Revista Deportes

Hilario ya no es el que era

Publicado el 25 septiembre 2011 por Marianofusco

Hilario ya no es el que era

Generalmente, reducir el análisis del partido a una sola jugada puede ser un error muy peligroso. Pero hoy, el encuentro que tuvo a Independiente y a Vélez como protagonistas fue en contra de cualquier generalidad.

En medio de un encuentro mediocre, tal como nos tiene acostumbrados nuestro fútbol, Vélez aprovechó un grave error de Hilario Navarro y de la mano de Jonathan Ramírez venció 1-0 a Independiente, que sigue sin encontrar el rumbo y encadena 3 derrotas consecutivas como local. Para colmo, en el horizonte de los de Ramón Díaz aparecen la dura parada en la altura de Quito y unos días después el clásico de Avellaneda.

Ya hace tiempo que Hilario dejó de ser ese arquero implacable. Una vez finalizada la Sudamericana 2010, en la que fue la gran figura del Rojo, el nivel del correntino empezó a descender sorpresivamente, a tal punto que entre sus errores y su flojo estado físico – ese que también lo privó de marcharse a Boca- perdió el puesto con Assmann, que por una lesión volvió a cederle el arco a Navarro, pero este desperdició su oportunidad.

El primer llamado de atención se dio justamente ante el mismo rival. Vélez e Independiente iniciaban su camino en el Clausura 2011 ofreciendo un más que entretenido partido en el Libertadores de América, pero la perla negra de la jornada se la llevaba Hilario, que con una floja respuesta y un error inentendible le permitía a Vélez remontar un 2-0. La imagen del arquero en la Sudamericana estaba aún demasiado fresca, por lo que poco importó esa mala actuación. Pero lo peor estaba por llegar.

Si bien en Porto Alegre todos los flashes se fueron con la tristísima noche que tuvo Milito en su afán de controlar a Damião, el desempeño del ex Racing y San Lorenzo volvió a dejar mucho que desear: floja respuesta en el primer gol y una errónea salida que generó el penal decisivo para la serie.

Más allá de que el resto del equipo no ayuda, Ramón deberá darse cuenta que no tiene a disposición al arquero que fue figura de la última consagración del Rojo, sino que tiene a un arquero que pasa por el que probablemente es el peor momento de su carrera desde que llegó al fútbol argentino.


Volver a la Portada de Logo Paperblog