujosevic, Erden debutaba en la euroliga disputando 10 encuentros en una plataforma que le serviría para llegar a su primera etapa en Fenerbahce.
Imagen
Más recordado que el de Erden, es el paso por Partizan de un Jan Vesely quien erigido en proyecto de alero, disputaría tres temporadas completas en el club de la capital serbia. Natural de Ostrava, donde su padre ya había sido un destacado jugador, Vesely aun tendría una etapa intermedia entre el club de su ciudad y el partisano: Ljubljana. Si bien hoy el Olimpija de Ljubljana presume de tener entre sus ex jugadores a los Spurs Baynes o Green, lo cierto es que si algo ha caracterizado al club de la capital eslovena en las ultimas dos décadas, es su buen ojo para explorar mercados europeos alternativos. Con mayor o menor fortuna, por el Olimpija han pasado jugadores (y sin contar a los de las otras repúblicas ex yugoslavas) como Vladimir Stepania, Sarunas Jasikevicius, Sasu Salin, Yotam Halperin, Manuchar Markoishvili, Jiri Welch, Vladimir Boisa, Ender Arslan, Giorgi Shermadini, Robert Stelmahers, Vitaly Nosov o Mindaugas Zukauskas. El papel de Vesely en el Olimpija habría de limitarse a un breve paso por el equipo junior mientras disputaba su primer año como “profesional” en otro de los clubes de la ciudad, un Slovan que esa temporada disputaba la liga adriatica... y en, que en buena parte, el checo sustituía a uno de los jugadores clave emigrados ese mismo verano: Emir Prledzic. Manida ya su historia de los tres pasaportes, quizás convenga recordar que la singladura del hoy todoterreno del Fenerbahce, comenzaba en el Celik de su Zenica natal. Tras llegar a debutar en el primer equipo, Preldzic firma por el Triglav Kranj esloveno, pasando a su primera nacionalización y a su papel estelar en el bronce del europeo U 20 de 2006 justo entre media de lo que serían sus dos temporadas en el Slovan. Si en el caso de Semih Erden el debut en la euroliga había llegado en Belgrado, el de Luka Zoric llegaría un año después en la citada Ljubljana aunque de manera bastante testimonial y en solo dos partidos. Antes de su llegada al Olimpija, el croata ya conocía lo que era ganarse el sueldo en la cara B del negocio. Debutante en el modesto Pudmika de la tercera división croata, Zoric firma en la 2001-02 por una Cibona que le cede al Zabok de segunda división. Desde alli paso por el Sanac Karlovac, vuelta a la Cibona para ser de nuevo cedido en esta ocasión al Dona Dubrava. Con el Braunschweig alemán como siguiente destino, Zoric no completa el curso volviendo a Croacia de la mano del KK Dubrovnik. La citada experiencia eslovena y vuelta al punto de partido con segundas etapas en la antigua Ragusa, la Cibona y el Zabok todo ello salpicado por un par de breves etapa en Sibenik y Zadar antes de llegar a un KK Zagreb donde al fin saltaría a la primera plana. Sin paso por Belgrado o Ljubljana no son citados los únicos jugadores del Fenerbahce que conocen la escalada paso a paso. Sin ir más lejos, el hoy lesionado Ricky Hickman. Campeón de Europa el año pasado con el Maccabi, el estadounidense con pasaporte georgiano había llegado a Tel Aviv procedente de Pesaro...no sin antes haber pasado por Hungría, Rumanía, la segunda división alemana, Finlandia o la lega due italiana. Con 25 años y ya su segunda temporada en el club, puede parecer que Melih Mahmatoglou ha disfrutado de una carrera ascendente, pero un vistazo más detenido permite ver que esta ascensión también conllevo sus dosis de paciencia. Cortado en las categorias inferiores del Efes pese a ser internacional, Mahmatoglou firma por el Pertevniyal Istanbul, de la TBL 2 club que simultanea con apariciones puntuales en el Darussafaka. Tras establecerse en el actual club de Sugus, llega la firma por un Galatasaray en el que no acaba de cuajar, una prueba sin éxito con el Olimpija (de nuevo Ljubljana, y el paso por el Antalya y el Erdemispor antes de arribar al actual Fenerbahce. Un Fenerbahce en el que vive su segunda etapa Serhat Cetin, otro de los descartes en su día de la cantera del Efes y para quien el conjunto de Obradovic es ya su séptimo equipo en Turquía. Considerada por algunos críticos como menor o incluso burda, “Keraban el testarudo” es para otros un simple ensayo de lo que habría de ser “La vuelta al mundo en 80 días”. Para unos pocos, en cambio, las peripecias del testarudo turco suponen uno de los más entreñables ejemplos de novela de aventura mezclada con espíritu libertario. No parece fácil, que el Fenerbahce salga de Madrid como campeón de Europa, pero si lo hace, a buen seguro que, como Keraban en la boda final, muchos de ellos lo saboreen de manera especial. Y es que, como con Kerouac, en el camino esta buena parte del encanto...

REAL MADRID 


Imagen
Campeón de Europa: 8 (1963–64, 65, 67, 68, 74, 78, 80 y 95) 
Subcampeón de Europa: 8 (1962-63, 63, 69, 75, 76 , 85 , 2013 y 2014) 
Final four: 7 (1993, 95, 96 ,2011,2013, 2014 y 2015) 
Otros títulos europeos: 4 Recopas (84, 89, 92 y 97) 1 Korac (88) 1 Uleb (2007) 
Ligas: 27
Copas: 25
ESTA TEMPORADA: 
Primera fase: 1º Grupo A 8-2
Top 16: 1º Grupo R 11-3
Play-off: 3-1 ante Anadolou Efes
Total: 22-6
Veinte años después, como los mosqueteros de Dumas, el Real Madrid buscará como local recuperar la condición de campeón de Europa, enfrentándose de inicio, al quien fuera su entrenador entonces. Veinte años que para Gardel son nada, pero que dadas las circunstancias empiezan a parecer una eternidad a un club blanco quien tras dos subcampeonatos consecutivos y en su cuarta final four en cinco años parece haber superado la fase de asentamiento en la élite. Sublimado su baloncesto durante muchos meses del curso pasado, las lesiones de Dontaye Draper y Jaycee Carroll marcaron el inicio de una serie de pequeños problemas que en un efecto domino dejaron al Madrid más brillante en años sin euroliga y sin liga acb. Esa derrota liguera abría a su vez un debate cuestionando la figura de un Pablo Laso, tocado por la derrota en lo táctico y por la aparente perdida de credibilidad ante su vestuario en lo practico. Confirmado finalmente y viendo como el club imponía un nuevo equipos de ayudantes, el técnico vitoriano llega a su tercera final four al frente de un equipo donde históricamente ya es un triunfo el sobrevivir. Con una plantilla construida en busca de un mayor poderío físico, el Real Madrid es este año un equipo menos rutilante aunque a cambio parece amoldarse mejor a distintos escenarios. Campeones de la supercopa y de la copa a nivel domestico, los blancos llegan a la final four habiendo liderado las dos fases de grupos y tras un cruce de cuartos menos agónico que el curso pasado, totalizando una sola derrota más a estas alturas que en la brillante temporada pasada. Tras unos primeros meses en los que el cambio de estilo era más palpable, el conjunto de Laso ha ido creciendo durante el curso y, más allá de algún punto de irregularidad en especial como visitante, llega al momento decisivo como un equipo que si bien no se mira en el espejo de la excelencia, sigue mostrando una clara vocación ofensiva y exterior. A nivel individual la madurez de Llull, la enésima juventud de Reyes y la ambición de un Rudy claramente más motivado en euroliga son quizás las notas de mayor crecimiento respecto al curso pasado. Las sensaciones en las ultimas semanas de un Sergio Rodriguez que durante el año ha acusado distintos problemas físicos y la recuperación de Carroll como revulsivo ofensivo dibujan un panorama más halagüeño en un Madrid donde fichajes como Rivers, Nocioni o Ayon han entendido su papel. Con algunos problemas para dominar el rebote, la mejora defensiva y los picos de intensidad pasan por ser el termómetro de un equipo que solo así encuentra vía libre para desplegar ese juego que le hizo especial. Con la presión de saberse local y favorito y con cierta sensación de última oportunidad, de esa capacidad defensiva y la concentración para sobrellevar la presión dependerá la suerte de un Madrid quizás menos brillante pero igualmente estimulante.
Imagen
LOS JUGADORES
Maduro y mejorado como director de juego, Sergio Llull llega a la final four como uno de los jugadores clave del Real Madrid, en especial al actuar como local donde el balear funciona como termómetro emocional. Poco menos que imparable en campo abierto y muy agresivo en sus penetraciones, en ocasiones su falta de pausa en el juego le lleve a hacer la guerra por su cuenta. Tirador de sensaciones, cada vez es más habitual verle basar buena parte de su rendimiento ofensivo en el tiro exterior. Gran defensor en el 1x1 y algo más cuestionable a la hora de superar bloqueos o “trampas”, Llull actúa como comodín entre los puestos de 1 y 2 lo que le lleva a una importante carga de minutos que pese a todo no le ha impedido mostrar clarividencia a la hora de generar juego (5´8 asistencias por partido en euroliga). Con margen de mejora en el pick n´roll, de su capacidad para graduar la presumible excitación del palacio puede depender buena parte de la suerte de los de Laso. Lastrado durante buena parte del año por distintos problemas físicos y de salud, Sergio Rodriguez no ha podido emular el (increíble) nivel del curso pasado pese a lo cual parece llegar a la gran cita en uno de sus mejores momentos del curso, mostrándose especialmente brillante en los desenlaces de partido y con mejores sensaciones en la serie de cuartos que el año anterior ante el Olympiacos. Capaz de generar un caudal de juego y puntos en un solo instante, el trabajo físico de años ha derivado en una mayor capacidad de aguante en el choque que le permite atacar el aro así como levantarse desde un rango elevadísimo de tiro, faceta donde quizás los vaivanes físicos más se hayan dejado entrever. Absolutamente desequilibrante con espacios, su visión de juego y su especial conexión con los pivots o Carroll garantizan a los de Laso un buen número de opciones ofensivas. Discreto a nivel defensivo, posee cierto instinto para robar en las líneas de pase y se encuentra más cómodo burlando bloqueos que en el 1x1. Con un rol menor y menos delimitado del que poseía Dontaye Draper, Facundo Campazzo esta viviendo un primer curso europeo de evidente aprendizaje. Inédito en la serie ante el Efes, el argentino apenas ha contado en los partidos más trascendentes del año por lo que parece difícil augurar un papel nuclear en la final four más allá de un posible efecto revulsivo en algún momento de crisis. Capaz de aportar velocidad, corazón y desborde, el ex de Peñarol es un jugador de sensaciones,con gran manejo de balón y que cuando conecta con el partido puede cambiar el sino del mismo. Gran pasador y con piernas y actitud para defender, necesita ganar en regularidad en el tiro exterior y un mayor punto de pausa en el estático.
Líder, quizás por primera vez de manera evidente, claro en la pista, Rudy Fernández afronta su tercera final four buscando dar el golpe de mano definitivo a su carrera. Claramente más motivado en la euroliga que en la acb, su mvp copero puede ser un buen termómetro de lo que espera en Madrid. Fundamental en defensa y mucho más que un parche frente a treses físicos, su actividad, sus largas ayudas e incluso su presencia en el rebote (3´4 en euroliga) elevan la solvencia defensiva de los de Laso varios grados. Veloz en campo abierto y con una notable capacidad de generar juego, sus problemas en el manejo de balón han ido inclinando su aportación ofensiva hacia un tiro exterior, faceta en la que ,tras un año notable, parece estar atravesando un ligero bache tras su última lesión de espalda..A poco que el balear muestre una selección de tiro menos tendente al barroquismo y sepa mantener la cabeza fría, las opciones del Madrid pueden dispararse. Pese a su reciente esguince de tobillo, Jaycee Carroll parece llegar a la final four en su mejor momento de los dos últimos años. Rápido e incluso activo por momentos en el rebote, el escolta formado en Utah ST. Ha protagonizado alguna de las rachas ofensivas más memorables del año y bien pudiera ser un revulsivo de primer orden en partidos de encorsetamiento táctico. Espectacular triplista, el ex jugador de Teramo arma el brazo con una velocidad pasmosa y en las más diversas circunstancias. Discreto manejador de balón y con tacto en los tiros cortos, Carroll muestra además facilidad para conducir el contraataque. Defensivamente correcto (aunque penalizado por lo físico) y con rapidez de manos, la capacidad de generar juego y la dureza mental cuando se enfrenta a defensas cara a cara y de contacto siguen siendo sus asignaturas pendientes. Fundamental con sus triples en el primer partido de cuartos, K.C. Rivers llega a la final four tras una primera temporada en el Real Madrid en la que, por encima de todo, parece haber entendido a la perfección su papel. Discreto y silencioso, el estadounidense tan pronto puede tener impacto exterior con su zurda como pasar desapercibido en ataque. Con capacidad de aplicar pausa al juego, el ex del Khinmki puede actuar como generador aunque probablemente su mayor contribución este llegando en el aspecto defensivo. Inteligente y más fuerte de lo que aparenta, sus minutos junto a Rudy tienden a subir las prestaciones del cuadro de Laso. Quinto exterior a priori, la intensidad de una final four probablemente le demande un mayor punto de explosión a su forma “diesel” de jugar”. Teóricamente el tres más puro de la plantilla, Jonas Maciulis esta pasando por el Real Madrid sin excesivo ruido fiel a su carácter plano en los últimos años. Sin la explosividad de la que gozaba antes de su grave lesión, Maciulis sigue siendo un jugador extremadamente fuerte y de gran intensidad en el juego. Buen defensor aunque en ocasiones tenga problemas de faltas, el de Kaunas posee una interesante suspensión en la media distancia y si bien no es un gran tirador, goza de aceptables porcentajes en el triple cuando puede lanzar a pies juntos así como capacidad para jugar al poste bajo. Algo lento, el lituano ha tendido a rendir bien en los torneos cortos y si bien no parece que vaya a contar con muchos minutos su capacidad para las apariciones puntuales en forma de triples o rebotes ofensivos pueden tener su peso en partidos de esta tesitura. 
Definitivamente asentado como cuatro, Andres Nocioni aparece señalado como una de las claves de ese Madrid que cree haber tenido en la falta de dureza una de las causas de los dos últimos subcampeonatos. Sin la exuberancia de sus mejores días, el chapu sigue manteniendo una notable voracidad competitiva y una notable capacidad para ser el motor emocional del equipo en momentos clave. Cada año más sólido en el tiro exterior, su papel en el rebote y su capacidad de atacar el aro aparecen como efectos más tangibles de un jugador único que en su ocaso aun es capaz de cambiar partidos. De impacto limitado en lo temporal, el recuerdo de sus tapones en la final de copa o el mate ante Saric en los cuartos de final siguen apareciendo como muestras de un temperamento más allá del tópico. Tercer jugador de la euroliga en valoración por minuto, la intrascendente estadística sirve en este caso para revelar en parte la gran temporada que esta firmando el ya casi eterno Felipe Reyes. Cómodo en una configuración interior heterodoxa y donde buena parte del 4 y el 5 están indeterminados, el cordobés sigue siendo un impagable aval en el rebote, especial en aro contrario donde su continua brega tiene un impacto no solo estadístico sino moral. Heterodoxo pero eficaz en sus penetraciones, en especial al lado derecho, Reyes puede ser un perfecto punto de aguante si los blancos se encuentran con un partido trabado. Estabilizado como un tirador más o menos fiable en la media distancia, el ex estudiantil muestra más intensidad que solvencia en defensa y puede sufrir ante pares como Bjelica o Vesely sensiblemente más explosivos. Principal refuerzo en la pintura, Gustavo Ayon es otro de los jugadores que parece haber evolucionado de manera más positiva durante el curso. Importante, activo y duro en el aspecto defensivo, el mexicano es un aval en el rebote a la par que una baza importante en los bloqueos. De aspecto tosco y escasa naturalidad, es capaz no obstante de generar cierto juego (sin ser especialmente creativo es un pasador intuitivo y rápido) cuando recibe ayudas. Ofensivamente lastrado por su menor rol, le cuesta ver aro cuando recibe de espaldas, mejorando su impacto cuando ataca el aro o recibe en movimiento. Algo tendente a la desidia,Ioannis Bouroussis llega a la final four en un momento de dudas en torno a su juego y su grado de actividad en la pista. Probablemente el interior más completo de la configuración blanca, el jugador heleno posee oficio y tamaño a la par que se muestra como un sólido reboteador. Con capacidad para devolver el balón a los exteriores, Bourousis puede anotar con igual solvencia en el poste bajo o de cara al aro. Si logra estar metido en partido, las opciones madridistas pueden subir de manera exponencial. Prácticamente desahuciado a principios de temporada, Marcus Slaughter ha logrado revertir su situación hasta el punto de convertirse de nuevo en un jugador con un rol especifico pero fundamental. Llamado a subir la temperatura del termómetro defensivo interior, Slaughter suple su falta de centímetros con agresividad y capacidad de intimidación. Espectacular en su juego y definitivamente más cómodo cuando ejerce de 5, el ex del Bamberg se ha revelado como un ejemplo de integración en el club. Con un rol ofensivo muy limitado, su presencia se limita a algún rebote ofensivo o a las continuaciones finalizadas en mate gozando de una conexión especial con Sergio Rodríguez. Siempre intenso, el estadounidense deberá prestar atención a su pobre porcentaje desde el 4´60 (14/29 en la euroliga). Quizás el principal damnificado por la resurrección de Slaughter, Salah Mejri llega a la final four con papeletas para ser el jugador descartado por Pablo Laso. Casi sin papel en la serie ante el Efes pese a los problemas de Bouroussis, el tunecino intentará hacer valer el aval de su gran actuación liguera ante el Barcelona. De carácter ciclotimico, cuando esta centrado el ex del Obradoiro dota al club blanco de una dimensión física sin parangón en la plantilla. Coordinado y de respuesta explosiva en la finalización, puede incluso ser un factor defensivo por intimidación. Frente a eso, su tendencia a la dispersión, un carácter tendente a lo autodestructivo y el poco conocimiento de sus limitaciones lastran la que podría ser una carrera de especialista en primera fila. 
EL ENTRENADOR
Durante varias semanas veraniegas, la imagen de Pablo Laso saliendo del Palau en silla de ruedas entre aspavientos parecía que iba a una suerte de bizarro testamento a una trayectoria hasta entonces notable. Con las primeras dudas en cuanto a estilo o propuesta, división de opiniones en lo táctico y la sensación de perdida de control del vestuario, Laso veía cuestionada su autoridad en la configuración de la plantilla e incluso en su cuerpo técnico pero finalmente sobrevivía para afrontar, cuanto menos, una cuarta temporada en el club blanco. Con una apuesta un punto menos rutilante en lo ofensivo y un punto más conservadora en lo ofensivo, el Madrid llega a su punto de inflexión con los dos primeros títulos locales ganados en una sensación ambivalente de trabajo cumplido pero aroma insuficiente para un publico que parece intuir uno de esos ahora o nunca que rara vez suelen ser tales. Con todo, echando la vista atrás y siguiendo lo que bien podría considerarse ya un proceso clásico (Luyk, Plaza tras Maljkovic…) el Real Madrid parece haber vuelto a encontrar la estabilidad tras la salida de un técnico de primer nivel y la llegada de un hombre de un perfil a priori más modesto. En esas coordenadas, el fichaje hace cuatro veranos de Laso por la casa blanca era recibido con escepticismo por una buena parte del entorno. Tres años y medio después, la permanencia del vitoriano en el cargo es la primera prueba de éxito de la empresa, incluso por encima de los títulos logrados. Apostando por la naturalidad y la confianza en la posición natural de los jugadores, no cabe duda que el vitoriano ha logrado estabilizar al Madrid en la élite continental, recuperar el pulso mediático y devolver un aspecto saludable a las gradas del Palacio. Más camaleonico de lo que aparenta, el desequilibrio hacia el exterior, la gestión de algunos jugadores y su falta de reflejos para cambiar algunas situaciones se colocan en el otro lado de la balanza para un tipo valiente y que empieza a desprender un halo de superviviente nato. 
TRAYECTORIA:
Criado en un ambiente puramente baloncestistico, Pablo Laso es hijo de Pepe Laso, el actual entrenador madridista da sus primeros pasos como jugador en el colegio San Viator de Vitoria desde donde rápidamente pasa a las filas del Baskonia (por entonces llamado Caja Alava) debutando ya en la acb en la temporada 84/85. Parte fundamental en el crecimiento del club, Laso se destapa ya desde los inicios como un base eléctrico, rápido de manos y que frente a cierta irregularidad en el tiro muestra una facilidad pasmosa para el pase. Dentro de ese crecimiento a nivel de club, Laso llega a liderar hasta en 5 temporadas la clasificación de asistencias a la par que llegan los primeros éxitos con el subcampeonato de copa del 94 y de las recopas de ese mismo año (derrota ante el Olimpija de Sagadin, Horvat y Hauptman) y de la temporada siguiente (ante la Benetton de D´Antoni, Naumoski o Wooldridge). Precisamente en esa temporada 94/95 llega el primer gran título de los baskonistas al imponerse en la final de copa al Amway Zaragoza por 88-80 con 11 puntos y 7 asistencias de un Laso que es elegido Mvp de la cita. Tras una sorprendente eliminación en los cuartos de final ligueros ante el Tdk Manresa, el base pone fin a su etapa vitoriana firmando por un Real Madrid que trata de rehacerse tras la salida de Arvydas Sabonis. A las ordenes de Zeljko Obradovic, Laso goza de minutos disputando la final four de 1996 y logrando, en su tercer intento, al año siguiente el título en la segunda competición continental al derrotar al Verona de Iuzzolino. Tras la salida del técnico serbio, los problemas con Miguel Ángel Martín provocan la salida del jugador rumbo a Caceres, para a continuación dar el salto, de la mano de un Trieste en el que coincide con Teoman Alibegovic,a una lega en la que solo disputa 18 partidos, aunque eso si con tiempo para ser protagonista en uno de los más largos de la historia del torneo (5 prorrogas)http://195.56.77.208/game/?id=58539. Tras ser cortado y sustituido por Srdjan Jovanovic, Laso termina la temporada en Unicaja, para el verano siguiente abrir en Girona la que a la postre sería su segunda mayor estancia en un club al permanecer tres años y medio. Finalmente en Valladolid, en plena 02/03, Laso dejaba el baloncesto activo como máximo pasador de la historia de la acb, a la par que figuraba en la clasificación de históricos en los apartados de robos y minutos. 
Imagen
Al margen de su etapa en clubes, Laso pasaba por las distintas categorías inferiores de la selección española formando parte del cuadro que disputa el eurobasket junior de Austria en 1986 y en el que la selección hispana se veía fuera de las semifinales tras una ajustada derrota (78-76) ante la Alemania de Harnisch, quien a su vez caería en la penúltima ronda ante la todopoderosa Yugoslavia dirigida por Pesic y en la que figuraban Kukoc, Radja, Divac, Dobras, Djordjevic, Alibegovic o Ilic. Presente en los juegos mediterráneos del 87 celebrados en la hoy tristemente celebre Aleppo, el mayor éxito en esa época llega con la medalla de oro en aquella suerte de mundial sub 22 celebrado en España en 1989. A nivel absoluto, Laso disputaría el mundobasket de 1994 y los eurobasket de 1989 y 1995, siendo especialmente relevante en este último en el que partiría como titular en todos los encuentros de la primera fase así como en la eliminatoria de cuartos de final.
Ya como entrenador da sus primeros pasos en Castellón desde donde es reclamado por el Valencia basket pagando, ahí si, su inexperiencia. Tras un buen paso por el Cantabria, en la temporada 07/08 se hace cargo del Bruesa GBC ascendiéndolo a la acb. Ya en la máxima categoría, Laso permanecería en el cargo durante tres temporadas antes de abrir su actual etapa. 
Imagen
LOS NÚMEROS (media por partido,entre paréntesis los jugadores más destacados)
PUNTOS: 86´25 (Rudy 13, Felipe 11´4, Sergio Rodriguez 11)
REBOTES: 34´89 (Felipe 5´5, Ayon 4´4, Nocioni 3´7)
ASISTENCIAS: 21´57 (Llull 5´8, Sergio Rodriguez 5´4, Rudy 3´4) 
TAPONES: 2´42 (Mejri 0´8, Ayon 0´6, Bouroussis 0´5)
VALORACION: 104´85 (Rudy 16´4, Felipe 14´5, Llull 14)
TIROS DE 2 %: 53´8%(Slaughter 66%, Ayon 62´7%, Mejri 62´5%)
TIROS DE 3 %: 37´8% (Carroll 47´4%, Sergio Rodriguez 38´2%,Llull 37´7%)
TIROS LIBRES: 78´4% (Rudy 88´2%, Carroll 88%, Sergio Rodriguez 84%)
http://www.euroleague.net/competition/t ... 014#!stats
EL JUEGO
ATAQUE
RITMO: Aunque buena parte del debate en torno al Real Madrid se base en la diferencia de frescura respecto al curso anterior, lo cierto es que los blancos siguen siendo un equipo de innegable vocación ofensiva en el que los mejores momentos llegan a ritmos altos.
REFERENTES: Pocos equipos en Europa pueden presumir de tener tantos focos de anotaión como el conjunto blanco. Con Llull, Sergio Rodriguez y Rudy como tridente, las rachas de Carroll otorgan a Laso oxigeno ofensivo.
TIRO EXTERIOR: Termómetro evidente de un equipo claramente decantado hacia el exterior y con múltiples amenazas. Necesario para los de Laso, el abuso o la precipitación pueden ser enemigos clave.
EQUILIBRIO: En esa balanza escorada hacía el exterior, la salida de Nikola Mirotic dibujaba un problema para un Real Madrid que hasta la fecha ha ido solventando con más o menos solvencia. Pese a la desaparición de Bouroussis, el gran año de Felipe, los triples de Nocioni o la labor de Ayon han permitido cierta solvencia interior. 
Imagen
DEFENSA
AGRESIVIDAD: Fundamental en los mejores momentos del año pasado, la recuperación de Slaughter parece haber marcado un efecto domino para un Madrid que se hace especial cuando logra enloquecer los partidos desde la defensa. El carácter de Nocioni o Ayon es en cambio uno de los saltos de calidad respecto el curso pasado.
FACTOR RUDY: Plenamente motivado, el alero balear puede ser uno de los factores clave…también en defensa. Intuitivo en el robo, su contagiosa actividad y sus ayudas kilometricas claves para que el Madrid encuentre su mejor cara. Atención a sus minutos junto a Rivers. 
ALTERNATIVAS: A veces más efectistas que efectivas, el Real Madrid ha probado a cambiar ritmos de partido a través de distintas defensas zonales. Un tanto caótica pero efectiva, la mostrada ante la remontada ante el Efes en el segundo partido de cuartos un buen ejemplo...de nuevo con Rudy como factor clave.
REBOTE: Clave para poder correr y uno de los aspectos en los que, por momentos, el Madrid más ha sufrido. Claves las ayudad de los exteriores.
APUNTE HISTORICO
Imagen
“Quien no conoce su historia, esta condenado a repetirla”, frase terriblemente incrustada en la memoria de Europa y que bien podría atribuírsela hasta hace bien poco al Real Madrid… pero a la inversa, y es que durante tres lustros el palmares blanco ha resultó más una losa que un estimulo, algo que la recientes clasificaciónes para la final four han dejado atrás. 
Tratar de glosar la historia del Real Madrid en solo unas líneas es una tarea poco menos que imposible ya que la misma es una de las más prolijas de todo el continente. Fundado como sección independiente del club de fútbol en 1932, su mecenazgo provino de Ángel Cabrera, todo un histórico que ya llevaba varios años intentando promocionar el baloncesto en Castilla. Al año siguiente el club se proclamaría ya subcampeón de copa, estableciendo una relación tortuosa con la competición que se cerraría con el primer titulo en 1951.
Una vez creada la liga nacional, el Real Madrid se convierte en el gran dominador de la competición siendo además el pionero en la contratación de extranjeros. Con la creación de la Copa de Europa, los horizontes blancos pronto virarían hacia Europa, logrando los subcampeonatos de 1962 y 63, antes de que, al fin, 1964 llegara el anhelado cetro continental.
Con Pedro Ferrandiz al mando, el Madrid pronto se convertía en el club más laureado no solo en España, 12 títulos de 13 posibles racha solo quebrada por la histórica canasta de Emilio Segura, sino a nivel europeo donde se sumaban 4 copas de Europa de la mano de los Emiliano, Luyk, Sevillano, Burgess, Brabender, Ramos o Cabrera. En la década siguiente, y pese a la tiránica presencia en todas las finales del Varese, los blancos aun logran dos nuevos galardones (74 y 78) amen de dos subcampeonatos.
En 1980, y tras una exhibición de Rullán ante el propio Maccabi, el Real Madrid logra su séptimo titulo, cerrando una época gloriosa antes de comenzar a sufrir para mantener su hegemonía domestica. De manera esporádica al principio, e incuestionable al final de la década, el Barcelona consigue desbancar al club de Concha Espina quien solo acierta a llegar a la final del 85 topándose en Atenas con un Drazen Petrovic imparable. Tras la mayor sequía liguera de su historia (del 86 al 93) la llegada de Arvydas Sabonis devuelve al Madrid al primer plano y tras caer en la final four del 93, un par de años después el equipo logra su octavo entorchado europeo. Tras repetir presencia en la final four de la temporada siguiente, el Real Madrid emprendería una nueva travesía del desierto europea que le mantendría apartado de su presencia entre los 4 mejores equipos del continente hasta 2011. Alejados a su vez del titulo copero hasta la llegada de Pablo Laso, el Real Madrid iba engordando su palmares con tres ligas y un par de trofeos europeos (prueba de su jerarquía continental, siempre que el Real Madrid ha disputado una competición europea inferior a la euroliga ha sido al menos finalista). Tres final four en cuatro años, dos subcampeonatos, una liga, tres copas...superado parece que de manera definitiva el desierto quizás sea el momento de poner en perspectiva los fracasos recientes, siquiera como cura contra el exceso de autocomplacencia. 
¿Pero que es lo que sucedió en esos años? Las causas aparecen diversas, desde la desorganización a la falta de interés por una sección en la que los más prestigiosos técnicos han salido escaldados. Los datos son fríos pero pueden resultar esclarecedores:
- En ese lapso de tiempo de 23 euroligas entre Obradovic, Maljkovic y Messina ganan 15...los tres pasan por el Madrid y solo el primero logra entrar en la final four, siendo incapaz de sumar ningún título nacional en tres años.
- Hasta la presencia en Barcelona 2011, el Madrid no llegaba a la final four desde l996, en ese tiempo, al margen de los grandes dominadores (Maccabi, Barcelona, Panathinaikos o Cska), llegaron equipos como Siena (3), Efes (2), Fortitudo (2), Partizan (2), Zalgiris, Villaurbane, Olimpija Ljubljana,Unicaja, Aek...
- De los 32 títulos organizados por la Acb desde 2001 hasta 2012 (12 ligas, 13 copas y 9 supercopas) el Real Madrid solo gana tres …por 16 del Barcelona y 11 del Baskonia.
- El Real Madrid se llevo 21 de las primeras 25 ediciones ligueras…de las siguientes 26 tan solo 5.
Con unos números que parecen confirmar las declaraciones en su día de Ettore Messina tras su salida, quizás sea el momento, ahora que parece superado el trauma, de recordar las ultimas eliminaciones europeas blancas, que puestas en perspectiva realzan el papel del conjunto merengue en esta temporada.
“La historia completa de mis fracasos sexuales”
Genero realmente interesante, “la política ficción” ,ha ido haciendo acto de presencia en la literatura universal de muy distintos modos, desde la alternativa real a la más pura inventiva dejando en los anales obras del más diverso tipo: Platon y su republica, la utopía de Tomas Moro, el Cándido de Voltaire, Orwell, Kafka, Conrad… y así hasta un sinfín de obras entre las que, de las más recientes, habría que destacar “El hombre del castillo” y la maravillosa “El sindicato de policía yiddish” de un Mlichael Chabon que alcanzo la fama por su, llevado al cine, “Jóvenes prodigiosos” y por su magnifico pastiche holmesiano “La solución final”.
Con el claro antecedente de “La guerra de los mundos” radiofónica, el falso documental pasa por ser uno de los géneros cinematográficos más creativos y peculiares a la par que se le podría emparentar con alguna de las ramas de la “política ficción”, al menos de aquellas obras que juegan con una realidad paralela o alternativa haciéndola pasar como real.
Desde la visión de Elmyr de Hory dada por Orson Welles en “Fraude”, al camaleónico y brillante “Zelig” de Woody Allen, pasando por el descubrimiento de la relevancia neozelandesa en la verdadera historia del cine, la lista de joyas adscritas a las difusas barreras del falso documental raya lo innumerable con ejemplos musicales (this is Spinal Tap) de humor negro/istmo (Ocurrió cerca de su casa), bélicos (la obra de Watkins) o incluso nacionales (el notable Cravan vs Cravan), que cautivan por su originalidad o quizás por ser más coherentes que muchas de las realidades que nos rodean. En esas coordenadas, Chris Waitt presentaba hace unos años “La historia completa de mis fracasos sexuales”, comedia sobre sus innumerables fracasos sentimentales a medio camino entre el patetismo y la subversión. Pese a su condición de obra menor, hay que reconocer la potencialidad de su título que bien pudiera servir para hacer un ligero repaso a las ultimas ausencias madridistas en la gran cita del basket europeo. :
1996: El Real Madrid llega por última vez, hasta esta temporada, a una final four. En la cita parisina, un Barcelona que le tiene tomada la medida sigue la tónica general de la temporada, remontando el encuentro y propiciando la primera derrota como entrenador de Zeljko Obradovic en una final four. El varapalo, no obstante, llega en los cuartos de final de la Acb donde el Caja San Fernando, a la postre finalista tras vencer a domicilio en el 5º encuentro de semifinales al Tdk, elimina al conjunto blanco dejándolo fuera de la siguiente edición de la liga europea.
1998: El Real Madrid, llega a la ultima jornada de la segunda liguilla empatado en el cuarto puesto (ultimo que da acceso a los cuartos de final) con el Estudiantes. Pese a que ambos se han vencido como locales, el average permite a los blancos depender de sí mismos…pero en un gran duelo entre Stojakovic (24 puntos) y Bodiroga (26) la partida cae del lado del Paok de Salónica, dejando el destino merengue en manos de un Estudiantes que, pese a los desaforados gritos en la retransmisión de Nacho Calvo, cumple venciendo al Limoges de Jose Montero por 68-62 en una excelente segunda parte de Chandler Thompson y Nacho Azofra.
1999: En esta ocasión el Real Madrid accede a los octavos de final como tercer clasificado del grupo H por detrás del Olimpija de Ljubljana y el Asvel de Villaurbane. Ya en ellos, el Madrid asalta de la mano de un gran Tanoka la pista del Fenerbahce (81-89 pese a los 34 tantos de Kutlay) y no falla como local (85-74) colándose en la ronda previa a lafinal four. La eliminatoria no tiene mucha historia pues el Madrid cae ante la Fortitudo por 2-0, con paliza en Bolonia 90-63 (23 tantos de Mulaomerovic para los italianos) y mala imagen final en Madrid (65-76 con 22 de Jaric y un gran trabajo de Karnisovas y Myers)
2000:El Madrid vuelve a superar la liguilla como tercero por detrás del potente Panathinaikos y de un Olimpija de Ljubljana que antecede a los blancos por segundo año consecutivo. El rival de los blancos resulta ser el Asvel Villaurbane con dos futuros madridistas en sus filas (Sonko y Larrañaga) que contribuyen a un 2-0 galo sin mayores agobios (72-59 en el primer partido y 73-85 en el segundo).
2001: La nueva euroliga estrena formato de play-off, y el Madrid alcanza los cuartos de final tras quedar segundo de su grupo igualado a triunfos con el primer y tercer clasificados (Olympiacos y Olimpija). En octavos los de Sergio Scariolo se deshacen del Buducnost. En los cuartos de final el rival vuelve a ser la Fortitudo de Bolonia y si bien en esta ocasión la serie llega al tercer acto (claro 88-57 como local del Madrid) en él, los italianos no fallan y sellan su pase a semifinales con un claro 88-70 en el que Carlton Myers anota 41 puntos y se va hasta los 45 de valoración.
2002: El Real Madrid alcanza el top 16, pero pierde todos sus encuentros como local: 88-95 ante el Ural Great (30 puntos de Liadelis) , 58-86 ante el Kinder (24 de Smodis y 21 de Jaric) y 92-109 ante el Efes Pilsen (24 de Marcus Brown) haciendo esteril su buen rendimiento foráneo.
2003: Fuera en la ultima jornada de la fase de grupos (retomo lo explicado en el post del Siena) .Por aquel entonces la primera fase de la euroliga se componía de tres grupos de 8 equipos de los cuales los 5 mejores de cada grupo y el mejor 6º de los 3 accedía al TOP 16. Llegada la ultima jornada la única opción de los toscanos, que debían jugar el jueves, pasaba solo por ser el mejor sexto y el primer resultado de la jornada del Miércoles les daba alas, pues el Pau Orthez caía en casa y se quedaba en 6 victorias, las mismas que el Siena tendría si ganaba el día siguiente y con un average más beneficioso. Pero paralelamente, otro resultado daba al traste con las ilusiones del Mens sana, que contemplaba estupefacto como el Real Madrid perdía en casa ante el Villaurbane, quien liderado por un enorme Guylas (en todos los sentidos) se colaba como quinto y dejaba a los blancos como sextos, obligando al Siena a obtener una victoria clara. El resultado de ese partido lo dice todo: 112-49 ante un Buducnost (Milojevic, Koljevic, Pavlovic, Cabarkapa…) totalmente desbordado.
Con todo, lo peor para los blancos llega en la liga donde el equipo de Imbroda finaliza décimo, quedando fuera de los play-off y de las competiciones europeas (aunque luego recibiría una invitación de la ULEB.
2005: Eliminados, junto al Barcelona, en un top 16 donde blancos y cules se ven superados por el intratable Cska y el sorprendente Scavolini. Los de Pesaro, que la temporada anterior, aún con Djordjevic en la pista, habían sido subcampeones coperos y semifinalistas ligueros en Italia, se erigían en la gran sorpresa del año en Europa con un juego alegre de la mano de Scoonie Penn, Charles Smith y viejos conocidos como Ress, Archibald o Milic.
2006: Una derrota en la ultima jornada del top 16 en la pista de la Fortitudo, despojaba al Real Madrid de la ventaja de pista en una serie de cuartos de final donde acabarían cayendo por 2-1 ante el Barcelona, en una de las innumerables ocasiones en que Dusko Ivanovic ha superado a Boza Maljkovic en un partido decisivo. El propio Barcelona, eliminaba a los blancos en los cuartos de final de la Acb dejando de nuevo al club de concha Espina fuera de la euroliga.
2008: Con la sede de la final four fijada en Madrid, el equipo de Joan Plaza recibe en la penúltima jornada del top 16 al Maccabi sabiendo que si vence es primero y gozara de ventaja en la serie de cuartos. Tras dominar buena parte del partido, un triple de Halperim en los instantes finales envía el partido donde el Madrid sucumbe por 100-103…por si fuera poco la derrota obliga a los blancos a jugarse el pase en Atenas ante un Olympiacos que no falla y vence por 72-63.
2009:El average decide el duelo con el Barcelona en el top 16 enviando a los blancos a jugar una eliminatoria con el factor pista en contra ante un Olympiacos que vence por 3-1
2010: Gran serie de cuartos, arrancando un triunfo en el palau…antes de caer en los dos partidos de Vistalegre.
2012: Tras comenzar el top 16 con una canasta ganadora de Mirotic en Malaga y un sólido triunfo ante el Bilbao Basket, las debacles ante Siena y el propio equipo de Katsikaris dejaban a los de Laso fuera de los cuartos de final. 
Imagen
EL PERFIL
Rendirse al canto de las sirenas
“Ir y quedarse, y con quedar partirse,
partir sin alma, y ir con alma ajena,
oír la dulce voz de una sirena
y no poder del árbol desasirse; “
(Lope de Vega-”Ir y quedarse”)

“Para protegerse del canto de las sirenas, Ulises tapó sus oídos con cera y se hizo encadenar al mástil de la nave...
Sin embargo, las sirenas poseen un arma mucho más terrible que el canto: su silencio”
(Franz Kafka, “El silencio de las sirenas”)

“En esta época, es triste, hay que llamar triunfo a un acto de justicia. ... “
(Juan Carlos Onetti- “El astillero”)

Figura sugerente en distintas mitologías, la literatura en torno a las sirenas y sus encantos es tan variada como constante en el tiempo. De la dualidad amor/razón del poema de Lope a las vuelta de tuerca de Kafka, muchos autores han puesto sus ojos en una figura sin duda sugerente y que ha aparecido desde la antigua Grecia hasta tierras celtas, China o el medio Oriente. Sea como fuere, en la mayor parte de estas leyendas, subyace un afán moralizante y retrogrado, dejando intuir la enésima demonización de lo femenino y del concepto del placer sin contrapunto. Ver hoy al actual Real Madrid es, sin duda ,una experiencia placentera porque resulta innegable que el equipo que dirige Pablo Laso es uno de los más atractivos del viejo continente. Con todo, la nueva configuración de plantilla, difumina en el aire un cierto aroma a negación de lo vivido en un curso pasado donde si bien el final no fue el deseado, por momentos lo vivido en el Palacio de los deportes fue algo tremendamente sugestivo. Ese viejo mantra de que hace falta más potencia física o que no es posible estar a tope todo el año, amenaza con hacerse dogma a poco que el conjunto blanco salga triunfador de “su” final Four. 
De aquellas sinfonías del año pasado, buena parte de su composición provenía de un Sergio Rodriguez pasado en apenas un par de temporadas de desterrado a icono de los que trasciende el propio deporte de la canasta. De la sonrisa del chaval rapado del europeo junior de Zaragoza, el que maravillaba en Magariños o el del quiebro a Ilievski al jugador total cuya barba pasaba a ser referencial. Un problema de tiroides, una lumbalgia, distintos problemas físicos y un Madrid con una propuesta ligeramente menos directa parecen haber difuminado un tanto aquella ola de entusiasmo. Y sin embargo, la belleza sigue ahí, en el mismo sitio disfrutando de los espacios, clavando triples inverosímiles, buscando a los compañeros más calientes, en el pase sin mirar a la esquina, en la finta debajo de canasta para finalizar como sin gana. Y si, quizás la temporada de Sergio no este a la altura de la anterior y quizás defensivamente se le puedan poner pegas, pero ahi afuera la realidad sigue teñida de gris y cualquier nota de color es siempre una resurrección. Firma habitualmente el gran Imanol Martinez, con una cita de Wilde “La belleza es superior al genio, porque no necesita explicación” y acertaba de pleno. Habrá quien quiera que este juego vuelva a ser de las pizarras, del estudio y de la falta de riesgo pero mientras queden tipos como el Chacho, los turistas de los precipicios podremos sonreír y seguir recordando porque nos enganchamos a este juego. 
Reza el tópico, que cuando uno disfruta vuelve a su niñez, pero, si me lo permiten, un servidor sufre el fenómeno contrario cuando contempla el devenir de Rodriguez por la pista. Demente casi de cuna, aquella frase de Woddy Allen en la que afirmaba no querer madurar porque lo siguiente era la putrefacción, la lleva grabada en la cabeza. Fiel a una inmadurez que permite disfrutar de los prejuicios como antaño. Quien esto escribe no puede negar su felicidad cuando a Alberto Herreros se le escapaba cualquier título, ni tampoco obviar la desesperación que produce ver como Felipe Reyes en lugar de envejecer rejuvenece cual Dorian Gray. Y sin embargo, con Sergio Rodriguez, con el puto Sergio Rodriguez, un servidor tiene que hacer improbos esfuerzos para contener la admiración, para no aplaudir ante la genialidad...para no sonreír pensando que esto es lo que nos había enamorando. A base de talento, el maldito barbudo que revoluciona la zona de Goya, va sacudiendo uno a unos los prejuicios. Es pues, el Chacho, un placer adulto para un servidor, un placer mayúsculo. Volviendo a Woody Allen: “Is sex dirty? Only when it’s being done right”. Porque Sergio es sexo del sucio, es un trago largo y seco de Tullamore Drew, es el blues de Garfield Arkers o el calor en las venas de un buen chute. Sergio es lo que cualquier buen aficionado a este juego debería querer. Háganme caso, maduren y disfruten del placer adulto de un jugador pornográfico en estos tiempos de transversalidad y mensajes planos. O, si lo prefieren, sean niños pensando que no hay final, que la magia existe y que el de la barba va a acabar enterrando por siempre las cenizas de los infaustos 90. Escojan madurar o volver a la niñez, pero, por favor, escojan la luz y el juego de los espejos. Ni se pongan cera en los oídos, ni se aten a un poste, escuchen el canto de las sirenas y entréguense sin reservas...les merecerá la pena. 
PD: Un debut simbólico...el inmaduro que hay en mi no tiene más remedio que traer a colación a su Estudiantes. Del paso por el club de Serrano 127 de Sergio Rodriguez hay lo suficiente escrito. De su debut en la acb con una canasta costa a costa también. Pero permitan, detener la imagen unos segundos antes: Sergio va a debutar ni más ni menos que en un quinto partido de una final. Una final decidida ya en ese momento pero igualmente histórica para un Estudiantes que ha rozado el milagro. Sergio va a debutar en lo que habría de ser un funeral de sensaciones. Debutar porque Corey Brewer esta eliminado por faltas y el otro base, Don Ignacio Azofra De la Cuesta acaba de cometer también su quinta falta. Azofra le va a dar la alternativa, el relevo...pero lejos de la frustración que uno se imagina en esos momentos, el 13 se va hacia el banco despreocupado, haciendo girar la pelota en su dedo indice. Se va jugando. Es posible que Sergio ni siquiera se percibiera del detalle. A decir verdad su estilo y su carácter diferente ya estaban ahí, y q evidentemente ese nimio detalle nada ha tenido que ver en una carrera que, tópicos aparte, Rodriguez ha construido con toneladas de trabajo. Pero la imagen es tan potente como bonita. Insisto, abran las ventanas, escuchen a las sirenas...
https://www.youtube.com/watch?v=ZV9WaABlW3M
DATOS, CLAVES, CURIOSIDADES...
LA EXPERIENCIA ES UN GRADO (PARTICPACIONES EN FINAL FOUR)
REAL MADRID:
Sergio Rodríguez: 3 (Sf 2011 y finalista 13 y 14 Real Madrid)
Sergio Llull: 3 (Sf 2011 Real Madrid y finalista 13 y 14 Real Madrid)
Jaycee Carroll: 2 (finalista 2013 y 14 Real Madrid)
Rudy Fernández: 2 (finalista 2013 y 14 Real Madrid)
Felipe Reyes: 3 (Sf 2010 Real Madrid y finalista 13 y 14 Real Madrid)
Marcus Slaughter: 2 (finalista 2013 y 14 Real Madrid)
Ioannis Bouroussis: 3 (Finalista 2010 y sf 09 con Olympiacos y finalista 2014 Madrid)
Salah Mejri: 1 (Finalista 2014 con Real Madrid)
Pablo Laso: 2 (finalista 2013 y 14 Real Madrid)* Como jugador Laso participó en la final four de 1996
*Andres Nocioni fue subcampeón con el Baskonia en 2001 en formato Play-off)
FENERBAHCE
Nikos Zisis: 3 (Campeón 2008 y finalista 2009 con Cska, SG 2011 con Siena)*
Jan Vesely: 1 (Sf 2010 con Partizan)
Zeljko Obradovic: 13 (campeón 2000, 02 , 07 09 y 11 con Panathinaikos, 1992 con Partizan, 1994 con Joventut y 1995 con Real Madrid; subcampeón 2001 con Panathinaikos y sf 2005 y 2012 con Panathinaikos, 1998 con Bennetton y 1996 con Real Madrid) * Como jugador, Zeljko Obradovic fue semifinalista de la final four de 1988 con el Partizan. 
*Zisis fue semifinalista de la euroliga en la 2000/01 con AEK en formato play-off
http://www.fiba.com/images.fiba.com/Graphic/e71bcbed/2498/4f08/8fe6/0004846eefb1.jpg?v=20140914233022707
MEDALLISTAS (senior)
Sergio Rodríguez: Oro mundial 2006, plata eurobasket 07 y JJOO 2012 y bronce eurobasket 2013
Sergio Llull: Oro eurobaskets 2009 y 11, plata JJOO 2012 y bronce eurobasket 2013
Facundo Campazzo: Oro sudamericano 2012 y bronce Torneo Americas con Argentina
Rudy Fernández: Oro eurobaskets 2009 y 11, Oro mundial 2006, Plata JJOO 2008 y 2012 y eurobasket 2007 y bronce eurobasket 2013
Jonas Maciulis: Plata eurobasket 2013, bronce eurobasket 2007 y bronce mundial 2010 con Lituania
Andres Nocioni: Oro JJOO 2004, Plata Mundial 2002, Bronce JJOO 2008, Oro torneo de las americas 2001 y 2011, Plata torneo de las americas 2005, bronce panamericanos 1999, bronce sudamericano 1999 con Argentina
Felipe Reyes: Oro eurobaskets 2009 y 11, Oro mundial 2006, Plata JJOO 2008 y 2012 y eurobasket 2003 y 07, bronce eurobasket 2001 y 2013
Ioannis Bourousis: Oro eurobasket 2005 y bronce eurobasket 2009 con Grecia 
Gustavo Ayon: Oro torneo de las americas 2013 y Oro Centrobasket 2014 con Mexico
Salah Mejri: Oro en afrobasket 2011 y bronce en afrobasket 2009 con Túnez
Nikos Zisis: Oro eurobasket 2005, Plata mundial 2006 y bronce eurobasket 2009 con Grecia
Bogdan Bogdanovic: Plata mundial 2014 con Serbia
Nemanja Bjelica: Plata eurobasket 2009 y mundial 20014 con Serbia
Semih Erden: Plata mundial 2010 con Turquía
Oguz Savas: Plata mundial 2010 con Turquía
Zeljko Obradovic: Oro en el mundial de 1998, oro en el eurobasket 1997, plata en los JJOO de 1996 y bronce en el eurobasket de 1999 con Yugoslavia (serbomontenegrina). Como jugador, oro en el mundial de 1990 y plata en los JJOO de 1988 con Yugoslavia. 
Otros títulos europeos:
Rudy Fernández: Fiba cup en 2006 y Uleb en 2008 con Joventut
Felipe Reyes Uleb 2007 con Real Madrid
Zeljko Obradovic: Copa Saporta 1997 con el Real Madrid y Copa Saporta 1999 con Benetton Treviso. 
SUBCAMPEONES: En uno de sus viejos sketch, Faemino y Cansado hacían referencia al torneo de ventriloquia de la Rioja, afirmando que “Subcampeón es mucho más que campeón”. Más alla de la broma, y viendo el enorme palmares de los semifinalistas, llama la atención un hecho curioso y es que la presencia de Nocioni, Zisis, Erden, Savas, Bogdanovic y Bjelica garantizan al menos un representante de los últimos cuatro subcampeones mundiales. 
FACTOR PISTA: Sin duda uno de los aspectos a tener en cuenta en la semifinal entre el Real Madrid y el Fenrbahce es el factor pista. Con las estimaciones pronosticando en torno a un 70% de entradas vendidas para el publico local, parece claro que es otra de las facetas a seguir de cerca. En la historia de la Final Four, cinco son los equipos que han ejercido como anfitriones, con un balance de tres títulos (Barcelona 2003, Maccabi 2004 y Panathinaikos 2007), un finalista (Kinder 2002) y un eliminado en semifinales (Cska 2002). En la época FIBA ningún anfitrión propiamente dicho llego a particpar, pero con el sistema de venta de entradas de entonces mucho más limitado en lo geografico podrían trazarse similitudes con algunos casos. En esa tesitura, Zaragoza en 1990 y 1995 casi puede decirse que ejerción de anfitriona para Barcelona y Real Madrid con resultado dispar: derrota en la final para los blaugranas ante la Jugoplastika y título para el Real Madrid. En la prehistoria del torneo en 1966 y 1967 se disputó una primera versión de final a cuatro con sede en Bolonia/Milán y Madrid. En el 66 el título sería para los milanistas y en el 67 para los blancos. 
Fuera de la euroliga los precedentes en final four con equipo anfitrión son dispares: 
EUROCUP 2011 Treviso: Benetton eliminado en semifinales
EUROCUP 2012 Khimki: Khimki campeón ante el Valencia
EUROCHALLANGE 2004 Kazan: Unics Kazan campeón
EUROCHALLANGE 2005 Estambul: Fenerbahce eliminado en semifinales
EUROCHALLANGE 2006 Kiev: Bc Kyv eliminado en semifinales
EUROCHALLANGE 2007 Girona: Akasvayu Girona Campeón
EUROCHALLANGE 2008 Limassol: Proteas eliminado en semifinales
EUROCHALLANGE 2009 Bolonia: Virtus Bolonia campeón
EUROCHALLANGE 2010 Gottingen: BC Gottingen Campeón
EUROCHALLANGE 2011 Oostende: Oostende elimiando en semifinales
EUROCHALLANGE 2012 Debrecen: Szolnoki eliminado en semifinales
EUROCHALLANGE 2013 Esmirna: Pinar Karsiyaka subcampeón
EUROCHALLANGE 2015 Trabzon: Trabzonspor subcampeón
La edición de 2014 contó con el Reggio Emilia como anfitrión pero al no cumplir su cancha los requisitois minimos se disputó en Bolonia con título para el Reggio.
Fuera del formato final four los precedentes europeos con presencia del anfitrión en final a partido unico:
RECOPA 1968 Atenas: Aek Campeón
KORAC 1979 Belgrado: Partizan Campeón
RECOPA 1996 Vitoria: Tau Baskonia Campeón
Fuera de lo literal, se podrían buscar ejemplos en ambos sentidos: el título del Joventut en la Korac del 81 jugando en Barcelona, la Jugoplastika llevandose la Korac ante la Fortitudo en Genova en el 77...
A nivel de selecciones, los últimos eurobaskets no han sido especialmente propicios para los anfitriones:
EL PAPEL DE LOS ANFITRIONES EN LOS ULTIMOS EUROBASKET 
1971 RFA 9ª
1973 España Plata
1975 Yugoslavia Oro
1977 Bélgica 8ª
1979 Italia 5ª
1981 Checoslovaquia Bronce
1983 Francia 5ª
1985 Alemania 5ª
1987 Grecia Oro
1989 Yugoslavia Oro
1991 Italia Plata
1993 Alemania Oro
1995 Grecia 4ª
1997 España 5ª
1999 Francia 4ª
2001 Turquia Plata
2003 Suecia 16ª
2005 Serbia 9ª
2007 España Plata
2009 Polonia 10ª 
2011 Lituania 5ª
2013 Eslovenia 5ª
A modo de curiosidad desde que la ACB implantara un sistema de final four en 1984 para pasar a final a 8 en 1987, solo dos anfitriones se han llevado la copa del Rey: Cai Zaragoza en 1984 y Baskonia en 2002. El Real Madrid como anfitrión caía en las semifinale de 2006, los cuartos de 2009 y la final de 2011. 
Más alla de curiosidades el factor pista bien puede tener una doble vertiente: positivo para el cuadro local o negativo en forma de presión excesiva. El segundo partido de la serie ante el Efes puede ser un buen ejemplo de las dos caras para los blancos. Paralizados por momentos, tras la chispa de la remontada el palacio alcanzó un grado de comunión con el equipo tremendo. En le otro lado, los internacionales españoles pueden recordar el silencio y la incredulidad en los instantes decisivos de los cuartos de final ante Francia en el pasado mundial. 
EL DATO FAVORABLE AL REAL MADRID: El Real Madrid como local acumula esta temporada un balance de 13-1 en la euroliga y de 15-0 en la ACB. La temporada anterior, el Real Madrid se impusó en sus 15 partidos como local en la euroliga
EL DATO FAVORABLE AL FENERBAHCE: Si bien es cierto que el balance del Real Madrid como local es excelente, no cabe duda que el del Fenerbahce es ampliamente meritorio. Los de Obradovic han vencido en 11 de sus 13 salidas este curso en euroliga (9-4 en la TBL), venciendo en la pista de equipos como el Barcelona, Efes, Milano, Unicaja, Cska u Olympiacos, en el caso de los dos últimos recuperando además el average. A modo de curiosidadla única derrota del Madrid como local este año llegó ante el Unics Kazan...donde aun estaba Nikos Zisis, hoy en el Fenerbahce. 
LOS BANQUILLOS: Posiblemente una de las grandes bazas del Fenerbahce se encuentre en su banquillo. Con tres semanas para preparar el partido, nadie duda que a buen seguro Zeljko Obradovic tendrá guardada en su chistera más de una trampa tactica. En el recuerdo, su excelente planteamiento de 2012 ante el Cska, insuficiente para vencer pero eficiente a más no poder a la hora de cortocircuitar a los moscovitas. Al margen de la cita de Estambul, Obradovic ya sabe lo que es imponerse a domicilio en fechas clave. Con la remontada en la segunda parte de la final de Bolonia en 2002 (el papel de Papadopoulos, el falso cuatro de Alvertis-Bodiroga...) como ejemplo más claro, el de Cacak ya se coló en la final four del 92 venciendo en la propia Bolonia el partido decisivo o en las de 1994 y 2011 superando eliminatorias de cuartos con el factor pista en contra. Secando a Sabonis o castigando la falta de tiro de los bases azulgrana, Obradovic logró robar una victoria a domicilio clave
ENTRENADOR/JUGADOR EN LA FINAL FOUR
A lo largo de la historia de la copa de Europa de baloncesto, solo tres personas han conseguido alzar el título en la doble faceta de jugador y entrenador: Ardenak Alachatchan (Cska Moscú), Lolo Saiz (Real Madrid) y Sveteslav Pesic (Bosna Sarajevo/Barcelona). De los tres solo el título como entrenador del serbio se produjo en la final four por lo que aun nadie ha conseguido llevarse una final four en ambas facetas. Hasta el momento, quienes más cerca han estado son Dusko Ivanovic y Panagiotis Giannakis que tras haber sido campeones como jugadores lograron alcanzar la final desde el banquillo. En el caso del ex seleccionador chino, el logro hubiera sido doble ya que ya había logrado el doble triunfo en el eurobasket. Más numeroso es el club de quienes han participado en la doble faceta jugador/entrenador en una final four: Al margen de de los ya citados Giannakis e Ivanovic, hasta la fecha “el club” cuenta con la presencia de los dos rivales de la semifinale: Zeljko Obradovic y Pablo Laso así como con Mike D´Antoni, Velimir Perasovic y Evgeni Pashutin. 
RITMO: A priori ambos equipos se encuentran más cómodos con un ritmo de partido vivo. Con todo, la menor rotación efectiva del Fenerbahce y su tendencia a un juego más directo en el 1x1 que en la transición, auguran que la batalla por un ritmo muy abierto puede ser una de las claves que busquen los madridistas.
PACIENCIA: Muy a menudo los partidos de una final four se acaban decidiendo por detalles en apariencia nimios o por ligeras sorpresas tacticas. La paciencia puede ser un eje fundamental en un torneo que en los últimos años ha viovido numerosas remontadas. La del Madrid intentando no acusar la presión del anfitrión fundamental. En el caso turco, su tendencia a buscar referencias individuales puede llevarles a pequeños colapsos si no logan llevar el balón a quien buscan. Gestionar esas pequeñas crisis puede ser fundamental. 
REBOTE: Probablemente una de las facetas en las que más esta sufriendo el Real Madrid en las ultimas semanas es en la de cerrar su rebote defensivo. Clave para poder correr, la labor de los aleros se antoja clave. En buena parte del curso, el Fenerbahce ha sufrido un problema similar pero ya en la serie ante Maccabi los de Obradovic demostraron su capacidad para revertir la situación. La concentración de los interiores y el papel de Preldzic o Bogdanovic puntos a seguir. 
TIRO EXTERIOR: Otro de los puntos fuertes del mejor Madrid...y un punto débil cuando las cosas se tuercen. Intentar no abusar, al menos de inicio, puede ser trascendental. Fenerbahce genera gran cantidad de tiros librados y cuenta con un Goudelock que si entra en racha puede ser letal. Mantener la amenaza cuando esten en pista Zisis, Preldzic o alguno de los secundarios clave para los de Obradovic.
TIROS LIBRES: Siempre importantes en este tipo de partidos y uno de los grandes lunares del Fenerbahce hasta la fecha, siendo el tercer peor equipo de la euroliga con un pobre 67% y sin contar con ni un solo jugador que alcanze el 80% por hasta siete del Real Madrid que lo superan (Llull, Rodriguez, Rudy, Carroll, Rivers, Nocioni y Felipe).
ESTADO DE FORMA: Un punto más irregular el Fenerbahce, aunque con los picos de mayor solidez del año, el Madrid parece llegar en su momento más “rutilante” del curso. 
AUSENCIAS: A día de hoy la unica baja segura para la semifinal es la de Ricky Hickman en el Fenerbahce. Los de Obradovic además, no han podido contar en alguno de los últimos partidos con Bjelica, Vesely o Goudelock. De los tres el más preocupante parece el serbio, con una seria rotura muscular que probablemente le haga jugar disminuido. En el Real Madrid Jaycee Carroll y Rudy Fernández llegan tras superar sendos esguinces de tobillo.
JUEGO INTERIOR: Si bien la pintura del Real Madrid es más larga, los minutos en los que coincidan Vesely y Bjelica pueden ser fundamentales para el conjunto otomano. Su envergadura, movilidad y capacidad de jugar por encima del aro inciden en alguna de las debilidades más reconocibles de los blancos. El desgaste en forma de faltas puede der clave así como la posible aparición de una tercera ayuda en el lado turco.

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas