Revista Deportes

La era Tinelli en San Lorenzo

Publicado el 28 julio 2012 por Marianofusco

Un llamado

Sin vos, San Lorenzo desaparece”, el mensaje se transmitió desde las líneas telefónicas de la calle Viamonte hasta la calle Olleros. El receptor entendió el mensaje con el celular en el oído. El que lo dice tendrá razones para decirlo. Lo convenció, por diablo y por viejo, que desembarcara en Normandía, que él iba a estar de su lado, que lo quiere metido, que de presi no, pero que se metiera, finalmente es otro soldado, y vaya qué soldado, para la causa. Marcelo Tinelli, tras unos días en Miami de vacaciones, echó por tierra la decisión de no meterse en la política de San Lorenzo y colaborará, no como presidente ni vicepresidente, un rol que le llevará mucho tiempo, algo de lo que escasea y que conlleva poder de firma, para sumergirse en una vocalía, un puesto menor, pero ya institucionalizado en la política del club. En las elecciones que se desarrollarán casi con seguridad el 25 de agosto, fecha a priori mencionada en las charlas extraoficiales que mantuvo la Asamblea, el apoyo de MT se volcará a Matías Lammens, amigo personal del conductor, un joven empresario que cuenta con una distribuidora de vinos, pasados los 30 años, junto a Marcelo Moretti, ex candidato en las elecciones de 2010, saliendo tercero en los comicios.

Caminando

En encuestas que el propio Tinelli realizó, antes de su negativa, le daban una aprobación de la masa societaria cercana al 88%. En jerga, “gana caminando”. Una cifra que elimina cualquier contienda eleccionaria con otras listas como Cruzada por San Lorenzo, brazo político dela Subcomisión del Hincha, o cierto resabio mielista, sin Miele, que no puede presentarse como candidato debido a que fue expulsado como socio. Tinelli charla con otras agrupaciones como + San Lorenzo, ya sin Ramiro Monner Sans, para encontrar una ecuanimidad para fortalecer aún más su espalda. Opinión de este humilde cronista, no le hace falta.

El celular al rojo vivo

El No de Tinelli fue el golpe de gracia de la gestión Abdo. El empresario paraguayo soñaba con que la soga que tiraría el muchacho de Bolívar desde lo financiero, especialmente, haría al menos más llevadero el año y medio de gestión que quedaba. La cintura política del conductor, debutante en estas contiendas políticas, o no tanto, vaya a saber, fue perfecta. El No trajo el caos, gente corriendo a Ideas del Sur pidiendo que volviera, una nueva crisis institucional, situaciones que dejaron al oficialismo, o ya ex oficialismo al borde del abismo. Abdo internado con taquicardia, conferencia de prensa de Aldrey, y nomás, ante todas las cámaras, se cayeron en un instante. Tinelli sólo habló una vez de San Lorenzo en los medios, tiró que Aldrey era un impresentable y el vice duró 3 segundos más en el cargo. El efecto mediático –y la billetera- que tiene MT es avasallante. Eliminados Abdo y cía, el dueño del rating se calzó el celular y en un puñado de días llegaron: Juan Mercier, Gonzalo Prósperi, el uruguayo Luis Aguiar, Franco Jara, Denis Stracqualursi y los llamados se repiten para que Gonzalo Rodríguez se vista de azulgrana. El central, actualmente en Villarreal, es su debilidad. “Lo quiero sí o sí”, le dijo a su círculo íntimo. También colaboró en la renovación del vínculo con Leandro Romagnoli por dos años más y ante un posible ofrecimiento del Málaga por Julio Buffarini les dijo que recién podría darse su salida en diciembre. Toma decisiones de presidente, finalmente, me dirán, es el que pone la plata y tiene su derecho. Los jugadores seducidos por la presencia de Tinelli, quien charló con cada refuerzo de San Lorenzo, desecharon otras ofertas para embarcarse en Boedo. Hasta uno dijo que en el club había un buen proyecto… En fin.

Lo que se viene

¿Qué se espera con Tinelli? Un aumento del presupuesto de fútbol, un equipo competitivo que obtenga resultados, tanto dentro como afuera. Revertir la tijera que implementó Abdo, reduciendo a la mitad del presupuesto destinado al plantel profesional. Tinelli entiende que invirtiendo, teniendo un equipo de importancia, un gesto más keynesiano, de gastar más esperando más ganancia, San Lorenzo podrá encauzarse. Una jugada de ajedrez compleja, difícil, de resultado incierto. Finalmente esto es fútbol, algo tan poco apegado a la lógica y con tantísimos riesgos. Que la rueda gigante que es el fútbol haga funcionar a otras ruedas menores como los deportes federados, la infraestructura del club y sí, algo vital, bajar el pasivo.

Los procesos institucionales deben cumplirse con elecciones en que el socio elija los destinos de San Lorenzo. Pero la era MT ya empezó, como vocal o lo que fuese, Tinelli se mete en la política de San Lorenzo por primera vez.


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas