Revista Cine

hollywood canteen

Publicado el 15 septiembre 2014 por Enriquestenreiro @soyconfeso
hollywood canteen
La idea surgió durante una conversación entre Bette Davis y John Garfield: ¿por qué no abrir en Los Ángeles algo similar a la Stage Door Canteen de Nueva York? Con ayuda de la Music Corporation of America, de todos los sindicatos y gremios que constituían la industria del cine y de muchas estrellas y estrellitas, el 3 de octubre de 1942 abría en el 1415 de Cahuenga Boulevard, la Hollywood Canteen, una gran sala de fiestas para los militares que estaban participando en la II Guerra Mundial. 
En cierta medida, la apertura de la Hollywood Canteen fue la culminación de la gran campaña de venta de bonos de guerra protagonizada por las caras más conocidas del séptimo arte. Gracias a Stars Over America, un programa coordinado entre el Departamento del Tesoro y la Comisión de Actividades Bélicas de Hollywood, se recaudaron millones de dólares. Bette Davis (una de las vendedoras más eficaces), Janet Gaynor, Ginger Rogers, Gene Tierney, James Cagney, Jane Wyman, Greer Garson, Hedy Lamarr, Veronica Lake, Irene Dunne, Paulette Goddard, Myrna Loy o Charles Laughton, fueron algunas de las estrellas encargadas de aflojar el bolsillo de los norteamericanos.    
El día que se inauguró la Hollywood Canteen, los espectadores pagaron 100 dólares por acomodarse en las gradas que se colocaron a la entrada del edificio para ver entrar a dos mil soldados uniformados. Todos ellos cruzaron  una puerta con el siguiente letrero: " Por este portal pasan los uniformes más bellos del mundo". El resto de asistentes, incluidas las estrellas, entraron por una puerta lateral.  
Durante el tiempo que estuvo abierta, la Hollywood Canteen estuvo supervisada - rigurosamente, como era de esperar - por Bette Davis. Cuenta Hedy Lammar: " Una noche, después de un día muy duro en el estudio, me fui directa a casa y a la cama. Me estaba quedando dormida cuando llamó Bette. Varias actrices que se habían comprometido a trabajar aquella noche no podían venir, por una razón u otra. Presenté mis argumentos, pero Bette insistió. Le dijo que con la pinta que tenía, haría más daño que el enemigo". Hedy, evidentemente, trabajó aquella noche haciendo bocadillos y lavando tazas de café. Otra noche, hizo acto de presencia Joan Crawford. Inmediatamente se formó a su alrededor un comité de soldados en busca de besos y autógrafos. Bette Davis se abrió paso y disolvió la concentración: " Hola, Joan! Te necesitamos desesperadamente en la cocina. Hay que fregar platos". Y así transcurrían las noches en la cantina, con camareras de nombre Zsa Zsa Gabor, supervisoras culinarias apellidadas Dietrich y jefas de cocina casadas con John Ford

hollywood canteen

B.D. le pone el delantal a Spencer Tracy

hollywood canteen

Ann Sothern, Hedy Lamarr & Linda Darnell, tras entregadas camareras. 


hollywood canteen

Myrna Loy tras la barra

   Bibliografía: " Bette Davis. Amarga Victoria". Ed Sikov. T&B Editores (2008)

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas