Revista Cocina

Japi Sushi Bar

Por Baco Y Boca @BacoyBoca

Los que nos seguís en Instagram habréis visto alguna de las fotos del sitio del que os vamos a hablar. Os hemos comentado alguna vez que nos gusta mucho la comida japonesa y la comemos poco… pero parece que últimamente hemos retomado el tema. Hoy os hablamos de Japi Sushi Bar.

Japi-sushi-bar-barcelona-bacoyboca
Lleva abierto desde Septiembre en una zona bastante turística, entre el Borne y la Barceloneta. Eso puede ser indicador de algo, no sé si bueno o malo, pero el sitio es privilegiado. Quizá porque las porchadas nos gustan mucho y está justo en lo que antes era el centro comercial de la tecnología punta de Barcelona: los bazares del puerto ( ¿Quién no ha ido a comprar allí un radiocasete de última generación, de aquellos “auto reverse” je,je). El local no es grande, más bien lo contrario, pero diáfano y bien organizado. A la entrada te encuentras la barra donde se prepara el sushi y donde se puede comer.

Japi-sushi-bar-barcelona-bacoyboca-11
Varias mesas pequeñas, de dos o cuatro máximo están bien colocadas al fondo del local donde un dibujo asiático disimula la puerta de la cocina y los baños. El espacio tan pequeño está muy bien resuelto, decorando con pequeños detalles japoneses los rincones simulando dentro de lo posible una taberna japonesa.

Japi-sushi-bar-barcelona-bacoyboca-10

Japi-sushi-bar-barcelona-bacoyboca-1
También tiene algunas mesas de terraza bajo los soportales, pequeñas para dos, pero suficiente si prefieres estar al aire libre. Seguramente ahora en invierno habrán añadido alguna de las imprescindibles y famosas estufas champiñón que invaden Barcelona. Ofrecen un menú muy atractivo y muy ajustado de precio para la zona en la que están, no llega a 12 Euros, aunque apuestan por la oferta de piezas de pescado en sus diferentes formatos para llegar a más público y fidelizarlo: tapas + japonés=éxito asegurado. Si tienes buen producto claro está.

Japi-sushi-bar-barcelona-bacoyboca-2
No había mucha gente, cuando llegamos solo una pareja estaba en el local, pero luego empezaron a llegar más comensales. Aún necesita tiempo para darse a conocer entre los barceloneses que por lo que pudimos saber, es al público a quien quieren dirigirse. Estando donde están será inevitable la visita del turismo. No necesariamente es algo negativo si mantienen el nivel de calidad y siguen preocupándose por el producto, el servicio y la originalidad. No tomamos el menú, sino un surtido de sushi de 24 piezas a compartir entre los dos. Adalto Storch es quién hace el Sushi en la barra, allí mismo y tuvimos la suerte al no haber mucha gente en el comedor, de acercarnos a la barra a ver cómo montaba las piezas mientras que le preguntábamos de donde venía esa afición por esta cocina, pues no es asiático.

Japi-sushi-bar-barcelona-bacoyboca-13
Adalto es Brasileño, de São Paulo donde resulta que está la mayor comunidad Japonesa fuera del propio país (algo que no sabíamos). Allí empieza su profesión como cocinero y se especializa en cocina Japonesa, concretamente en la elaboración de Sushi que trabaja desde hace 16 años. Busca la mezcla de la tradición y la innovación, ese gran enigma tan perseguido por tantos: el éxito de la fusión.

Tomamos un surtido de 24 piezas de Sushi, Naguiris y Sashimi para los dos, y fue suficiente para salir más que satisfechos. Teníamos un buen salmón, Pez Mantequilla de Alaska, Ventresca de atún con tomate seco y mayonesa.

Japi-sushi-bar-barcelona-bacoyboca-4

Japi-sushi-bar-barcelona-bacoyboca-6

Japi-sushi-bar-barcelona-bacoyboca-5

Japi-sushi-bar-barcelona-bacoyboca-8
Una buena variedad de pescado de buena calidad, algunos con arroz, otros sin nada, y con algas. En fin, las diferentes modalidades de servir estos bocados japoneses. Uno de los que tomamos no fue pescado, sino un naguiri de foie hecho al momento que empapaba el arroz que le acompañaba de la grasa que aún dejaba ir y lo hacía delicioso.

Japi-sushi-bar-barcelona-bacoyboca-7
Para rematar la faena, nos ofrecieron una de sus creaciones para que la probáramos: Salmon Skin la piel del salmón bien frita y crujiente con huevas de tobiko y un toque de mayonesa. Exótico sabor y muy buena textura, nos gustó su originalidad. Parece que vuelven a recuperarse las partes que durante un tiempo han sido destechadas, como la piel o las espinas, que también se empiezan a ver en algunos bares como tapas…¿será la crisis o la sofisticación?. Sea como fuere, buena es su recuperación, ¿por qué no?

Japi-sushi-bar-barcelona-bacoyboca-16
En general, un rincón recomendable, sin pretensiones, para salir satisfecho y encontrar alguna que otra sorpresa que Adalto haya preparado. Quizá, bajo nuestra humilde opinión como siempre, le falta un toque al arroz. No de cocción, pero si de presión: al mojarlo en la salsa de soja se deshacía y complicaba aún más comer con palillos. Aunque es posible que esta “pega” si se la puede llamar así, sea debida a nuestra torpeza con los cubiertos asiáticos.

Esta comida, que tomamos con cerveza sale por unos 20 Euros por persona aproximadamente: el surtido tiene un precio de 33 Euros y el Salmon Skin 7,55 (8 piezas). Completo surtido para satisfacer a los más exigentes. No olvidéis que tienen un menú diario muy asequible que no llega a 12 Euros!.

Sayonara!!


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista