Revista Comunicación

Juegos de Guerra. Una película geek de culto

Publicado el 18 noviembre 2014 por Desvaríos Varios @Desvariosblog

Todos los que hemos tenido la fortuna de crecer en los maravillosos años 80, tenemos una serie de películas que han permanecido en nuestra memoria nostálgica. En mi caso, una de esas películas de culto sería, sin lugar a dudas, Juegos de Guerra.

 

Juegos de Guerra www.desvariovarios.com

Juegos de Guerra

Juegos de Guerra es una película de 1983, interpretada en sus roles principales por un jovencísimo Matthew Broderick en el papel de un adolescente inadaptado pero todo un genio informático y Ally Sheedy, como chica popular del instituto y accidental compañera de aventuras de nuestro protagonista. También deberíamos añadir como personaje principal aunque no sea humano, a Joshua/W.O.P.R, el supercomputador que alberga la inteligencia artificial superavanzada que controla la defensa nuclear estratégica de los Estados Unidos.

Todo comienza cuando nuestro protagonista interpretado por Matthew Broderick se cuela vía telefónica (mostrando una especie de internet pretérita), en el W.O.P.R accidentalmente confundiendo al supercomputador con un videojuego con el que empieza a jugar telemáticamente sin darse cuenta de quién está detrás de la línea telefónica. Desgraciadamente para la humanidad, el W.O.P.R es una inteligencia artificial deseosa de aprender y comienza a jugar por su cuenta a otros juegos hasta a llegar a simulaciones militares de guerra total llamadas Juegos de Guerra. Dado que W.O.P.R. controla el arsenal nuclear de todos los Estados Unidos, estos Juegos de Guerra dejan de ser algo teórico y de aprendizaje cuando W.O.P.R. decide que la mejor manera de aprender es llevar a la realidad estas simulaciones y desatar una guerra nuclear total provocando el terror y el pánico entre los gerifaltes militares del NORAD (recordemos que en esos momentos la Guerra Fría estaba en su máximo apogeo). Afortunadamente, tenemos a nuestros jóvenes protagonistas  y al creador original del W.O.P.R.  para salvar la situación (recordemos que es una película americana en plena era Reagan) de una manera muy original y creativa para mi gusto (no os lo cuento para los que no la hayáis visto podáis disfrutarla tranquilamente).

Opinión Juegos de Guerra

Como ya he comentado más arriba en este artículo, para mí marco un hito muy importante en mi juventud, ya que fue la primera película en la que pude verlas enormes posibilidades del mundo de la informática de la mano de joven hacker al que todos admiramos por sus grandes habilidades tecnológicas. No sólo eso si no que mostraba en pantalla (o por lo menos que yo hubiese visto), cómo funcionaba una red informática (precursora de lo que posteriormente sería Internet) a base de teléfono de tonos, monitores monocromo de fosforo y discos flexibles de 5“1/4 pulgadas y como trabajaba un hacker alejado de la pésima imagen estereotipada que se formó posteriormente. También me gustaría destacar como anécdota curiosa que el decorado del centro de control nuclear que aparece a lo largo de la película y que es uno de los puntazos de ésta, fue en su momento el más caro construido hasta la fecha porque costó más de un millón de dólares de la época.


Volver a la Portada de Logo Paperblog