Revista Cocina

Jack’s butcher y sus tomadas de pelo

Por Aaron Gelabert

Debe haber una fórmula muy precisa para poner y administrar un restaurante en una JACK’S BUTCHER Y SUS TOMADAS DE PELOimportante Plaza Comercial. Y esa fórmula tiene que ver con el margen de utilidad. Los costos de arrendamiento del local, mantenimiento y publicidad del mismo, y otros típicos operativos de los centros comerciales provocan que la franquicia o el dueño del restaurante en cuestión tenga que operar con márgenes de utilidad sumamente amplios para poder salir adelante y no cerrar su local. Ahora, si tomamos en cuenta que en México hay una guerra de precios tremenda, pues la oferta de comida es mucha y la competencia tremenda de todos contra todos, principalmente agravada por tanto vendedor informal de comida callejera ambulante y tanta franquicia experta en rebajar los precios, la única forma que tienen las cadenas de mediano tamaño o los restauranteros familiares, de salir adelante, es reduciendo al máximo sus costos.

JACK’S BUTCHER Y SUS TOMADAS DE PELO

Pero vamos, eso se dice fácil y suena razonable. Pero si eres un comensal que llega a las tres de la tarde a comer en la fast food court de Plaza Satélite, en Naucalpan, Estado de México, y -atraído por el espejismo de un buen filete- decides probar las carnes de Jack’s Butcher, lo que te vas a llevar es una sorpresa tremendamente desagradable. Aquí, la exageración de la diferencia entre el valor de lo que te dan y lo que te cobran, es espantosa.

Pero el problema no se refiere únicamente a que te entregan una carne ablandada artificialmente y de un lamentable sabor; el problema principal es que llega a tu plato un pedacito de carne que te cuesta sobre $200.00 pesos! Para probar una alternativa a los cortes de carne, pedí también una hamburguesa. Reseca y con sabor que rayaba en descompuesta. Ya para

JACK’S BUTCHER Y SUS TOMADAS DE PELO
decir que en ese momento pensé que habría sido mejor pedir una hamburguesa de Burger King que se encuentra exactamente del otro lado de la food court… con eso queda absolutamente claro el concepto: Jack’s Butcher es una absoluta tomada de pelo y un asalto en despoblado.

Calificación de Police Gourmet (del 1 al 10): 1

JACK’S BUTCHER Y SUS TOMADAS DE PELO

NOTA.- Mi hija y yo tenemos criterios diferentes respecto a muchas cosas, de modo que no asumo responsabilidad alguna respecto a lo que ella escriba.

COMENTARIOS DE MI HIJA, LA MENOR (es adolescente):

Todos sabemos que la mayoría de los establecimientos de comida en las plazas son estilo fast food, como Burger King, Sbarros, Sushi Itto, Sixties Burger,  Carl’s Jr. y muchos otros por el estilo, pero en esos casos, ya sabemos cuál será la calidad de la comida, el precio, y en cuánto tiempo nos lo entregarán. En el caso del establecimiento de comida que aquí mencionamos, no se podría decir que pertenezca  al rango fast food.

Jack’s Butcher pertenece al grupo de “restaurantes pibe” en México, donde no es que éstos abunden por alguna migración repentina de argentinos que decidieran venir y ponerse a trabajar y hacer lo que mejor hacen, sino porque la “moda pibe” (como yo la llamo), la han hecho crecer en mayor parte mexicanos que han visto que los cortes de

JACK’S BUTCHER Y SUS TOMADAS DE PELO
Disculpen que casi no se vea la carne, es que era tan poca, que casi a los tres bocados nos la acabamos, y la verdad es que de tan pequeño que estaba el pedazo, nos dio miedo que se enfriara muy rápido! Pero aun así, se ve lo seca que está!

carne funcionan y el público va a dondequiera que pongan uno de estos restaurantes. El problema no es quién cocine, sino cómo lo cocina, cómo lo sazona, y sobre todo en qué término lo deja. Jack’s Butcher en Satélite llama la atención de familias y parejas. Si los de Jack’s Butcher querían un restaurante tipo “pibe” debieron haberlo pensado mejor antes de poner el lugar, y aun más, antes de ponerlo en un área de fast food, pues sus cortes de carne, no sólo tardaron en salir, sino que ni siquiera tenían un buen sabor, uno de ellos seco, y el otro, denominado “Vacío” por ellos, no era realmente vacío y aparte estaba ablandado con el típico “ablanda carnes” (cosa, aparte de todo, absurda, pues el verdadero corte “vacío” es de carne relativamente “dura”). Los verdaderos argentinos (o no argentinos) que saben preparar una buena carne no necesitan en la mayoría de los casos, más que sal, el corte de carne (algunas veces con alguna especia) y un poco de fuego. Yo no los veo agarrando el frasco de “ablandador” y usar el contenido tan fielmente como usan la sal!

Está bien que quieran cocinar o trabajar haciendo eso, pero no tienen por qué hacer sufrir a la gente, y menos hacerle gastar un dineral por un trozo de carne del tamaño de una pera, en un término en que la gente no la ordenó, seca, ablandada como para un bebé, y con un sabor que bien podría ser el de un pedazo de suela de zapato. Con un poco más de ablandador lograban convertirla en puré!

Va a pasar mucho tiempo antes de que alguno de nosotros se acerque a más de 10 metros de ese lugar. Nosotros mismos nos pusimos una orden de alejamiento, y la penalización

JACK’S BUTCHER Y SUS TOMADAS DE PELO
para el que se acercara, sin importar si un día ponen un Häagen Dazs justo al lado y se muere de calor, era pagar $500 pesos de su bolsillo, a repartir entre los demás. Yo me propuse que fuera a 15 metros, no vaya a ser que un día me pase… Siempre que vamos a esa plaza y tenemos que pasar por ahí, nos vamos por el lado de la otra mitad de la Food Court cruzando el pasillo y siempre, siempre…

P

o

r

l

a

o

r

i

l

l

i

t

a

!

Calificación (del 1 al 10):   -1


JACK’S BUTCHER Y SUS TOMADAS DE PELO

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revista