Revista Cine

Juego de Tronos: tercera temporada. Nadie está a salvo

Publicado el 02 septiembre 2014 por Criticasen8mm @Criticasen8mm
Juego de Tronos: tercera temporada. Nadie está a salvo
En 2013 se estrenaba la tercera temporada de Juego de Tronos. Ya convertida en serie estrella de HBO, vamos a resumir lo ocurrido esta temporada y como van quedando las historias y aventuras de los Stark, los Lannister y compañía. Si necesitas refrescar antes la memoria, puedes leer el resumen de la temporada número dos aquí. ¿No? Adelante pues.
ALERTA SPOILER. Sí, si no vas al día con Juego de Tronos, te aviso que la tercera temporada te va a dejar helado.
Esta temporada supone en la serie un cambio radical, una fractura. Veamos por qué. Robb Stark seguía su camino hacia el sur, una marcha que debía desembocar en la independencia del Norte. Sin embargo, Robb tenía un problema, y es que para llegar a Desembarco del Rey debía pasar por otros reinos, imparciales. Concretamente debe cruzar un río, el Forca Verde, por un lugar fortificado llamado Los Gemelos. Para cruzar y entre otras cosas, su señor Lord Frey (David Bradley) le pide a Robb a cambio que se case con una de sus hijas. Este acepta, sin embargo se casa con la curandera Talisa Maegyr (la española Oona Chaplin).
Algo disgustado por el suceso, Lord Frey los mata a todos. Sí, a todos; muere hasta el apuntador. Mata a Talisa, a Robb y a su madre Catelyn. A cámara lenta y con música de ohdiosmíoporqué. No lo podíamos creer, pero estaba pasando. Al menos Arya, que llegaba entonces a Los Gemelos, logra salvarse. Otra vez. La muerte de tanto Stark cambia por completo a la chica, que se verá repleta de odio y venganza.

Juego de Tronos: tercera temporada. Nadie está a salvo

¿Por qué tanto sufrimiento? ¿POR QUÉ?


Los otros miembros de la familia que quedan vivos, los hermanos Bran y Rickon (Art Parkinson), siguen merodeando por Poniente buscando algún lugar donde estar a salvo. Bran descubre que tiene una especie de poderes con los cuales puede controlar mentes de animales y personas, muy loco todo. Podría decirse que Jon también es medio Stark. Cuando parecía que iba a quedarse con su querida Ygritte y los salvajes para siempre, estos le ordenan cargarse a un tipo, cosa que le hace huir y volver con la Guardia de la Noche.
¿Qué tal les va la cosa en esta temporada a los Lannister? Recordemos que uno de ellos, Jaime, va camino a Desembarco del Rey con la caballero Brienne. Hasta podría decirse que se hacen amigos, se salvan mutuamente y Jaime llega a la capital, pero sin una mano. Allí las cosas siguen igual, aunque el rey Joffrey ha cambiado de pretendienta. En vez de Sansa Stark, ahora la futura reina es Margaery Tyrell (Natalie Dormer), cuya abuela es todo un puntazo.
La casa Tyrell es muy poderosa y Tywin Lannister, que es quien manda de verdad, decide que su hija la reina Cersei (Lena Headey), madre de Joffrey, se case con Loras Tyrell (Finn Jones), ya que están de bodas. Por eso mismo decide casar también a su hijo Tyron con Sansa Stark, que la pobre se había quedado algo colgada, ante el disgusto de la chica. Así todos casados y todos bien. Nótese que Margaery y Loras son hermanos, y que la primera se casa con el hijo y el segundo con la madre. Esto es Juego de Tronos.

Juego de Tronos: tercera temporada. Nadie está a salvo

La reina Cersei no destaca por derrochar simpatía, ciertamente.


¿Están a salvo en Desembarco del Rey para celebrar tantas bodas? Sí, porque el atacante de la segunda temporada, Stannis Baratheon, cambia de planes. Su amante y bruja pare-sombras Melisandre le cuenta que debe ir al Norte porque algo chungova a pasar y tiene que ayudar a proteger el Muro. La que se va a liar, ¿no? Por su parte, la Khaleesi Daenerys sigue conquistando ciudades y sigue liberando esclavos, pero su problema es el mismo y se llama Mar Angosto. ¿Lo cruzará y se plantará en Poniente con sus hijos escupiendo fuego?
Estamos ante la temporada más WTF de Juego de Tronos hasta ahora. Martin es capaz de cargarse a dos de los personajes más queridos y más protagonistas de la serie de un plumazo, en la misma escena y quedarse tan ancho. La muerte, sobre todo, de Robb, supone un descalabro a todos los planes que cualquier seguidor se podía haber hecho. Internet está repleto de vídeos con las reacciones de la gente con esa escena, que saca del marco la temporada y la deja colgada no sé dónde, en el aire.

Juego de Tronos: tercera temporada. Nadie está a salvo

Premios Emmy. Obsequian a Martin con una máquina de escribir, para que siga matando personajes.


Los Stark, sin duda, son la familia central, los buenos de la serie. El problema es que ya van quedando menos. ¿Cómo afectarán los sucesos de esta temporada a la siguiente? ¿Qué le espera a Stannis en el Muro? ¿Y qué será de Jon allí? Sea como sea hay que tener muy presentes las declaraciones del escritor de la historia: nadie está a salvo.

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas