Revista Cine

Joy: una puñetera fregona

Publicado el 25 enero 2016 por Juancarrasco @JuanCdlH

No quisiera yo que alguien pensara que no doy valor a la fregona, ese gran invento que revolucionó a la Humanidad, dicho desde la sincera ausencia de ironía, palabrita. Tampoco pretendo polemizar u ofender la sensibilidad de la gran cantidad de personas que han hallado reparadora inspiración espiritual en la lucha vital de esta meritoria señora en cuya difícil historia está inspirada esta cinta del sobrenominado David O. Russell, firmante de cintas como The Fighter, El lado bueno de las cosas o La gran estafa americana. Lo que ocurre es que como espectador de cine me atrevo a afirmar que la épica de la introducción en el mercado americano de una variante de fregona que se estruja sola, ni siquiera la original, no da para una película por muchos esfuerzos que se hagan por encontrarle el atractivo.

Joy: una puñetera fregona
La susodicha inventora, empresaria salida de la nada y presentadora estrella de teletienda, está encarnada con solvencia y voluntad por Jennifer Lawrence, protagonista habitual de este director. La seriedad con la que la actriz encara el personaje es destacadamente el mejor argumento de esta producción, tanto es así que la Academia ha vuelto a premiar a la nueva estrella favorita de América con una nominación al Oscar a la mejor actriz principal. Harina de otro costal resulta el resto de caras conocidísimas que conforman el reparto. Bradley Cooper, igualmente habitual en la filmografía de este director, lidia con un jefazo televisivo sobredimensionado que podría haber interpretado cualquiera. De la misma manera cualquier otro actor podría haber realizado el papelito de padre de Joy, cuya presencia más allá de los primeros instantes de la historia no tiene más sentido que el de amortizar el sueldo que le pagan a Robert De Niro para que dé lustre al cartel; debe de ser por eso que aparece como un espontáneo ávido cual elemento de atrezzo en repetidas ocasiones a lo largo del metraje. Para lo que hemos quedado…

Dicho todo, tengo que reconocer mi desconcierto ante la más o menos buena acogida de público de a pie y especializado (eso de tratar a la "crítica" como si fueran una raza diferente a la humana nunca ha ido demasiado conmigo) sobre todo en Estados Unidos, donde además de adorar a Jennifer Lawrence, que como es una buena actriz y está en forma, pues hace una muy buena interpretación, también les chifla una historia de superación, por tonta que sea. Arriesgándome pues a que me llamen insensible o incluso antiamericano, líbreme el Pato Donald de ello, les advierto desde aquí que acabé aletargado y cabreado por igual cuando finalizó este castañazo infame que pretende inspirar y tocar el corazón con algo tan útil y anodino como el mocho de una fregona de escasa y dudosa argumentación. Ustedes mismos…

Dirección: David O. Russell. País: USA. Duración: 124 min. Género: Drama/biopic. Intérpretes: Jennifer Lawrence, Bradley Cooper, Robert De Niro, Édgar Ramírez, Isabella Rossellini, Virginia Madsen, Diane Ladd, Elisabeth Röhm, Dascha Polanco, Jimmy Jean-Louis, Madison Wolfe, Erica McDermott, Isabella Crovetti-Cramp, Arthur Hiou, Damien Di Paola. Guión: David O. Russell, Annie Mumolo. Fotografía: Linus Sandgren. Música: David Campbell y West Dylan Thordson. Estreno en España: 8 Enero 2016.


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas