Revista Deportes

La Champions, una historia triste para Chelsea

Publicado el 13 abril 2011 por Marianofusco

La Champions, una historia triste para Chelsea

John Terry debe soñar todos los días con ese resbalón, con ese poste. En 2008 le pudo haber dado la primera Champions League a Chelsea. Solo tenía que meter un gol en la tanda de penales ante Manchester United; pero tropezó, su tiro pegó en el palo y posteriormente tuvo que ver como su equipo perdía otra oportunidad de ganar ese anhelado trofeo. Hoy, casi tres años después, volvió a caer con los Diablos Rojos y nuevamente se despide del certamen con las manos vacías.

Desde que Roman Abramovich se hizo dueño del Chelsea en junio de 2003, su estrategia siempre ha sido gastar fortunas en jugadores y llevar al club a lo más alto. Ha ganado torneos locales, FA Cups y el Chelsea es considerado de los mejores del mundo. Sin embargo, la Champions lo tiene a maltraer desde su primera incursión en 2004 y siempre lo deja al borde del camino.

Las dos eliminaciones más resonantes fueron aquella final de 2008 y las semifinales de 2009, en donde Andrés Iniesta clavó un golazo en el segundo minuto de descuento para que Barcelona se encamine a su posterior obtención. No obstante, Chelsea acumula otras historias tristes en su haber.

En 2006 y 2010 pasó sin pena ni gloria por el certamen, con eliminaciones en octavos de final. Fue en 2004 que tuvo su primer gran traspié al quedar afuera en semis. Tras un 1-3 ante Mónaco en Francia, Chelsea había arrancado 2-0 arriba en Londres, lo cual lo clasificaba al cotejo decisivo. No obstante, el Negro Ibarra y Morientes marcaron y le frenaron al carro al equipo que recién asomaba en los primeros planos.

Al año siguiente volvió a realizar una campaña formidable hasta llegar a semifinales, venciendo  a equipos como Barcelona y Bayern Munich. Pero Liverpool es demasiado copero y le ganó 1-0 en el global con un tanto de Luis García. Fue el propio Liverpool quien lo sacó en 2007, también en semis, pero por penales. Tras un 1-1 global, Robben y Geremi no pudieron convertir sus ejecuciones y chau ilusión nuevamente.

Esta temporada no hubo emociones  para Chelsea. Un equipo más híbrido que los anteriores, que se quedó en cuartos de final porque Manchester United fue ampliamente superior en ambos cotejos (1-0 y 2-1). Desde la llegada de Abramovich hubo 2 eliminaciones en octavos, 1 en cuartos, 4 en semis y 1 en la final. Por supuesto que no se puede desmerecer a un equipo que siempre está ahí, pero sabiendo el dinero que mueve su dueño ¿Es válido suponer que lo del Chelsea en la Champions es un fracaso?


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas