Revista Cultura y Ocio

La caída de los gigantes, de Ken Follett

Publicado el 30 noviembre 2012 por Goizeder Lamariano Martín

La caída de los gigantes, de Ken Follett Título: La caída de los gigantes Autor: Ken Follett Editorial: Plaza y Janés Año de publicación: 2010 Páginas: 1017 ISBN: 9788401337635 Este es el primer libro que leo de Ken Follett. Este autor no me llamaba nada la atención, y eso que me han regalado algún libro suyo y en la biblioteca de mi madre y de mis suegros también hay alguna novela suya. Cuando hace dos años se publicó La caída de los gigantes, el primer libro de la trilogía The Century, tampoco me dijo nada por más reseñas positivas que he leído en infinidad de blogs. Pero a mediados de septiembre la editorial Plaza y Janés me mandó un correo electrónico ofreciéndose a enviarme la segunda entrega de la trilogía, El invierno del mundo. Como me cuesta mucho decir que no cuando me regalan un libro, pensé que era la ocasión perfecta para leer por fin La caída de los gigantes y si me gustaba, continuar con El invierno del mundo. Así que reservé en la biblioteca la primera parte de la trilogía y tras varias semanas esperando por fin el 5 de octubre pude llevármelo a casa y comenzar a leerlo. He de reconocer que sus más de mil páginas me daban bastante pereza y me echaban un poco para atrás, y el libro me ha durado tres semanas, aunque es cierto que entre medio he leído Una canción casi olvidada, de Katherine Webb, pero al final los personajes, la trama y la historia que cuenta son tan buenos que el libro no solo atrapa y engancha mucho sino que incluso ha terminado por parecerme corto y ya estoy deseando leer El invierno del mundo para saber qué les depara la Historia a los hijos de los protagonistas de La caída de los gigantes.
Como la mayoría ya sabéis, esta novela narra la historia de cinco familias durante la Primera Guerra Mundial y la Revolución rusa. Años violentos, convulsos, turbulentos, llenos de cambios que conmocionaron a la sociedad europea, asiática y norteamericana. Años en los que tanto los hombres como especialmente las mujeres lucharon por sus derechos. El libro comienza el 22 de junio de 1911 y finaliza en enero de 1924. A lo largo de estos trece años acompañaremos a las cinco familias protagonistas y compartiremos con ellos sus alegrías y sus sufrimientos de una manera tan cercana, tan intensa que poco a poco llegarán casi a formar parte de nuestra propia familia. Gus Dewar es un joven que trabaja en la Casa Blanca como asesor del presidente de los Estados Unidos Woodrow Wilson. Sus padres, el senador Cameron y Ursula, son una familia de clase alta de Buffalo que esperan q ue su hijo tenga un brillante futuro tanto laboral como personal. Gus es soñador, idealista, romántico, tímido, ingenuo y, por encima de todo, un apasionado de su trabajo y de las ideas que defiende el presidente. Gus está comprometido con Olga Vyalov, la hija de Josef, un hombre de negocios temido, poderoso, violento, un mafioso en toda regla. Sin embargo, todo cambiará cuando Lev Peshkov se cruce en su camino. Lev es de San Petersburgo, donde trabajaba como mozo de caballos hasta que tuvo que huir de su país perseguido por la policía. Lev vivía junto a su hermano Grigori. Los dos son huérfanos y sobreviven como pueden entre la miseria, la pobreza, la desigualdad y la violencia. Grigori es luchador, idealista, responsable, mientras que Lev es un vividor, irresponsable, siempre anda metido en líos y, por encima de todo, es un joven que lo único que sabe hacer bien además de pelear es pensar con la polla. Por otra parte tenemos a Fitz, el conde Fitzherbert y a su mujer, la princesa rusa Bea. Fitz es un joven aristócrata inglés soberbio, prepotente y, por supuesto, rico, que mantiene no solo a su caprichosa, inmadura e inaguantable mujer, sino también a sus tías Hermia y la duquesa de Sussex y a su hermana Maud. Los Fitzherbert, propietarios de unas minas, mantienen una relación de amor y odio con los Williams, una familia minera de Gales que trabaja para ellos. El padre, David, es un sindicalista y un religioso apasionado y ferviente. Su hija Ethel es una joven que trabaja como doncella en el palacio de los Fitzherbert pero que no está dispuesta a renunciar a sus sueños, sus ideales y sus derechos. Billy a sus 13 años es el pequeño de la casa y acaba de empezar a trabajar en la mina. Y al mismo tiempo la vida de Maud Fitzherbert se cruzará con la de Walter von Ulrich, un joven espía alemán en la embajada de Alemania en Londres de quien se enamorará locamente, a pesar de la oposición de su padre, Otto, un diplomático anticuado, conservador, dictatorial y orgulloso. Página a página, iremos conociendo a estos personajes principales y a otros muchos secundarios y viajaremos con ellos por Rusia, Estados Unidos, Reino Unido, Alemania, acompañándolos en su día a día, en sus problemas personales y familiares, en sus sueños, sus miedos, sus deseos, sus luchas. Y, sobre todo, viviremos con ellos los acontecimientos que marcaron la Historia, como la Primera Guerra Mundial o la Revolución rusa. Lo que más me ha gustado de este libro, además de los personajes, que me han resultado muy humanos y cercanos, capaces de lo mejor y de lo peor, sin maniqueísmos, a los que he cogido mucho cariño pero también he odiado con todas mis fuerzas y que durante las tres semanas de lectura han formado parte de mi propia familia, es la gran lección de Historia que supone la trama de esta novela. Personalmente me gustan las historias ambientadas en la Segunda Guerra Mundial, es un periodo que me fascina desde siempre, sin embargo la Primera Guerra Mundial nunca me ha llamado tanto la atención, al menos hasta ahora. La tenía olvidada, desconocía muchos de los capítulos, pero gracias a esta novela he podido recordar y comprender este importante periodo de la Historia. Ken Follett ha logrado una obra maestra, una joya que atrapa, seduce, engancha y fascina. No solo entretiene sino que además nos enseña. Creo que no se puede pedir más. Me gusta cómo el autor juega con el día a día de los personajes, sus vidas cotidianas, entremezclándolas con los grandes acontecimientos de la Historia, ya que ambos se influyen mutuamente para provocar la caída de los gigantes. Una caída que cambiará la vida de personajes y países. Estoy deseando leer El invierno del mundo para saber qué ocurre con los hijos de los protagonistas y solo me queda recomendaros fervientemente esta novela.  

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :