Revista Viajes

Hacenderas en la Sierra Norte de Guadalajara

Por Larami

Facenderas se llamaban las tareas comunales que en la Edad Media realizaban los vecinos del lugar como parte de un tributo. Su objetivo era la construcción y/o mantenimiento de edificios e infraestructuras de interés público (caminos, presas, abrevadero, regueros, puentes, fuentes, molino, corta de leña para el cura y/o maestro, …) que de otra manera nunca se realizarían.

Hacenderas en la Sierra Norte de GuadalajaraAunque siempre había cosas que arreglar, la hacendera tenían lugar cuando las labores del campo y/o el cuidado del ganado eran menores. El Concejo solía convocarlas el día anterior, indicando tarea y herramienta. Era de obligado cumplimiento para todos los vecinos (al menos debía ir un miembro de la casa); el día señalado, a un toque de campana, acudían todos al lugar indicado. La tarea se realizaba en un tono festivo y de jolgorio, que solía acabar con el reparto de vino, frutos secos, … y coplillas.

La costumbre cayó en desuso con la despoblación de los años 70 (otra más), aunque algunos pueblos serranos han conservado la tradición (Valverde de los Arroyos hace al menos una para el arreglo de caminos). Algunas asociaciones (Buen Valle de Retiendas) han realizado hacenderas para recuperar un patrimonio casi perdido (la fuente de los monjes en el Monasterio de Bonaval)

Hacenderas en la Sierra Norte de GuadalajaraAfortunadamente son muchos los pueblos serranos (Semillas, Zarzuela de Jadraque,...) que han recuperado esta tradición. El Ayuntamiento convoca a vecinos y amigos, que suelen dedicar la mañana a la tarea, y luego dan cuenta de un almuerzo que suele sufragar el municipio. Hiendelaencina tiene en su web un apartado de Hacenderas, un ejemplo a seguir.

Además de preservar el patrimonio, el objetivo es fomentar la cohesión de la comunidad, la identificación de los vecinos con el pueblo y pasar un día agradable en buena compañía.

Lar-ami


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista