Revista Libros

Jorge Luis Borges

Publicado el 05 agosto 2019 por Caronte
Jorge Luis BorgesAutor (es): José Emilio PachecoISMB: 978-607-445-531-1Género: Biografía.Editorial: ERA.Número de páginas: 116 pp.Saga: NoSinopsis: Jorge Luis Borges solía afirmar que su origen lector se hallaba en la Encyclopedia Britannica, cuyos volúmenes juzgó como una Biblia moderna por orden alfabético. Esto, sin agotarla, explica la estética de borges: sus laberintos simbólicos y literales, que hoy llamamos hipervínculos, son "senderos que se bifurcan" para congregarse en una sola dirección total: el universo. Como en "El Aleph", todos los hechos, tiempos y espacios "ocupan el mismo punto, la superposición", y su centro es ubicuo. "Cada cosa -según el narrador del famoso cuento- eran infinitas cosas, porque yo claramente la veía desde todos los puntos del universo." Leer a Borges exige, también, hacerlo "desde todos los puntos" y comas de su cosmos personal.
Así lo entendió José Emilio Pacheco, quien dedicó estas conferencias en 1999 para celebrar el centenario del natalicio de Borges. Con gozosa precisión, Pacheco recorre la vida y los milagros de un apellido, una obra y una posteridad. De la cronología íntima y la historia familiar a la disección de sus principales obras; de la literatura comparada a la hipótesis sobre los tantos Borges que en el mundo han sido, "esta declaración de la maestría" de Pacheco es, asimismo, una celebración de dos colegas y autores capitales de la lengua española.
"La idea de laberinto -escribe Pacheco- queda asociada desde muy temprano en Borges a la noción del vuelo hacia la libertad, vuelo que también acaba en fracaso. No importa. Así sea por un instante, se ha mirado la tierra desde donde antes sólo la habían visto los dioses y los pájaros. Hay una salida del laberinto y es el vuelo, imagen por excelencia de la imaginación y la lectura." José Emilio Pacheco nos hace imaginar y leer mejor -es decir, con exigente libertad- no sólo a Borges, sino esa práctica de vuelo que llamamos literatura.

¡Mis queridos seres míticos! Yo de nuevo por este lugar para traerles una reseña que me emociona mucho. Apenas abrí el libro y me puse a redactarla para llevarla paso a paso conforme vaya avanzando y así no olvidar nada de lo que tengo que contarles. Pero antes, les diré que este libro llegó a mí gracias a la gloriosa editorial Era (pueden pasar a ver su catálogo en este link) y la página de Babelio, quienes fueron tan amables de ponerse en contacto conmigo por medio de su sorteo "Masa crítica" para que yo pudiera tener a este bebé en casa tan pronto como el correo lo permitió. Ahora sí, una vez pasado este pequeño comercial, vayamos directo a la reseña.
Desde el momento en que los administradores de la página se pusieron en contacto conmigo para concretar mis datos personales, tuve mucha emoción ante la idea de poder reseñar este libro. Como muchos de ustedes saben, en el mundo mortal soy estudiante de Literatura hispanomexicana (un nombre largo y pomposo que amo presumir en todos lados), por lo que mi cabeza está constantemente llena de teorías y posturas cronológicas a través de la historia de la literatura. Una de ellas nos señala, desde sus inicios, que el autor debe estar muerto, que su histroia y trasfondo no deben influir en nuestra manera de ver sus relatos o historias, sus ensayos o libros. Personalmente, creo que la vida del autor puede aportar algo a un conocimiento no muy prioritario de su litetaruta. No siempre es el caso de que los textos se ven invadidos de simbolismos sobre su vida. Hay autores que incluso quieren apartarse por completo de lo que les ocurre para poder escribir como creen debido. Y fue por todo esto, que pensar en la idea de tener entre mis manos una perspectiva sobre la vida de un autor que admiro, me pareció maravilloso y emocionante.
"Tan imaginarios pero tan fuertes como las ficciones son los mapas que sugieren un Norte poderoso y aplastante, y un Sur más bien escuáñido. En realidad no hay ni arriba ni abajo, del mismo modos que Occidente es nuestro Oriente y Europa no es una masa continental sino una península asiática pues ningún mar la separa de Asia."José Emilio Pacheco, Jorge Luis Borges*. Era, Ciudad de México, 2019, p. 42.
Este interés por el escritor (incluso yendo contra todo aquello que se me ha enseñado durante dos años) partió precisamente de un cuento, uno maravilloso llamado "El otro", de ese autor conocido, un tal Jorge Luis Borges. Ese es, quizá, uno de mis cuentos favoritos de habla hispana, e incluso el que puedo contar con mi favorito del mundo en español -ese del cual no titubeo al decir que está en primer lugar- es de este mismo escritor. Pero volviendo a "El otro", fue gracias a este cuento que comencé a preguntarme cosas sobre el su origen, sobre la persona que fue Borges y su vida como para llegar a relatar algo semejante. Pues ahora, gracias a ediciones Era y José Emilio Pacheco, tuve la grandiosa oportunidad de poder adentrarme un poco en la bibliografía del autor. Porque, recordemos que todas las historias, incluso las basadas en hechos reales o publicadas como autobiografías, tienen algo de ficción cuando se tornan al papel, porque la perspectiva de cada uno es diferente.
Físicamente el libro es una joya. Tenemos a Borges mismo en la portada en una imagen a blanco y negro con su nombre en letras rojas en la parte superior. Mi edición es de tapas blandas con solapa, un efecto maravilloso que amo porque las tapas duras suelen estropearse muy rápido. Es, en toda regla, una edición Era de Pacheco. Tiene la segunda página en color (en este caso rojo) y cuenta con todos los datos de el libro. Hasta el momento, todo parece sencillo. ¿A dónde quiere llegar Caronte con este recuento físico de un objeto que nosotros veremos si llegamos a comprarlo? Pues a la cantidad de páginas. Me parece relevante porque la gente siempre se queja de que no leen biografías porque son muy aburridas y largas. Pues esta no lo es. Es un libro que puedes leer fácilmente en una tarde de verano, con una limonada en una mano y el objeto en la otra. No hay excusa para no leerlo. 
"Se sabe que recurría al inglés en momentos de gran emoción y el hecho de emplear otro idioma le permitía decirlo que tal vez no hubiera expresado en español."
Ibid, p. 53.
Sobre su contenido tengo mucho más qué decir. Para comenzar: no esperen un libro cronológico y simplón. No esperen que Pacheco vaya relatando su vida y milagros como si estuvieran leyendo Wikipedia. ¡Por Zeus! Se trata de un grande hablando sobre la vida de otro grane. Y fuera del conteo cronológico de sus obras, de sus orígenes; el resto es platicado, como si de una historia más de José Emilio Pacheco se tratara. Creo que ese aspecto ha sido el que más me ha gustado, el leer en pluma de un autor conocido la interpretación de la vida del otro. Porque sí, da fechas, momentos, nombres, lugares, pero no deja de ser una interpretación de una vida. Es un hecho que faltan detalles, pero se centra en lo esencial, en relatar sus amistades (principalmente), sus obras más exitosas; en repasar una y otra vez los estragos de su cegera temprana y las cosas que tuvo que cambiar en su vida y su escritura para poder llegar a ser quién fue. Además -y esto me ha encantado-, Pacheco hace énfasis en las inspitaciones de Borges. Relata una y otra vez sus descubrimientos literarios, mismos que luego aparecen ya sea como referencia o emulación dentro de sus escritos (sobre todo en la poesía y sus tintes de Walt Whitman). Es por esto que al inicio del libro se puede llegar a pensar que Pacheco no está hablando de Borges, que se está perdiendo entre una cronología que nada tiene que ver con el objeto de su libro; sin embargo, la realidad es otra. Pacheco comienza a hablar de todo aquello que lo llevó a ser él y generar su estilo propio. Las formas por las que pasó el género al que Borges perteneció. Así, Pacheco nos lleva a conocer todo aquello que influyó en el autor, todo lo que lo rodeaba (desde cuestiones políticas, corrientes literarias, personas, instituciones hasta sus logros y derrotas) para luego hablarnos de él mismo y que sea el lector quien se trace una idea de la persona que Borges fue. 
Supongo que a muchos no les parece que este libro les pueda aportar nada sobre el autor, que les parezca una de las biografías menos concretas de todas las que puedan existir; pero se trata, como ya dije, de un punto de vista. Personalmente me ha gustado mucho, sobre todo la forma en la que Pacheco se expresa de Borges y su trabajo, ese hacernos sentir que quiere ser objetivo pero que por lo menos lo sobrepasa su propia prosa y termina poetizando al autor. 
Ya para terminar y no hacer esta reseña más larga, porque creo que me he extendido y a muchos les costará llegar hasta este punto; recomiendo este libro a todo el mundo. Borges es un autor complicado en varios sentidos pero no por ello debemos de dejar de leerlo y este libro muestra una especie de inicio para comprenderlo. Muchos de los aspectos que quedaron grabados en su literatura aparecieron por una corriente o persona que conoció y todas ellas fueron mencionadas por Pacheco. Sí, el lenguaje que utiliza puede ser un poco rebuscado -en momentos es necesario hacerse de un diccionario-, pero lo vale, cada una de estas palabras. Además, como extra, les diré que al final nos dio una "Bibliografía mínima" por la que bien se puede comenzar a internarse en el mundo borgiano. Por otro lado, para los otros que como yo son grandes seguidores de Borges, Pacheco nos cuenta una historia platicada (no sé si ese verbo exista en otro país fuera del mío pero es como si el autor se sentara contigo y te dijera una anécdota de una tercera persona, ambos con una taza de lo que te apetezca en la mano, luego de haber comido la cosa más deliciosa del mundo). Así que, en resumidas cuentas, recomiendo este libro a todo el que quiera conocer más sobre cuentos, poemas, vidas, milagros y otros menesteres de Borges desde la pluma del maravilloso José Emilio Pacheco.
Saludos enormes,
Jorge Luis Borges
Jorge Luis Borges

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista