Revista Belleza

La chica de ayer

Por Itwoman

Lo que te imaginas que será la vida casi nunca (hay excepciones) acaba coincidiendo con la realidad. No me planteo por qué, entre otras cosas porque no es sano y porque en esta vida siempre hay que mirar al frente. A fin de cuentas la vida es sorpresa, cambio, evolución. A veces esta evolución es para bien, otras para mal o simplemente para quedarte como estabas.

Lo importante y difícil a la vez es saber disfrutar de lo que te va dando la vida, adaptarse y ver lo bueno de cada situación.

Claro que no siempre es así, que no somos “Hello Kitty”, que somos personas y a veces te frustras, te quejas, te indignas y te hundes.

Total que me estoy enrollando y no paro de dar vueltas a lo mismo.

Y lo único que quiero es compartir un momento que estoy viviendo ahora, mientras escribo tanta tontería, ya, hoy.

Mis sueños siempre fueron algo distintos. De niña soñaba con ser escritora o arqueóloga. Me imaginaba en plan Indiana Jones pero con faldas. Trabajando en el Museo Británico (siempre Londres) y escribiendo grandes tochos que nadie leería. Pero también tenía otro sueño (hoy parezco Martin Luther King). Un día leí en una revista una entrevista con una joven escritora que vivía en Malasaña. A ver, yo tenía 13 años, en plena transición, y entonces la vida bohemia era fascinante para una niña bien de provincias. Decidí que quería ser escritora y vivir en Malasaña, que no sabía dónde estaba pero me sonaba muy bohemio.

Resumiendo, que soy un poco persiana y me enrollo: a la niña bien el destino le desbarató los sueños y nunca llegó a bohemia. Aunque siempre estará muy orgullosa de todo lo conseguido, que una cosa no quita la otra.

Bueno, pues hoy 30 de diciembre de 2015 estoy en Malasaña sentada en un café, vestida de negro, con los labios pintados de morado (fíjate que plan) y escribiendo. Y estoy en paz porque la niña bien de 13 años al final está haciendo lo que quería. Es un día, un momento…pero un sueño cumplido.

Moraleja: No desesperes, al final los sueños se cumplen de una manera u otra.

“Un día cualquiera no sabes qué hora es…”

FELIZ 2016 Y QUE SE CUMPLAN TODOS VUESTROS SUEÑOS.

image


Archivado en: Lo que se me pasa por la cabeza Tagged: escribir, felicidad, malasaña, sueños, vida
La chica de ayer
La chica de ayer
La chica de ayer

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas