Revista Cocina

Glutamina para la salud intestinal

Por Anahigemma @anahigemma
GLUTAMINA PARA LA SALUD INTESTINAL Qué es la glutamina

La glutamina es el aminoácido libre más abundante en el cuerpo humano y es, asimismo, el más abundante en la sangre y el músculo esquelético. 1

Contribuye en varios procesos metabólicos importantes: como intermediario en el metabolismo energético y como sustrato para la síntesis de péptidos y no péptidos, como bases de nucleótidos, glutatión y neurotransmisores. 2-4 Además, la glutamina apoya a la desintoxicación del amoníaco y el equilibrio ácido-base en el organismo. 5 En las últimas décadas se ha documentado su participación en el buen funcionamiento del sistema inmune 1,6,7 y su papel en la fisiología intestinal.

GLUTAMINA PARA LA SALUD INTESTINALFundamental para la salud intestinal

Entre los diversos tejidos que usan glutamina en elevadas cantidades, el intestino utiliza alrededor del 30% de la glutamina total 8, lo que ya nos indica que es un nutriente clave para la salud intestinal.

Además de ser la principal fuente de energía para las células intestinales, la glutamina promueve la proliferación de enterocitos (células que recubren el epitelio o pared del intestino), apoya la función de barrera intestinal, la modulación de la inflamación y la regulación de las respuestas al estrés y la apoptosis (mecanismo del organismo que hace posible la destrucción de las células dañadas, evitando la aparición de enfermedades como el cáncer). 9-12

Por todo ello es fundamental para prevenir la atrofia de la mucosa intestinal, las infecciones y también para reducir la permeabilidad intestinal. Los científicos creen que la deficiencia de glutamina puede estar asociada a padecer desórdenes gastrointestinales como el síndrome del intestino irritable y la enfermedad inflamatoria intestinal. La suplementación con glutamina podría mejorar los síntomas de estas enfermedades, apoyando la salud general de los intestinos. 13,14

GLUTAMINA PARA LA SALUD INTESTINALLas infecciones, la desnutrición, la quimioterapia y otros estresores, causan alteraciones de la permeabilidad intestinal normal. Parece ser que no se pueden padecer alergias alimentarias (de alimentos ingeridos) sin que previamente haya un trastorno de "hiperpermeabilidad intestinal", esto es, una permeabilidad intestinal excesiva. Por lo tanto, el problema es que se filtran moléculas excesivamente grandes que provocan una elevación de la Ig (en realidad, es una alergia a las proteínas) y el cuerpo reconoce dichas moléculas como antígenos (Ag). Se debe tener en cuenta que sufrir una intolerancia es distinto a padecer una alergia.

Estudios

Un estudio realizado con ratas investigó el efecto de diversos agentes (prednisolona, ácido 5-aminosalicílico, L-glutamina, o SCFAs - short chain fatty acids- Ácidos grasos de cadena corta) aplicados mediante enema dos veces al día, siete días después de inducir la colitis mediante ácido trinitrobenceno sulfónico en etanol. Los enemas de L-glutamina aportaron mayor beneficio en comparación con los otros agentes, lo cual promovió una disminución de la gravedad de la colitis y de la peroxidación lipídica, sin que se alterase la capacidad de absorción de la mucosa. Ninguno de los otros tres agentes aportaron tales beneficios. 15 El beneficio de la L-glutamina en forma de enemas se confirmó en un otro estudio realizado el 2007, ya que aceleró la regeneración y reparación de la mucosa en colitis inducidas experimentalmente en ratas. 16

Asimismo, la investigación de la colitis ulcerosa usando otros modelos animales ha demostrado que la adición de glutamina a las dietas elementales disminuye los niveles de endotoxinas 17, promueve la curación más rápida de las lesiones del colon 18 y mejora la función de barrera. 19

Los estudios en humanos indican que los pacientes con la enfermedad de Crohn tienen bajos los niveles intestinales de glutamina. 20 En un estudio se cultivaron biopsias duodenales de voluntarios sanos en presencia de la IL-1beta (promotora de citoquinas inflamatorias) y de elevadas cantidades de glutamina. La glutamina inhibió la producción inducida por la IL-1 de citoquinas proinflamatorias IL-6 (elevada en suero y mucosa de pacientes con enfermedad de Crohn 21) y IL-8, e incrementó la producción de la antiinflamatoria IL-10. 22

Sin embargo, a pesar de que son positivas las indicaciones teóricas respecto a la administración de suplementos de glutamina en la enfermedad de Crohn, varios pequeños ensayos de intervención no han mostrado que haya beneficio. 23-25 Son necesarios más estudios en humanos para confirmar sin lugar a dudas su utilidad, así como identificar cual es la dosis óptima a utilizar en cada caso.

Para quién puede estar indicada:

En individuos sanos, casi todos los tejidos del cuerpo sintetizan glutamina. Sin embargo, en individuos metabólicamente estresados hay una mayor demanda de glutamina, lo que hace que la suplementación sea esencial. Esto incluye a las personas con enfermedades intestinales agudas o crónicas, quemaduras, traumatismos, sepsis o trastornos inmunes, y puede incluir personas con necesidades metabólicas aumentadas de forma temporal como resultado de actividades físicas intensas. Siempre se debe consultar a un profesional de la salud para el uso suplementario de glutamina en el apoyo nutricional de condiciones de salud graves.

Tanto en individuos sanos como estresados, la glutamina es una fuente de combustible para las células en el intestino delgado y el intestino grueso. Es la fuente de combustible preferida por el intestino y es necesaria para el mantenimiento saludable de las vellosidades intestinales y su funcionamiento normal.

GLUTAMINA PARA LA SALUD INTESTINALLa evidencia hasta la fecha muestra que los suplementos de glutamina podrían ser beneficiosos en las siguientes condiciones del intestino:

  • Enfermedad de Crohn: las personas que padecen esta condición se podrían beneficiar de la glutamina oral, especialmente en la prevención de la permeabilidad intestinal asociada con la ingesta de indometacina.
  • Enfermedad celíaca: los estudios en curso sobre la enfermedad celíaca activa indican su posible utilidad, ya que estos pacientes a menudo tienen pérdidas de proteínas y un mayor gasto de glutamina.
  • Enfermedad del intestino corto: un estudio demostró una mayor absorción de nutrientes con la administración de glutamina y hormona del crecimiento en personas con enfermedad del intestino corto. La glutamina podría reducir los síntomas de diarrea en pacientes con enfermedad del intestino corto porque ayuda a la reabsorción de sodio y agua.
Dosis recomendada

La dosis diaria habitualmente recomendada por los expertos es de 1,5 a 3 g al día, fuera de las comidas.

Para potenciar aún más sus beneficios, se recomienda su uso en combinación con el aminoácido L-arginina, los ácidos grasos omega-3 (EPA y DHA), así como probióticos, prebióticos y posbióticos (como el ácido graso ácido butírico).

Autor: Mikel García Iturrioz, Director Técnico del GLUTAMINA PARA LA SALUD INTESTINALReferencias Herbolario Online Misohi Nutrición.
  1. Calder P. Glutamine and the immune system. Clin. Nutr. 1994;13:2-8. doi: 10.1016/0261-5614(94)90003-5.
  2. Albrecht J., Sidoryk-Wegrzynowicz M., Zielinska M., Aschner M. Roles of glutamine in neurotransmission. Neuron. Glia Biol. 2010;6:263-276. doi: 10.1017/S1740925X11000093.
  3. Amores-Sanchez M.I., Medina M.A. Glutamine, as a precursor of glutathione, and oxidative stress. Mol. Genet. Metab. 1999;67:100-105. doi: 10.1006/mgme.1999.2857.
  4. Coster J., McCauley R., Hall J. Glutamine: Metabolism and application in nutrition support. Asia Pac. J. Clin. Nutr. 2004;13:25-31.
  5. Patience J.F. A review of the role of acid-base balance in amino acid nutrition. J. Anim. Sci. 1990;68:398-408. doi: 10.2527/1990.682398x.
  6. Newsholme P., Curi R., Pithon Curi T.C., Murphy C.J., Garcia C., Pires de Melo M. Glutamine metabolism by lymphocytes, macrophages, and neutrophils: Its importance in health and disease. J. Nutr. Biochem. 1999;10:316-324. doi: 10.1016/S0955-2863(99)00022-4.
  7. Newsholme P. Why is l-glutamine metabolism important to cells of the immune system in health, postinjury, surgery or infection? J. Nutr. 2001;131:2515S-2522S.
  8. Wu G. Intestinal mucosal amino acid catabolism. J. Nutr. 1998;128:1249-1252.
  9. Hartmann F, Plauth M. Intestinal glutamine metabolism. Metabolism 1989; 38:18-24.
  10. Wang B., Wu G., Zhou Z., Dai Z., Sun Y., Ji Y., Li W., Wang W., Liu C., Han F., et al. Glutamine and intestinal barrier function. Amino Acids. 2015;47:2143-2154. doi: 10.1007/s00726-014-1773-4.
  11. McCauley R., Kong S.E., Hall J. Glutamine and nucleotide metabolism within enterocytes. J. Parenter. Enter. Nutr. 1998;22:105-111. doi: 10.1177/0148607198022002105.
  12. Kim H. Glutamine as an immunonutrient. Yonsei Med. J. 2011;52:892-897. doi: 10.3349/ymj.2011.52.6.892.
  13. O'Keefe SJ. Nutrition and gastrointestinal disease. Scand J Gastroenterol Suppl. 1996;220:52-9.
  14. Fujita T, et al. Efficacy of glutamine-enriched enteral nutrition in an experimental model of mucosal ulcerative colitis. Br J Surg. Jun1995;82(6):749-51.
  15. Kaya E, Gur ES, Ozguc H, et al. L-glutamine enemas attenuate mucosal injury in experimental colitis. Dis Colon Rectum 1999;42:1209-1215.
    Kaya E et al. The effect of L-glutamine on mucosal healing in experimental colitis is superior to short-chain fatty acids. Turk J Gastroenterol. 2007 Jun;18(2):89-94.
  1. Fujita T, Sakurai K. Efficacy of glutamine-enriched enteral nutrition in an experimental model of mucosal ulcerative colitis. Br J Surg 1995;82:749-751.
  2. Biondo-Simoes Mde L, Sech M, Corbellini M, et al. Comparative study of the evolution of inflammatory colitis treated with an elemental diet, glutamine and 5-ASA. An experimental study in rats. Arq Gastroenterol 1998;35:116-125. [Article in Portuguese]
  3. Vicario M et al. Dietary glutamine affects mucosal functions in rats with mild DSS-induced colitis. J Nutr. 2007 Aug;137(8):1931-7
  4. Sido B et al. Low intestinal glutamine level and low glutaminase activity in Crohn's disease: a rational for glutamine supplementation? Dig Dis Sci. 2006 Dec;51(12):2170-9.
  5. MacDonald TT, Murch SH. Aetiology and pathogenesis of chronic inflammatory bowel disease. Baillieres Clin Gastroenterol 1994; 8:1-34.
  6. Coeffier M, Marion R, Ducrotte P, Dechelotte P. Modulating effect of glutamine in IL-1beta-induced cytokine production by human gut. Clin Nutr 2003;22:407-413.
  7. Hond ED, Hiele M, Peeters M, et al. Effect of long-term oral glutamine supplements on small intestinal permeability in patients with Crohn's disease. JPEN J Parenter Enteral Nutr 1999;23:7-11.
  8. Akobeng AK, Miller C V, Stanton J, et al. Double-blind randomized controlled trial of glutamine-enriched polymeric diet in the treatment of active Crohn's disease. J Pediatr Gastroenterol Nutr 2000;30:78-84.

25. Akobeng AK, Miller CV, Thomas AG, Richmond K. Glutamine supplementation and intestinal permeability in Crohn's disease. JPEN J Parenter Enteral Nutr 2000;24:196

GLUTAMINA PARA LA SALUD INTESTINAL Qué es la glutamina GLUTAMINA PARA LA SALUD INTESTINALFundamental para la salud intestinal

GLUTAMINA PARA LA SALUD INTESTINALLas infecciones, la desnutrición, la quimioterapia y otros estresores, causan alteraciones de la permeabilidad intestinal normal. Parece ser que no se pueden padecer alergias alimentarias (de alimentos ingeridos) sin que previamente haya un trastorno de "hiperpermeabilidad intestinal", esto es, una permeabilidad intestinal excesiva. Por lo tanto, el problema es que se filtran moléculas excesivamente grandes que provocan una elevación de la Ig (en realidad, es una alergia a las proteínas) y el cuerpo reconoce dichas moléculas como antígenos (Ag). Se debe tener en cuenta que sufrir una intolerancia es distinto a padecer una alergia.

Estudios Para quién puede estar indicada:

GLUTAMINA PARA LA SALUD INTESTINALLa evidencia hasta la fecha muestra que los suplementos de glutamina podrían ser beneficiosos en las siguientes condiciones del intestino:

Dosis recomendada GLUTAMINA PARA LA SALUD INTESTINALReferencias

Volver a la Portada de Logo Paperblog