Revista Europa

La estatua de Moisés de Miguel Ángel

Por Buenosdiasroma @buenosdiasroma
Moisés de Miguel Ángel
Se dice que Miguel Ángel, maravillado ante la perfección y el realismo consiguido al finalizar la escultura del Moisés, lo golpeó en la rodilla preguntándole “¡¿Por qué no hablas?!”. La estatua no abrió la boca ni entonces ni después, pero sí que ha conseguido dejar mudos a cuantos la han visitado.
El Moisés de Miguel Ángel es una de las maravillas que esconde Roma y que no debes perderte. Esculpida en mármol blanco de Carrara, es tan increíblemente perfecta que no nos extraña que hasta el propio Miguel Ángel haya tenido sus dudas.
Fue el papa Julio II quien, tras decidir que sus restos reposarían en la iglesia de San Pietro in Vincoli, encargó al entonces joven Michelangelo la construcción de su mausoleo. Quiso el destino que el pontífice muriese el mismo año que el artista comenzó a trabajar en la famosa escultura, por lo que no pudo ver finalizada la que sería una auténtica obra de arte. Por otro lado, el enorme monumento funerario que debía adornar los restos del papa, no llegó a completarse, quedando reducido a un pequeño grupo de estatuas además del Moisés que Miguel Ángel terminó en el año 1515.
La escultura del Moisés de Miguel Ángel representa el momento en el que Moisés regresa de la montaña donde Dios le entregó las tablas con los 10 mandamientos. Al sorprender al pueblo judío adorando a un becerro de oro, entra en cólera y está a punto de lanzar las tablas y romperlas. Ese es el momento elegido por Miguel Ángel para inmortalizarlo.
Si alguna vez te has preguntado por qué el artista italiano es uno de los más famosos de todos los tiempos, fíjate en el nivel de perfección y detallismo de la escultura. La expresión de ira, el rictus de su boca, los músculos en tensión y las venas hinchadas en los brazos casi consiguen hacernos temblar.

Dónde está el Moisés de Miguel Ángel

El Moisés de Michelangelo forma parte de un mausoleo que se encuentra en la iglesia de San Pietro in Vincoli (San Pedro encadenado), en el barrio de Monti. No lo confundas con la basílica de San Pedro en el Vaticano. Para acceder a la iglesia, tienes que llegar a Via Cavour y subir por Via San Francesco di Paola, que en realidad es una escalinata parcialmente cubierta por un arco. La entrada a la iglesia y el acceso a la zona donde se encuentra el Moisés son gratuitos.
Escalinata iglesia San Pietro in Vincoli

La iglesia de San Pietro in Vincoli

El nombre de San Pietro in Vincoli (del latín vincula, cadenas) se debe a una de las reliquias conservadas en el interior de la iglesia. Se trata de las cadenas con las que San Pedro había sido encadenado en Jerusalén, según cuenta la tradición y que aún hoy se pueden ver bajo el altar. La emperatriz Licinia Eudossia al entrar en posesión de tal reliquia, mandó construir una iglesia para custodiarla allá por el siglo V. El edificio sufrió diferentes reformas a lo largo de los años, principalmente entre los siglos XV y XVI.
Cadenas de San Pietro in Vincoli

Por qué el Moisés tiene cuernos

Si te fijas en la cabeza del Moisés, verás que en la misma aparecen dos cuernos. Esto se debe a un pequeño error de traducción de la Biblia, originalmente escrita en hebreo. En ella se relata que al bajar Moisés del monte Sinaí de su rostro salían rayos de luz. La traducción hebrea de rayo y cuerno por lo visto es muy similar, lo que pudo originar la confusión. 
Estatua de Moisés de Miguel Ángel

Curiosidades sobre el Moisés


  • La escalinata que da acceso a la iglesia de San Pietro in Vincoli fue hasta el 1800 la calle más peligrosa de Roma. Allí asesinos y ladrones atacaban a los incautos que salían de las tabernas cercanas, dejando un reguero de víctimas.
  • Se dice que esta escalinata se eleva sobre el antiguo Vicus Sceleratus, conocido por ser el escenario de la muerte del emperador romano Servio Tullio.
  • El propio Miguel Ángel modificó la estatua varios años después de haberla esculpido, girando la cabeza y el torso del Moisés. 
  • Una compleja instalación reconstruye la iluminación que recibía originalmente la estatua por las ventanas laterales, hoy tapiadas. Miguel Ángel, que no solo era un genio de la escultura, sino también de la pintura, dio un acabado diferente a las zonas iluminadas y a las zonas en sombra.

Interior iglesia San Pietro in Vincoli

Iglesia de San Pietro in Vincoli

🚩 Piazza di San Pietro in Vincoli 4/a - 00184 Roma🚇 Metro Cavour (línea B)

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :